Entrar
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Sonda Nasogástrica

Sonda Nasogástrica

Consulta aparato digestivo

Las sondas que se introducen a través de la boca son conocidas como sondas bucogástricas o gástricas. Son poco utilizadas y están indicados cuando no es posible utilizar una sonda nasogástrica por la existencia de lesiones nasales o lesiones en la base del cráneo. La salud del aparato digestivo es esencial para la salud general. Accede a los mejores especialistas del aparato digestivo con Savia.

Pide cita ya

Actualizado el 29-06-2022



El estado nutricional es un aspecto esencial relacionado con la salud de las personas que se ve comprometido cuando no hay una buena alimentación. La colocación de una sonda nasogástrica es un método para poder alimentar a aquellos individuos con pérdidas prolongadas de apetito o problemas para deglutir la comida, cuando no se puede lograr la ingesta adecuada de alimentos y agua por la vía oral. Con este método se evita la desnutrición y deshidratación.



La complicación más frecuente de la sonda nasogástrica es que al introducir la misma esta vaya hacia el aparato respiratorio. Por eso es importante comprobar y asegurar siempre que la sonda ha llegado a su lugar.

¿Qué es una sonda nasogástrica?

Se trata de una sonda especial que lleva alimentos y medicamentos al estómago a través de la nariz. Además de alimentar, la colocación de una sonda nasogástrica tiene otras indicaciones:

  • Aspiración de secreciones gastroduodenales en caso de dificultad en el vaciamiento del estómago o fallo en el transito intestinal.

  • Lavado de estómago, para estudio o eliminación del contenido gástrico (como sustancias tóxicas o sangre en caso de hemorragias).

  • Prevención de broncoaspiración en enfermos con bajo nivel de conciencia o problemas de deglución.


Tipos de sondas nasogástricas

Existen diversos tipos de sonda nasogástricas. Los más utilizados incluyen:

  • La sonda de Levin. Es una sonda de polivinilo de una sola luz, con un extremo distal que termina en punta roma con orificio concéntrico y con 4 perforaciones a diferentes niveles. Puede permanecer máximo de 7 a 10 días. Son usadas para alimentación, infusión de medicamentos, aspiración de contenido intestinal y en hemorragias gástricas.

  • La sonda gástrica de Salem.  Está hecha de PVC atóxico, apirógeno, termosensible y ligeramente siliconado. Presenta una doble vía de entrada. Una para aire y otra para drenaje y extraer el contenido gástrico con la ayuda de un aspirador.  Se usan por corto tiempo, tanto para alimentar como aspirar contenido gástrico.

  • La sonda Freka. Es de poliuretano transparente, flexible y resistente con calibre reducido y se puede utilizar por un tiempo más prolongado (hasta 8 semanas).


¿Cómo se coloca una sonda nasogástrica?

Antes de colocar la sonda, se debe explicar la maniobra al paciente, ya que se necesita de su colaboración. Se trata de un procedimiento no doloroso, aunque puede llegar a molestar.

El paciente debe colocarse en una posición adecuada −conocida como posición de Fowler− la cual consiste en estar semisentado en la cama para relajar la musculatura abdominal y facilitar la entrada de la sonda.

Para saber la longitud de la sonda que se necesita, se suma la distancia desde la nariz al lóbulo de la oreja, y desde este hasta el final del esternón. Para un adulto, la longitud habitual es de unos 50 cm.

Se aplica lubricante en los últimos 15 cm de la sonda y se introduce por una de las fosas nasales, en la más permeable, con el paciente colocado en la posición de Fowler. Se Introduce la sonda horizontalmente, para evitar que tropiece con los cornetes. Se va empujando la sonda poco a poco, mientras el paciente realiza la maniobra de tragar.

Cuando se llega a la longitud medida anteriormente se detiene la introducción de la sonda y se comprueba si está bien colocada, insuflando 50 cc de aire al estómago con una jeringuilla, que es detectado con la ayuda de un fonendoscopio, escuchándose un sonido de borboteo característico en el abdomen.

Se puede aspirar el contenido gástrico una vez confirmada la posición y deberá fijarse a la nariz con un esparadrapo.



Cuidados de la alimentación por sonda

Es importante aprender a cuidar de la sonda y de la piel alrededor de la nariz para evitar la irritación.

Es importante tener en cuenta algunas recomendaciones:

  • Lavar las manos con agua y jabón y limpiar la sonda solo con agua tibia permitirá prevenir posibles complicaciones.

  • Al momento de recibir el alimento o medicamento, el paciente debe estar semi sentado, a unos 30 o 45 grados de inclinación. Puede ayudarse con almohadas o cojines.

  • Para evitar malestar estomacal en el paciente es importante regular la velocidad con la que el alimento pasa a través de la sonda.

  • Si la sonda se obstruye, se debe pasar agua tibia (50 ml aproximadamente) con una jeringa, a través de ella.

  • Los alimentos deben ser suministrados a temperatura ambiente.

  • Para cuidar de la piel alrededor de la nariz se debe limpiar la piel alrededor de la sonda con agua caliente y una toalla limpia después de cada alimentación. Se deben retirar con cuidado costras o secreciones de la nariz.


Complicaciones de la sonda nasogástrica

Una de las complicaciones más frecuentes es una mala introducción de la sonda que acabe con ella en el aparato respiratorio. En estos casos habrá que reintroducirla correctamente. Esta circunstancia se puede dar en pacientes con estado neurológico comprometido y reflejo de tos disminuido.

En los pacientes que mantienen la sonda nasogástrica por un largo periodo de tiempo pueden presentarse obstrucciones y necesitar de servicios de enfermería a domicilio.

Otras complicaciones incluyen:

  • Al introducir la sonda por primera vez se pueden dar arcadas, náuseas o vómitos.

  • Sangrado de la nariz al roce con la sonda.

  • Movilización de la sonda y salida del estómago.

  • Menos frecuentemente se pueden dar lesiones, perforaciones y ulceraciones en el tracto laringo-esofágico y la broncoaspiración.


Preguntas frecuentes

¿Cuánto tiempo se puede tener una sonda nasogástrica?

El uso de sonda nasogástrica tiene una duración prevista menor de 4-6 semanas. Si la necesidad de nutrición enteral va a ser superior a este plazo, se recomiendan el recambio de la sonda o realizar otros métodos de alimentación como una enterostomía.


¿Qué tipos de alimentación se dispensan por sonda nasogástrica?

La alimentación por sonda nasogástrica puede ser natural o enteral:

  • Alimentación natural. A través de la sonda nasogástrica se suministra alimentación en forma de purés o líquidos naturales, en personas que tienen dificultades para deglutir.
 
  • Alimentación enteral. Se utiliza en personas con necesidades especiales de alimentación y suplementación farmacológica con una composición estandarizada de diferentes nutrientes, especialmente compuestos proteicos. Suele darse en personas que tienen problemas de deglución y que además necesitan un aporte calórico y nutricional.

¿Cómo se llama la sonda que va por la boca?

Las sondas que se introducen a través de la boca son conocidas como sondas bucogástricas o gástricas.  Son poco utilizadas y están indicados cuando no es posible utilizar una sonda nasogástrica por la existencia de lesiones nasales o lesiones en la base del cráneo.