Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Reconstrucción Ligamentos Laterales de Rodilla

Reconstrucción Ligamentos Laterales de Rodilla

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Definición

La reconstrucción de ligamentos laterales de rodilla es una cirugía reconstructiva que consiste en reparar los ligamentos laterales dañados en la misma. Se realiza reemplazando el ligamento lesionado por un segmento de tejido sano de un tendón, de la misma rodilla o de un tejido donante de otra parte del cuerpo. Este procedimiento puede restaurar de forma parcial o completa los movimientos de la articulación.

Los ligamentos laterales se clasifican en ligamento medial o interno y ligamento externo. Su función es dar estabilidad a la rodilla evitando que la pierna se mueva hacia los lados cuando la sometemos a un esfuerzo.

Los ligamentos laterales se clasifican en ligamento medial o interno y ligamento externo. Su función es dar estabilidad a la rodilla evitando que la pierna se mueva hacia los lados cuando la sometemos a un esfuerzo.

Estos ligamentos se encuentran en la parte lateral y media de la rodilla. El ligamento lateral interno evita que, cuando hacemos un movimiento de la rodilla hacia dentro, se vaya o se doble excesivamente, lo mismo sucede con el ligamento lateral externo pero con el movimiento de la rodilla hacia fuera. Ambos tienen la función de mantener la estabilidad de la parte interna y externa de la rodilla.

¿Cómo es el tratamiento?

Las lesiones de los ligamentos pueden ser por un esguince, una rotura parcial, o  rotura completa. Dependiendo de la lesión el especialista le realizará un tratamiento individualizado que le permita tratar y corregir la lesión.

  • Esguince: rotura de algunas fibras del ligamento que se caracteriza por dolor moderado  e inflamación leve, pero donde se mantiene el movimiento y la estabilidad de la rodilla. Generalmente se trata con inmovilización, frío local, y analgésicos para regenerar la estructura afectada.
  • Rotura parcial: se produce cuando el ligamento se rompe parcialmente porque sobrepasa el límite de elasticidad. Produce más dolor, también inflamación e inestabilidad de la articulación, así como pérdida moderada de la funcionalidad de la misma.
  • Rotura completa: se produce cuando el ligamento termina rompiéndose por completo, produciendo gran inestabilidad a la articulación y provocando dificultad para caminar o ponerse de pie.  En este caso hay que someter al paciente a una cirugía para reconstruir el ligamento.

Este procedimiento quirúrgico lo realiza un cirujano traumatólogo mediante una artroscopia. Se empieza administrando anestesia al paciente, que puede ser general o raquídea (en la cual no sentirá nada de la parte inferior del cuerpo).

El cirujano realizará tres pequeñas incisiones en la zona de la rodilla. Por una, introducirá un artroscopio (pequeño instrumento en forma de tubo que permite visualizar la articulación y así tratar la lesión) y por las otras las herramientas quirúrgica para reparar el ligamento. Puede volver a colocar el ligamento desgarrado o reconstruir el ligamento roto con un injerto de la porción de tendón rotuliano (el que conecta la rótula con la tibia).

El injerto puede ser del mismo paciente (autoinjerto) o de un donante. El médico realizará pequeños agujeros en la tibia y el fémur, donde estaba unido el ligamento desgarrado, y donde insertará el nuevo ligamento. Lo fijará con grapas o tornillos quirurgicos y eventualmente el hueso crecerá alrededor del injerto y fijará el ligamento. La incisión se cerrará  con suturas o grapas quirúrgicas y se colocará un vendaje estéril.

¿Para quién está indicada?   

La reconstrucción de ligamentos laterales de rodilla está indicada para:

  • Para  tratar y reparar las roturas parciales y completas de los ligamentos laterales de la rodilla.
  • Para eliminar la inestabilidad de la rodilla.
  • Este tratamiento está principalmente indicado para los deportistas que practican fútbol, baloncesto, tenis.. etc. que tienen un desgarro o rotura de los ligamentos.
  • Cuando existe sensación de inestabilidad en las actividades normales de la vida diaria, o en los casos en que los que el paciente desea retomar actividades que involucran la maniobra de frenado brusco.

¿Por qué se realiza?

La reconstrucción de los ligamentos laterales de rodilla se realiza porque esta es una de las articulaciones que más se utilizan del cuerpo humano por lo que es de las que está más expuesta a sufrir lesiones debido a las actividades que realizamos diariamente o al realizar algún deporte. Las rodillas son las encargadas de darnos movilidad y estabilidad, por lo que si se produce alguna lesión o problema en ellas hay que tratar de solucionarlo lo más pronto posible, para evitar consecuencias más graves.

La rotura de los ligamentos laterales de la rodilla produce dolor en la zona al apoyar el pie en el suelo o simplemente al mover la rodilla, y una gran sensación de inestabilidad (quiere decir que se siente floja o se mueve).

