Pletismografía

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Definición

La pletismografía es un método para medir parámetros orientados al diagnóstico de las enfermedades pulmonares o cardiovasculares, basado en la medición de cambios de presión y volumen que se utiliza.

La pletismografía se empieza a realizar sentando al paciente en un cuarto pequeño y hermético con paredes transparente, llamado pletismógrafo corporal.

Incluye aquellas técnicas que miden cambios de volumen, como consecuencias de variaciones del flujo sanguíneo, en un segmento de la extremidad.

Tipos de Pletismografía

Los tipos de pletismografía son:

  • Pletismografía pulmonar: es una prueba para medir cuánto aire puede contener en los pulmones. Determina el volumen pulmonar estático.
  • Pletismografía corporal: es una prueba que permite la medición de volúmenes, de capacidades residuales y de resistencias pulmonares. Puede guiar al médico para el diagnóstico de múltiples patologías.
  • Pletismografía de las extremidades: es un examen que compara la presión arterial en las piernas y en los brazos.

Preparación

La preparación de la pletismografía requiere que antes de realizar el procedimiento se valore el estado físico del paciente y, así, medir la capacidad de someterse a la prueba y  también explicar la técnica. El paciente deberá informar a su médico si está tomando algún medicamento y si es alérgico.

Se recomienda no fumar en las horas previas de realizar el examen y abstenerse de tomar bebidas alcohólicas por lo menos 4-6 horas antes.  También evitar las bebidas estimulantes (café, coca cola). Es aconsejable no comer comidas pesadas horas antes del examen, ya que puede afectar la capacidad para tomar la respiraciones profunda.

Se recomienda usar ropa suelta que le permita al paciente respirar cómodamente y estar relajado y sentado cómodamente sin cruzar las piernas, sin flexionar o extender el cuello por lo menos 5 minutos antes de empezar el examen. Tendrá que utilizar unas pinzas nasales y se recomienda una boquilla para evitar fugas de aire. No se debe haber realizado ejercicio físico intenso al menos 1 hora antes del examen, si es más tiempo mejor ni haber usado broncodilatadores (medicamentos que mejoran la respiración) antes del examen.

Cómo se realiza la pletismografía

La pletismografía se empieza a realizar sentando al paciente en un cuarto pequeño y hermético con paredes transparente, llamado pletismógrafo corporal.

El paciente respira con una boquilla y se pondrá pinzas en la nariz para cerrar las fosas nasales. Dependiendo de la información que el médico está buscando, la boquilla puede estar abierta al principio y luego cerrada.

Se solicita al paciente que respire con tranquilidad hasta alcanzar un nivel estable al final de la espiración y se activa el tapón que ocluye el flujo aéreo durante 2-3 segundos al final de una espiración. Se le indicará que realice una maniobra de jadeo suave que habrá de repetir de 3 a 5 veces hasta que sean satisfactoria.

Posteriormente, se abre el obturador del flujo aéreo y se le indica al paciente que expire profundamente hasta que no pueda sacar más aire de sus pulmones, para finalizar respirando tranquila y profundamente. Se aconseja medir la capacidad inspiratoria y valorar la frecuencia respiratoria al menos 5 veces.

El paciente estará respirando con la boquilla tanto en la posición abierta como cerrada. Las posiciones le dan diferente información al médico. A medida que el pecho se mueve mientras el paciente respira o jadea, cambia la presión y la cantidad de aire en el cuarto y contra la boquilla. A partir de estos cambios el médico puede obtener una medida exacta de la cantidad de aire en los pulmones.

Complicaciones de la pletismografía

Las complicaciones de la pletismografía son:

  • Dificultad respiratoria.
  • Mareos.
  • Broncoespasmo.
  • Tos.
  • Dolor toracico.
  • Aumento de la presión intracraneal.
  • Crisis de ansiedad, por estar un una espacio cerrado.

Resultados

Los resultados de la pletismografía permiten valorar cuánto aire puede el paciente contener durante el proceso. Esto ayuda al médico a determinar si un problema pulmonar se debe a un daño en la estructura pulmonar o una pérdida de la capacidad que tienen de los pulmones para expandirse (los pulmones se hacen más grande a medida que el aire entra).

Los resultados normales van a depender de la edad del paciente, del peso, de la estatura,  de los antecedentes médicos y del sexo. Los resultados anormales indicarán la existencia de un problema en los pulmones, que puede ser en la estructura pulmonar, un problema con la pared torácica y sus músculos o la dificultad de estos al expandirse o contraerse.

La pletismografía es la forma más precisa para medir qué cantidad de aire puede el paciente contener en sus pulmones, pero no se utiliza mucho debido a la dificultades técnicas en su realización.

Preguntas frecuentes

¿Qué es el examen DLCO?

Es un examen  que mide cómo se hace el intercambio gaseoso en los pulmones.

¿Qué mide la pletismografía?

La pletismografía mide los volúmenes pulmonares reales, que es el volumen de gas intratorácico, la capacidad total pulmonar, es decir, la cantidad de aire que puede entrar a los pulmones y las resistencias de las vías aéreas.

¿Qué diferencia hay entre una pletismografía y una espirometría?

La diferencia que hay entre una pletismografía y una espirometría es que la pletismografía es una técnica útil para medir los volúmenes pulmonares estáticos y dinámico, y la espirometría mide los movimientos del volumen de aire que entra y sale de los pulmones.

