1. Home
  2. Especialidades
  3. Medicina General

Medicina General en Leioa

Consultas, pruebas y tratamientos
Consultas
Visitas presenciales con especialistas para solucionar todas tus dudas.
Consulta de Medicina General
Pruebas
Por si necesitas un chequeo, una analítica, una revisión o ver si todo va bien.
No hay pruebas disponibles
Tratamientos
Tenemos todas las herramientas necesarias para que tomes las riendas de tu salud.
No hay tratamientos disponibles
Servicios Savia
Regístrate y habla gratis con un Médico
¿Tienes alguna duda?. Habla gratis por chat con un Médico General.
Sin esperas ni desplazamientos
Regístrate ahora
Otros servicios Savia
Una videoconsulta con un médico especialista en medicina general.
El médico te llama para resolver cualquier duda por teléfono.
Médicos especialistas y centros

Videoconsulta médica gratis

Solo por registrarte te regalamos dos meses de Savia Premium para que lo pruebes.

Reservas una cita
Preparamos la consulta
Solucionas todas tus dudas
Regístrate
Contenidos de salud Ver todos
Qué hacer si me duele la muela
Contenido de salud

Qué hacer si me duele la muela

Introducción Uno de los dolores más intensos y difíciles de tratar es el dolor dental, limitando en ocasiones la capacidad de actuación de la persona que lo presenta. Este dolor incapacitante se debe a la estimulación de la raíz nerviosa por agentes térmicos, químicos o mecánicos, que irrita el nervio debido a la pulpitis o inflamación de la cavidad pulpar del diente. Si quieres conocer más acerca de los dolores de muela y qué hacer cuando aparezca, continúa leyendo. Consejos para lidiar con el dolor de muelas Al existir dolor odontogénico, se debe solicitar la evaluación con el especialista lo más pronto posible para determinar la causa del dolor y las posibles medidas terapéuticas. Mientras que esto ocurre, se pueden establecer las siguientes medidas: El dolor puede mitigarse con el uso  de analgésicos como paracetamol, o antiinflamatorios no esteroideos como metamizol, ibuprofeno o diclofenaco, previa indicación médica. No se debe automedicar ningún antibiótico, ya que no ayudan a aliviar el dolor. Evitar tomar alimentos excesivamente fríos, calientes o duros. Se deben evitar los dulces y el azúcar, ya que, puede exacerbar el dolor dental. Es conveniente aplicar frío indirectamente en la zona, para mejorar el dolor y la inflamación. Hay que tratar de evitar la presión de la zona dolorida. Existen algunos remedios caseros que podemos utilizar, además de las medidas terapéuticas indicadas anteriormente: Colocar un pedazo de patata fría sobre la encía inflamada, ya que posee propiedades cicatrizantes y desinflamatorias. Aplicar frío directamente sobre el diente en forma de hielo, puesto que produce contracción del material purulento, libera presión y alivia el malestar. La esencia de clavo con olor contiene eugenol, que seda los síntomas de un nervio inflamado, por lo cual, se recomienda su uso. El uso del ajo es considerado un antibiótico natural que puede ejercer acción local sobre el diente, disminuyendo la inflamación. El uso de agua tibia mezclada con sal acelera el proceso de drenaje de pus, liberando presión del diente. El uso de agua oxigenada sobre el diente genera un efecto antibacteriano en la cavidad, mejorando temporalmente los síntomas. Las bolsitas de té negro, por la presencia de ácido tánico, actúan como analgésico y desinflamatorio cuando son colocadas en la encía junto al diente. Posibles causas del dolor de muelas Existen diferentes causas por las cuales puede doler una muela, entre las principales destacan: Caries: se produce debido a la acumulación de placa por higiene bucodental deficiente. Si no es tratada a tiempo, puede dar origen a abscesos dentales y dañar la pulpa, quedando el nervio expuesto. Enfermedad periodontal: inflamación crónica de las encías caracterizada por dolor y sangrado continuo, que puede traer como consecuencia movilidad dentaria y pérdida de la pieza dental. Traumatismo dental: provocado por fuerte golpe que produce dolor en la zona del  impacto, así como fracturas o fisura en el diente. Bruxismo: aumento de la presión en la articulación temporomandibular bilateral, generando mayor fricción en las muelas con el consiguiente dolor. Diente retenido: piezas dentales que quedan en el interior del hueso maxilar y empujan al resto, ocasionando inflamación. Inflamación: en zonas cercanas, como senos paranasales, que pueden originar dolor. Cuando recurrir a un dentista Aunque existen medicamentos farmacológicos y homeopáticos que ayudan a paliar el dolor, acudir al odontólogo es la única manera que tenemos para poder determinar la causa del dolor y aplicar las medidas terapéuticas correctivas. Estas pueden ir desde la realización de un tratamiento antibiótico si existe infección y colocar un empaste, hasta la realización de una exodoncia o extracción dental. Este profesional es el encargado de realizar todos los procedimientos concernientes a la salud bucodental y se debe acudir tan pronto sea posible al presentar dolor de origen dental, para evitar consecuencias mayores como infecciones generalizadas. Preguntas frecuentes ¿Cómo puedo saber de dónde procede mi dolor de muelas? En casos de dolor en una muela, podemos tener una idea general sobre el sitio del dolor, ya que, vamos a tener una serie de síntomas asociados que nos permiten identificar qué muela es la que presenta el problema como es el dolor al morder, inflamación alrededor del diente, dolor constante exacerbado con frío o calor y supuración con sabor desagradable. El diagnóstico definitivo lo vamos a obtener después de la evaluación con el especialista, quien tras realizar una inspección de cada pieza odontológica, nos indicará cuál es la que se encuentra enferma y qué tipo de incidencia presenta. ¿Qué es recomendable tomar ante un dolor de muelas? En general, si no somos alérgicos a ningún analgésico antiinflamatorio, podemos mejorar el dolor con cualquiera de ellos; como el ibuprofeno, naproxeno o diclofenaco, siempre bajo la estricta supervisión de nuestro médico de cabecera mientras solicitamos la consulta con el especialista en odontología; ya que, aunque el analgésico mejore el dolor, la causa del mismo continúa existiendo y progresando en nuestro diente. Arlenys Karina Batista Urbaez  Licenciada en medicina y cirugía. Especialista en medicina familiar y comunitaria
Qué hacer si un bebé está estreñido
Contenido de salud

