Otros Contenidos Tratamiento del Cáncer de Colon

Definición

El tratamiento del cáncer de colon consiste en la aplicación de todos aquellos procedimientos destinados a conseguir la curación, disminuir los síntomas producidos por el tumor, y aumentar la calidad y esperanza de vida del paciente que lo padece. Para ello, intervienen varios especialistas médicos que, en conjunto, organizan el tratamiento integral del paciente (oncólogo, cirujano,  especialista en medicina digestiva, médico de familia, etc.).

El tratamiento del cáncer de colon consiste en la aplicación de todos aquellos procedimientos destinados a conseguir la curación, disminuir los síntomas producidos por el tumor, y aumentar la calidad y esperanza de vida del paciente que lo padece. Para ello, intervienen varios especialistas médicos que, en conjunto, organizan el tratamiento integral del paciente (oncólogo, cirujano, especialista en medicina digestiva, médico de familia, etc.).

¿Cómo es el tratamiento para el cáncer de colon?

El tratamiento del cáncer de colon comprende las siguientes medidas: 

  • Cirugía: puede realizarse por vía laparoscópica (mediante pequeñas incisiones en el abdomen y la introducción de un instrumental con una cámara y el material necesario para realizar la operación), o mediante cirugía abierta (realizar una incisión mayor en la pared abdominal). 

Con ella se aborda la extirpación del tumor o de parte del intestino grueso donde esté localizado el tumor (colectomía o hemicolectomía), la extirpación de metástasis (crecimiento de lesiones tumorales en sitios diferentes del cuerpo, por ejemplo, en el hígado), o para solventar complicaciones derivadas de la progresión del tumor (por ejemplo, una obstrucción intestinal).

  • Quimioterapia: aplicada como tratamiento adyuvante, es decir, para ayudar a conseguir mejores resultados de curación tras la cirugía, o de forma paliativa (no curativa), en pacientes que se pueden beneficiar con  un aumento de su calidad y esperanza de vida.
  • Radioterapia: se utiliza antes de la cirugía en lesiones rectales grandes para disminuir el tamaño del tumor, o después de la cirugía para reducir la posibilidad de reaparición del tumor. También, como tratamiento paliativo en pacientes con metástasis óseas que tengan mal control del dolor.
  • Inmunoterapia mediante administración de anticuerpos monoclonales: sustancias químicas que se unen selectivamente sobre las células del tumor para su destrucción.

¿Para quién está indicado?

Según la extensión y características del tumor se realiza la indicación de uno u otro tratamiento. En general, para tumores con extensión local, se utiliza siempre la cirugía y, dependiendo de  la localización y del estadío concreto del tumor (clasificación de su extensión), se aplica quimioterapia y/o radioterapia.

En la enfermedad avanzada, se utilizan los tratamientos de forma siempre paliativa: cirugía para resección de metástasis o solución de complicaciones derivadas del tumor, y quimioterapia o radioterapia, para mejorar o aumentar la calidad de vida del paciente y reducir los síntomas.

¿Por qué se realiza?

El tratamiento del cáncer de colon se realiza con fines curativos (conseguir erradicar el tumor) y/o paliativos (mejorar de los sÍntomas que produce el tumor).

Riesgos del tratamiento para el cáncer de colon:

Los riesgos  del tratamiento para el cáncer de colon son los específicos de cada técnica o fármaco aplicado: 

  • cirugía (colectomía o hemicolectomía, resección de metástasis, etc.), riesgo de infecciones o hematomas.
  • quimioterapia, tolerancia a los fármacos y a los efectos adversos de los mismos.

Preparación

Según el tipo de tratamiento a aplicar, el médico le especificará al paciente si debe realizar algún tipo de preparación concreta.

El paciente deberá firmar un consentimiento informado en el que se le explique el tratamiento, sus riesgos y alternativas.

Igualmente, el paciente deberá informar al médico de las posibles enfermedades que padezca, alergias a medicamentos o tratamientos crónicos que tome. También de si es portador de marcapasos o de alguna prótesis.

Antes de la cirugía, se le realizará un estudio preanestésico con radiografía de tórax, analítica de sangre y electrocardiograma, que será evaluado por el médico anestesista. Deberá mantener un ayuno de 8 horas antes de la intervención.

No deberá portar elementos metálicos para la realización de la cirugía o aplicación de radioterapia.

Antes de la administración de cada ciclo de quimioterapia, el médico evaluará cómo están las defensas del paciente y si tiene anemia (falta de glóbulos rojos). Determinará así, si se le puede administrar la siguiente dosis.

