Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Transplante de Hígado

Transplante de Hígado

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Definición 

Un trasplante de hígado es un procedimiento quirúrgico para extirpar el hígado que ya no funciona  adecuadamente y reemplazarlo por un hígado saludable de una persona recientemente fallecida o bien de un donante vivo. Esta última opción se da cuando una persona dona parte de su hígado a un paciente en particular.
El trasplante de hígado se realiza porque el paciente padece una insuficiencia hepática crónica de larga evolución que se transforma en cirrosis

El hígado es el órgano interno más grande, el cual realiza varias funciones importantes, tales  como: eliminar bacterias y toxinas de la sangre, prevenir de infecciones, regular respuestas inmunes, producción de bilis (líquido amarillo- verdoso que ayuda al organismo a absorber grasas, colesterol y vitaminas solubles en grasa), así como procesar nutrientes, medicamentos y hormonas.

¿Cómo es el trasplante de hígado? 

La cirugía de trasplante de hígado se realiza con anestesia general, por lo que el paciente estará totalmente dormido durante el procedimiento. El cirujano de trasplantes realiza una incisión larga en el abdomen para acceder al hígado.

La ubicación y tamaño de la incisión varía conforme al paciente. El cirujano desconecta el suministro de sangre del hígado y los ductos biliares (estructuras tubulares que transportan la bilis hasta el intestino delgado) y luego retira el hígado enfermo. El hígado donante se coloca en el cuerpo sustituyendo al dañado, y se reconectan los vasos sanguíneos y los conductos biliares. Una vez que el nuevo hígado está en su lugar, el cirujano usa puntos y grapas para cerrar la incisión quirúrgica.

¿Para quién está indicado?

El trasplante de hígado está indicado para:

  • Para personas con insuficiencia hepática, cuya enfermedad no puede controlarse mediante tratamiento.
  • Para pacientes con cáncer de hígado.
  • Para pacientes con hepatitis fulminante (fallo hepático súbito que requeriría un trasplante urgente).

¿Por qué se realiza? 

El trasplante de hígado  se realiza porque el paciente padece una insuficiencia hepática crónica de larga evolución que se transforma en cirrosis (formación de cicatrices en el hígado que reemplazan al tejido normal afectando así su función).

También se puede realizar el trasplante por  algún tipo de cáncer que se origina en el hígado.

Otra causa puede ser por hepatitis fulminante. En los niños, la razón más común es la atresia biliar, una enfermedad de los conductos biliares.

Riesgos del trasplante de hígado 

Entre los riesgos del trasplante del hígado están: 

  • Sangrado.
  • Infección.
  • Complicaciones de los ductos biliares, como fugas o reducción de estos.
  • Formación de coágulos sanguíneos.
  • Insuficiencia del hígado donado.
  • Rechazo del hígado donado.
  • Ataque cardíaco o accidente cerebrovascular.
  • Reacciones a los medicamentos.
  • Problemas con la anestesia.

Preparación 

Antes de un trasplante de hígado: 

  • Debe existir compatibilidad sanguínea del hígado donante con el paciente receptor.
  • El médico debe realizar examen médico completo, analítica de sangre general y específica para valorar hacer el trasplante, electrocardiograma y radiografía de tórax y pruebas diagnósticas de imagen, como ecografía del hígado.
  • Pruebas de función hepática para determinar el  pronóstico del paciente y evaluar la gravedad del hígado.
  • Es necesario que el paciente realice una evaluación psicológica.
  • El paciente debe seguir cualquier dieta que su equipo de trasplantes le recomiende.
  • Compromiso absoluto en el abandono de la ingesta de alcohol.
  • El paciente no debe fumar los días previos a la cirugía.
  • El paciente tendrá que intentar mantener su peso en el rango apropiado.
  • El paciente ha de seguir el programa de ejercicios que su médico le recomiende.
  • El paciente debe estar en ayunas al menos 8 horas antes del procedimiento.
  • Se recomienda evitar tomar medicamentos anticoagulantes y antiinflamatorios antes o después del procedimiento para evitar el riesgo de sangrado excesivo.

Cómo es la recuperación del trasplante de hígado 

Después de del procedimiento:

  • El paciente permanecerá en el hospital entre 5 y 10 días. 
  • Al principio es probable que el paciente tenga que hacerse análisis de sangre varias veces por semana y, con el tiempo, con menos frecuencia.
  • El período de recuperación es de aproximadamente 6 a 12 meses.
  • El paciente deberá evitar actividades físicas de contacto (boxeo, karate, baloncesto... etc), por el riesgo de impacto, dolor y serias lesiones. Sí podrá realizar deportes una vez esté recuperado bajo supervisión médica.
  • Se recomienda que el paciente camine en el proceso de la recuperación tras la intervención quirúrgica.
  • El paciente deberá tomar medicamentos por el resto de su vida. Los medicamentos llamados inmunosupresores evitan que el sistema inmunitario ataque el nuevo hígado. Otros medicamentos ayudan a reducir el riesgo de otras complicaciones después del trasplante.

Resultados

La mayoría de los pacientes que se someten al trasplante de hígado tienen una tasa de supervivencia bastante alta y pueden continuar con su vida sin ningún inconveniente.  Solo con los chequeos normales de control y un riguroso compromiso en el seguimiento, tanto en la toma de medicación como en la ausencia del consumo de alcohol.

Preguntas frecuentes

¿Cómo se dona el higado? 

El hígado puede venir de un donante que haya muerto recientemente y que no haya tenido lesión hepática, o de una persona sana que done parte de su hígado a una persona con el hígado enfermo. Por ejemplo, uno de los padres puede donarle a un hijo, y viceversa. 

¿Qué parte del hígado se puede donar? 

Se puede donar cualquier parte del hígado. El hígado humano se regenera y vuelve a su tamaño normal poco después de la extirpación quirúrgica de la parte del órgano.

¿Cuáles son los requisitos para un trasplante de hígado?

Los requisitos para un trasplante son:

  • Que las terapias disponibles y tratamientos no hayan tenido éxito previo.
  • Que no haya otras condiciones crónicas.
  • Que el paciente no tenga antecedentes de haber sufrido infecciones o cáncer recientemente.
  • Que el paciente no consuma drogas, alcohol o tabaco.
  • La edad del paciente.
  • Que el paciente tenga un perfil psicológico aceptable.
  • Que el paciente pueda cumplir el régimen post-trasplante.
  • Que el paciente tenga apoyo familiar para el seguimiento y ayuda en el tratamiento posterior.

¿Cuánto dura un trasplante de hígado? 

La cirugía puede durar hasta 12 horas, dependiendo de la situación del paciente.

¿Cuál es la esperanza de vida tras un trasplante de hígado? 

La esperanza de vida tras un trasplante  es elevada, hay pacientes que han superado 30 años de vida.