Qué hacer si un bebé está estreñido

Introducción La llegada de un bebé trae consigo una serie de dudas, entre las más frecuentes encontramos la presencia de estreñimiento en el bebé , cuál es la frecuencia habitual de las deposiciones y el tratamiento ideal en niños ante la ausencia de evacuaciones . Si deseas saber más sobre el estreñimiento en niños, sus síntomas, frecuencia normal de las deposiciones según la edad, tratamiento farmacológico y modificaciones del estilo de vida, te invitamos a que sigas leyendo. ¿Cuáles son los síntomas de estreñimiento de un bebé? El sistema digestivo de los bebés es inmaduro cuando nace. La primera deposición se denomina meconio y se produce en las primeras 24 horas después del nacimiento, está compuesto por líquido amniótico y es de color negro verdosa. Posteriormente, las deposiciones van a depender del tipo de alimentación que lleve; si está con lactancia materna , sus evacuaciones serán blandas o líquidas, de color amarillo oro y la frecuencia suele coincidir con cada toma que realizan, por el contrario, si es con lactancia artificial, son más consistentes, de color marrón y con menor número de frecuencia.  A medida que crece el bebé, el hábito intestinal se puede ir espaciando de una a tres deposiciones diarias únicamente. Si observamos a un bebé o lactante con evacuaciones intestinales duras o en forma de bolitas, con dificultades para evacuar los intestinos (lo que puede provocar movimientos bruscos, sobre todo de la zona de la espalda tipo arqueo y llanto constante acompañado de distensión abdominal y esfuerzo para evacuar las heces), podemos estar ante la presencia de estreñimiento . En niños a partir de los 2 años, el estreñimiento puede presentarse con menos de tres evacuaciones por semana con dificultad, heces duras o grumosas, distensión abdominal, sensación de evacuación incompleta con obstrucción del área ano rectal y, en ocasiones, necesidad de maniobras manuales para facilitar su extracción. Remedios para el estreñimiento en bebés Es importante, si el bebé tiene estreñimiento, consultar al pediatra antes de utilizar cualquier remedio, sobre todo, si es menor de cuatro semanas.  Existen algunos remedios naturales que podemos realizar para ayudar a nuestros bebés a evacuar, como son: BAÑOS: un baño con agua tibia estimula el sistema digestivo y relaja al bebé.  MASAJE DE VIENTRE: es importante colocarle las manos en el vientre hasta que el bebé se vaya relajando, se puede usar crema o aceite corporal. Posteriormente, se empieza a hacer una rueda alternando las manos debajo de las costillas hasta las ingles, con las piernas relajadas y luego sujetando las piernas en alto, rodillas arriba y abajo flexionándolas suavemente contra el vientre. Por último, para ir retirando los gases, dibujaremos semicírculos en sentido horario y al contrario del reloj, en el abdomen, y realizaremos movimientos de bicicleta con los pies. ALIMENTACIÓN: si se ha iniciado la alimentación diversificada , se aconseja ofrecerle legumbres en purés como guisantes, lentejas, garbanzos y judías a las cuales, además, se les puede añadir una cucharada de aceite de oliva virgen después de su preparación, para contribuir a la lubricación del bolo fecal. También se pueden complementar con maíz, tapioca o malta que son cereales sin gluten. Para terminar, en relación a las frutas, la pera, ciruela y manzana con piel, favorecen el tránsito intestinal. LÍQUIDO: la ingesta de líquido es imprescindible para ablandar las heces . De todos los líquidos, se prefiere el agua sobre los zumos y las infusiones. CUMPLIMIENTO DE LOS HORARIOS DE COMIDA: aunque en los bebés no existe un horario prefijado, sí se recomienda realizar una rutina de alimentación para evitar alteraciones del tránsito intestinal. TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO: el pediatra, después de la evaluación , puede indicar laxante osmótico, microenemas, supositorios de glicerina u otros medicamentos laxantes. Cuándo recurrir a un pediatra Es importante tener en cuenta que, a medida que el bebé crece y la alimentación se diversifica, el número de deposiciones disminuye, ya que, el intestino, está capacitado para absorber casi todo el alimento que se ingiere generando poco residuo , sin que esto sea un síntoma de estreñimiento, ya que, no va acompañado de molestias, disminución del apetito o dolor abdominal. También puede suceder que exista una descoordinación entre el reflejo gastrocólico y la apertura del esfínter anal normal entre la segunda y octava semana de nacimiento. Como los patrones de evacuación son diferentes en cada niño, es importante conocer el patrón de nuestros hijos, sobre todo en tamaño, consistencia y periodicidad, esto nos ayudará a observar alteraciones y poder avisar al pediatra, quien determinará si las mismas son causadas por el estreñimiento y cuáles son las medidas a seguir para contrarrestarlas.  Bajo ningún concepto se deben indicar laxantes o enemas a los niños sin previa autorización del pediatra. Preguntas frecuentes ¿Cómo puedo diferenciar el estreñimiento teniendo en cuenta los meses que tiene mi bebé? Los recién nacidos pueden defecar en promedio 4 o 5 veces al día si su alimentación es con leche materna y hasta 3 veces al día, si es con leche de fórmula artificial.  La consistencia es blanda, de color amarillo oro en la leche materna y marrón en la artificial. A partir de los dos meses, su frecuencia puede disminuir a 2 veces diarias o interdiaria , dependiendo del caso.  Con la llegada de la alimentación complementaria, a partir de los 6 meses, las heces tienden a volverse más duras y aparece un “falso estreñimiento” por la ralentización de los movimientos intestinales en relación a los nuevos hábitos alimenticios, por lo cual, el uso de alimentos que colaboren a mejorar el tránsito , ayudar a mejorar el inconveniente, así como la ingesta adecuada de agua y ejercicios. Frecuencias de deposición inferiores a las citadas anteriormente, pueden ser inicio de un cuadro de estreñimiento. ¿Cómo puedo ayudar a mi bebé si sólo toma leche materna? Si el bebé solo toma leche materna y presenta algunos síntomas de estreñimiento , podemos darle mayor número de tomas, ya que la leche materna funciona como un laxante natural. Otra medida que puede ayudar, es un baño de agua tibia que ayude a relajarse y, por último, realizar masajes en su abdomen con movimientos circulares y mover sus piernas también en círculos.  Arlenys Karina Batista Urbaez Licenciada en medicina y cirugía. Especialista en medicina familiar y comunitaria
Cloperastina
Contenido de salud

Cloperastina

¿Qué es la cloperastina? La cloperastina es un medicamento antitusivo capaz de inhibir o eliminar la tos, debido a que actúa sobre el sistema nervioso central. Tiene acción relajante sobre los bronquios y leve acción antihistamínica.  ¿Para qué enfermedades se usa? El medicamento cloperastina se usa generalmente para tratar las diferentes formas improductivas de las tos , como son: Tos seca Tos irritativa Tos nerviosa Efectos secundarios de la cloperastina Los efectos secundarios de este medicamento pueden incluir:  Somnolencia. Sequedad de boca. Estreñimiento. Molestias estomacales. Aumento de la viscosidad de las secreciones bronquiales. Reacciones cutáneas graves (picor, manchas, sarpullido, urticaria y otros). Síntomas alérgicos (hinchazón de la cara y labios, desmayos, pérdida de la conciencia y choque alérgico). Si se presentan uno de estos efectos, es necesario dejar de tomar la cloperastina. Advertencia y precauciones de la cloperastina Es importante consultar al médico antes de tomar este medicamento si el paciente tiene la presión intraocular alta , si la tos persiste más de 7 días y no mejora con este tratamiento, si se tiene hipertrofia de próstata, arritmia cardiaca, hipertensión arterial, miastenia grave o úlcera péptica. Contradicciones para el uso de la cloperastina Existen algunas contraindicaciones en el uso de la cloperastina, como pueden ser: En caso de que se olvide tomar una dosis, se debe tomar tan pronto como sea posible y volver a  la pauta habitual. Pero, si falta poco tiempo para la próxima dosis, no se debe duplicar, sino, continuar tomando el medicamento como se había indicado. La cloperastina debe administrarse con especial precaución en caso de padecer glaucoma, es decir, aumento de la presión intraocular, en enfermedades que impiden el flujo de orina y en hipertrofia de la próstata.  No se debe tomar la cloperastina si se es alérgico a los medicamentos para la alergia (antihistamínicos). No se debe tomar este medicamento si se están tomando otros para el tratamiento de la depresión.  No se debe tomar la cloperatina durante el embarazo ni la lactancia.  Se debe administrar este medicamento con precaución si se están tomando medicamentos para dormir (sedantes, analgésicos opioides, barbitúricos, hipnóticos o benzodiacepinas). La cloperastina puede incrementar los efectos del alcohol.  No deben tomarlo niños menores de 2 años. Formas de uso de la cloperastina La cloperastina se administra por vía oral en solución de 2 miligramos por mililitro si la presentación es en solución (jarabe) o en comprimidos de 10 miligramos. La dosis adecuada de cloperastina puede ser diferente para cada paciente.  En niños de 2 a 4 años se debe administrar 2 mililitros. Entre 5 y 6 años 3 mililitros . Entre 7 y 12 años 5 mililitros cada 12 horas. Y, en mayores de 12 años, 10 mililitros o 1 comprimido cada 8 horas. Se debe administrar durante una semana y, si la tos persiste, se recomienda acudir al médico para su valoración. Preguntas frecuentes ¿Qué pasa en caso de sobredosis de cloperastina? En caso de sobredosis masiva accidental , puede aparecer depresión respiratoria. En estos casos, es necesario proceder a un lavado de estómago y a corregir la acidez y la pérdida de sales. En estados de notable excitación, se administrarán sedantes. Si se ha tomado más cloperastina de lo que debe, se debe consultar inmediatamente con un médico.  ¿En qué tiempo empieza a hacer efecto la cloperastina? La cloperastina comienza a hacer efecto más o menos a los 20 o 30 minutos después de haber ingerido el medicamento. ¿Con qué fármaco interacciona la cloperastina? La cloperastina puede interaccionar con medicamentos para el insomnio , con fármacos  anticolinérgicos para el tratamiento del parkinson, con algunos antidepresivos, y con analgésicos opioides y neurolépticos.
Triglicéridos bajos
Artículo especializado

