1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Qué hacer si me duele la muela

Qué hacer si me duele la muela

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Introducción

Uno de los dolores más intensos y difíciles de tratar es el dolor dental, limitando en ocasiones la capacidad de actuación de la persona que lo presenta. Este dolor incapacitante se debe a la estimulación de la raíz nerviosa por agentes térmicos, químicos o mecánicos, que irrita el nervio debido a la pulpitis o inflamación de la cavidad pulpar del diente. Si quieres conocer más acerca de los dolores de muela y qué hacer cuando aparezca, continúa leyendo.
Al existir dolor odontogénico, se debe solicitar la evaluación con el especialista lo más pronto posible para determinar la causa del dolor.

Consejos para lidiar con el dolor de muelas

Al existir dolor odontogénico, se debe solicitar la evaluación con el especialista lo más pronto posible para determinar la causa del dolor y las posibles medidas terapéuticas. Mientras que esto ocurre, se pueden establecer las siguientes medidas:

  • El dolor puede mitigarse con el uso  de analgésicos como paracetamol, o antiinflamatorios no esteroideos como metamizol, ibuprofeno o diclofenaco, previa indicación médica.
  • No se debe automedicar ningún antibiótico, ya que no ayudan a aliviar el dolor.
  • Evitar tomar alimentos excesivamente fríos, calientes o duros.
  • Se deben evitar los dulces y el azúcar, ya que, puede exacerbar el dolor dental.
  • Es conveniente aplicar frío indirectamente en la zona, para mejorar el dolor y la inflamación.
  • Hay que tratar de evitar la presión de la zona dolorida.

Existen algunos remedios caseros que podemos utilizar, además de las medidas terapéuticas indicadas anteriormente:

  • Colocar un pedazo de patata fría sobre la encía inflamada, ya que posee propiedades cicatrizantes y desinflamatorias.
  • Aplicar frío directamente sobre el diente en forma de hielo, puesto que produce contracción del material purulento, libera presión y alivia el malestar.
  • La esencia de clavo con olor contiene eugenol, que seda los síntomas de un nervio inflamado, por lo cual, se recomienda su uso.
  • El uso del ajo es considerado un antibiótico natural que puede ejercer acción local sobre el diente, disminuyendo la inflamación.
  • El uso de agua tibia mezclada con sal acelera el proceso de drenaje de pus, liberando presión del diente.
  • El uso de agua oxigenada sobre el diente genera un efecto antibacteriano en la cavidad, mejorando temporalmente los síntomas.
  • Las bolsitas de té negro, por la presencia de ácido tánico, actúan como analgésico y desinflamatorio cuando son colocadas en la encía junto al diente.

Posibles causas del dolor de muelas

Existen diferentes causas por las cuales puede doler una muela, entre las principales destacan:

  • Caries: se produce debido a la acumulación de placa por higiene bucodental deficiente. Si no es tratada a tiempo, puede dar origen a abscesos dentales y dañar la pulpa, quedando el nervio expuesto.
  • Enfermedad periodontal: inflamación crónica de las encías caracterizada por dolor y sangrado continuo, que puede traer como consecuencia movilidad dentaria y pérdida de la pieza dental.
  • Traumatismo dental: provocado por fuerte golpe que produce dolor en la zona del  impacto, así como fracturas o fisura en el diente.
  • Bruxismo: aumento de la presión en la articulación temporomandibular bilateral, generando mayor fricción en las muelas con el consiguiente dolor.
  • Diente retenido: piezas dentales que quedan en el interior del hueso maxilar y empujan al resto, ocasionando inflamación.
  • Inflamación: en zonas cercanas, como senos paranasales, que pueden originar dolor.

Cuando recurrir a un dentista

Aunque existen medicamentos farmacológicos y homeopáticos que ayudan a paliar el dolor, acudir al odontólogo es la única manera que tenemos para poder determinar la causa del dolor y aplicar las medidas terapéuticas correctivas. Estas pueden ir desde la realización de un tratamiento antibiótico si existe infección y colocar un empaste, hasta la realización de una exodoncia o extracción dental.

Este profesional es el encargado de realizar todos los procedimientos concernientes a la salud bucodental y se debe acudir tan pronto sea posible al presentar dolor de origen dental, para evitar consecuencias mayores como infecciones generalizadas.

Preguntas frecuentes

¿Cómo puedo saber de dónde procede mi dolor de muelas?

En casos de dolor en una muela, podemos tener una idea general sobre el sitio del dolor, ya que, vamos a tener una serie de síntomas asociados que nos permiten identificar qué muela es la que presenta el problema como es el dolor al morder, inflamación alrededor del diente, dolor constante exacerbado con frío o calor y supuración con sabor desagradable. El diagnóstico definitivo lo vamos a obtener después de la evaluación con el especialista, quien tras realizar una inspección de cada pieza odontológica, nos indicará cuál es la que se encuentra enferma y qué tipo de incidencia presenta.

¿Qué es recomendable tomar ante un dolor de muelas?

En general, si no somos alérgicos a ningún analgésico antiinflamatorio, podemos mejorar el dolor con cualquiera de ellos; como el ibuprofeno, naproxeno o diclofenaco, siempre bajo la estricta supervisión de nuestro médico de cabecera mientras solicitamos la consulta con el especialista en odontología; ya que, aunque el analgésico mejore el dolor, la causa del mismo continúa existiendo y progresando en nuestro diente.

Arlenys Karina Batista Urbaez 
Licenciada en medicina y cirugía. Especialista en medicina familiar y comunitaria