1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Ureterorrenoscopia

Ureterorrenoscopia

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Definición 

La ureterorrenoscopia es un exploración endoscópica del uréter y a veces de la pelvis renal, que consiste en introducir por la uretra un endoscopio (instrumento largo y muy fino de fibra óptica y adaptado a una cámara). Mediante el cual es posible explorar el uréter y el riñón sin realizar ninguna herida.

La ureterorrenoscopia es un exploración endoscópica del uréter y a veces de la pelvis renal, que consiste en introducir por la uretra un endoscopio (instrumento largo y muy fino de fibra óptica y adaptado a una cámara). Mediante el cual es posible explorar el uréter y el riñón sin realizar ninguna herida.

El endoscopio llega a la vejiga, se localiza el orificio uretral por donde se introduce el ureteroscopio. Esto permite explorar diferentes lesiones que se localizan en uréter o pelvis renal. 

¿Cómo es una ureterorrenoscopia?

La ureterorrenoscopia se realiza según la condición del paciente con sedo-anestesia, anestesia local (intrauretral) o anestesia general. Una vez el paciente esté anestesiado, el médico procede a  introducir el endoscopio en la vejiga del paciente a través de la uretra sin realizar ninguna incisión en su cuerpo. Esta técnica se realiza con rayos X.

Se coloca el paciente en posición de litotomía (boca arriba y con las piernas levantadas y apoyadas sobre los complementos de la mesa quirúrgica). El médico accede a la vejiga a través de un cistoscopio (tubo que tiene una cámara de vídeo de reducido tamaño con una potente luz para visualizar el interior de la uretra y la vejiga), localiza el orificio ureteral del lado de la litiasis (cálculos o piedras en vía urinaria) y luego introduce un catéter uretral (sonda de fino calibre que se coloca dentro de la uretra). 

Este proceso se llama una ureteropielografía retrógrada, se dibuja la vía con contraste que se ve con rayos X, para así introducir un alambre guía hasta la pelvis renal sobrepasando la litiasis. También puede dilatar el meato ureteral para facilitar la entrada posterior.

Dependiendo de la localización del cálculo, se utiliza un ureteroscopio rígido o flexible, que le permite al médico llegar prácticamente a cualquier punto dentro del riñón. 

Cuando se identifica el cálculo, puede extraerse utilizando una “cesta” especial. Si el cálculo es demasiado grande para extraerlo completamente, puede ser fragmentado por medio de láser o ultrasonidos.

Puede que el médico tenga que colocar un catéter “doble J” (sonda flexible de pequeño calibre con curvatura en ambos extremos multiperforados) en el uréter para que la orina pueda fluir a través del sistema urinario. El catéter se retirará cuando el flujo de orina vuelva a ser normal. Esto puede durar entre varios días o algunas semanas, dependiendo la recuperación del paciente. 

¿Para quién está indicada? 

Una ureterorrenoscopia está indicada para:

  •  El tratamiento de la litiasis ureteral (cálculos urinario de uréter y riñón).
  • Para el estudio de alteraciones uréter-pelvis, no aclaradas por métodos convencionales radiológicos.
  • Estenosis (estrechamiento) del tracto urinario superior.
  • Tumores vesicales.
  • Para el diagnóstico de citología selectiva.
  • Terapia alternativa de algunos procesos.

¿Por qué se realiza? 

Una ureterorrenoscopia se realiza para:

  • Extraer o fragmentar los cálculos por vía endoscópica. 
  • Se realiza también para llegar a un diagnóstico preciso pieloureteral. 
  • Para realizar al paciente biopsia intrauretral.

Riesgos de una ureterorrenoscopia 

Entre los riegos de la ureterorrenoscopia están:

  • Hemorragia de cualquier parte del aparato urinario afectada por la exploración. 
  • Perforación ureteral.
  • Rotura de instrumentos o de catéteres quedando restos en el interior de la vía y que precisan de otras intervenciones para su extracción.
  • Cólicos renales, por fragmentos litiásicos y/o coágulos, además de mucosa.
  • Rotura del uréter de vejiga, total o parcial.

Preparación 

La preparación de una ureterorrenoscopia consiste en: 

  • El paciente debe realizarse  todos los exámenes y estudios indicados por su médico.
  • Tiene que estar en ayunas de 6 a 8 horas antes de realizarse el procedimiento.
  • Debe dejar de fumar y tomar alcohol los días previos a la cirugía.
  • El paciente debe indicar si es alérgico a algún medicamento antes de realizarse la intervención. 
  • Debe evitar tomar medicamentos anticoagulantes o antiinflamatorios (aspirina o  ibuprofeno, por ejemplo), antes del procedimiento para evitar el riesgo de sangrados. 

Cómo es la recuperación de una ureterorrenoscopia 

La recuperación de la ureterorrenoscopia es bastante rápida para la mayoría de los pacientes:

  • El paciente puede dejar el hospital 2 días después de realizarse el  procedimiento.
  • La orina del paciente  puede contener algo de sangre durante un par de días.
  • Si se colocó un catéter “doble J” durante el procedimiento, el médico lo retirará cuando el flujo de orina vuelva a ser normal.
  • El paciente puede volver a sus actividades cotidianas después de 2 a 3 días de haberse realizado el procedimiento.

Resultados

Los resultados de una ureterorrenoscopia suelen ser muy efectivos para el paciente, es una técnica de alta operatividad y perfecta visión. El mayor beneficio es para pacientes con litiasis ureteral, ya que esta se puede arreglar evitando una cirugía abierta.

Preguntas frecuentes

¿Cuánto dura una ureterorrenoscopia? 

Una ureterorrenoscopia, dependiendo de la causa por la que se haya indicado el procedimiento, el ureteroscopio y la anatomía del paciente, puede durar desde 30 min a 1 hora.

¿Es dolorosa?

La ureterorrenoscopia no es dolorosa, es un procedimiento que se realiza bajo anestesia general o local. Si se realiza bajo anestesia local, es posible que el paciente sienta algunas molestias. 

¿Debo ir acompañado a una ureterorrenoscopia? 

Sí, se recomienda que el paciente vaya acompañado a una ureterorrenoscopia si lo desea. Aunque este no se irá a casa hasta que su médico se asegure de que todo con sistema urinario está en orden.