1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Trasplante de Heces

Trasplante de Heces

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Definición

El trasplante de heces es un procedimiento que ayuda a reemplazar algunas bacterias productoras de infecciones en el colon por otras bacterias propias de la flora intestinal, que han sido eliminadas o reducidas por el uso de antibióticos, con la finalidad de lograr un balance en el colon y facilitar a  combatir las infecciones y/o enfermedades.

Las heces contienen microbiota (flora intestinal) que son miles de tipos de bacterias que conviven en armonía en el intestino y que pueden recuperar la salud de una persona.

El trasplante fecal es la transferencia de esa materia de un individuo sano a uno enfermo para restablecer el equilibrio alterado por causa de algunas enfermedades o infección.
El trasplante de heces involucra a un donante sano. En la mayoría de los casos escogen un miembro de la familia pero podría ser de cualquier persona que cumpla los requisitos para poder donar la materia fecal.

¿Cómo es un trasplante de heces?  

El trasplante de heces involucra a un donante sano. En la mayoría de los casos escogen un miembro de la familia pero podría ser de cualquier persona que cumpla los requisitos para poder donar la materia fecal. Una vez extraídas las heces del donante  serán licuadas con suero fisiológico, mezcladas y filtradas y/o centrifugadas. En este proceso se procura no alterar la composición bacteriana de las heces, pero sí el olor.

Listas las heces, el  paciente es sedado para que no sienta dolor. Posteriormente se realiza la transferencia de las mismas en el paciente receptor mediante una  colonoscopia (a través del recto). Las heces donadas se depositan en el ciego (primera porción del intestino grueso) porque es el lugar donde el trasplante tiene más éxito.

Existen varios métodos para introducir las heces donadas en el paciente receptor, bien con un enema, una sonda nasogástrica (por la nariz) o por vía oral en una cápsula. La técnica más frecuente es la colonoscopia, ya que permite ver todo el intestino del paciente y deja la muestra por más tiempo dentro del organismo sin ser expulsada.

¿Para quién está indicado?

El trasplante de heces está indicado para tratar enfermedades gastrointestinales como son:

  • Infecciones causadas por la bacteria Clostridium difficile (es la indicación más frecuente)
  • Enfermedad de Crohn.
  • Estreñimiento.
  • Síndrome del intestino irritable.
  • Colitis ulcerosa.

¿Por qué se realiza?

El trasplante de heces se utiliza para modificar la microbiota intestinal (flora intestinal) de un paciente enfermo. La heces del donante sano son capaces de colonizar el intestino del paciente y eliminar la infección.

En la actualidad, la indicación más frecuente y de mayor éxito es el tratamiento de la infección recurrente causada por Clostridium difficile, una patología que cursa con muchas molestias como náuseas, dolor abdominal y diarrea.

La Clostridium difficile es una bacteria que tiene una transmisión fecal-oral y puede afectar a cualquier persona y generar complicaciones para la salud y la calidad de vida del paciente. No suele resultar perjudicial, pero algunas circunstancias como un tratamiento con antibióticos, pueden desequilibrar la microbiota intestinal, haciendo que estas bacterias se multipliquen sin control, dando lugar a la infección.

Riesgos del trasplante de heces

Los riesgos del trasplante de heces van a depender del tipo de técnica utilizada para realizar la transferencia, algunos generales son:

  • Reacciones alérgicas o de rechazo a los medicamentos que se le administren durante el procedimiento.
  • Propagación de enfermedades del donante que sucede si no se hacen los exámenes adecuados al donante, lo que no es frecuente.
  • Infección durante la colonoscopia.
  • Formación de coágulos sanguíneos.

Preparación

La preparación para un trasplante de heces, antes del procedimiento es necesario que:

  • El médico realizará examen completo del paciente y el donante para asegurar su estado de salud y descartar enfermedades, que puedan perjudicar a la hora de realizar la transferencia de las heces.
  • El paciente informe a su médico si es alergico a algun medicamento.
  • El paciente debe evitar tomar medicamentos anticoagulantes y antiinflamatorios para evitar el riesgos de sangrado excesivos.
  • El paciente necesitará dejar de tomar cualquier antibiótico días antes del procedimiento.
  • Es posible que el paciente  deba seguir una dieta líquida.
  • Probablemente el médico indicará al paciente tomar un laxante antes del procedimiento.
  • Se le darán al paciente medicamentos que causan somnolencia para que no sienta incomodidad o no tenga recuerdos del examen.
  • El donante no debe usar antibióticos en los últimos 3 meses.
  • Se le realizará al donante exámenes de sangre y de las heces para detectar infecciones.
  • No es necesario que el donante siga ninguna dieta específica. Simplemente tiene que recoger heces frescas y de una consistencia idónea. Las heces son analizadas y tratadas en un laboratorio dos horas antes de realizar el procedimiento.

Cómo es la recuperación de un trasplante de heces

En la recuperación de un trasplante de heces, después del procedimiento, el paciente permanecerá en el hospital de 2 a 4 horas aproximadamente con la mezcla en sus intestinos. Se le pueden administrar al paciente medicamentos para ayudarle a reducir el movimiento de sus intestinos para retener la mezcla durante ese tiempo. Puede presentar fiebre baja la noche siguiente al procedimiento. También puede tener distensión abdominal, gases, flatulencias y estreñimiento durante algunos días después del procedimiento.

Resultados

Los resultados de un trasplante de heces son que ayuda a recuperar la flora intestinal normal a través de las heces de un donante. A su vez, esto ayuda a recuperar la función del intestino, teniendo mejor salud y calidad de vida. Está técnica permite la curación en el 90% de los casos en las que se realiza.

Preguntas frecuentes

¿Es doloroso un trasplante de heces?

No es doloroso un trasplante de heces. El paciente no siente nada durante el procedimiento, solo pequeñas molestias.

¿Es un procedimiento nuevo?

No es un procedimiento nuevo. En el siglo IV se describió el uso de materia fecal para tratar diarreas severas o intoxicaciones alimentarias

¿Qué enfermedades se tratan con el trasplante de heces?

Las enfermedades que se tratan con el trasplante de heces son las gastrointestinales como son:

  • Infección por la bacteria Difficile Clostridium.
  • Estreñimiento.
  • Enfermedad de Crohn.
  • Síndrome del intestino irritable.
  • Colitis ulcerosa.

¿Qué es la infección difficile de Clostridium?

El Clostridium difficile es una bacteria intestinal, que tiene una transmisión fecal-oral y que puede afectar a cualquier persona. Es de las bacterias que viven normalmente en los intestinos y la mayor parte del tiempo no causa ningún problema. Si el equilibrio de bacterias en los intestinos se altera, como suele pasar con el uso de antibióticos, puede desarrollarse una infección por C. difficile produciendo una colitis o inflamación del colon.

¿Hay límite de edad para hacer un trasplante de heces?

No, existe límite de edad para el trasplante de heces.