Triglicéridos bajos

¿Por qué tenemos los triglicéridos bajos? Los triglicéridos se encuentran bajos cuando el nivel es inferior de 35 miligramos por decilitro , eso indica que el organismo puede tener problemas o no está funcionando correctamente para mantener su homeostasis. Son causas de triglicéridos bajos la desnutrición , el hipertiroidismo, los síndromes de malabsorción, el síndrome de intestino corto, el hipertiroidismo, y las dietas muy pobres en grasas como es el caso de vegetarianos. Es importante mantener los triglicéridos dentro de límites normales, su descenso excesivo puede provocar alteraciones, como una disminución de la masa muscular , ya que, cuando el organismo necesita energía y no dispone de ella en forma de triglicéridos, quema las proteínas para conseguirla, y también puede dar lugar a descensos de vitaminas D, E, K. Las causas de tener los triglicéridos bajos Hipertiroidismo El hipertiroidismo es la enfermedad que se produce por el exceso de la hormona tiroidea . Cuando el tiroides produce un aumento de la producción de la hormona tiroidea, se genera un aumento de gasto energético, con aumento de la frecuencia cardiaca, estreñimiento e intolerancia al frío.  El aumento de consumo de energía se traduce en un mayor consumo de calorías, estas, por tanto, no se pueden acumular en forma de triglicéridos, provocando un descenso de los triglicéridos asociado a una pérdida de peso que puede llegar a ser importante. Síndrome de malabsorción El síndrome de malabsorción intestinal es una situación en la que se produce una alteración del normal funcionamiento del intestino en la que los nutrientes no son absorbidos de forma adecuada, dando lugar a un déficit de los mismos . Es especialmente importante porque la alteración de la absorción de las vitaminas suele ocasionar diarreas importantes, las heces tienen un alto contenido en grasas (esteatorrea), heces malolientes, dolor abdominal, flatulencia e hinchazón, y también puede dar lugar a alteraciones del crecimiento en niños . Las causas de la mala absorción intestinal pueden ser múltiples. Es frecuente en los pacientes con enfermedades inflamatorias intestinales (enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa), se puede dar en pacientes celíacos, sobre todo, en aquellos que no saben que padecen esta enfermedad y consumen productos con gluten, esto da lugar a una alteración en las vellosidades intestinales y, esto se traduce, en una mal absorción de las sustancias por parte del intestino. Desnutrición La falta de aporte de nutrientes provoca un descenso de los triglicéridos. Esto se debe a que los triglicéridos se forman con el exceso de calorías que el individuo consume, en los casos de anorexia o de malnutrición por diversas enfermedades o simplemente por falta de acceso al alimento, da lugar a que el organismo no tenga calorías para guardar , lo que está consumiendo es necesario para mantener las funciones del organismo, y esto se traduce en un descenso de los triglicéridos. Dieta baja en grasa Las dietas bajas en grasa son las dietas hipolipemiantes y colaboran a bajar los triglicéridos. No consumir lácteos o derivados lácteos enteros sin o descremados, favorece el descenso de triglicéridos, no se debe consumir carne con gran cantidad de grasa, es mejor retirarla y consumir carnes como pavo o pollo, no se deben consumir embutidos que tengan cantidad elevada de grasa, como es el caso de salchichón y chorizo. La mantequilla y la margarina también son fuentes de grasas. Las grasas deben ser vegetales , las más recomendables son aceites de oliva y de girasol. Los alimentos ultraprocesados deben evitarse por su cantidad de grasas y por la calidad de las mismas. Hay que tratar de evitar el consumo de alimentos como el pan de molde o la bollería industrial, si se consumen, hay que leer cuidadosamente las etiquetas y evitar los que estén realizados con aceite de palma o de coco. Dieta baja en hidratos de carbono Las dietas muy bajas en hidratos de carbono también pueden dar lugar a un descenso de los triglicéridos, esto se debe a que el exceso de azúcares o hidratos de carbono es transformado en triglicéridos por el organismo para mantener esta energía guardada para momentos de necesidad. El acúmulo de grasas por el organismo es una forma de protección para los momentos en que el ser humano no disponga de alimentos de forma continuada. Ante una dieta baja en calorías, el organismo procede a quemar esta grasa acumulada para convertirla en energía .
Hipertensión intracraneal
Artículo especializado

