Retinol

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es el retinol?

El retinol o vitamina A es una vitamina soluble en grasa o aceite, esencial en las funciones del cuerpo humano. La vitamina A en forma activa es el retinol, cuando tiene lugar su oxidación, se convierte en ácido retinoico que tiene mayor potencia antioxidante. El retinol se forma a partir de los carotenos que se encuentran en frutas y verduras.

La vitamina A interviene en numerosas reacciones metabólicas para el crecimiento y desarrollo de los huesos, visión, reproducción e integridad de las superficies de las superficies mucosas y epiteliales. Actúa en la síntesis de mucopolisacáridos y colesterol.

Se absorbe rápidamente por vía oral al hidrolizarse por enzimas pancreáticas a nivel gastrointestinal las frutas y verduras, dando lugar al retinol; su  absorción disminuye en pacientes con síndrome de malabsorción, dieta pobre en proteínas y trastornos hepáticos o pancreáticos.

¿Para qué enfermedades se usa?

El retinol está indicado en casos de deficiencia de vitamina A debido a nutrición inadecuada o malabsorción intestinal que conlleva xerosis (sequedad de la piel), queratomalacia (lesión en la córnea), xeroftalmia (sequedad de la conjuntiva), nictalopía (pérdida de visión nocturna) y pérdida potencial de la visión.

Efectos secundarios del retinol

Las reacciones adversas o efectos secundarios del retinol son:

  • Anemia
  • Hipoprotrombinemia y neutropenia
  • Cefalea
  • Insomnio o somnolencia
  • Hipertensión intracraneal benigna
  • Diplopía
  • Gingivitis
  • Anorexia
  • Náuseas, vómitos, malestar gástrico
  • Queilitis, dermatitis, sequedad de mucosas
  • Sequedad y afinamiento del pelo, alopecia
  • Purito, fragilidad y sequedad de la piel
  • Reacciones de fotosensibilidad y cambios de color en la piel
  • Osteoporosis, esclerosis con calcificación ectópica de tendones, músculos, ligamentos y tejido subcutáneo
  • Toxicidad hepática con elevación de transaminasas, bilirrubina y fosfatasa alcalina
  • Depresión y psicosis

En el embarazo, el uso de retinol está contraindicado, ya que produce malformaciones congénitas. Tampoco está indicada durante el periodo de lactancia, ya que se excreta por la leche materna.

Interacciones del retinol con el uso de otros medicamentos

El retinos interacciona con diversos fármacos por lo que habra que tenerse en cuenta en estas circunstancias:

  • Si se encuentra ingiriendo anticonceptivos orales, debe usarse con cuidado, ya que puede incrementar los niveles de retinol.
  • Evitar la combinación de retinol con tetraciclinas, ya que aumenta los efectos tóxicos hepáticos.
  • Aumento del riesgo de sangrado cuando se utiliza el retinol en conjunto con aspirina, anticoagulante, analgésicos antiinflamatorios no esteroideos (AINES) y Ginkgo Biloba.
  • Riesgo de hipertensión intracraneal benigna con minociclina y tetraciclina.
  • Absorción disminuida con colestiramina, colestipol, orlistat, aceite mineral y neomicina oral.

Sobredosificación del retinol

El exceso de retinol puede ser nocivo, dosis mayores de 200.000 microgramos a largo plazo pueden producir los siguientes síntomas:

  • Náuseas y vómitos
  • Vértigo
  • Visión borrosa
  • Daño hepático
  • Diarrea
  • Dolor en las articulaciones y huesos
  • Dolor de cabeza
  • Irritación en piel

Es muy importante que siempre que se inicie tratamiento, sea evaluado por personal médico y sea este quien decida la dosis y el tiempo de cumplimiento del tratamiento.

Beneficios o ventajas del retinol en la salud

Es beneficioso el uso del retinol en las siguientes enfermedades y situaciones:

  • Cáncer: según múltiples estudios, las personas que consumen gran cantidad de alimentos con betacaroteno, pueden presentar un riesgo más bajo de tener ciertos tipos de cáncer como pulmón o próstata, aunque no existe relación con prevención o reducción de las posibilidades de muerte por esta enfermedad.
  • Degeneración macular asociada a la edad: en este tipo de pacientes, los suplementos vitamínicos que contienen antioxidantes y betacarotenos, mostró efectos en cuanto a retraso para la pérdida de la visión.
  • Sarampión: los suplementos pueden reducir el riesgo de muerte de los niños con sarampión que viven en países en vías de desarrollo donde la deficiencia de vitamina A es frecuente.
  • Visión: el retinol es el encargado de generar los pigmentos que son necesarios para la retina a contribuir en la buena visión, especialmente en situaciones con poca luz ambiental.
  • Tejidos de la piel y tejido nervioso: tiene un papel fundamental en la regeneración de  las células epiteliales para mantener piel y mucosas sanas, al igual que contribuye en la formación del tejido nervioso.
  • Antiarrugas/Antiacné: es una vitamina con poderoso efecto antioxidante, evita el envejecimiento prematuro de la piel y combate los radicales libres, además de estimular la producción de colágeno. También fue uno de los primeros medicamentos tópicos que se usó para el acné.
  • Masa ósea/dientes: contribuye a la formación de huesos a medida que fortalece el esqueleto, además del esmalte dental.
  • Sistema Inmunitario: juega un papel importante en la prevención de enfermedades, especialmente del aparato respiratorio.

Preguntas frecuentes

Al ser un medicamento que se vende sin receta médica ¿lo puede consumir todas las personas?

No, como cualquier medicamento, se debe consultar con el médico antes de empezar a ingerirlo, para asegurarse de que se necesita y si no tienes ninguna contraindicación en tomarlo. Ya que, por ejemplo, la vitamina A puede aumentar los niveles de triglicéridos que aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

¿Cuál es la cantidad diaria recomendada de vitamina A?

La cantidad diaria recomendada es de 900 microgramos para hombres adultos y de 700 microgramos para mujeres adultas.

¿Qué alimentos son fuente de vitamina A?

Los siguientes alimentos son ricos en vitamina A:

-  Hígado vacuno.

- Cierto tipo de pescado como el salmón.

- Hortalizas de hojas verdes, anaranjado y amarillo como brócoli, zanahorias y calabacines.

- Frutas como melón, damascos y mango.

- Productos lácteos.

- Cereales.

¿Cómo se si estoy consumiendo suficiente cantidad de vitamina A?

La mayoría de las personas consumen suficiente cantidad de vitamina A mediante los alimentos, a excepción de aquellas personas que presenten algún síndrome de malabsorción intestinal; además, existe grupo etario que tienen mayores inconvenientes para obtener  suficiente vitamina A como lo son:

  • Los bebés prematuros que suelen tener bajos niveles de vitamina A en su primer año de vida.
  • Los bebés, niños de corta edad, mujeres embarazadas y mujeres en periodos de lactancia en países en vías de desarrollo.
  • Pacientes con fibrosis quísticas.