Artículos relacionados Ver todos
Hemartrosis
Artículo especializado

Hemartrosis

¿Qué es la hemartrosis? La hemartrosis o hemartros hace referencia a la presencia de sangre dentro de una cavidad articular producida por una hemorragia o derrame, que suele aparecer en grandes articulaciones como la rodilla. Síntomas de hemartrosis La hemartrosis produce un aumento de líquido dentro de la articulación y, con ello, un aumento de la presión intraarticular, lo que conlleva la aparición de dolor, inflamación, enrojecimiento, deformidad y disminución de la movilidad de la articulación afectada. Esta movilidad reducida, si persiste a largo plazo, puede desencadenar alteraciones musculares de aquellos músculos que movilizan la articulación. Causas de hemartrosis Una de las causas más frecuentes de la aparición de una hemartrosis es el padecimiento de hemofilia, ya que, debido a las alteraciones en la coagulación de la sangre que sufren estos pacientes, tienen mayor predisposición a alteraciones con sangrado espontáneo. Igualmente, puede aparecer en otras alteraciones o déficit de la coagulación de la sangre, así como en aquellos pacientes que deben tomar anticoagulantes orales.  Otra de las posibles causas es que el paciente deba ser sometido a un tratamiento trombolítico , por ejemplo, tras padecer un infarto, que precipite una hemorragia intraarticular. Enfermedades graves como neoplasias del aparato locomotor que puedan afectar a estructuras articulares (condrosarcomas, osteosarcomas, etc) u otro tipo de enfermedades que pueden producir hemartros son la sinovitis vellonodular pigmentada. Traumatismos que afecten a las estructura de la articulación también pueden producir una hemartrosis, por ejemplo, aquellos que puedan producir lesiones de algunos ligamentos, fracturas óseas, lesión de la membrana sinovial o de los meniscos en la articulación de la rodilla, etc. También pueden desencadenarlo aquellas enfermedades que producen inflamación articular ya sea por infecciones como la artritis séptica o por afecciones reumáticas o vasculares, como la osteocondritis disecante. Además, se puede producir una hemartrosis en aquellos procesos quirúrgicos o exploratorios de cualquier articulación como en las artroscopias o tras cirugías abiertas. Tratamiento de la hemartrosis Como tratamiento no farmacológico inicial para la disminución de la inflamación se puede aplicar frío local, además de la inmovilización transitoria de la articulación para que permanezca en reposo con vendaje compresivo. Además, debe controlarse el dolor con fármacos analgésicos y antiinflamatorios. En pacientes hemofílicos también suele ser preciso la administración de factores de la coagulación.  Si el derrame es severo, puede ser necesaria la evacuación del líquido acumulado en la articulación mediante una artrocentesis. En pacientes que padecen hemofilia, en ocasiones se precisa un tratamiento diferente para eliminar el sangrado de la membrana sinovia l de la articulación mediante la acción de una sustancia radioactiva , técnica llamada sinoviortesis, con lo que se consigue su destrucción. Otra alternativa es proceder a la eliminación quirúrgica de la membrana sinovial mediante una sinovectomía. En el proceso de recuperación tardía, la fisioterapia y rehabilitación es una terapia fundamental para poder recuperar de forma progresiva la movilidad de la articulación con la estimulación de la función muscular que moviliza la misma. Pruebas complementarias realizadas en caso de hemartrosis Para el diagnóstico de la hemartrosis, el médico realiza un interrogatorio al paciente sobre sus antecedentes personales, si padece una patología de la sangre, si toma algún medicamento que interfiere en la coagulación sanguínea, si ha tenido algún traumatismo, etc. Tras ello, procede a la exploración física de la articulación para objetivar los signos inflamatorios y la disminución de la capacidad funcional de la articulación. Después, se pueden realizar pruebas de imagen como una radiografía o una resonancia magnética nuclear. Pero, habitualmente, lo que determina el diagnóstico es la punción con aspiración intrarticular del líquido que ha derivado en la tumefacción de la articulación. Con ello, se analiza en el laboratorio el líquido extraído corroborando el diagnóstico con la detección de sangre dentro del líquido intraarticular, algo que puede observarse en la mayoría de las ocasiones a nivel macroscópico cuando se realiza la extracción del líquido. Factores desencadenantes de la hemartrosis El factor desencadenante es la rotura de un vaso sanguíneo con producción de una hemorragia a nivel intraarticular, provocado por un traumatismo, enfermedad inflamatoria o hematológica, o por una técnica diagnóstica o quirúrgica en la articulación. Complicaciones de la hemartrosis Dependiendo de la evolución de la hemartrosis y el tiempo de inmovilización de la articulación, así como de si los episodios se repiten o son causados por enfermedades graves de base, pueden aparecer complicaciones como la pérdida de masa muscular y fuerza de la musculatura que moviliza esa articulación, alteraciones de la estructura de la articulación (cartílago articular, etc.), deformidad de la articulación y dolor crónico de la misma, entre las complicaciones más frecuentes.  Prevención de la hemartrosis La prevención puede basarse, sobre todo, en los pacientes que padecen hemofilia, en evitar el estrés de actividades deportivas que impliquen impactos de alta energía como la carrera, fútbol, etc. Así como evitar situaciones en las que sea más fácil poder sufrir un accidente espontáneo (tropiezos, resbalones, caídas en escaleras, etc.). Además, estos pacientes, por las características de su patología, deben evitar determinados fármacos que favorecen el sangrado como el ácido acetilsalicílico, por ejemplo. Igualmente, deben tener precauciones de estas características aquellos pacientes que tomen fármacos anticoagulantes.  Preguntas frecuentes ¿Qué es la hemartrosis post artroscopia? Se trata de la presencia de una hemorragia intraarticular producida tras la realización de una artroscopia (técnica utilizada para la realización de un diagnóstico o un tratamiento en una articulación mediante la cual se introduce una cámara pequeña dentro de la articulación por medio de pequeñas punciones). Puede ser uno de los riesgos que se produzcan al realizar la técnica debido a la lesión de alguna estructura que sangre hacia la articulación. ¿Qué relación existe entre la hemartrosis y la hidrartrosis? Ambos términos determinan un aumento de líquido dentro de la articulación. En el caso de la hemartrosis, el aumento de líquido viene provocado mayoritariamente por un sagrado y, en la hidrartrosis, se establece un aumento de líquido sinovial, el líquido que encontramos de forma fisiológica en las articulaciones.
Enfermedad de hemocromatosis
Contenido de salud

