Test Auditivo

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Introducción

La pérdida auditiva puede convertirse en un gran problema en todas las edades si no es detectado a tiempo y si no se aplican las medidas correctivas y preventivas para evitarlo. Los expertos recomiendan una evaluación auditiva anual a partir de los 50 años, o antes si se presentan algunos problemas auditivos que limiten la vida diaria. Si necesitas saber más sobre esta prueba, en qué consiste o cómo se hace, continúa leyendo.
El test auditivo está indicado para todas aquellas personas mayores de 50 años, a las que se recomienda hacer una revisión anual.

Definición

Un test auditivo es una prueba sencilla, que no causa dolor, y que permite valorar la capacidad auditiva de una persona. Se realiza en un centro especializado, en una cabina insonorizada especialmente diseñada para realizar distintos análisis auditivos sin interferencias de otros sonidos o ruidos externos.

¿Cómo se hace un test auditivo?

En primer lugar, se realizan al paciente una serie de preguntas y se le realiza un examen otoscópico completo (revisión del oído externo e interno). Posteriormente, se debe entrar a una cabina insonorizada, en la cual, se colocan unos cascos conectados a un audiómetro. El audiómetro transmite tonos de mayor a menor volumen a través de los auriculares y, la persona examinada debe indicar cada vez que escuche un sonido. La última intensidad reconocida determina el umbral de audición para esa frecuencia en particular. Primero se realiza el examen en cada oído por separado y, luego, en ambos oídos a la vez.

Se realizan varias pruebas teniendo en cuenta que se mide el tono y la intensidad en cada una de ellas:

  • Prueba de tonos puros (audiograma): en esta prueba se colocan al paciente audífonos conectados a un audiómetro. Se envían tonos puros a cada oído, uno a la vez, y el paciente debe hacer una señal cuando escuche un sonido. Se presenta una gráfica del volumen mínimo requerido para escuchar. También, se coloca un oscilador (dispositivo) óseo contra el hueso mastoideo para estudiar la conducción ósea.
  • Audiometría verbal: estudio para medir la capacidad de detectar y repetir palabras habladas a distintos niveles de volumen escuchados mediante audífonos.
  • Impedanciometría o inmitancia acústica: prueba que mide la función del tímpano y el flujo del sonido a través del oído medio. En ella, se introduce una sonda en el oído y se bombea aire para cambiar la presión dentro del mismo a medida que se van produciendo sonidos. La forma en la que los sonidos son conducidos a través del oído, bajo diferentes presiones, se monitorea a través de un micrófono.

¿Para quién está indicado?

El test auditivo está indicado para todas aquellas personas mayores de 50 años, a las que se recomienda hacer una revisión anual. También, en pacientes que refieren no escuchar bien o que sospechan que tienen problemas auditivos.

Las preguntas más frecuentes que se realizan en esta prueba son:

  1. ¿Pides a menudo que te repitan lo que acaban de decir?
  2. ¿Te cuesta seguir una conversación en la que intervienen varias personas?
  3. ¿Sueles tener alto el volumen de la televisión o la radio?
  4. ¿Tienes dificultades para entender lo que te dicen por teléfono?

Si se ha contestado a más de una pregunta positivamente, es momento de acudir a realizarse un test auditivo.

¿Por qué se realiza?

El test auditivo se realiza porque es la forma más objetiva de detectar, precoz y oportunamente, cualquier problema de audición a cualquier edad y poder aplicar las medidas correctivas pertinentes para que la pérdida de la audición no avance.

Riesgos de un test auditivo

No existe ningún riesgo al realizar el test auditivo. Es un método no invasivo, sin complicaciones ni molestias.

Preparación

Requiere una preparación sumamente sencilla. Solo se deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • No tener infecciones respiratorias altas o infecciones que comprometan a los oídos.
  • No tener tapones de cerumen, ya que pueden dar un falso positivo en la audiometría.
  • No tener glicerina en los oídos.
  • El día previo a la prueba, no se debe permanecer en sitios con alto volumen sin la debida protección.

Cómo es la recuperación de un test auditivo

La recuperación de un test auditivo es rápida. El paciente puede continuar el mismo día de la prueba con sus actividades cotidianas, sin necesidad de reposo.

Resultados

En los resultados de un test auditivo se valora si hay pérdida de audición y cuánto se ha perdido, se mide por frecuencias y la intensidad de sonidos. Los resultados se entregan en un informe con descripción y gráficos de cada oído por separado y en conjunto, interpretados por un experto.

La mayoría de los sonidos del habla tiene un rango de tonos o frecuencias de 500 a 4 mil Hertz (Hz). Por lo general, las personas con pérdida auditiva tienen más dificultades con los sonidos y consonantes de más alta frecuencia. El rango normal de audición para los humanos es de aproximadamente 20 a 20 mil Hz. Del mismo modo, el volumen se mide en decibelios (dB). Una conversación normalmente tiene un rango de entre 45 y 60 dB.

También se muestran datos de la audiometría tonal, esta es una tabla que relaciona la intensidad de los sonidos con su tono. En ella, se marcan los sonidos que se han escuchado correctamente y así se nota si hay una disminución de la percepción de algunos sonidos por sus características propias. Compara, además, la escucha de sonidos por el aire o por el hueso, lo que ayuda a detectar si el problema está en una vía u otra.

Y datos de la audiometría liminar, en la cual, se expone el porcentaje de palabras que se han repetido correctamente de forma completa, parcial, o si no se han entendido.

Preguntas frecuentes

¿Qué es un test auditivo?

Un test auditivo es una prueba sencilla e indolora para descubrir la capacidad auditiva de una persona.

¿Para qué sirven los test auditivos?

Los test auditivos sirven para diagnosticar de forma rápida y oportuna cualquier pérdida auditiva, independientemente de la edad del paciente, para así poder aplicar las medidas correctivas.

¿Qué mide un test auditivo?

Un test auditivo mide en qué proporción el paciente escucha la intensidad de los sonidos en cada oído por separado y en ambos en conjunto.

¿Cuándo se debe hacer un test auditivo?

Un test auditivo debe realizarse anualmente a partir de los 50 años, o antes si la persona percibe pérdida de la audición o si en el test rápido presenta una o más respuestas positivas.

¿Qué pruebas se realizan en un test auditivo?

Primero, se realiza una prueba rápida escrita, después se realiza un examen físico del oído con un otoscopio. Posteriormente, se traslada al paciente a una cámara insonora, en la cual, se procede a evaluar el tono e intensidad en cada oído por separado y, después, en conjunto, por medio de una serie de pruebas como la de los tonos puros o audiograma, la audiometría verbal y la impedanciometría o inmitancia acústica.