Hipertensión intracraneal

¿Qué es la hipertensión intracraneal? (HIC) La cavidad craneal es una cavidad rígida que está formada por masa encefálica y líquido cefalorraquídeo principalmente, además de sangre que se encuentra en el compartimiento arterial y venoso. Cualquier aumento del volumen de la cavidad craneal, el cual es inextensible una vez cerradas las fontanelas y las suturas de los huesos craneales, aumentará la presión intracraneal por encima de los valores normales.  La presión intracraneal es la que ejerce sobre la duramadre del cerebro los elementos intracraneales. Su rango normal es de 10 mmHg o inferior; al aumentar, una parte del volumen encefálico es flexible y se puede reducir para intentar compensar el aumento de la presión , pero de forma limitada, originando una serie de síntomas y síntomas neurológicos agudos. Se considera que la elevación mantenida durante al menos 10 minutos por encima de los 20 mmHg es hipertensión intracraneal y causante de daño neuronal. Existe una escala de valoración del grado de hipertensión intracraneal: Grado leve: entre 20 y 30 mmHg Grado moderado: entre 30 y 40 mmHg Grado severo: por encima de 40 mmHg ¿Quién tiene riesgo de padecer hipertensión intracraneal? Tienen riesgo de aumento de presión intracraneal aquellas personas que presenten algunas de las enfermedades nombradas a continuación : Ictus isquémico y hemorrágico Encefalopatía hipóxica Trastornos metabólicos: hiponatremia severa mantenida Encefalopatía hepática Hidrocefalia Tumores Abscesos cerebrales Hematomas subdurales y epidurales Contusión hemorrágica Hemorragia intracerebral Encefalopatia hipertensiva Tumores con obstrucción del flujo del líquido cefalorraquídeo. Meningitis y Encefalitis Hemorragia subaracnoidea Trombosis venosa central y malformaciones arteriovenosas Al producirse el aumento de la presión intracraneal , se producen una serie de ajustes como:  Fase de compensación: en ella, el cerebro y sus componentes alteran sus volúmenes para permitir la redistribución del volumen adicional de forma limitada. Fase de descompensación: en ella, se generan cambios en el estado mental, alteraciones vegetativas y pupilares, debidas al sufrimiento del tronco cerebral. La hipertensión intracraneal puede ocasionar alteraciones en la microcirculación con edema perilesional, en el caso de lesiones que ocupan espacio, como tumores o sangre, así como también condiciona herniaciones para compensar espacialmente; en última instancia disminuye la perfusión cerebral induciendo la isquemia o muerte cerebral. ¿Cuáles son los síntomas?   La gravedad de los síntomas depende de la causa de la hipertensión intracraneal, ya que no es igual un proceso crónico como, por ejemplo, una hidrocefalia, en la que los síntomas son de inicio insidioso que pueden evolucionar durante meses o años a una hemorragia cerebral que lleva all paciente en minutos a un deterioro del estado neurológico para culminar en coma profundo y parada cardiorrespiratoria. Existen tres manifestaciones clásicas comunes a todos los tipos de hipertensión intracraneal que son; cefalea, vómitos y papiledema (inflamación del nervio óptico en el interior del ojo), en ancianos se puede observar, además, falta de atención, apatía, falta de concentración, cambios psíquicos, irritabilidad, deterioro neurológico, somnolencia y lentitud mental. Se pueden dividir los síntomas según su aparición en: INICIALES: Cefalea Vómitos Somnolencia Alteraciones psíquicas AVANZADOS: Papiledema Disminución de la agudeza visual Diplopía o visión doble y estrabismo (alteraciones en el VI par craneal) Rigidez de nuca Alteraciones respiratorias Alteraciones del nivel de conciencia, en ocasiones, llegando al coma Alteraciones de la pupila Alteraciones en la presión arterial y frecuencia cardiaca Fiebre en los casos de procesos infecciosos ¿Cómo se trata la HIC? Ante la sospecha de encontrarnos con un paciente que presente hipertensión endocraneal, se deben realizar pruebas diagnósticas como lo tomografía axial computarizada, resonancia magnética cerebral y, si no hay peligro por herniación, se puede realizar una punción lumbar que servirá para el estudio del líquido cefalorraquídeo y, a su vez, ayudará a disminuir la presión intracraneal. El tratamiento se basa en la implantación de medidas generales para mantener el equilibrio en el cuerpo, y en medidas específicas según sea la causa del aumento de la presión intracraneal. Como medidas generales a tomar, se debe mantener la vía aérea permeable y usar sedación y analgesia, si el especialista lo considera necesario. Se debe atender correctamente la presencia de baja saturación de oxígeno, fiebre, anemia, trastornos electrolíticos o elevación de la glucosa. Tratamiento de primera línea Hiperventilación: se utiliza la capacidad de la hiperventilación de producir hipercapnia y de esta producir vasoconstricción cerebral. Terapia hiperosmolar: utilización de agentes como el manitol para disminuir la presión intracraneal, para que funcione debe estar indemne la barrera hematoencefálica. Tratamiento de segunda línea Hiperventilación forzada: descenso puntual de la PCO2 disminuye la presión intracraneal pero no debe ser mantenida en el tiempo, ya que se asocia con riesgo de isquemia cerebral. Coma barbitúrico: disminuye el consumo cerebral de oxígeno, pero también produce depresión miocárdica, por lo que, para utilizarse, debe ser en un paciente estable hemodinámicamente. Corticoesteroides: se utiliza en aumentos de presión intracraneal asociados a tumores y abscesos cerebrales. Por último, en pacientes con patologías crónicas que elevan la presión intracraneal, se puede optar por la vía quirúrgica al colocar una derivación ventrículo-peritoneal o lumboperitoneal para desviar el exceso de líquido cefalorraquídeo a otras partes del cuerpo, como puede ser el abdomen.
Los niños y los medicamentos antivirales contra la gripe.
Artículo especializado

Los niños y los medicamentos antivirales contra la gripe.

Beneficios de los medicamentos antivirales en el tratamiento de la gripe Los medicamentos antivirales pueden aliviar los síntomas provocados por el virus influenza que causa la gripe y acortar el periodo de duración de la enfermedad. Es importante para que haga efecto el antiviral que se inicie dentro de los primeros dos días de aparición de los síntomas. También es importante destacar que el tratamiento oportuno con los antivirales reduce las complicaciones relacionadas con el virus influenza como otitis y neumonías, disminuye el número de hospitalizaciones y la necesidad de administrar antibióticos, así como las tasas de insuficiencias respiratorias y hospitalizaciones. ¿Cómo afectan estos medicamentos a los niños?   En la actualidad existen cuatro medicamentos antivirales aprobados para niños durante la temporada de gripe 2019-2020: Oseltamivir: se puede utilizar a partir de las dos semanas de vida. Su presentación es vía oral en forma de píldoras y líquido. Zanamivir: se utiliza a partir de los 7 años de edad, no se recomienda su uso en niños con enfermedades respiratorias como asma u otro tipo de enfermedades pulmonares crónicas. Su administración es a través de la vía inhalatoria. Peramivir: se administra de forma intravenosa a partir de los dos años. Baloxavir: se administra a partir de los 12 años una sola toma vía oral. Si el niño presenta algún síntoma que incluya fiebre , cansancio extremo, dolor de cabeza, tos seca, dolor de garganta, secreción, mucosidad o congestión nasal y fiebre, deben acudir al médico para realizar examen físico y analítica pertinente para descartar  la enfermedad y, si es positivo, aplicar el tratamiento de manera temprana y oportuna. Si los medicamentos son usados de manera precisa, no afectan la salud de los niños, pueden prevenir complicaciones y acortan el tiempo de duración de la enfermedad. ¿Tienen efectos secundarios? Como todos los medicamentos tienen efectos secundarios , por eso es importante prevenir esta enfermedad con la aplicación de la vacuna estacional administrada oportunamente. Posibles efectos secundarios: Oseltamivir: náuseas, vómitos, dolores de estómago, problemas de sueño, pesadillas, incapacidad de concentración, insomnio, mareos y confusión. Zanamivir: mareos, irritación de la nariz, dolor articular, dificultad para respirar, dificultad para tragar, ronquera, inflamación de la cara, urticaria, falta de aire (disnea). Peramivir: reacción alérgica severa, confusión, alucinaciones, diarrea, insomnio. Baloxavir: reacción alérgica severa, disnea, tos, mucosidad, náuseas, diarrea, dolor de cabeza. ¿Qué medicamentos son los más utilizados en estos casos? Ante la sospecha de contagio por el virus influenza, debemos acudir al médico, quien realizará las pruebas pertinentes para descartar la enfermedad , si estas pruebas resultan positivas, se debe iniciar tratamiento, en la medida de lo posible, en los dos primeros días de iniciados los síntomas.  A nivel mundial , se utiliza sobre todo Oseltamivir, más conocido como Tamiflu, que se puede indicar en niños a partir de las 2 semanas de vida. Si solo tiene cápsulas, las podemos abrir y mezclarlas con alguna bebida dulce espesa y darle el medicamento de esa manera.  Los medicamentos antivirales no reemplazan a la vacunación , que es la mejor manera de prevención de la enfermedad en sí y de las complicaciones graves. Los antivirales son una segunda línea de defensa que trata la enfermedad. ¿Existe un tratamiento antiviral específico para la gripe? Lo ideal sería prevenir la gripe con la colocación de la vacuna estacional a la población de riesgo antes del inicio de la temporada de la enfermedad. En casos de brotes de gripes en entornos donde las personas tienen riesgo de complicaciones , los antivirales ayudan a reducir el riesgo de complicaciones y hospitalizaciones, en estos casos incluso se deben tomar, aunque se hayan vacunado con la antigripal.
Naproxeno
Contenido de salud