Enfermedad de hemocromatosis

¿Qué es la enfermedad de hemocromatosis? La enfermedad de hemocromatosis es una patología que se produce por alteraciones en el metabolismo del hierro , de forma que, el organismo almacena esta sustancia en exceso, lo que provoca un daño hepático. Además de en el hígado, se acumula en el corazón y páncreas y, por lo que también pueden ser dañados estos órganos. Causas de la hemocromatosis La hemocromatosis primaria es la más frecuente, es una enfermedad genética, es decir, se hereda. Existen cuatro tipos diferentes de hemocromatosis, estas se inician a edades diferentes; el tipo 1 (es la más común) y el tipo 4 se presentan en hombres a partir de los 40 años , en las mujeres suelen darse síntomas tras la menopausia. La hemocromatosis tipo 2 es una enfermedad que se inicia en la edad juvenil, el acúmulo de hierro comienza en la infancia y es evidente con 20 años. En el caso de la hemocromatosis tipo 3, la edad de inicio es intermedia entre la tipo 1 y tipo 2, en general, los síntomas son evidentes a los 30 años. La hemocromatosis tipo 1, 2 y 3 , se heredan con carácter autosómico recesivo, es decir, ambos genes. El heredado por parte del padre y el heredado por parte de la madre deben estar alterados para sufrir la enfermedad. El tipo 4 se hereda con carácter autosómico dominante, esto hace que un solo gen alterado exprese la enfermedad. Hay casos raros de hemocromatosis secundaria, esta se produce en los casos de numerosas transfusiones de sangre y de aportes de hierro en mayor cantidad de la necesaria para el paciente, pero es poco habitual esta presentación hoy en día. Síntomas de la enfermedad de hemocromatosis Los síntomas, en inicio, son similares a otras enfermedades, es normal sentir cansancio, dolor articular, las mujeres pueden tener períodos irregulares y ambos sexos pueden sufrir alteración de la libido. En los casos de enfermedad tipo 2, puede aparecer falta del desarrollo sexual por alteración en la producción de hormonas sexuales, la piel puede presentar un color alterado de aspecto grisáceo o bronceado y, por último, puede haber alteraciones cardiacas, cirrosis hepáticas y diabetes. En las analíticas se observa un aumento de la ferritina de forma importante, esta marca los depósitos de hierro en el organismo, de ahí que se encuentre alterada en esta enfermedad. Tratamiento de la enfermedad de hemocromatosis El tratamiento de la hemocromatosis se realiza mediante flebotomías (sangrías terapéuticas) con extracción de sangre, que da lugar a una disminución de los glóbulos rojos y, a su vez, en una disminución de los acúmulos de hierro en el organismo. La periodicidad de la extracción de sangre es regulada por el hematólogo; en un inicio puede ser hasta 2 veces a la semana, consiguiendo un nivel normal de hierro y, tras ello, cada quince días o un mes, después, suele ser suficiente para regular el nivel de hierro. Pruebas complementarias de la enfermedad de hemocromatosis La prueba complementaria para diagnosticar la hemocromatosis se inicia con una analítica de sangre, en ella, se analizan parámetros como la ferritina y el hierro. Si estos niveles están elevados, nos darán la sospecha de un hemocromatosis. Para dar un diagnóstico de certeza, es necesario un análisis genético que permite conocer si el paciente es portador del gen de hemocromatosis o si padece esa enfermedad. Las personas con familiares de primer grado con enfermedad de hemocromatosis, deben comunicar esta circunstancia a su médico , quien pedirá las pruebas diagnósticas necesarias. Factores desencadenantes de la enfermedad de hemocromatosis La hemocromatosis es una enfermedad genética, su desencadenante es la herencia de un gen anómalo. Puede ser un gen recesivo, en cuyo caso será necesario que tanto el padre como la madre del individuo sean portadores de este gen, o bien, puede ser dominante y, en este caso, con un gen anómalo del padre o de la madre será suficiente para presentar la enfermedad. Factores de riesgo de la enfermedad de hemocromatosis Las personas que presentan el gen de la hemocromatosis tienen como factores favorecedores de la enfermedad el consumo de exceso de hierro, de alcohol, de carnes rojas y de vitamina C. Estos factores favorecen el acúmulo de hierro por un exceso de aporte del mismo al organismo. Complicaciones de la enfermedad de hemocromatosis Las complicaciones de la hemocromatosis son producidas por el acúmulo de hierro en ciertos órganos. Los depósitos hepáticos pueden evolucionar hacia una cirrosis, pueden producir artritis por acúmulo de hierro articular, en el páncreas favorece la diabetes, en la piel hace que esta cambie su coloración, en el corazón puede dar lugar a insuficiencia cardiaca, se puede alterar el ciclo menstrual en la mujer y producir un descenso de libido en el hombre al acumularse en los órganos sexuales y, en el tiroides, puede causar hipotiroidismo. Prevención de la enfermedad de hemocromatosis La prevención de la hemocromatosis, al ser una enfermedad hereditaria, se basa en el estudio genético de los portadores, pudiendo de esta forma conocer la probabilidad de tener un hijo con dicha enfermedad. Para tratar de disminuir su gravedad en las personas que genéticamente presenten la enfermedad, se puede realizar un mínimo aporte de hierro, no dando suplementos de este, disminuyendo el consumo de alcohol y carnes rojas y evitando la ingesta de vitamina C, ya que favorece la absorción de hierro en el intestino. Concepción Sebastián Fernández Licenciada en medicina y cirugía. Especialista en medicina familiar y comunitaria
Embolización
Contenido de salud

Embolización

Definición La embolización es un procedimiento mínimamente invasivo, mediante el cual se produce una interrupción por oclusión del flujo de sangre por un vaso sanguíneo, arteria o vena, por la acción de fármacos o de materiales sintéticos introducidos en el organismo .   Se utiliza habitualmente para la prevención de roturas de aneurismas (dilataciones anormales de la pared de una arteria) o el tratamiento de otras malformaciones u  otras alteraciones vasculares arteriales o venosas. Tipos de embolización  Los tipos de embolización dependen de: Vaso sanguíneo que se ocluye : si se trata de embolización arterial (más frecuente) o venosa. La patología de base que se quiere tratar con ella : una malformación vascular, una hemorragia, un tumor... etc. El tipo de material que su usa para producir el taponamiento del vaso sanguíneo :   partículas hechas de esponja o perlas de gelatina minúsculas , coágulos autólogos (coágulos de sangre propios), colis (pequeñas espirales), sustancias esclerosantes (producen trombos en los vasos y esclerosis o endurecimiento de la pared de los vasos sanguíneos), o cianoacrilatos (pegamentos). El tiempo que van a permanecer en el organismo : por lo que se dividen en temporales o definitivas. Preparación Antes de la intervención, el paciente se realizará una analítica de sangre . Si va a precisar la aplicación de anestesia general se complementará con la realización de una radiografía de tórax y un electrocardiograma, más una valoración por parte del médico anestesista. El paciente debe firmar un documento de consentimiento informado en el que se recoge la explicación del procedimiento que se le va a realizar, sus riesgos y alternativas. El paciente debe informar al médico de las posibles enfermedades que pueda padecer, así como de los tratamientos habituales que haga. Además debe comunicarle si es alérgico a algún fármaco. El médico puede indicarle que no tome algún tipo de fármaco que altere la coagulación de la sangre como Aspirina , Ibuprofeno , Sintrom … etc. Le dará indicaciones precisas al paciente al respecto. Además, antes del procedimiento, se suelen realizar pruebas de imagen como TAC o angio-TAC para la localización y valoración precisa de la lesión vascular que se quiere embolizar. Cómo se realiza una embolización La embolización puede realizarse bajo los efectos de la anestesia general o mediante sedación. Habitualmente el método de introducción de los materiales de embolización es mediante la realización de una incisión (corte) a nivel de la ingle, para acceder a la arteria femoral. Se introduce en dicha arteria posteriormente, un catéter (pequeño tubo flexible) y se administra un contraste (colorante) para que sea visible el vaso sanguíneo mediante imágenes obtenidas con rayos X. De forma progresiva se va introduciendo el catéter por los vasos sanguíneos hasta llegar a la zona donde se debe realizar el taponamiento de la luz del vaso.  En ese momento, a través del catéter, se realiza la introducción de la arteria o vena del material embolizador (colis, espuma, microperlas, pegamento... etc.) Tras ello y comprobando mediante las imágenes de rayos X que el flujo se ha quedado interrumpido en ese vaso sanguíneo, se extrae el catéter y se sutura la herida a nivel de la ingle. Complicaciones de una embolización Las posibles complicaciones que pueden aparecer por una embolización comprenden: Sangrado por el sitio de la punción (hematoma).  Reacción alérgica al medio de contraste utilizado. Nefropatía por el medio de contraste (alteración del riñón), sobre todo en pacientes que tengan alguna patología de base (diabetes mellitus... etc.) Trombosis. Hemorragia. Pseudoaneurisma (hematoma pulsátil repermeabilizado y encapsulado, en comunicación con la luz de un vaso dañado ). Síndrome postembolización (reacción del organismo al procedimiento donde se produce fiebre, dolor y aumento de las defensas). Embolización de zonas no deseadas. Infecciones o abscesos ( infecciones e inflamaciones del tejido del organismo ) que requieren tratamiento antibiótico. Pueden existir riesgos específicos dependiendo de la indicación o motivo por el que se realiza la embolización, así como la localización del vaso sanguíneo embolizado. Resultados En la mayoría de los casos y siempre que no existan complicaciones, la embolización es un procedimiento efectivo, aunque los resultados y la recuperación dependenmucho de la patología que se quiera tratar con ello y del daño que haya producido antes del tratamiento. Preguntas frecuentes ¿Qué es una embolización arterial? La embolización arterial es la oclusión de su luz con introducción de un material o medicamento a través de su interior utilizando un pequeño catéter (tubito flexible), que se dirige hasta el punto exacto donde se debe producir ese taponamiento con la ayuda de imágenes obtenidas por rayos X. ¿Qué es una embolización cerebral? La embolización cerebral es un tratamiento endovascular en el que se ocluyen de forma total o parcial malformaciones de vasos sanguíneos a nivel del cerebro (como aneurismas cerebrales), mediante  introducción de materiales o fármacos de forma externa, a través de los vasos sanguíneos localizados en la ingle, guiándose por imágenes obtenidas por rayos X. Con ello se intenta prevenir la ruptura de la malformación y sus consecuencias secundarias. ¿Qué es un coli? Un coli es un utensilio utilizado por los médicos neuro-radiólogos intervencionistas para realizar una embolización de aneurismas u otras malformaciones vasculares en el cerebro. Tiene forma de muelle blando con un espesor menor a un cabello y puede estar hecho de tres materiales diferentes: platino, otros revestidos de platino y los llamados biológicos. Los colis se introducen por medio de un catéter por una arteria de la pierna hasta que se colocan dentro del aneurisma. Sobre ellos se produce una coagulación de la sangre que hace la pared del aneurisma se refuerce y no tenga peligro de ruptura. ¿Qué es una embolización de varices pélvicas? La embolización de las varices pélvicas es un procedimiento mediante el cual, por medio de la introducción de un catéter y una guía con una punción en una vena del brazo o de la ingle, se llega hasta las venas de la pelvis (el suelo del abdomen), localizando dónde existen dilataciones de estas venas o varices mediante la administración de un contraste y la visualización de las venas por imágenes producidas por rayos X. Cuando estas varices están localizadas se procede a la introducción de colis (espirales) o fármacos (microespuma esclerosante) en esos vasos sanguíneos dilatados que obstruyen el paso de retorno de la sangre a través de ellos. La sangre circulará entonces por vasos venosos no dilatados alternativos.  Con este procedimiento se trata  el llamado síndrome de congestión pélvica, producido por la aparición de esas dilataciones o varices en las venas de esa región, sobre todo en mujeres jóvenes tras haber tenido uno o más embarazos, lo que puede provocar síntomas como dolor, sensación de pesadez en la zona pélvica o en las piernas, edema o hinchazón, aparición de varices en las piernas… etc. ¿Cuál es la causa de los aneurismas? Los aneurismas pueden ser congénitos (se nace con ellos), o adquiridos. La causa más frecuente de un aneurisma depende de su localización. Pueden ir asociados al padecimiento de otras enfermedades o circunstancias que actúan de factores de riesgo (por ejemplo, el Síndrome de Marfan, el embarazo, la hipertensión, la aterosclerosis, infecciones bacterianas, enfermedades autoinmunes o traumatismos).
Taracotomía
Contenido de salud

