Contenido Signos y síntomas Piel Seca

¿En qué consiste la piel seca?

La piel seca o xerosis es un trastorno cutáneo molesto que se presenta por la pérdida de agua y lípidos de la epidermis. La piel seca conlleva a un deterioro de la función de la barrera protectora de la piel contra agentes externos. Los síntomas son una piel áspera y rígida, descamaciones, grietas, enrojecimiento y picazón. No hay que confundir la piel seca con piel deshidratada, esta última es una sensación de malestar en la piel que la presenta ligeramente tirante en una zona en concreto y en un momento puntual. Es pasajera y reversible mediante unos adecuados cuidados de la piel.

La piel seca o xerosis es un trastorno cutáneo molesto que se presenta por la pérdida de agua y lípidos de la epidermis.

Tipos de piel seca

Existen diferentes grados o tipos de piel seca:

  • Piel seca: es una enfermedad que depende del tipo tipo de piel, generalmente crónica, que se manifiesta con malestar cutáneo, ligera rigidez y descamación.
  • Piel muy seca: la incomodidad está más acentuada, se presenta mayor rigidez de esta, descamación intensa, grietas y posible prurito o picor. La piel parece envejecida.
  • Piel extremadamente seca: también es una piel áspera, cuarteada y con picor, pero suele aparecer en determinadas zonas corporales como manos, pies, codos y rodillas. Suele presentarse mayoritariamente en ancianos.
  • Xerosis pre-atópica: la piel se vuelve más rugosa y áspera, aparecen irritaciones, manchas y eccemas.

Posibles causas de la piel seca  

La piel seca suele ser de carácter crónico y puede ser causada por:

  • Enfermedades genéticas: como psoriasis, dermatitis atópica, ictiosis vulgar o queratosis pilaris (piel de gallina).
  • Patologías cutáneas: como un eccema atópico.
  • Problemas metabólicos: como tiroides, diabetes, enfermedades de riñón o desnutrición.
  • Factores externos: como el clima, un ambiente demasiado caluroso debido por ejemplo al uso de calefacción, la toma habitual y prolongada de baños muy calientes...etc.
  • Uso de jabones muy fuertes y agresivos con la piel.
  • Determinados medicamentos orales y tópicos.
  • Proceso de envejecimiento natural.

Diagnóstico de la piel seca ¿Qué puede ser?

Si la piel se vuelve seca de repente, hay que descubrir el factor que está originando esto para corregirlo, y si el malestar es persistente, hay que acudir a un dermatólogo.

El especialista efectuará un diagnóstico tras realizar una exploración médica cutánea y ver los antecedentes clínicos. Además, hará una serie de preguntas acerca de los síntomas y de los hábitos y cuidados de la piel que tiene el paciente. Del mismo modo, se pueden solicitar otras pruebas de diagnóstico para verificar si hay alguna patología oculta como hipotiroidismo.

Tratamiento de la piel seca ¿Qué hacer?

Si la piel seca es consecuencia de una enfermedad de la piel más grave, como dermatitis atópica o psoriasis, el médico puede recomendar la aplicación de compresas frías en la zona para aliviar el prurito, prescribir pomadas con hidrocortisona, o corticoides para reducir la inflamación y el picor, así como vendajes húmedos para cubrir las grietas y prevenir infecciones.

Además, se deben tomar en casa una serie de medidas de cuidado e higiene como las mencionadas a continuación, para ayudar a aliviar los síntomas de la piel seca y reducir los posibles brotes:

  • Beber entre 1,5 y 2 litros al día para hidratar la piel.
  • Utilizar productos de higiene personal y detergentes no agresivos y de PH neutro (sin alcohol y sin perfumes) y, preferiblemente, formulados para pieles secas.
  • Realizar tratamientos hidratantes y emolientes varias veces al día, a base de cremas humectantes o aceites con ceramidas (ácidos grasos), para proteger la piel y calmar los picores.
  • No usar jabones secos.
  • Hidratar la piel antes del afeitado.
  • Ponerse guantes de goma al fregar.
  • Ducharse en lugar de bañarse una sola vez al día y usando agua tibia.
  • Secar la piel sin frotar y hacerlo con golpecitos o toques suaves sobre la piel.
  • Abrigarse todo el cuerpo en invierno (guantes, bufanda y gorro).
  • Usar ropa de tejidos naturales como el algodón.
  • Evitar los ambientes demasiado calurosos.
  • Utilizar un humidificador en ambientes cálidos y secos.
  • Realizar una exfoliación suave cada 15 días para eliminar células muertas acumuladas y favorecer la hidratación sin la obstrucción de los poros.
  • No fumar, ya que dificulta la oxigenación de los tejidos y contribuye a resecar más la piel.

Preguntas frecuentes

¿Qué remedios caseros hay para la piel seca?

En casa se pueden realizar algunos remedios caseros útiles para tratar la piel seca, como puede ser aplicarse un aceite de coco o de almendras, una mascarilla de aceite de oliva, un ungüento a base de media taza del aceite de aloe vera, crema realizada con pulpa de aguacate y una cucharada de aceite de oliva, o aplicar crema de pulpa de aguacate con zumo de limón, siempre sin olvidarse de beber suficiente agua para permanecer hidratado. También se pueden aplicar compresas frías o vendajes húmedos para aliviar el picor.

¿Qué crema es buena para la piel seca?

Para la piel seca se recomienda el uso de cremas o aceites hidratantes y humectantes con ceramidas, preferiblemente ricas en vitaminas para hidratar y calmar los síntomas. Existen numerosas cremas en el mercado y remedios caseros para pieles secas que incluyen en su composición sustancias beneficiosas para la piel seca, como los ácidos grasos Omega 3, 6 y 9, urea, caléndula, manteca de karité, almendras o aloe vera, entre otros. Si la piel presenta inflamación o picor se pueden aplicar pomadas con corticoides.

¿Qué zonas del cuerpo son más propensas a la piel seca?

La piel seca puede afectar a cualquier parte del cuerpo, pero aparece más comúnmente en  manos, pies, codos, rodillas y mejillas, zonas que están más expuestas a factores externos y a la fricción, pudiendo empeorar la afección.

¿Cada cuánto es aconsejable echarse crema hidratante?

La crema hidratante es aconsejable aplicarla al menos dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche. En el caso de las pieles secas o muy secas es conveniente aumentar la frecuencia de uso y utilizar cremas específicas. La crema se debe aplicar sobre la piel limpia en movimientos circulares y, el mejor momento para echarla es después de la ducha, con la piel aún un poco húmeda. Las zonas de la piel que son más gruesas y que están continuamente expuestas al roce (plantas de los pies, rodillas y codos), se deben hidratar más a menudo.

¿Qué es la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica es una enfermedad cutánea crónica caracterizada por la piel seca y que provoca picor, enrojecimiento de la piel y descamación. Es un tipo de eczema frecuente en niños.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento que necesitas?

Cuéntanos lo que necesitas e intentaremos ayudarte lo más rápido posible

¿Tienes dudas?