Sigmoidoscopia

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Definición

La sigmoidoscopia es una prueba médica que consiste en introducir el sigmoidoscopio a través del ano para visualizar el recto, el colon sigmoide y el intestino grueso, para dar un diagnóstico al paciente.

La sigmoidoscopia requiere que el recto este vacío, de forma que antes de iniciarse la prueba el paciente recibirá un enema o laxante en el centro médico.

Las principales causas por las que se realiza una sigmoidoscopia son ante este tipo de sintomatologías:  

Sangre en las heces: esto se debe a que puede haber una hemorragia interna y se emplea esta prueba para conocer de donde proviene el sangrado.

Estreñimiento o diarrea: ante la presencia de estos síntomas de forma habitual se realiza la sigmoidoscopia, ya que pueden deberse a una inflamación intestinal.

Disminución de peso sin causa: se emplea ante la posibilidad de que el intestino realice una malabsorción por alguna enfermedad intestinal, o incluso puede deberse al desarrollado de cáncer.

Dolor abdominal: mediante esta prueba se puede observar si hay inflamación abdominal, lo que indicaría la presencia de alguna enfermedad en el intestino.

Preparación

La sigmoidoscopia requiere que el recto este vacío, de forma que antes de iniciarse la prueba el paciente recibirá un enema o laxante en el centro médico.

No debe acudir en ayunas, pero los días previos a la prueba es recomendable que evite consumir fibra y su dieta se base lo máximo posible en alimentos líquidos.

Si toma medicación habitual debe comunicárselo al médico por si es necesario suspender  para la prueba.

En caso de sangrado excesivo o una diarrea aguda debe comunicarlo al médico, por si requiere suspender la prueba.

Cómo se realiza la prueba

La prueba se realiza mediante el sigmoidoscopio: instrumento médico flexible, similar al endoscopio, de unos 20 centímetros de largo y menos de 1 centímetro de diámetro, que se introduce por el ano. Lleva una cámara integrada que proyecta la imagen en una pantalla durante la prueba.

El paciente, tras haber vaciado el recto con el enema o laxante, debe ponerse una bata hospitalaria sin ropa interior, y recostarse en la camilla de forma lateral, apoyado sobre el lado izquierdo en postura fetal, con las rodillas flexionadas y agarradas por los brazos.

Lo primero será realizar un tacto rectal lubricado, para comprobar que no existe nada que pueda impedir el paso del sigmoidoscopio. Después se procederá a introducirlo, notando el paciente una sensación de presión en la zona baja del abdomen.

Se irá introduciendo el instrumento médico lentamente para observar toda la zona a analizar. Si durante la exploración se observa alguna anomalía que el médico determinase que es necesario analizar, tomaría una biopsia mediante unas pequeñas pinzas que tiene en el extremo el sigmoidoscopio. Si esto sucede el paciente sentirá un leve pinchazo que durará unos segundos.

Cuando se haya recorrido toda la zona, el sigmoidoscopio será retirado lentamente.

Complicaciones de una sigmoidoscopia

Las complicaciones durante la realización de una sigmoidoscopia son poco habituales, no obstante se puede producir una perforación en el recto o sigma que requiere de una cirugía de urgencia.

Tras la realización de la prueba es importante que el paciente tenga un dieta rica en fibra y fruta para evitar que se produzca un estreñimiento.

También puede aparecer algunos síntomas:

  • Sangrado en las heces, que deberá desaparecer a los pocos días.
  • Infección en la zona, para la cual deberá acudir al médico para tomar antibiótico.

Si presenta síntomas febriles, dolor o sangrado continuo del ano debe acudir al médico.

Resultados

La sigmoidoscopia permite al médico evaluar los resultados, de manera aproximada, al finalizar la prueba, de forma que el paciente puede iniciar un tratamiento si existe una enfermedad concreta.

En caso de que se haya realizado una biopsia de alguna zona, deberá acudir a una cita posterior para ver los resultados. Si la sigmoidoscopia no ha resultado concluyente el médico le mandará otras pruebas.

Preguntas frecuentes

¿Qué es la sigmoidoscopia flexible?

Es una prueba que se realiza mediante un instrumento flexible que lleva una cámara integrada, llamado sigmoidoscopio, el cual se introduce por el ano para observar las  posibles alteraciones del colon sigmoide, el recto y el intestino grueso, al estar conectado a una pantalla.

¿Qué es un enema de bario y para qué sirve?

Es un tipo de radiografía gastrointestinal para el estudio del colon, intestino grueso y recto, en el que se suministra bario mediante una sonda de enema para observar en la radiografía si hay alguna obstrucción o alteración.

¿Qué es un enema opaco  y cómo se hace?

Es igual que el enema de bario. Se  suministra al paciente vía rectal el bario, mediante una sonda de enema, y se aplica aire para que se expanda y circule por los intestinos.

Durante este proceso se toman varias radiografías y se pide al paciente que se coloque en  distintas posturas. Tras el proceso el paciente deberá ir al baño para expulsar la mayor cantidad de bario posible y realizar otras dos radiografías.

¿Qué es el enema baritado?

Es el enema opaco o de bario, que consiste en introducir bario en el cuerpo del paciente a través  del ano para la observación radiológica.

¿Qué es un enema de retención?

El enema de retención se le administra al paciente y debe de aguantar la sustancia en el interior un mínimo de 30 minutos, mientras se realiza una prueba radiológica para ver el tracto intestinal.