Taracotomía

Definición La toracotomía es la técnica quirúrgica de cirugía mayor para acceder a los pulmones a través del tórax. [caption id="attachment_347898" align="alignnone" width="300"] Surgery. Cardiopulmonary bypass machine[/caption]   ¿Cómo es la toracotomía? El procedimiento para realizar una toracotomía incluye: Someterse a anestesia general. Se procede a situar al paciente de lado y se realiza una incisión de entre 20 y 30 centímetros a nivel del tórax. Se separan las costillas con un separador, para visualizar los pulmones. Se puede decidir en función de la patología realizar una biopsia (retirada de pequeña parte del tejido pulmonar), realizar una exéresis pulmonar (retirada de todo el pulmón) o realizar una lobectomía (retirada de una parte del pulmón). En la mayoría de los casos el paciente saldrá del quirófano con unos drenajes para eliminar el exudado (líquido que produce la herida) y los restos de sangre que pueden haber quedado durante la cirugía. Este drenaje se retirará a las 48 horas si todo evoluciona de forma correcta. ¿Para quién está indicada? La toracotomía está indicada en casos de: Masas pulmonares a estudiar para extraer una pequeña muestra. Tumores benignos que precisen retirar parte del tumor. Tumores malignos. Enfisemas (roturas del pulmón que dan lugar a infecciones de repetición). Abscesos pulmonares (infecciones localizadas) que no responden a tratamiento. ¿Por qué se realiza? La toracotomía se realiza porque permite eliminar lesiones tumorales . En este caso se puede quitar una parte del pulmón en casos de tumoraciones benignas, o todo el pulmón en casos de tumores malignos. Se pueden tratar infecciones que no son solucionables mediante tratamiento antibiótico, y a veces se realiza para coger pequeños fragmentos de pulmón que permitan estudiar lesiones visualizadas en pruebas de imagen. Riesgos de la toracotomía Los riesgos de la toracotomía son los de una cirugía mayor: Reacción alérgica a la anestesia. Hemorragias. Infecciones. Neumonía.  Neumotórax (aire en la cavidad pleural). Hemotórax(sangre en la cavidad pleural, que es un espacio virtual entre la pleura parietal y la pleura visceral ). Preparación La preparación para una toracotomía debe de llevar: Radiología de tórax, analítica de sangre, electrocardiograma y consulta con el anestesista. El paciente no debe consumir fármacos antiinflamatorios como el ibuprofeno o la aspirina al menos los cinco días previos a la intervención. Si el paciente toma anticoagulantes debe ponerlo en conocimiento del médico, quien le indicará la pauta a seguir. El paciente debe de dejar de fumar. No se puede consumir alcohol los días previos a la cirugía. Se recomiendan 8 horas de ayuno previas a la cirugía. Cómo es la recuperación de la toracotomía La recuperación de la toracotomía es progresiva. En las primeras 24 horas, es normal que el paciente permanezca bajo supervisión del personal sanitario en una unidad de recuperación postoperatoria. Tras ello el paciente pasará a una planta donde estará entre 5 y 7 días. Es normal tener dolor tras la toracotomía, por ello el médico pautará los analgésicos necesarios y que así las molestias sean las mínimas posibles. Es normal tener dificultad para respirar de forma profunda. No obstante, le indicarán al paciente que intente respirar de esta forma varias veces al día para permitir que los pulmones se expandan correctamente, reduciendo así la posibilidad de una neumonía. Hasta pasados al menos dos meses de una toracotomía el paciente no deberá realizar esfuerzos , por tanto la incorporación a su vida laboral estará indicada después de este tiempo. Resultados Los resultados hay que valorarlos en función de la enfermedad de base que haya dado lugar al procedimiento. En casos de tumores benignos, enfisemas (enfermedad pulmonar obstructiva y de carácter crónico que afecta a los alvéolos), o abscesos (acumulaciones de pus en un tejido orgánico), tras la extirpación del lóbulo pulmonar afectado, el resultado es muy satisfactorio, desapareciendo la sintomatología. En casos de tumores malignos, será necesario realizar tratamiento de estas lesiones con quimioterapia, radioterapia o tratamiento inmunológico según el oncólogo decida.  Preguntas frecuentes ¿Qué es una resección pulmonar? La resección pulmonar es la cirugía por la cual se retira un pulmón o parte del mismo en el paciente . También se conoce como exéresis pulmonar y se realiza a través de una cirugía conocida como toracotomía.  ¿Qué es la lobectomía pulmonar? La lobectomía pulmonar es la cirugía por la cual se extirpa una parte del pulmón . Esta cirugía se realiza a través de una toracotomía y suele deberse a tumores benignos,  abscesos o enfisema. Recibe el nombre de lobectomía porque los pulmones se dividen en partes conocidas como lóbulos pulmonares.   ¿Qué es la toracotomía de neumotórax? La toracotomía es la técnica quirúrgica en la cual se procede a abrir el tórax para ver y reparar su interior. El neumotórax se produce por acumulo de aire en la cavidad pleural, este acumulo de aire puede ser debido a un proceso traumático pulmonar, una herida producida por arma blanca o algo que perfore el tórax, pero también se pueden producir por roturas pulmonares por un enfisema o el llamado neumotórax espontáneo, que tiene lugar por diferentes causas, entre las que puede estar un esfuerzo o ataques de tos muy fuerte. En estos casos es necesario reparar el pulmón para evitar que el aire siga saliendo a la cavidad pleural. Este procedimiento se realiza a través de la toracotomía ¿Cuándo se hace una toracotomía de urgencia? La toracotomía de urgencia se realiza cuando hay un daño pulmonar por un accidente con herida en el tórax, o bien por heridas incisas (que penetran), perforando el pulmón, el cual puede sangrar o bien se puede dar un escape de aire que produce un neumotórax. Con este procedimiento se asegura una correcta expansión pulmonar al retirar la sangre y el aire y reparar la lesión pulmonar.   ¿Qué es una toracotomía posterolateral? La toracotomía posterolateral es la técnica quirúrgica de abrir el tórax, en la cual la incisión se realiza en la zona posterior y lateral del tórax, es decir, desde la espalda hacia la zona anterior sin llegar a esta. La incisión suele tener entre 20 y 30 centímetros. 
Transplante de Pulmón
Contenido de salud