Naproxeno

¿Qué es el naproxeno? El naproxeno es un analgésico antiinflamatorio no esteroideo (AINE) que actúa inhibiendo la síntesis de prostaglandinas, disminuyendo los mediadores químicos de la inflamación. Funciona al detener la producción de sustancias que causan dolor, fiebre e inflamación. Su formulación con sal sódica favorece una absorción más rápida en el tracto gastrointestinal . Tiene una vida media de entre 12 a 15 horas, por lo que se puede administrar dos veces al día; alcanza su máxima potencia entre las 2 a 4 horas posteriores a su ingesta y es eliminado principalmente por la orina. ¿Para qué enfermedades se usa? El naproxeno está indicado para: Dolor leve a moderado de cualquier etiología Dismenorrea (dolores menstruales) Artritis reumatoide, osteoartritis, espondilitis anquilosante, artritis reumatoide juvenil y síndromes reumatoides en general Episodios agudos de gota Alteraciones músculo-esqueléticas con dolor e inflamación Crisis aguda de migraña Síndromes febriles Sangrado vaginal (menorragia) secundario a la colocación de dispositivo intrauterino (DIU) Enfermedad de Paget (huesos débiles y deformados) Síndrome de Bartter (déficit de potasio, calambres, debilidad muscular) Efectos secundarios del naproxeno Los efectos adversos o secundarios del naproxeno pueden ser: Trastornos gastrointestinales: dispepsias (trastornos de la digestión), gastritis, nauseas, vómitos, diarreas, flatulencias, estreñimiento, dolor abdominal, sangrado en las heces, hemorragias digestivas, ulceras y perforaciones en algunos casos. A nivel hepático encontramos elevación de las enzimas hepáticas e ictérica y en casos asilados pancreatitis. Trastornos cardiovasculares: palpitaciones, hipertensión arterial, aumento del riesgo en personas previamente susceptibles de sufrir infarto de miocardio o ictus, edemas y vasculitis (inflamación de los vasos sanguíneos). Trastornos dermatológicos: erupciones cutáneas, hemorragia capilar, fotosensibilidad. Si se producen ampollas debe suspenderse el tratamiento y acudir al médico. Existe una complicación grave que es el Síndrome de Stevens Johnson en la que existe una erupción cutánea severa generalizada, motivo de derivación a urgencias y hospitalización. Trastornos del Sistema Nervioso Central: dolores de cabeza, mareos, vértigos, insomnio, alteraciones visuales, dificultad para concentrarse. Trastornos respiratorios: asma, broncoespasmo, edema pulmonar, neumonitis. Trastornos sanguíneos: alteraciones en el conteo de los glóbulos blancos, anemia hemolítica (destrucción de glóbulos rojos), disminución de plaquetas. Reacciones anafilácticas, edema angioneurótico. Dolor muscular. Insuficiencia renal en personas susceptibles. En el embarazo y lactancia, el naproxeno no se encuentra recomendado durante el primer y segundo trimestre de gestación, a menos que los beneficios superen los riesgos y bajo estricta supervisión médica, esto es debido a la mayor presencia de anomalías congénitas y abortos. Se encuentra contraindicado en el tercer trimestre del embarazo por cierre prematuro del ductus arterioso, aumento del riesgo de hemorragia materno fetal y disminución de la contractibilidad uterina. Al excretarse el naproxeno por la leche materna, no se recomienda su uso durante la lactancia. Interacciones del naproxeno con el uso de otros medicamentos Las interacciones del naproxeno son: Potencia la toxicidad del metotrexato Disminuye el efecto diurético de la furosemida Disminuye el efecto hipotensor de los beta bloqueantes Aumenta las concentraciones plasmáticas de litio, difenilhidantoina, anticoagulantes, digoxina y sulfonamidas. Aumenta el riesgo de insuficiencia renal al combinarse con antihipertensivo del tipo inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (IECA). La administración simultánea con bicarbonato de sodio acelera la absorción gastrointestinal y la de óxido de magnesio y aluminio la disminuyen. Contraindicaciones del naproxeno Está contraindicado el uso de naproxeno en los siguientes casos: Hipersensibilidad al naproxeno o antecedentes de reacciones alérgicas graves a la aspirina Historia de asma, rinitis, urticaria, pólipos nasales, angioedema, colitis ulcerosa de moderada a severa  Insuficiencia hepática severa Insuficiencia renal severa Niños menores de 16 años Ulcera péptica, hemorragia gastrointestinal reciente o recidivante, episodios de hemorragias posteriores al tratamiento con analgésicos no esteroideos Insuficiencia cardíaca severa Precauciones con el uso del naproxeno de forma crónica Un uso crónico puede alterar la función hepática y renal Un uso combinado con anticoagulantes altera los tiempos de coagulación y favorecen la aparición de ulceras gastrointestinales Uso combinado con dietas bajas en sodio o diuréticos Al ser el naproxeno medicamento antipirético, puede enmascarar el principal signo de infección: la fiebre En pacientes con Enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa, el uso de naproxeno puede exacerbar los síntomas de estas enfermedades Preguntas frecuentes ¿Qué debo hacer si olvido tomarme una dosis de naproxeno? Si olvida una de las dosis indicadas por su médico, tome la dosis olvidada tan pronto lo recuerde, sin embargo, si ya es la hora de la siguiente toma, siga con la dosificación regular sin tomar dosis doble para compensar la dosis que olvidó. ¿Debo seguir alguna dieta especial mientras tomo este medicamento? A menos que su médico lo indique , no existe contraindicación alguna de alimentos, por lo que puede continuar con su dieta habitual. ¿Qué síntomas presenta una sobredosis de naproxeno? Los síntomas que el paciente puede referir son dolor de estómago , mareo, somnolencias, vómitos, cansancio y dificultad respiratoria, entre otros. Si siente algunos de estos síntomas debe acudir a urgencias de forma inmediata.
Ácido Acetilsalicílico
Contenido de salud