Cómo es la recuperación del tratamiento para el cáncer de colon

Después de cada tratamiento el paciente necesitará “recuperar fuerzas”. Los tratamientos son agresivos y no están exentos de efectos secundarios. Estos pueden presentarse en cualquier etapa del tratamiento y persistir incluso cuando ya se haya finalizado. Todos los efectos secundarios son valorados y tratados de forma específica por el médico oncólogo y el médico de familia. 

Habitualmente, los efectos secundarios y la recuperación tras la quimioterapia y la radioterapia suelen estar acotados en el tiempo y desaparecer. La repercusión más importante y definitiva que puede presentarse se dará tras la cirugía, ya que, después de extraer el tumor y parte del intestino grueso, el paciente deberá usar una colostomía para el desecho de las heces (bolsa externa que lleva en el abdomen pegada para recoger las heces, que salen por un orificio en su pared realizado artificialmente por cirugía).

A veces, durante todo el proceso y la recuperación, el paciente precisará de apoyo psicológico que le ayudará a gestionar la enfermedad y la repercusión de esta en su vida.

Resultados

El éxito del tratamiento se evaluará según el estado del paciente y los fines con los que se ha aplicado. 

El médico oncólogo realizará controles con repetición de pruebas de imagen (escáner o TAC, ecografía...etc.) o control de marcadores tumorales (sustancias que aumentan en la sangre de forma más o menos específica cuando existen tumores), para ver el cambio del estado del tumor o su desaparición tras la aplicación de los tratamientos. Después de la cirugía, se recomendará realizar una colonoscopia al año y, posteriormente, cada 2 - 3 años.

Los resultados de estos controles le serán explicados al paciente en las sucesivas consultas de revisión con el oncólogo.

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son las causas del cáncer de colon? 

La causa de todos los tumores del cuerpo es una mutación, o alteración del material genético de una célula, que hace que empiece a multiplicarse sin control. Sin embargo, hay factores que pueden ayudar a que se desencadene. Factores ambientales y clínicos que pueden influir en su desarrollo:

  • La dieta rica en grasas saturadas, pobre en fibras (fruta y verduras), donde abundan las carnes rojas, junto con un estilo de vida sedentario y el consumo de tabaco y alcohol.
  • Un 20% de los tumores de colon tienen una predisposición genética: el riesgo de padecer cáncer colorrectal se multiplica por 2 o 3 cuando existe un familiar de primer grado diagnosticado de cáncer de colon.
  • El padecer alguna enfermedad inflamatoria intestinal como colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, puede hacer que se desarrolle el tumor.
  • En más del 90% de los cánceres de colon esporádicos existe una lesión precursora en el colon (un pólipo).

¿Cómo se detecta el cáncer de colon?

La detección del cáncer de colon se realiza con el estudio de:

  • Síntomas que el paciente puede presentar: sangrado con las heces, alteración del ritmo intestinal con diarrea y estreñimiento, dolor abdominal, pérdida de peso...etc.
  • Exploración física: palpación de alguna masa en el abdomen o recto.
  • Alteraciones en las pruebas diagnósticas: analítica de sangre (aparición de anemia, alteración de las enzimas hepáticas, elevación de marcadores tumorales...etc.), determinación de sangre oculta en heces (que obliga a hacer una prueba de imágen para concretar el diagnóstico), realización de una colonoscopia (permite localizar el tumor), realización de otras pruebas de imagen (TAC, resonancia... etc.) que sirven para ver la extensión del tumor.

¿Cómo es el marcador tumoral para el cáncer de colon?

Los marcadores tumorales (sustancias que pueden ayudar al diagnóstico, seguimiento y control post-tratamiento del cáncer de colon), son el CEA y el CA 19.9 determinados en una analítica de sangre.

¿Cómo se puede prevenir el cáncer de colon?

La prevención del cáncer de colon se puede realizar modificando los factores ambientales que pueden favorecer que se desencadene la enfermedad, por ejemplo con una adecuada alimentación. 

En la población general se aconseja seguir una dieta normocalórica, baja en grasas saturadas, rica en fibras, frutas, verduras, legumbres y donde no abunde el consumo de carnes rojas. Evitar el consumo de tabaco y el alcohol. Puede ejercer un efecto protector la ingesta de vitaminas antioxidantes (vitamina A, C y E), betacarotenos, ácido fólico, calcio y selenio. Se debe hacer ejercicio físico evitando el sedentarismo.

La influencia genética no se puede modificar. Las personas con antecedentes familiares de cáncer de colon, deben realizarse los controles preventivos de diagnóstico precoz establecidos (colonoscopias periódicas). 

Los pacientes que padezcan enfermedades inflamatorias intestinales deben seguir, igualmente, un control médico y los tratamientos adecuados para prevenir la posible aparición de cáncer de colon.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento que necesitas?

Cuéntanos lo que necesitas e intentaremos ayudarte lo más rápido posible

¿Tienes dudas?