Transplante de Pulmón

Definición  El trasplante de pulmón es un procedimiento quirúrgico que consiste en reemplazar uno o ambos  pulmones enfermos, que no funcionan correctamente, por un pulmón sano generalmente de un donante fallecido o con muerte cerebral. El trasplante de pulmón se reserva para las personas que han probado otros tratamientos o medicamentos, pero cuyas enfermedades no han mejorado.  ¿Cómo es un trasplante de pulmón?  El trasplante de pulmón se realiza bajo anestesia general, por lo que el paciente estará totalmente dormido. La cirugía se lleva a cabo con el uso de un sistema de circulación extracorporal. La máquina reemplazará temporalmente la función del corazón y los pulmones durante la cirugía, para mantener la circulación sanguínea a través del cuerpo y el intercambio de oxígeno y de dióxido de carbono. El cirujano hace un corte quirúrgico en el tórax para extraer el pulmón enfermo. Las vías respiratorias principales del pulmón enfermo y los vasos sanguíneos que se encuentran entre ese pulmón y el corazón se conectarán al pulmón donado. Si es un trasplante doble de pulmón, el cirujano trasplantará un pulmón por completo y luego empezará el procedimiento con el segundo. Una vez terminada la cirugía, se sutura la incisión y se insertan sondas pleurales durante varios días para drenar el aire, el líquido, y la sangre fuera del tórax, permitiendo que los pulmones se vuelvan a expandir totalmente. El paciente será desconectado del sistema de circulación extracorporal, y el corazón y pulmones reanudarán sus funciones normales.   Un trasplante simple de un pulmón generalmente puede tardar entre 4 y 8 horas , mientras que un trasplante doble de pulmón puede llevar entre 6 y 12 horas. ¿Para quién está indicado?   El trasplante de pulmón está indicado para pacientes menores de 65 años que tengan una enfermedad pulmonar grave, como son: Daño a las arterias del pulmón debido a una anomalía en el corazón por un defecto congénito. Destrucción de las vías respiratorias grandes y del pulmón. Fibrosis quística. Afecciones pulmonares en las cuales los tejidos pulmonares resultan inflamados o cicatrizados. Presión arterial alta en las arterias de los pulmones o sea,  hipertensión pulmonar. ¿Por qué se realiza? El trasplante de pulmón se realiza porque:   Los pulmones dañados pueden dificultar que el cuerpo reciba el oxígeno que necesita para sobrevivir. El daño pulmonar generalmente puede tratarse con medicamentos o con dispositivos de respiración especial. Sin embargo, cuando estas medidas ya no ayudan o si la función de los pulmones pone en riesgo la vida, es necesario realizar un trasplante pulmonar. Riesgos de un trasplante de pulmón  Entre los riesgos de un trasplante pulmonar están: Los pacientes pueden tener una reacción desfavorable a la anestesia. Formación de coágulos de sangre. Daño a los riñones, el hígado u otros órganos próximos a los pulmones. Rechazo del nuevo pulmón, lo cual puede suceder de inmediato, dentro de las primeras 4 a 6 semanas, o con el paso del tiempo. Que el pulmón trasplantado no funcione para nada.  Problemas a nivel del lugar en donde se fijaron los nuevos vasos sanguíneos y vías respiratorias. Diabetes, adelgazamiento de los huesos o niveles altos de colesterol a raíz de los medicamentos administrados después del trasplante. Alteraciones de la unión de los bronquios o de las venas y arterias. Parálisis del diafragma. Preparación  Para la preparación de un trasplante de pulmón, antes del procedimiento es necesario que: El médico realice examen médico completo, analíticas de sangre generales y específicas para valorar hacer el trasplante, electrocardiograma y radiografía de tórax y pruebas diagnóstica de imagen, como ecografía del pulmón. Pruebas para determinar el pronóstico del  paciente y asegurarse de que es apto para el trasplante de pulmón. Es necesario que el paciente realice una evaluación psicológica. El paciente debe seguir cualquier dieta que su equipo de trasplantes le recomiende. No puede ingerir alcohol bajo ninguna circunstancias. No debe fumar días previos a la cirugía. El paciente tendrá que intentar mantener su peso en el rango apropiado. Seguir el programa de ejercicios que su médico le recomiende. El paciente debe estar en ayunas al menos 8 horas antes del procedimiento. Se recomienda evitar tomar medicamentos anticoagulantes y antiinflamatorios antes o después del procedimiento, para evitar el riesgo de sangrado excesivo. La paciente debe informarle a su médico si se encuentra en estado de embarazo o si cree  que pueda estarlo. Cómo es la recuperación de un trasplante de pulmón La recuperación de un trasplante de pulmón, después del procedimiento conlleva: Durante las primeras 24 a 48 horas, el paciente necesitará permanecer en la sala de cuidados intensivos para que los médicos y enfermeros puedan controlar la situación cuidadosamente, para asegurar que el paciente no desarrolle infecciones y que su corazón y pulmones  estén trabajando bien.  El paciente podría permanecer en el hospital de 7 a 21 días después del trasplante. El período de recuperación inicial para el trasplante de pulmón es de aproximadamente 6 meses.  El primer año después del trasplante, cuando las complicaciones quirúrgicas, el rechazo y la infección suponen la mayor amenaza, es el período más crítico. Resultados  Los resultados de un trasplante de pulmón son muy beneficiosos, pudiendo mejorar considerablemente la calidad de vida de la persona que ha obtenido un nuevo órgano, si bien depende de la condición médica que causa  la necesidad de un trasplante. El pronóstico tras un trasplante de pulmón es variado. Algunos pacientes hacen una buena restauración, viviendo a lo largo de años y teniendo una vida activa, otros jamás pueden recobrar una salud completa. Preguntas frecuentes ¿Se puede vivir con un solo pulmón?  Sí es posible vivir con un solo pulmón, si el otro se encuentra completamente sano. Aunque la respiración no sea tan eficaz, es posible llevar una vida relativamente normal con un solo pulmón o incluso con parte de uno, con la excepción de que la realización de ciertas actividades físicas estarán relativamentes disminuidas.  ¿Qué tengo que hacer para ser donante de órganos?  Para ser donante de órgano hay que conocer la voluntad de la persona para serlo. Se suele solicitar una tarjeta de donantes que no tiene valor legal, sino únicamente testimonial. Esto significa que en el momento de fallecer, si es candidato para ser donante de órganos, la familia va a tener que firmar el consentimiento para proceder a la extracción. ¿Cuál es el porcentaje de éxito de un trasplante de pulmón?  El porcentaje de éxito tras un trasplante de pulmón alcanza casi el 80% al año y el 50% a los 5 años .  ¿Cuánto alarga la esperanza de vida un trasplante de pulmón?  La esperanza de vida de un trasplante de pulmón en algunos pacientes ha llegado a 10 años o más. Solo la mitad de los pacientes que se realizan el procedimiento siguen con vida después de 5 años. ¿Es muy larga la recuperación tras un trasplante de pulmón?  Sí, la recuperación de un trasplante de pulmón es muy larga . El paciente deberá permanecer en observación cuidadosa durante un año después de realizarse el trasplante, debido a que durante este tiempo es más probable el rechazo al pulmón.
Fibrobroncoscopia
Contenido de salud

