1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Transplante de Pulmón

Transplante de Pulmón

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Definición 

El trasplante de pulmón es un procedimiento quirúrgico que consiste en reemplazar uno o ambos  pulmones enfermos, que no funcionan correctamente, por un pulmón sano generalmente de un donante fallecido o con muerte cerebral. El trasplante de pulmón se reserva para las personas que han probado otros tratamientos o medicamentos, pero cuyas enfermedades no han mejorado. 
El trasplante de pulmón está indicado para pacientes menores de 65 años que tengan una enfermedad pulmonar grave,

¿Cómo es un trasplante de pulmón? 

El trasplante de pulmón se realiza bajo anestesia general, por lo que el paciente estará totalmente dormido. La cirugía se lleva a cabo con el uso de un sistema de circulación extracorporal. La máquina reemplazará temporalmente la función del corazón y los pulmones durante la cirugía, para mantener la circulación sanguínea a través del cuerpo y el intercambio de oxígeno y de dióxido de carbono.

El cirujano hace un corte quirúrgico en el tórax para extraer el pulmón enfermo. Las vías respiratorias principales del pulmón enfermo y los vasos sanguíneos que se encuentran entre ese pulmón y el corazón se conectarán al pulmón donado. Si es un trasplante doble de pulmón, el cirujano trasplantará un pulmón por completo y luego empezará el procedimiento con el segundo.

Una vez terminada la cirugía, se sutura la incisión y se insertan sondas pleurales durante varios días para drenar el aire, el líquido, y la sangre fuera del tórax, permitiendo que los pulmones se vuelvan a expandir totalmente. El paciente será desconectado del sistema de circulación extracorporal, y el corazón y pulmones reanudarán sus funciones normales.  

Un trasplante simple de un pulmón generalmente puede tardar entre 4 y 8 horas, mientras que un trasplante doble de pulmón puede llevar entre 6 y 12 horas.

¿Para quién está indicado?  

El trasplante de pulmón está indicado para pacientes menores de 65 años que tengan una enfermedad pulmonar grave, como son:

  • Daño a las arterias del pulmón debido a una anomalía en el corazón por un defecto congénito.
  • Destrucción de las vías respiratorias grandes y del pulmón.
  • Fibrosis quística.
  • Afecciones pulmonares en las cuales los tejidos pulmonares resultan inflamados o cicatrizados.
  • Presión arterial alta en las arterias de los pulmones o sea,  hipertensión pulmonar.

¿Por qué se realiza?

El trasplante de pulmón se realiza porque:

  •  Los pulmones dañados pueden dificultar que el cuerpo reciba el oxígeno que necesita para sobrevivir.
  • El daño pulmonar generalmente puede tratarse con medicamentos o con dispositivos de respiración especial. Sin embargo, cuando estas medidas ya no ayudan o si la función de los pulmones pone en riesgo la vida, es necesario realizar un trasplante pulmonar.

Riesgos de un trasplante de pulmón 

Entre los riesgos de un trasplante pulmonar están:

  • Los pacientes pueden tener una reacción desfavorable a la anestesia.
  • Formación de coágulos de sangre.
  • Daño a los riñones, el hígado u otros órganos próximos a los pulmones.
  • Rechazo del nuevo pulmón, lo cual puede suceder de inmediato, dentro de las primeras 4 a 6 semanas, o con el paso del tiempo.
  • Que el pulmón trasplantado no funcione para nada. 
  • Problemas a nivel del lugar en donde se fijaron los nuevos vasos sanguíneos y vías respiratorias.
  • Diabetes, adelgazamiento de los huesos o niveles altos de colesterol a raíz de los medicamentos administrados después del trasplante.
  • Alteraciones de la unión de los bronquios o de las venas y arterias.
  • Parálisis del diafragma.

Preparación 

Para la preparación de un trasplante de pulmón, antes del procedimiento es necesario que:

  • El médico realice examen médico completo, analíticas de sangre generales y específicas para valorar hacer el trasplante, electrocardiograma y radiografía de tórax y pruebas diagnóstica de imagen, como ecografía del pulmón.
  • Pruebas para determinar el pronóstico del  paciente y asegurarse de que es apto para el trasplante de pulmón.
  • Es necesario que el paciente realice una evaluación psicológica.
  • El paciente debe seguir cualquier dieta que su equipo de trasplantes le recomiende.
  • No puede ingerir alcohol bajo ninguna circunstancias.
  • No debe fumar días previos a la cirugía.
  • El paciente tendrá que intentar mantener su peso en el rango apropiado.
  • Seguir el programa de ejercicios que su médico le recomiende.
  • El paciente debe estar en ayunas al menos 8 horas antes del procedimiento.
  • Se recomienda evitar tomar medicamentos anticoagulantes y antiinflamatorios antes o después del procedimiento, para evitar el riesgo de sangrado excesivo.
  • La paciente debe informarle a su médico si se encuentra en estado de embarazo o si cree  que pueda estarlo.


Cómo es la recuperación de un trasplante de pulmón

La recuperación de un trasplante de pulmón, después del procedimiento conlleva:

  • Durante las primeras 24 a 48 horas, el paciente necesitará permanecer en la sala de cuidados intensivos para que los médicos y enfermeros puedan controlar la situación cuidadosamente, para asegurar que el paciente no desarrolle infecciones y que su corazón y pulmones  estén trabajando bien.
  •  El paciente podría permanecer en el hospital de 7 a 21 días después del trasplante.
  • El período de recuperación inicial para el trasplante de pulmón es de aproximadamente 6 meses. 
  • El primer año después del trasplante, cuando las complicaciones quirúrgicas, el rechazo y la infección suponen la mayor amenaza, es el período más crítico.

Resultados 

Los resultados de un trasplante de pulmón son muy beneficiosos, pudiendo mejorar considerablemente la calidad de vida de la persona que ha obtenido un nuevo órgano, si bien depende de la condición médica que causa  la necesidad de un trasplante.

El pronóstico tras un trasplante de pulmón es variado. Algunos pacientes hacen una buena restauración, viviendo a lo largo de años y teniendo una vida activa, otros jamás pueden recobrar una salud completa.

Preguntas frecuentes

¿Se puede vivir con un solo pulmón? 

Sí es posible vivir con un solo pulmón, si el otro se encuentra completamente sano. Aunque la respiración no sea tan eficaz, es posible llevar una vida relativamente normal con un solo pulmón o incluso con parte de uno, con la excepción de que la realización de ciertas actividades físicas estarán relativamentes disminuidas. 

¿Qué tengo que hacer para ser donante de órganos? 

Para ser donante de órgano hay que conocer la voluntad de la persona para serlo. Se suele solicitar una tarjeta de donantes que no tiene valor legal, sino únicamente testimonial. Esto significa que en el momento de fallecer, si es candidato para ser donante de órganos, la familia va a tener que firmar el consentimiento para proceder a la extracción.

¿Cuál es el porcentaje de éxito de un trasplante de pulmón? 

El porcentaje de éxito tras un trasplante de pulmón alcanza casi el 80% al año y el 50% a los 5 años

¿Cuánto alarga la esperanza de vida un trasplante de pulmón? 

La esperanza de vida de un trasplante de pulmón en algunos pacientes ha llegado a 10 años o más. Solo la mitad de los pacientes que se realizan el procedimiento siguen con vida después de 5 años.

¿Es muy larga la recuperación tras un trasplante de pulmón? 

Sí, la recuperación de un trasplante de pulmón es muy larga. El paciente deberá permanecer en observación cuidadosa durante un año después de realizarse el trasplante, debido a que durante este tiempo es más probable el rechazo al pulmón.