Ácido Acetilsalicílico

¿Qué es el ácido acetilsalicílico ? El ácido acetilsalicílico o, comúnmente, llamado aspirina , es un analgésico antipirético que ejerce su mecanismo de acción inhibiendo la síntesis de prostaglandinas e impidiendo la estimulación de los receptores del dolor por bradiquinina. Además, tiene efecto antiagregante plaquetario irreversible, es decir, ayuda a prevenir la formación de coágulos en la sangre y el bloqueo sanguíneo por formación de trombos en algunas partes del cuerpo como el cerebro y el corazón. ¿Para qué enfermedades se usa? El ácido acetilsalicílico está indicado para: Fiebre Dolor de leve a moderado Estados inflamatorios como artritis reumatoidea, osteoartritis, espondilitis anquilosantes y fiebre reumática aguda Antiagregante plaquetario Profilaxis primaria y secundaria de tromboembolismo Profilaxis secundaria de infarto de miocardio Profilaxis de morbilidad cardiovascular en pacientes con angina de pecho estable e inestable. Profilaxis de oclusión de injerto después de bypass aortocoronario Angioplastia coronaria a excepción de la fase aguda Profilaxis secundaria de ataques isquémicos transitorios y accidentes cerebrovasculares siempre que se hayan excluido hemorragias intracerebrales Efectos secundarios del ácido acetilsalicílico Entre los efectos secundarios o adversos del ácido acetilsalicílico están: Tendencia al sangrado con tiempo de hemorragia prolongado: epistaxis, sangrado gingival, hematuria; los síntomas pueden persistir durante un periodo de 4 a 8 días después de la interrupción del tratamiento con aspirina. Hemorragias gastrointestinales presentes u ocultas, lo que puede condicionar anemia por deficiencia de hierro. Trombocitopenia, agranulocitosis, anemia aplásica. Cefalea, vértigo, tinnitus. Broncoespasmo, asma. Vasculitis hemorrágica. Reacciones de hipersensibilidad, angioedema, edema alérgico, reacciones anafilácticas incluyendo shock. Hiperuricemia. Insuficiencia renal. Púrpura, eritema nodoso, eritema multiforme. Síndrome de Stevens Johnson. Insuficiencia hepática. Úlcera y perforación gástrica y duodenal. Contraindicaciones del ácido acetilsalicílico Hipersensibilidad al ácido salicílico . Pacientes con úlceras pépticas activas o antecedentes de úlceras pépticas recurrentes u otro tipo de hemorragia gastrointestinal. Hemorragias cerebrovasculares. Diátesis hemorrágicas: trastornos de la coagulación como hemofilia y trombocitopenia. Insuficiencia hepática severa. Insuficiencia renal severa. En el primer y segundo trimestre de embarazo no se debe administrar ácido acetilsalicílico, a menos que sus beneficios superen los riesgos, y la dosis debería ser la más baja posible 50 mg/día, durante el menor tiempo posible por el riesgo de abortos, malformaciones cardiacas y gastrosquisis. En el tercer trimestre , debido al uso de inhibidores de la síntesis de prostaglandinas, el feto puede estar expuesto a toxicidad pulmonar con cierre prematuro del ductus arteriosus e hipertensión pulmonar, insuficiencia renal con oligohidramnios (aumento líquido amniótico) con prolongación del tiempo de sangrado e inhibición de las contracciones de las contracciones uterinas. En relación a la lactancia , dosis bajas por tiempos cortos, 50 mg/día menos de 5 días, no requieren interrupción de la lactancia a pesar de que los salicilatos y sus metabolitos se excretan a través de la leche materna, pero esta sucede en pequeñas cantidades. Tratamiento con mayores dosis o días debe suspenderse la lactancia materna por los riesgos hacia el feto.  Interacciones con otros medicamentos Las principales interacciones son: La combinación de ácido acetilsalicílico y dosis de metotrexato mayores a 15 mg semanales, están asociados a toxicidad hematológica. Aumento de sangrado intestinal cuando se utiliza en conjunto con otros agentes antiplaquetarios como clopidogrel, dipiridamol, derivados de la cumarina, warfarina y heparina e inhibidores de la receptación de serotonina como sertralina o paroxetina. Aumentan el efecto hipoglucemiante de las sulfonilureas. Aumenta la concentración plasmática de digoxina por reducción de su excreción renal, por lo que se recomienda su valoración en pacientes adultos mayores o con daño renal previo para ajustar dosis. Aumenta la concentración plasmática de litio por disminución de su excreción renal, se recomienda monitorización en tratamiento prolongados en adultos mayores y enfermos renales para ajustar dosis. Aumento de las concentraciones de ácido valproico cuando se usa en conjunto con aspirina por lo cual se debe ajustar la dosis. Uso de tacrolimus y ciclosporina con ácido acetilsalicílico potencian el efecto nefrotóxico de los primeros, por lo que se debe valorar urea y creatinina periódicamente en estos pacientes. Riesgo de fallo renal agudo cuando se combina con diuréticos y con algunos  antihipertensivos como los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA), debe solicitarse periódicamente perfil renal en el paciente. Preguntas frecuentes ¿Puedo tomar alcohol mientras estoy en tratamiento con ácido acetilsalicílico?  La administración conjunta de alcohol con aspirina aumenta exponencialmente el riesgo de sangrado gastrointestinal, por lo que no se recomienda. ¿Puede los niños ingerir ácido acetilsalicílico? El ácido acetilsalicílico no puede ser administrado a menores de 16 años , a excepción de que el médico valore la situación y los beneficios superen los riesgos que puede acarrear su administración. ¿Debo suspender el ácido acetil salicílico si voy a someterme a cualquier tipo de cirugía? Si va a ser sometido a cualquier tipo de cirugía, debe avisar a su médico de que se encuentra bajo tratamiento con aspirina. Su médico le recomendará cuántos días debe suspender previa a la cirugía o si debe cambiarla por otra medicación. Nunca se debe  suspender sin antes consultarlo con su médico.
Dexametasona
Contenido de salud