Fibrobroncoscopia

Definición La fibrobroncoscopia es una prueba diagnóstica con la que se visualiza el árbol bronquial mediante la introducción por la nariz o la boca de un tubo flexible o rígido, que tiene en su extremo una cámara con luz . Además, permite realizar tratamientos y obtener muestras de tejido para su análisis. ¿Cómo es la fibrobroncoscopia? Antes del inicio de la prueba, se administra un anestésico local en las zonas por donde va a pasar el tubo (fibrobroncoscopio): faringe, laringe, tráquea y bronquios. A veces, según las características del paciente se administran fármacos sedantes por vía intravenosa.  Cuando se realiza una fibrobroncoscopia rígida requiere la administración de anestesia general. Se realiza un control de la oxigenación de la sangre con un pulsioxímetro, y a veces un control cardíaco con la monitorización electrocardiográfica. El fibrobroncoscopio utilizado puede ser un tubo flexible (el más utilizado) de aproximadamente 5-6 milímetros de diámetro, que se introduce por la boca o la nariz, o un tubo rígido (metálico) que se introduce por la boca y suele ser más corto y con mayor diámetro. De forma progresiva el fibrobroncoscopio se va introduciendo por el recorrido del tubo respiratorio, visualizando aquellas alteraciones que puedan existir como presencia de tumoraciones, sangrados, estrechamientos, etc. para realizar y confirmar un diagnóstico. La fibrobroncoscopia se puede utilizar a la vez para la realización de tratamientos como extraer cuerpos extraños, tratar lesiones hemorrágicas, aplicar láser, colocar prótesis, etc. Además, se pueden obtener pruebas de tejidos o secreciones mediante aspirado, raspado de la mucosa (revestimiento), extracción con pinzas de tejido o punción de la pared bronquial. En ocasiones es necesaria la realización de la técnica con control de rayos X para la localización exacta de la lesión que se quiere observar o tratar. ¿Para quién está indicada? Las indicaciones más habituales para la realización de una fibrobroncoscopia con fines diagnósticos o de tratamiento son: Sangrado cuyo orígen se sospecha está producido en el aparato respiratorio (hemoptisis). Presencia de imágenes sospechosas en una radiografía de tórax (tumores, etc.). Parálisis del nervio frénico (nervio que lleva la información al diafragma) en un lado del tórax. Parálisis de una cuerda vocal. Síndrome de la vena cava superior. Para realizar la estadificación de un tumor de pulmón ya diagnosticado. Cuando existen alteraciones en una citología de esputo (análisis de la células presentes en el esputo). Tumores en el cuello. Sospecha de cuerpo extraño. Neumonía con lenta resolución. ¿Por qué se realiza? La fibrobroncoscopia se realiza con fines diagnósticos o de tratamiento de diferentes patologías que afectan a los pulmones o el tórax .  Riesgos de la fibrobroncoscopia Son riesgos frecuentes de la fibrobroncoscopia la ronquera transitoria , tos, náuseas, fiebre y eliminación de esputo con una pequeña cantidad de sangre. Son riesgos muy poco frecuentes pero que suponen complicaciones mayores, hemorragia, hipotensión, hipertensión, neumotórax (entrada de aire al tórax fuera del pulmón) y, de manera excepcional, arritmias graves y paro cardiaco, insuficiencia cardiaca con edema pulmonar, depresión o paro respiratorio, isquemia cerebral aguda (disminución del riego sanguíneo en el cerebro) y shock por alergia a anestésicos locales. Puede haber riesgos relacionados con las circunstancias personales de cada paciente (enfermedades que padezca, uso de prótesis dentales, etc.) Preparación El paciente debe firmar un documento de consentimiento informado donde se le explica el procedimiento, sus riesgos y las alternativas que existen. Siempre se debe informar al médico de si se padece alguna enfermedad, alergia a algún fármaco o si se toma de forma habitual algún tratamiento, sobre todo si interfiere en la coagulación de la sangre (sintrom, antiagregantes como adiro, iscover...etc..), ya que en estos casos el médico modificará la pauta de esos tratamientos antes de la realización de la prueba. Normalmente se realiza al paciente una anlítica de sangre para valorar la coagulación y el hemograma antes de la prueba. Además, en el caso de requerir la aplicación de anestesia general, se realizará un electrocardiograma y una radiografía de tórax si previamente no se las habían realizado al paciente. Si el paciente padece alguna alteración de las válvulas del corazón (cardiopatía valvular congénita o reumática) es necesaria la profilaxis antibiótica, que consiste en la toma previa de un antibiótico para prevenir posibles infecciones. El paciente debe permanecer en ayunas 6 horas antes de la realización de la fibrobroncoscopia, pudiendo beber sólo un poco de agua para tomar la medicación crónica que precise (para la diabetes, hipertensión, epilepsia, etc..) . Cómo es la recuperación de la fibrobroncoscopia Tras la realización de la fibrobroncoscopia el paciente permanece en una sala en observación para comprobar que no existe ninguna complicación inmediata, que requiera de la actuación urgente de los médicos. Además, de forma progresiva el paciente se va recuperando de los efectos de la anestesia local y de la sedación posiblemente administrada. Durante ese tiempo el paciente no puede ingerir ningún alimento o líquido.  Durante las siguientes 24 horas es conveniente que el paciente no realice ningún esfuerzo importante .  Resultados Los resultados de lo que el médico neumólogo ha objetivado durante la realización de la prueba, serán transcritos en un informe que se le entregará al paciente en la consulta de revisión pasados unos días tras la fibrobroncoscopia. En ocasiones de manera oral al finalizar la prueba el mismo día, el médico puede comentarle de forma general lo que ha visualizado. Si se han obtenido muestras de tejidos o secreciones para su análisis, estos resultados pueden tardar algunas semanas. Igualmente el neumólogo le informará al paciente de su resultado cuando estén listos. Según el objetivo de la realización de la fibrobroncoscopia, el médico puede explicar posteriormente al paciente las medidas o tratamientos que se deben realizar tras la realización de la prueba. Preguntas frecuentes ¿Qué es la fibrobroncoscopia pulmonar? La fibrobroncoscopia pulmonar es una técnica realizada por un médico neumólogo, mediante la cual se realiza la visualización de las vías aéreas bajas usando un broncoscopio flexible o rígido (pequeño tubo) que tiene una cámara en su extremo distal y una luz, que puede ser utilizada con fines diagnósticos o terapeúticos. ¿Qué anestesia se usa para una fibrobroncoscopia? Si se va a realizar una fibrobroncoscopia rígida, la anestesia que se usa es anestesia general. Si se realiza una fibrobroncoscopia flexible, habitualmente se aplica anestesia local con un spray en las zonas por donde va a pasar el fibrobroncoscopio. Además, a veces, se asocia a la administración de un fármaco sedante . ¿Cuánto dura una fibrobroncoscopia? La fibrobroncoscopia suele durar en torno a media hora, aunque este tiempo puede variar según los hallazgos encontrados en la exploración, si existe alguna complicación o si se realiza algún tratamiento o toma de muestras para su análisis . ¿Qué es la broncoscopia? La broncoscopia es otra forma de denominación de la fibrobroncoscopia. ¿ Qué es la broncoscopia con biopsia? La broncoscopia con biopsia es la introducción de un tubo habitualmente flexible , de pequeño diámetro por la boca o la nariz, que tiene una cámara en su extremo para obtener imágenes del interior del árbol bronquial. Además, tiene un canal por donde se puede introducir instrumental para poder obtener muestras de tejido (biopsias), que son posteriormente analizadas en el laboratorio de anatomía patológica.
Toracocentesis
Contenido de salud

