1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Prótesis de Rodilla

Prótesis de Rodilla

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es una prótesis de rodilla?

 La prótesis de rodilla es la colocación quirúrgica de una pieza artificial, en general metálica, que sustituye el normal funcionamiento de la articulación de la rodilla. Puede ser una prótesis total, con presencia de zona tibial o femoral o, por el contrario, solo con una de las dos zonas. 
La prótesis de rodilla se usa para sustituir una articulación de rodilla afectada por una artritis reumatoide o bien por una artrosis, siendo este el caso más frecuente por el cual se sustituye una articulación.

 Tipos de prótesis de rodilla

 Los tipos de prótesis de rodilla son:

  • Prótesis unicompartimental: se utiliza cuando sólo está afectada una parte de la rodilla. De esta manera, se trata de sustituir la parte de la rodilla afectada, se usa en muy pocas ocasiones, debido a que no evita que el resto de la rodilla se afecte por la enfermedad y tuviera que realizarse una segunda intervención.
  • Prótesis total: se trata de sustituir las dos superficies articulares. Está formada por una parte tibial que suele ser metálica, una parte femoral, en general, también de metal y dentro de este de cromo-cobalto, un componente patelar que suele ser de polietileno.

 Cómo se utiliza una prótesis de rodilla

 La prótesis de rodilla se usa para sustituir una articulación de rodilla afectada por una artritis reumatoide o bien por una artrosis, siendo este el caso más frecuente por el cual se sustituye una articulación. Permite usar la articulación normalmente, evitando el dolor y mejorando la movilidad del paciente.

La prótesis de rodilla tiene una parte tibial que se fija sobre la meseta tibial, una parte femoral que se sitúa sobre los cóndilos femorales y, entre ambas, se sitúa una pieza de polietileno que evita la fricción entre las dos zonas. La pieza de polietileno suele estar fija sobre la parte tibial de la prótesis y permite el deslizamiento de la zona femoral sobre la tibial, si se sitúa también el componente patelar este será de polietileno y se desliza también sobre la parte femoral en su zona anterior.

 Operación de la prótesis de rodilla

La operación de prótesis de rodilla es una técnica quirúrgica de cirugía mayor, en ella, se somete al paciente a una anestesia general y proceder a realizar una incisión en la zona anterior de la rodilla, que suele ser de entre 25 y 30 centímetros. Después, se corta la parte inferior del húmero y la superior de la tibia, y se sustituye la parte inferior del fémur por la prótesis metálica femoral y, en la parte tibial, se sustituye por una parte también metálica que reemplaza a la meseta tibial. Ambas zonas van a ir fijadas por cemento o por vástagos que se introducen dentro del hueso. Posteriormente, se reparan y fijan los músculos y tendones de forma adecuada para dar estabilidad a la prótesis, y se cierra la incisión quirúrgica.

Esta cirugía dura unas 2 horas.

Las prótesis, hoy en día, son de metal o de materiales cerámicos que dan buenos resultados quirúrgicos con pocas complicaciones.

 Preguntas frecuentes:

 ¿Cómo se puede cuidar una prótesis de rodilla?

 Las prótesis de rodilla están pensadas para permitir a la persona que realice su actividad de forma normal, pero se deben evitar ejercicios bruscos y caídas sobre todo los primeros meses.

Hay que evitar también vestirse poniéndose la ropa de pie, mejor sentado en una silla o en el borde de la cama, así se proporciona estabilidad y se evitan caídas. Es necesario ponerse primero el calcetín o la pernera de la zona operada, usar mecanismos que ayuden a vestirse sin tener que doblarse en exceso y, al desnudarse, el proceso es al revés, debiendo quitarse, por último, el lado operado.

Cuando un paciente se siente, debe hacerlo en una silla firme, no muy baja, con las rodillas flexionadas o estiradas y los pies rectos. Cuando el paciente se vaya a levantar de la silla deberá ponerse en el borde de la misma y apoyarse en brazos o en bastones para levantarse. No se debe permanecer sentado más de 45 a 60 minutos, ni ponerse de cuclillas.

Al subir escaleras, hay que apoyar primero la pierna de la rodilla no operada. Al bajar, deberá usarse primero la rodilla operada, puede ser necesario subir y bajar escalón a escalón y se debe permanecer agarrado a la barandilla mientras se hace este ejercicio.

Para entrar o bajar del coche, se debe hacer desde la altura del asfalto y no desde la cera, girando el cuerpo y evitando girar la rodilla, puede ser necesaria ayuda para subir las piernas. El asiento debe estar lo más atrás posible y con la parte de la rodilla pegada al asiento.

Cuando se comience a hacer ejercicio, este debe ser de bajo impacto y no podrá realizar deportes de contacto. Caminar y nadar son los ejercicios más recomendados.

 ¿Es posible que una prótesis de rodilla se infecte?

 Sí, las infecciones en las prótesis es una de las complicaciones más frecuentes tras la cirugía, siendo menos frecuente tras pasar un tiempo. 

Las infecciones se producen entre el 1 y el 3 % de los casos. Es una infección aguda cuando aparece hasta 3 meses tras la cirugía, en estos casos se suele solucionar con un tratamiento antibiótico precoz, que evite la retirada de la prótesis. La infección crónica es la que se produce tras 3 meses de ser colocada la prótesis, suele ser necesario retirarla y poner una nueva para lograr la resolución del problema.

 ¿Se puede hacer deporte con una prótesis de rodilla?

 Con una prótesis de rodilla se puede realizar deporte, pero éste debe ser de bajo impacto. Entre los deportes que se pueden realizar están el senderismo, la natación, el golf o jugar al tenis, no se debe practicar esquí bajando pendientes, ni fútbol.

 ¿Es necesaria rehabilitación al tener una prótesis de rodilla?

 Sí, es necesaria la rehabilitación, sobre todo porque es importante aprender una serie de normas que ayudarán a mantener la prótesis en las mejores condiciones posible, entre ellas la forma de vestirse, de subir y bajar escaleras, la forma de entrar y salir del coche, etc. Todo esto facilitará la vida al paciente.

 ¿Cuáles son las mejores prótesis de rodilla?

 El cirujano es quien conoce la situación del paciente, tanto basal como de desarrollo de su vida, y es quien mejor puede aconsejar al paciente sobre el mejor tipo de prótesis de rodilla para cada caso.