Dexametasona

¿Qué es la dexametasona ? La dexametasona es un fármaco glucocorticoide similar a las hormonas corticoideas, que genera el organismo y presenta un potente efecto antiinflamatorio e inmunosupresor, también puede actuar como analgésico en enfermedades que llevan asociada inflamación. ¿Para qué enfermedades se usa la dexametasona? El uso de la dexametasona es muy amplio, se usa en los procesos oncológicos para la ayuda del tratamiento con la quimioterapia, asociado al fármaco ondansetrón disminuye de forma importante las náuseas; se utiliza también en el tratamiento del mieloma múltiple, en los casos de cáncer de cerebro se usa para disminuir el edema propio de este proceso, puede administrarse en los cuidados paliativos en aquellos pacientes que presentan edema de la médula espinal. El uso en procesos inflamatorios , entre ellos, la artritis reumatoide, está extendido. También puede usarse en procesos artríticos de otro origen, disminuyendo la inflamación y el edema relacionado con los mismos. El uso en deporte de escaladas de altas cumbres , puede ser útil para tratar el edema cerebral y el edema pulmonar. Por último, se puede usar en los casos de hiperplasia adrenal congénita para el tratamiento de los fetos durante el embarazo, suministrando el medicamento a la madre. En el caso de riesgo de parto prematuro, puede ser usado para dar lugar a una maduración más rápida de los pulmones del feto, para conseguir una evolución respiratoria más favorable del mismo.  Efectos secundarios de la dexametasona La dexametasona tiene efectos secundarios en diferentes órganos. Efectos secundarios a nivel cardiovascular : tromboflebitis, tromboembolismo, arritmia cardiaca, hipertension arterial. Efecto dermatológicos : tras su administración parenteral puede dar lugar a atrofia de la piel, lipodistrofia, estrías, vitíligo, hiperpigmentación de la piel, hirsutismo y eritema facial. Efectos metabólicos : hiperglucemia y, en aquellos pacientes diabéticos, da lugar a un peor control de sus niveles glucémicos, síndrome de cushing, aumento de peso, insuficiencia corticosuprarrenal secundaria a su uso, amenorrea y trastornos del ciclo menstrual, retraso en el crecimiento. Efectos gastrointestinales : náuseas, vómitos, aumento del apetito, esofagitis, gastritis, pancreatitis. Efectos inmunológicos: al producir una bajada de la inmunidad es más fácil coger otras infecciones o que se desarrollen otras ya presentes como la tuberculosis. En el sistema osteomuscular puede dar lugar a pérdida de calcio de los huesos y osteonecrosis, con especial afectación del húmero y el fémur. Puede producir también miopatías, incluso llegar a producir roturas tendinosas. Efectos oftalmológicos: puede favorecer el desarrollo de cataratas o dar lugar a un aumento de la presión intraocular. Efectos sobre el sistema nervioso central : cefalea, vértigo, euforia, insomnio, nerviosismo, alteración del humor y psicosis. No se conocen efectos graves en el embarazo pero tampoco se descartan , no debe usarse de modo habitual durante el embarazo si hay otros fármacos disponibles si se usan en los casos de déficit de producción corticoidea y en el tercer trimestre de embarazo ante la sospecha de un parto prematuro para estimular la maduración pulmonar del feto. Durante la lactancia, se ha demostrado que se excreta por la leche, por lo cual, no debe ser usada durante la lactancia por posible afectación del lactante. Interacción con otros fármacos de la dexametasona. La dexametasona interacciona con el ácido acetilsalicílico , del cual desciende su acción farmacológica y, sin embargo, potencia el efecto secundario de hemorragia gástrica. Su administración con vacunas de virus atenuados , da lugar a una disminución de la inmunidad creada por estas vacunas. También puede reducir la acción de los medicamentos antimalaria. Formas de uso de la dexametasona. Las formas de uso de la dexametasona es vía inyectable o intravenosa en uso hospitalario, en forma de comprimidos orales para su uso como medicamento antiinflamatorio, o bien como inmunomodulador . Existen forma tópicas a modo de gotas para su uso a nivel oftalmológico y otológico , utilizado por su potente acción antiinflamatoria. Preguntas frecuentes ¿Se puede usar la dexametasona en casos de alergia? Aunque no es el fármaco más indicado para procesos alérgicos , en los cuales se pueden usar otros glucocorticoides, en caso de no disponer de otros, se puede utilizar. ¿En qué momento del embarazo se usa la dexametasona? La dexametasona se puede usar en el tercer trimestre del embarazo, en los casos de amenaza de parto prematuro. La inyección de la dexametasona a la madre da lugar a una maduración más rápida de los pulmones del feto, esto hace que en caso de nacer prematuramente, el recién nacido sufra menos complicaciones pulmonares. ¿Por qué se usa la dexametasona en las metástasis cerebrales? La dexametasona se usa en las metástasis cerebrales porque suelen tener un componente muy importante de edema perilesional. La dexametasona actúa bajando este edema por su acción antiinflamatoria, dando lugar a una mejoría sintomática del paciente.  
Metoclopramida
Contenido de salud

