Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Radiodiagnóstico

Radiodiagnóstico

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Definición

El radiodiagnóstico es un método basado en la obtención de imágenes mediante pruebas con radiación ionizante o no, para establecer el diagnóstico del paciente.

 El radiodiagnóstico utiliza las herramientas que nos permiten obtener imágenes macroscópicas del organismo del paciente con diferentes técnicas de radiación ionizante o no, para una vez obtenidos los resultados el médico determine un diagnóstico.

Este tipo de diagnóstico se emplea frecuentemente en el tórax, abdomen, cervicales o para el aparato urinario, entre otros. Se suele emplear sobre todo para confirmar el diagnóstico y concretar las dolencias del paciente, pudiendo aplicar un tratamiento más completo.

¿Cómo es un radiodiagnóstico?

El radiodiagnóstico utiliza las herramientas que nos permiten obtener imágenes macroscópicas del organismo del paciente con diferentes técnicas de radiación ionizante o no, para una vez obtenidos los resultados el médico determine un diagnóstico. Las técnicas más utilizadas para el radiodiagnóstico son: 

  • Resonancia Magnética: la RM (Resonancia Magnética) es una de las técnicas más avanzadas que existen a día de hoy en cuanto a la radiología. Permite obtener imágenes pero sin aplicar radiación (rayos x) al cuerpo humano. Se realiza mediante imanes y ondas potentes introduciendo al paciente en un tubo cerrado o semicerrado, donde debe permanecer inmóvil durante los 20-45 minutos que dura la prueba.
  • Radiografía: este tipo de prueba se realiza mediante la aplicación de rayos X a la zona del paciente a diagnosticar para evaluar las posibles alteraciones. Los rayos X atraviesan los distintos tipos de tejido del cuerpo humano que se reflejan en diferentes tonalidades de grises, según su composición. Con la radiografía se pueden observar fracturas, tumores y  esguinces, entre otras lesiones. El paciente debe colocarse en la posición indicada según la zona que se debe diagnosticar, con un peto de plomo para disminuir la radiación en el resto del cuerpo, y permanecer inmóvil hasta que se tomen las imágenes, durante unos 5 minutos. 

¿Para quién está indicado?

Para aquellas personas cuyas posibles lesiones puedan observarse mediante imágenes del interior del organismo, como roturas, fisuras, lesiones, presencia de tumores, etc.

¿Por qué se realiza?

Mediante el radiodiagnóstico se obtienen imágenes del interior del cuerpo humano, de manera que se puede ver con mayor claridad donde está la lesión y diagnosticarla para tratarla. 

Riesgos del radiodiagnóstico

El radiodiagnóstico se realiza en muchos casos con técnicas que emplean rayos X, por tanto el paciente recibe radiación. No obstante esa radiación a la que se somete no tiene riesgo para su salud, ya que es mínima y se aplica de manera puntual.

Este tipo de diagnóstico está contraindicado en mujeres embarazadas, ya que la radiación podría afectar al desarrollo del feto.

Por otra parte, el técnico de rayos se saldrá de la sala cuando se emita la radiación al paciente, ya que en su caso la exposición a los rayos X es diaria y sí podría dañar su salud.

Preparación

Para obtener el radiodiagnóstico, primero el paciente debe realizarse la prueba radiológica indicada de la zona a diagnosticar. Deberá ponerse una bata hospitalaria para realizarla, quitarse todos los objetos metálicos, y en caso de que sean placas internas comunicárselo al técnico de rayos.

En caso de necesitar contraste se le pedirá al paciente acudir en ayunas a la prueba.

Cómo es la recuperación de un radiodiagnóstico

Las pruebas realizadas suelen ser poco o nada invasivas, por lo que la recuperación en cuanto a la prueba realizada es inmediata. 

No obstante, hay ocasiones en las que se debe aplicar contraste o isótopos radioactivos, por lo que el paciente deberá beber mucha agua en las horas siguientes para eliminarlo del cuerpo, y a su vez evitar el contacto con niños y mujeres embarazadas para evitar riesgo. 

Resultados

La base del radiodiagnóstico es la aplicación de técnicas de obtención de imágenes, de las cuales la mayoría de ellas necesitan un periodo de tiempo para ser evaluadas por el especialista y determinar un primer diagnóstico, que después junto con las imágenes obtenidas se le envían al médico para dar su propio diagnóstico y comunicárselo al paciente. 

Por tanto, los resultados de radiodiagnóstico suelen tardar entre 1 semana y 20 días. 

Muchas veces el radiodiagnóstico va acompañado de pruebas complementarias como una analítica de sangre. 

Preguntas frecuentes

¿Quién me dará mi radiodiagnóstico?

Los resultados de las pruebas de radiodiagnóstico deberán recogerse en el área de radiología del centro médico, donde aparte de las imágenes se incluirá un informe del especialista que lo ha valorado. Estos resultados los deberá llevar al médico que los solicitó y será él quien le de el radiodiagnóstico final. 

¿Cuánto se tarda en obtener un radiodiagnóstico?

Los resultados de radiodiagnóstico se obtienen en función del tipo de prueba radio-diagnóstica que se apliquen, de forma que si son radiografías pueden obtenerse al momento, otras más específicas como la resonancia magnética puede tardar entre 1 semana y 20 días. 

¿Qué es un técnico de radiodiagnóstico?

Un técnico de radiodiagnóstico en el profesional que desarrolla su puesto de trabajo en el departamento de diagnóstico por Imagen del hospital, prestando su servicio en las  diferentes áreas de radiología (Rayos X, TAC, Resonancia Magnética, Ecografías o Medicina Nuclear). Para ello ha tenido que realizar una formación de grado superior.

Se encargan de supervisar que la toma de las imágenes se realicen correctamente, colocando a los pacientes en las posiciones más idóneas para incrementar la exactitud de la imagen a obtener.