Toracocentesis

Definición La toracocentesis es un procedimiento de cirugía menor, que se realiza para evacuar el líquido que se encuentra entre la pleura visceral y la pleura torácica (membrana que reviste los pulmones por fuera, y la pared torácica por dentro). ¿Cómo es la toracocentesis? La toracocentesis se realiza: Poniendo al paciente sentado al borde de una camilla, inclinado hacia delante, apoyado sobre una mesa. Se procede a desinfectar la zona sobre la que se va a pinchar, y por medio de un trocar (aguja especial para inserción profunda), se perfora la piel y los músculos de la pared torácica hasta llegar al espacio pleural (situado entre la pleura pulmonar y la torácica). Se extrae líquido a través de la aguja con una jeringa y, si fuera necesario, se manda a analizar. Si hay una gran cantidad de líquido, es posible que le coloquen una sonda conectada a una bolsa para que el líquido salga lentamente. Se procede a tapar el punto de inyección con un apósito estéril. ¿Para quién está indicada? La toracocentesis está indicada para personas que presentan derrame pleural que da lugar a un mal funcionamiento de los pulmones , al impedir su correcta expansión. El derrame puede ser de origen infeccioso o bien por tumores malignos.    ¿Por qué se realiza? La toracocentesis se realiza para extraer el líquido, que acumulado en la pleura da lugar a que los pulmones no se expanden con facilidad , esto se traduce en aumento de la disnea (dificultad para respirar) del paciente. Al retirar este líquido el paciente respirará mejor. También permite su análisis en el laboratorio para diferenciar un líquido infeccioso de uno que no lo es, y el estudio de posible tumoraciones malignas que lo hayan producido.   Riesgos de la toracocentesis Los riesgos de la toracocentesis son: Hemorragias y hematomas. Infecciones. Dificultad respiratoria.  Neumotórax (se produce entrada de aire en la pleura). Preparación La preparación de una toracocentesis conlleva la realización de un radiografía de tórax o una ecografía previa para conocer la situación del líquido y realizar la toracocentesis de forma efectiva. En los cinco días previos a la toracocentesis el paciente no debe consumir fármacos antiinflamatorios como el ibuprofeno, y si está anticoagulado debe de ponerlo en conocimiento del médico. Cómo es la recuperación de la toracocentesis La recuperación de la toracocentesis suele ser buena. En unas horas, salvo complicaciones, el paciente podrá realizar sus actividades normales excepto su actividad laboral , para la que debe de esperar unos 15 o 20 días. En las primeras 24 horas debe de ser revisado por un sanitario para comprobar que el apósito que se ha colocado no presenta un manchado anormal.  Resultados Los resultados de la toracocentesis son inmediatos. Si se trata de extraer líquido, el paciente recupera la función ventilatoria normal de los pulmones. Las pruebas de laboratorio pueden tardar entre una semana y quince días, ya que será preciso el cultivo para descartar posibles procesos infecciosos. También se envía el líquido a anatomía patológica en aquellos casos que se sospecha posibilidad de derrame maligno (producido por un cáncer), ya que esto permite conocer el tipo de cáncer que tiene el paciente. Preguntas frecuentes ¿Qué es la toracoscopia? La toracoscopia es una técnica quirúrgica que permite, abriendo el tórax, mirar patologías en su interior  ya sea a nivel pleural o pulmonar. Se realizan pequeñas incisiones de unos dos centímetros en el tórax por las que se mete el endoscopio (aparato quirúrgico que lleva una cámara en su extremo), y permite visualizar el interior. ¿Qué es la cavidad pleural?   La cavidad pleural es un espacio que se encuentra entre los pulmones y la pared torácica. Su límite son dos membranas llamadas pleura pulmonar, por cubrir los pulmones, y pleura torácica, por recubrir el interior de la pared torácica. Esta cavidad se encuentra normalmente vacía. Es pues una cavidad virtual pero en ciertas circunstancias se puede llenar de líquido, lo que se conoce como derrame pleural. Ante la rotura del pulmón por un traumatismo, esta cavidad también se llena de aire, es lo que se conoce como neumotórax.  ¿Qué es una punción en el pulmón? La punción pulmonar es la técnica quirúrgica que se realiza para extraer una muestra pequeña de tejido pulmonar , si se realiza a través del tórax se denomina punción pulmonar transtorácica. En esta técnica se realiza una punción con aguja fina, que puede ser guiada a través de una ecografía para localizar exactamente la zona que queremos biopsiar. ¿Dónde se hace la toracocentesis?  La toracocentesis es una técnica quirúrgica menor que se puede realizar en consultas equipadas para tal fin, conocido entre el personal sanitario como “quirofanito”, ya que requiere que se guarde cierto nivel de asepsia (limpieza propia de un quirófano) para evitar posibles complicaciones infecciosas. ¿Quién realiza la toracocentesis? La toracocentesis es una técnica que realiza el cirujano torácico, aunque también la pueden usar los neumólogos y los médicos intensivistas . Todas estas especialidades están formadas para realizar las toracocentesis y actuarán unos u otros dependiendo de las circunstancias del momento.
Gammagrafía Pulmonar
Contenido de salud