Metoclopramida

¿Qué es la metoclopramida ?  La metroclopramida es un fármaco antiemético y procinético , por ello, es utilizado para tratar náuseas, vómitos y mejorar el vaciamiento gástrico en pacientes con gastroparesia. Actúa a través de los antagonistas de los receptores dopaminérgicos y antagonistas de los receptores serotoninérgicos. Al ser las propiedades antieméticas, resultado del antagonismo central y periférico de los receptores de dopamina, pueden producir sedación y reacciones extrapiramidales. ¿Para qué enfermedades se usa? La metroclopramida está indicada para: Tratamiento sintomático de náuseas y vómitos en niños y adultos. Náuseas y vómitos inducidos por quimioterapia, radioterapia así como su prevención. Náuseas y vómitos en el postoperatorio. Enfermedad de reflujo gastroesofágico. Gastroparesia de diversas causas, siendo la más frecuente la originada por diabetes mellitus. Preparación para exploración del tubo digestivo. Efectos secundarios de la metoclopramida Los efectos secundarios de la metroclopramida son directamente proporcionales a la dosis del medicamento y a la duración del tratamiento, más frecuentes en el adulto mayor y en niños.  Sistema Nervioso Central: fatiga, insomnio, cefalea, mareos, confusión, depresión, ideas suicidas. Síntomas extrapiramidales: diversas distonías agudas como movimientos involuntarios de las piernas, crisis oculogiras, protrusión rítmica de la lengua, estridor (sonidos laríngeos), apnea, trismus (incapacidad para abrir la boca), opistótonos (rigidez o contracción continuada). Todos estos síntomas pueden desaparecer al colocar difenhidramina (antialérgico). Síntomas que asemejan al Parkinson como bradicinesia (movimientos lentos),  cara de jugador de poker o cara sin expresión, discinesias tardías que pueden incluir a el tórax además de la cara y se parecen a los movimientos de la correa. Motores: ansiedad, agitación, insomnio. Endocrinos: ginecomastia, galactorrea, aumento de la producción de leche, aumento de prolactina, amenorrea, elevación transitoria de la aldosterona con retención de líquido. Cardiovasculares:  hipotensión, taquicardia, bradicardia. Gastrointestinal. Diarrea, dolor abdominal. Renales: aumento de la frecuencia urinaria e incontinencia. Hematológicas: neutropenia y leucopenia. Interacciones de la metroclopramida con el uso de otros medicamentos Efecto sedante que se potencia con el uso de alcohol, morfina  y derivados, ansiolíticos, antihistamínicos, antidepresivos, clonidina y barbitúricos. Reduce la biodisponibilidad de la digoxina, por lo que es necesario ajustar la dosis. Aumenta la biodisponibilidad de ciclosporina, también es necesario realizar un monitoreo para ajustar la dosis. Si es colocado en conjunto con neurolépticos, puede potenciar el efecto de alteraciones extrapiramidales. No se recomienda la administración en pacientes con epilepsia, ya que las benzamidas pueden disminuir el umbral epiléptico. La absorción, en general, de todos los medicamentos desde el estómago e intestino delgado, se alteran con el uso crónico de este fármaco. En pacientes con diabetes mellitus y gastroparesia que se encuentran en tratamiento con metoclopramida, puede ser necesario ajustar la dosis de insulina. Suele suceder tolerancia al efecto gastrocinetico en el tratamiento a largo plazo. La metoclopramida eleva los niveles de prolactina y aumenta la producción de leche en mujeres lactantes. Contraindicaciones de la metroclopramida No debe utilizarse en pacientes con hemorragia gastrointestinal, sospecha de obstrucción intestinal o perforación, ya que el aumento de la motilidad gastrointestinal implica un riesgo grave. Pacientes con historial previo de disquinesia tardía (movimientos involuntarios retardados) provocada por neurolépticos, tienen contraindicación de metoclopramida. Sospecha de feocromocitoma por el riesgo de episodios graves de hipertensión asociados a la liberación de catecolaminas por el tumor. En pacientes con insuficiencia renal y/o hepática no se aconseja su uso, si es necesario, se debe ajustar la dosis y monitorear al paciente. Se debe prestar atención a la aparición de los síntomas del Síndrome neuroléptico maligno caracterizado por hipertermia, alteraciones extrapiramidales, aumento de la creatina quinasa (enzima muscular) e inestabilidad autónoma nerviosa. Si estos síntomas aparecen se debe suspender el tratamiento. Preguntas frecuentes ¿Es segura la metroclopramida en el embarazo y lactancia? La metoclopramida es un medicamento de categoría de riesgo B, se puede usar en el embarazo sólo cuando es necesario, previa autorización por el médico. No está asociado el uso del fármaco durante el embarazo a malformaciones o muerte fetal . En relación al periodo de lactancia, se excreta en mínima cantidades por la leche humana, por lo que debe ser administrado con precaución y, su uso para aumentar la producción de leche solo debe ser empleado cuando haya evidencia objetiva que apoye al diagnóstico y fracasen otros métodos no farmacológicos. ¿Cómo se administra la metoclopramida? La metoclopramida se administra por vía oral en sus presentaciones en tabletas, jarabe y gotas, también existe presentación en ampolla para vía intramuscular o  intravenosa. Es importante si de administra por vía intravenosa, hacerlo de forma lenta para no generar mareos, fatiga o ansiedad. ¿Se utiliza la metoclopramida para todas las edades? La metoclopramida está contraindicada en menores de 1 año por  el riesgo de efectos adversos neurológicos y metahemoglobinemia . En adultos mayores se indica a discreción del médico por mayor frecuencia de aparición de efectos extrapiramidales. Es importante que a todas las edades los tiempos de tratamiento sean cortos.
Medicina General en Barcelona Medicina General en Madrid Medicina General en Sevilla Medicina General en Valencia Medicina General en Dos Hermanas Medicina General en Málaga Medicina General en Valladolid Medicina General en L'Hospitalet de Llobregat Medicina General en Getxo Medicina General en Orense Medicina General en Cuenca Medicina General en Palma Medicina General en A Coruña Medicina General en Granada Medicina General en Sabadell Medicina General en Zaragoza Medicina General en Fuengirola Medicina General en A Pobra do Caramiñal Medicina General en Coria del Río Medicina General en Cubelles Medicina General en El Prat de Llobregat Medicina General en Huesca Medicina General en León Medicina General en Ribadeo Medicina General en San Clemente Medicina General en San Juan del Puerto Medicina General en Talavera de la Reina Medicina General en Alcúdia Medicina General en Almería Medicina General en Bilbao Medicina General en Castellón de la Plana/Castelló de la Plana Medicina General en Ciudad Rodrigo Medicina General en Getafe Medicina General en Gijón Medicina General en Les Franqueses del Vallès Medicina General en Mairena del Aljarafe Medicina General en Onda Medicina General en Oviedo Medicina General en Pinto Medicina General en Portugalete Medicina General en Reus Medicina General en Salamanca Medicina General en Santa Pola Medicina General en Teguise Medicina General en Terrassa Medicina General en Albacete Medicina General en Cambre Medicina General en Carballo Medicina General en Chiclana de la Frontera Medicina General en Cádiz Medicina General en Córdoba Medicina General en El Perelló Medicina General en El Sauzal Medicina General en Huelva Medicina General en Huércal-Overa Medicina General en La Almunia de Doña Godina Medicina General en Las Palmas de Gran Canaria Medicina General en Lleida Medicina General en Logroño Medicina General en Macael Medicina General en Mataró Medicina General en Motril Medicina General en Móstoles Medicina General en O Burgo (Culleredo) Medicina General en Olivares Medicina General en Pozoblanco Medicina General en Roquetas de Mar Medicina General en Santa Cruz de Tenerife Medicina General en Santanyí Medicina General en Vigo Medicina General en Villablino Medicina General en Villanueva del Arzobispo Medicina General en Xinzo de Limia Medicina General en Alcalá de Guadaíra Medicina General en Alcobendas Medicina General en Alcorcón Medicina General en Alginet Medicina General en Alicante/Alacant Medicina General en Archena Medicina General en Arenys de Mar Medicina General en Arganda del Rey Medicina General en Arteixo Medicina General en Aznalcázar Medicina General en Balaguer Medicina General en Balmaseda Medicina General en Barbate Medicina General en Bargas Medicina General en Basauri Medicina General en Benavente Medicina General en Benicarló Medicina General en Beniel Medicina General en Benissa Medicina General en Bermeo Medicina General en Betanzos Medicina General en Boadilla del Monte Medicina General en Bormujos Medicina General en Cambrils Medicina General en Can Picafort Medicina General en Carbonero el Mayor Medicina General en Carmona Medicina General en Castellar del Vallès Medicina General en Celanova Medicina General en Cercedilla Medicina General en Chiva Medicina General en Ciudad Real Medicina General en Colmenar Viejo Medicina General en Cornellà de Llobregat Medicina General en Dénia Medicina General en Estepa Medicina General en Estepona Medicina General en Ferrol Medicina General en Fregenal de la Sierra Medicina General en Fuenlabrada Medicina General en Fuensalida Medicina General en Garrucha Medicina General en Gines Medicina General en Girona Medicina General en Granollers Medicina General en Güímar Medicina General en Hellín Medicina General en Hornachuelos Medicina General en Huétor Tájar Medicina General en Jaén Medicina General en Jerez de la Frontera Medicina General en La Roca del Vallès Medicina General en Leioa Medicina General en Lekeitio Medicina General en Lezama Medicina General en Los Yébenes Medicina General en Luarca (Luarca Valdés) Medicina General en Lugo Medicina General en Majadahonda Medicina General en Manzanares Medicina General en Maracena Medicina General en Marbella Medicina General en Marchena Medicina General en Massanassa Medicina General en Matadepera Medicina General en Medina del Campo Medicina General en Membrilla Medicina General en Mislata Medicina General en Molina de Segura Medicina General en Monóvar/Monòver Medicina General en O Grove Medicina General en Oroso Medicina General en Padrón Medicina General en Palau-solità i Plegamans Medicina General en Palencia Medicina General en Pamplona/Iruña Medicina General en Parla Medicina General en Paterna Medicina General en Pollença Medicina General en Porreres Medicina General en Puerto de la Cruz Medicina General en Quart de Poblet Medicina General en Requena Medicina General en Ribes de Freser Medicina General en San Juan de Aznalfarache Medicina General en San Sebastián de los Reyes Medicina General en Sanlúcar la Mayor Medicina General en Sant Cugat del Vallès Medicina General en Sant Joan Despí Medicina General en Santa Brígida Medicina General en Santa Fe Medicina General en Santomera Medicina General en Sopela Medicina General en Soria Medicina General en Soto del Real Medicina General en Tarragona Medicina General en Teror Medicina General en Teruel Medicina General en Tocina Medicina General en Toledo Medicina General en Tomares Medicina General en Torrejón de Ardoz Medicina General en Torremolinos Medicina General en Torrent Medicina General en Tres Cantos Medicina General en Tudela de Duero Medicina General en Valdemoro Medicina General en Vandellòs i l'Hospitalet de l'Infant Medicina General en Viator Medicina General en Villacañas Medicina General en Vélez-Málaga Medicina General en Zamora