Los ligamentos son fundamentales para el correcto funcionamiento de la rodilla y la lesión de uno o varios de ellos no permite o limita la realización de ciertos movimientos.

Se realiza también cuando el paciente ha sufrido un desgarro o una rotura tras un movimiento brusco.

Riesgos

Generalmente el riesgo en la reconstrucción de ligamentos laterales de la rodilla es mínimo. Podemos encontrar riesgos relacionados con la anestesia, infecciones, o hemorragias. Puede existir el riesgo de desgarro del injerto, rechazo del mismo, entumecimiento de las zonas de la rodilla donde se realizaron las incisiones, rigidez y menos amplitud en los movimientos, así como incapacidad para lograr un alivio de los síntomas.

Preparación

  • Antes de realizar el procedimiento el médico debe realizar una exploración completa de ambas rodillas para comparar los hallazgos y descartar otras lesiones asociadas.
  • El médico le explicará al paciente el procedimiento y le dará la oportunidad de preguntar cualquier duda o información en relación con la misma.
  • Se le realizara al paciente un examen físico completo para asegurarse de su estado de salud, que puede ir acompañado de analíticas de sangre, electrocardiograma y alguna otra prueba diagnóstica.
  • Es importante informar al médico si el paciente está tomando alguna medicación y si es alérgico.
  • No tomar medicación que pueda afectar la coagulación sanguínea como las aspirinas (medicamentos anticoagulantes). Dejar de fumar y tomar alcohol días antes de la cirugía.
  • Se le pedirá que ayune 8 horas antes del procedimiento.
  • Es posible que el anestesiólogo le dé un sedante que le ayude a relajarse, por lo que se recomienda que el paciente vaya acompañado para que le ayuden a desplazarse después de la cirugía.

Cómo es la recuperación  

En general el tiempo de recuperación para la cirugía de reconstrucción de ligamentos laterales de rodilla va en fases y también dependerá de la condición del paciente.

  • En las primeras tres semanas es importante que disminuya la inflamación de la rodilla  con ayuda de antiinflamatorios, elevando la pierna, y aplicando hielo en la pierna.
  • Entre las tres y seis semanas después de la cirugía el paciente debe realizar ejercicios de rehabilitación para mejorar los movimientos y fuerza de la pierna, y empezar con sus actividades diarias.
  • A partir del tercer o cuarto mes el paciente puede valorar empezar a trotar sin llegar a correr. Es a los seis meses, y previa revisión por el médico, cuando el paciente podrá volver a sus actividades deportivas después de haberse realizado la cirugía.
  • Si se produce una rotura parcial de los ligamentos laterales, el paciente puede regresar a sus actividades cotidianas y deportivas  entre las 3 y 4 semanas siguientes.
  • El paciente usará muletas y un inmovilizador de rodilla las primeras semanas.
  • Después de la intervención se recomienda que el paciente realice sesiones de rehabilitación, que le permitan recuperar la movilidad, estabilidad de la rodilla y fortalecer la articulación.

Resultados

La reconstrucción de estos ligamentos tiene muy buenos resultados, permitiendo que el paciente recupere su movilidad y estabilidad de la rodilla en poco tiempo. Para ello es muy importante la rehabilitación que tiene un papel fundamental de cara a fortalecer la rodilla para su recuperación total.

Si la lesión se maneja de manera adecuada, la mayoría de los pacientes con lesiones en los ligamentos laterales pueden volver a practicar deportes, y retomar las actividades normales de la vida diaria sin ningún tipo de inconveniente.

Preguntas frecuentes

¿Qué es el ligamento lateral de rodilla?

Los ligamentos laterales conectan la tibia con el fémur en la porción interna de la rodilla, impidiendo parcialmente el desplazamiento de la tibia sobre el fémur, así como el desplazamiento de la rodilla hacia el interior, ayudado en este caso, por el ligamento cruzado anterior que  tiene la función de mantener la estabilidad de la rodilla.

¿Cómo se produce una rotura de ligamentos laterales?

La rotura de los ligamentos se produce por un giro del cuerpo con el pie fijo en el suelo, o por golpes en la parte externa de la rodilla provocando un estiramiento excesivo del ligamento.

¿Cómo se llama la lesión de ligamentos?

Las lesiones de ligamentos son principalmente conocidas como desgarros o esguinces.

¿Qué es una distensión de ligamentos?

Una distensión de ligamentos es el cambio en el tamaño o la forma de los ligamentos, ya sea porque se estira o se contrae en exceso de un modo forzado o sobreesfuerzo, como consecuencia de movimientos bruscos de rotación o de flexión.

¿Qué une un ligamento?

Los ligamentos son bandas de tejido muy sólido y elástico que unen los huesos en las articulaciones.