1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Radioterapia Cáncer de Mama

Radioterapia Cáncer de Mama

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Definición

La radioterapia es un tratamiento empleado para tratar el cáncer de mama mediante la emisión de rayos de alta energía para eliminar las células cancerígenas.

La radioterapia es un tratamiento empleado para tratar el cáncer de mama mediante la emisión de rayos de alta energía para eliminar las células cancerígenas.

¿Cómo es la radioterapia en cáncer de mama?

La radioterapia en cáncer de mama se aplica desde un aparato externo que emite estas radiaciones en la zona determinada en función de cómo sea el cáncer que hay que tratar.

En general se administra en cinco sesiones semanales de varios minutos durante cinco semanas seguidas. Se están empezando a usar tratamientos más cortos, de solo tres semanas, pero con una mayor concentración de radiación en los casos en que no hay presencia de cáncer en los ganglios axilares, ya que parece ser igual de eficaz.

En los casos en los que se conserva la mama tras la cirugía se puede irradiar esta para evitar que alguna célula cancerígena se vuelva a desarrollar. Se aplica en toda la mama, si bien, en la zona en la que estaba el tumor se dará un refuerzo posterior con menor intensidad.

En los casos en los que se conserva la areola, puede irradiarse esta en el mismo acto operatorio.

Si se hizo una mastectomía se va a situar la radiación sobre la pared torácica y la zona de la cicatriz. Si se pusieron drenajes, se aplicará donde estos estuvieron.

En los casos en los que se encontró diseminación hacia los ganglios axilares estos también pueden ser tratados mediante radioterapia.

¿Para quién está indicada?

La radioterapia a está indicada para tratar de forma complementaria y posterior a la cirugía de cáncer de mama. En general se esperará al menos un mes para usarla, ya que es necesario que la cirugía haya cicatrizado de modo adecuado. Si, además,  se va a administrar quimioterapia también se suele dar tras ella.

¿Por qué se realiza?

La razón por la cual se realiza este tipo de tratamiento es intentar que no se reproduzca de nuevo el tumor maligno en el mismo pecho, con un tratamiento más extensivo tras la cirugía y la quimioterapia, si se precisa. La zona puede ser más o menos amplia dependiendo del tamaño del tumor y de su extensión; incluso se pueden irradiar también zonas óseas donde pueda haber metástasis.

Riesgos de la radioterapia para cáncer de mama

Los riesgos del tratamiento por radioterapia serán en primer lugar inflamación del seno que recibe la radioterapia, también se pueden encontrar lesiones en la piel similares a las que se producen con una quemadura y que pasarán en unos cuantos días tras acabar la radiación.

Se puede sentir cansancio y otras alteraciones posteriores en el tejido de la mama.

Cuando hay reconstrucción del seno, el uso de radioterapia posterior puede dificultar el proceso.

La radioterapia sobre los ganglios axilares puede dañar los nervios que se encuentran en esta zona y dar lugar a adormecimiento, dolor y debilidad en el brazo.

Se puede favorecer la presencia de edema (hinchazón causada por la acumulación de líquido en los tejidos del cuerpo) y linfedema (un tipo de inflamación que ocurre cuando se acumula linfa en los tejidos blandos del cuerpo) en el brazo.

Preparación

Antes de someterse a la radiación, la paciente será valorada por un médico radioterapeuta que indicará qué ángulos y que intensidad de radiación ha de recibir. Se pintarán una serie de puntos que serán los lugares en los cuales se va a concentrar la radiación.

Cómo es la recuperación de la radioterapia para cáncer de mama

La recuperación suele ser buena, las lesiones de la piel desaparecerán en pocas semanas, y las lesiones que se pueden producir en el seno se recuperan entre 6 y 12 meses.

El cansancio es un efecto secundario que desaparecerá tras unas semanas de tratamiento.

Resultados

Los resultados son buenos ya que en la mayoría de los casos con este tratamiento se consigue que el tumor no se vuelva a reproducir. Está estudiándose si la aplicación de radioterapia interna consigue los mismos resultados que la radioterapia externa en el tratamiento del cáncer de mama.

Preguntas frecuentes

¿En qué se diferencian radioterapia y quimioterapia?

La radioterapia es el uso de radiaciones similares a las de una radiografía, pero mucho más intensas y durante un tiempo más largo del que se usa para una radiografía; no provoca molestias durante su administración.

La quimioterapia es el uso de fármacos que se administran de forma endovenosa (mediante la inyección en una vena) o en algunos casos pueden ser también tratamientos orales para tratar el cáncer, tratando de eliminar las células tumorales o evitar que se reproduzcan.

¿Cuáles son los efectos de la radioterapia?

El efecto que pretende conseguir la radioterapia es destruir mediante los rayos X las células tumorales que se están reproduciendo; se podría decir que lo que hacen es quemar las células y destruirlas.

La radioterapia actúa frente al ADN celular que es lo que permite que la célula se divida; al dañar la célula no se divide y termina muriendo, tras esta muerte el organismo se deshace de ellas.

¿Cuánto dura un ciclo de radioterapia?

La radioterapia se suele hacer en sesiones cortas que duran unos 10 minutos, en total se tarda algo más porque requiere una colocación correcta para que el rayo se concentre sobre la zona elegida a tratar.

El número de sesiones será variable según el tumor o zonas a tratar. En el caso del cáncer de mama suelen ser cinco sesiones a la semana durante unas cinco semanas seguidas.

Existe otra terapia en la que se da mayor radiación, pero un tiempo más breve; con esta opción se suele dar durante tan solo tres semanas seguidas, pero, como decimos, con una cantidad de radiación más elevada.

¿Es dolorosa la radioterapia?

Las sesiones de radioterapia son indoloras, el paciente no nota nada mientras se le administra la radiación. En ocasiones, en las horas posteriores puede tener la sensación de una quemadura leve con enrojecimiento de la piel u oscurecimiento de esta, que se recuperara pasados unos meses y con el uso de cremas reparadoras.

¿Qué es la radioterapia paliativa?

La radioterapia paliativa es la que se administra cuando no se tiene una intención curativa, es decir, no tratamos de eliminar el tumor, sino que lo que se intenta es aliviar algún síntoma provocado por él. Es el caso de algunas metástasis óseas en las que emplea para disminuir el dolor.