1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Vacuna Hepatitis B

Vacuna Hepatitis B

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Definición

La hepatitis B es una enfermedad vírica provocada por el virus VHB, (Virus de la Hepatitis B), que genera una infección hepática grave, la cual ocasiona la inflamación e hinchazón del hígado. La vacuna de la hepatitis B, previene el contagio de esta enfermedad.


La vacunación no tiene ningún riesgo para la salud del paciente. Puede provocar molestias o dolor en la zona del pinchazo, manifestándose inflamación, enrojecimiento o hematomas en la zona local.

¿Cómo es el tratamiento con la vacuna de la hepatitis B?

Ante la posibilidad de que el paciente haya estado expuesto al virus de la hepatitis B y no tener certeza en si está vacunado o no, debe acudir a un centro hospitalario, ya que suministrar una dosis de inmunoglobulina antes de que pasen 12 horas desde la exposición, ayuda a proteger la salud del paciente de contraer la hepatitis B.

Además, como el anticuerpo de la inmunoglobulina solo protege al paciente a corto plazo, en caso de no haberse vacunado con anterioridad tendrá que recibir la dosis de la vacuna contra la hepatitis B.

Por ello es importante vacunarse previamente contra la hepatitis B, durante un tratamiento de 3 ó 4 vacunas que dura 6 meses. Una vez vacunado el paciente contra el virus VHB está protegido contra  la enfermedad.

¿Para quién está indicada?

La vacunación contra la hepatitis B, se recomienda en:

  • Recién nacidos.
  • Niños y adolescentes que no fueron vacunados de bebés.
  • Aquellas personas que convivan o mantengan relaciones sexuales con otra persona que tenga hepatitis B.
  • Trabajadores del sector salud, sobretodo si entran en contacto con sangre.
  • Pacientes con enfermedad hepática o renal.
  • Personas que se inyecten drogas mediante pinchazos.
  • Personas que vayan a viajar a países con riesgo de contraer la hepatitis B.

¿Por qué se administra?

La hepatitis B es una enfermedad grave que afecta al hígado y que puede generar muchas complicaciones de salud en el paciente, por ello es recomendable la vacunación contra la hepatitis B como prevención, sobretodo si te encuentras entre uno de los grupos de pacientes de riesgo.

Riesgos de la vacuna de hepatitis B

La vacunación no tiene ningún riesgo para la salud del paciente. Puede provocar molestias o dolor en la zona del pinchazo, manifestándose inflamación, enrojecimiento o hematomas en la zona local.

Solo está contraindicada, para aquellos pacientes que hayan sufrido reacción alérgica con alguna dosis, o si presentan alergias a algún componente de la vacuna.

Preparación

No requiere una preparación concreta, simplemente planificar con anterioridad la cita médica, sobretodo si se trata de un viaje, debido a que las dosis de la vacuna contra la hepatitis B se tienen que inyectar a lo largo de 6 meses.

Y, en caso de duda ante la posibilidad de ser un paciente de riesgo, acudir al médico para el tratamiento de vacunación.

Cómo es la recuperación de la vacuna de hepatitis B

Ante la posibilidad de enrojecimiento o dolor en la zona donde se ha inyectado la vacuna, aplicar frío local.

En caso de tener cualquier sintomatología extraña, acudir al médico en los dos o tres días siguientes.

Resultados

Seguir correctamente el tratamiento de vacunación de la hepatitis B previene al paciente que se haya sometido a él generando anticuerpos contra dicha enfermedad.

Preguntas frecuentes

¿Qué previene la vacuna contra la hepatitis B?

La vacuna contra la hepatitis B previene de contraer la enfermedad ocasionada por el virus VHB, que afecta al hígado y si se adquiere de forma crónica puede provocar en el paciente insuficiencia hepática, cáncer de hígado o cirrosis.

¿Cuántas dosis se aplican de la vacuna de la hepatitis B?

Generalmente, el tratamiento de vacunación de la hepatitis B consta de tres dosis que se inyectan a lo largo de 6 meses, en intervalos de 2 meses  aproximadamente.

¿Cuánto tiempo duran los síntomas de la hepatitis B?

Los síntomas de la hepatitis B pueden aparecen entre las dos semanas siguientes tras haber contraído la infección o incluso pueden pasar 4 meses hasta que aparezcan los primeros indicios.  En el caso de los niños puede ser que incluso no tengan síntomas.

Los principales síntomas de la hepatitis B son:

  • Falta de apetito.
  • Debilidad.
  • Fatiga.
  • Fiebre.
  • Dolor en el abdomen y en las articulaciones.
  • Náuseas y vómitos.
  • Color amarillento de la piel y los ojos.
  • Orina oscura.

¿Qué es la enfermedad de la hepatitis B?

La hepatitis B es una enfermedad hepática causada por el virus con el mismo nombre, y que afecta al hígado.

Hay tres grados en los que se puede presentar la hepatitis B:

  • Aguda: la hepatitis B puede no llegar a necesitar tratamiento y acaba desapareciendo por su cuenta. Durante este tiempo el paciente debe descansar bien, alimentarse de manera adecuada y beber mucho líquido.  Si se agrava necesitará medicamentos antivirales e incluso el ingreso hospitalario.
  • Crónica: el paciente necesitará tratamiento médico contra la hepatitis B de por vida, para reducir el riesgo de desarrollar una enfermedad hepática y evitar la transmisión a otras personas.
  • Fulminante: la hepatitis B afecta de forma súbita al hígado y necesita intervención médica de urgencia.

¿Cuál es la causa de la hepatitis B?

La hepatitis B se transmite por el contacto de persona a persona por medio de la sangre, el semen y otras sustancias líquidas corporales. Sin embargo no se contagia por estornudos ni por el aire.

Sus principales formas de transmisión son:

  • Mediante contacto sexual si una de las personas padece hepatitis B.
  • De madre a hijo durante el parto cuando la madre es portadora.
  • Al compartir agujas o por un pinchazo accidental de aquellas que tengan sangre contagiada.