Gammagrafía Pulmonar

Definición La gammagrafía pulmonar es una prueba de diagnóstico por imagen, que se realiza en medicina nuclear, donde utiliza una pequeña cantidad de sustancia radioactiva para observar y explorar los pulmones.  Es un mecanismo de exploración que registra el patrón de reactividad pulmonar, después de la inhalación o inyección intravenosa de isótopo radioactivo. Proporcionando una imagen visual de la distribución de la ventilación perfusión. Se utiliza para el estudio de la morfología y función de los espacios aéreo y vascular del pulmón y para observar la permeabilidad de la membrana alveolo capilar. Está indicada en la valoración de tromboembolismo pulmonar, enfermedad crónica de los pulmones como enfisema, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), tumor, obstrucciones en los pulmones o vías respiratorias, roncopatía crónica y para asegurar las ventilacion pulmonar antes de la cirugía. Tipos de gammagrafías Existen dos tipos de gammagrafía pulmonar que son: Gammagrafía pulmonar de ventilación: sirve para medir la respiración, se utiliza para observar cómo el flujo aire y sangre se desplaza, es decir, entra y sale  a través de los pulmones. Gammagrafía pulmonar de perfusión: sirve para medir el riesgo sanguíneo a través de los pulmones y observar como la sangre circula dentro de los mismos. Preparación La gammagrafía pulmonar no requiere una preparación especial antes de realizar el procedimiento. El paciente no necesita estar en ayunas, ni tomar medicamentos antes de  la prueba. Es necesario que el paciente se realice una radiografía de tórax antes de hacer la gammagrafía. Se recomienda informar a su médico si es alérgico y si toma alguna medicación. También si está embarazada o podría estarlo. No llevar joyas ni objetos metálicos el dia de la prueba, ya que podría interferir con el estudio. Utilizar ropa holgada y cómoda,  si no el centro le proporcionará una ropa hospitalaria. No debe usar sujetadores metálicos. Cómo se realiza una gammagrafía pulmonar Una gammagrafía pulmonar se realiza de forma ambulatoria ,es decir,  que el paciente puede irse a casa después de terminar la prueba, o en ocasiones que el paciente ya está ingresado en el hospital.  Se puede hacer de ventilación o perfusión, o de los dos tipos, si se realizan ambas gammagrafía una se hace después de la otra. Durante la gammagrafía de perfusión, se le coloca al paciente una vía intravenosa en el brazo para administrarle el trazador radiactivo, que es albúmina. Luego se acuesta en una camilla móvil que está debajo del brazo del escáner.  La máquina rastrea los pulmones a medida que la sangre fluye a través de ellos, con el fin de encontrar la ubicación de las partículas radiactivas. El radiólogo podrá tomar imágenes de los pulmones del paciente de distintos ángulos. En la gammagrafía de ventilación, el paciente inhala gas radioactivo a través de una mascarilla facia l, mientras está acostado o sentado en una mesa bajo el brazo del escáner, luego el radiólogo le indicará que contenga la respiración unos segundos y usará la máquina de gammagrafía para tomar imágenes de los pulmones mientras el paciente contiene la respiración.  Después de que el gas se haya acumulado en los pulmones el técnico le quitará la mascarilla, cuando el paciente respire normalmente la sustancia radiactiva comenzará a salir gradualmente de los pulmones. Complicaciones de una gammagrafía pulmonar La gammagrafía pulmonar no existen complicaciones relevantes, esto se debe a que la cantidad de trazador radiactivo utilizado en la prueba es muy bajo.  Es posible que el paciente sienta ligeras molestias cuando le inyecten el radioisótopo. La reacciones alérgicas al trazador son pocos comunes pero pueden presentarse.  Los radioisótopos empleados durante la gammagrafía son de corta duración, por lo que desaparecen del organismo en muy pocos días.  Sin embargo, como sucede con cualquier exposición a radiación, se recomienda tener precaución en el embarazo y la lactancia. Resultados Los resultados de una gammagrafía pulmonar serán interpretados por un radiólogo especializado en pruebas diagnósticas en medicina nuclear, que luego remitirá un informe al médico que le solicitó el examen al paciente. En la gammagrafía tanto de ventilación y perfusión, los valores son normales cuando todas las partes de ambos pulmones deben absorber el radioisótopo de manera uniforme.  Los valores anormales de la prueba se ven si los pulmones captan cantidades inferiores del radioisótopo de lo normal, esto puede deberse a enfermedades como: obstrucción de las vías respiratoria, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), neumonía, enfisema, tumor, reducción de la capacidad de respiración y ventilación. Estos resultado serán valorados y evaluados por el médico que va a decidir el diagnóstico y tratamiento para el paciente. Preguntas frecuentes ¿Qué es una arteriografía pulmonar? La arteriografía pulmonar es un procedimiento radiológico, diagnóstico y en ocasiones terapéutico, por el cual s e visualiza la vascularización pulmonar mediante la inyección directa de un material radiopaco en la arteria pulmonar principal y sus ramas, preferiblemente mediante un cateterismo cardiaco. ¿Qué es una angiografía pulmonar?  Una angiografía pulmonar es un examen imagenológico que utiliza rayos x y un colorante especial para ver el interior de las arterias (vasos sanguíneos que transportan la sangre desde el corazón) para ver cómo fluye la sangre a través del pulmón. ¿Qué es un Angiotac? Un angiotac es un estudio mínimamente invasivo que estudia los vasos sanguíneos (arterias y venas) del organismo mediante un medio de contraste intravenoso que se inyecta en el brazo  y permite opacificar las arterias o venas de una zona determinada.
DLCO
Contenido de salud

DLCO

Definición La DLCO (prueba de difusión de monóxido de carbono) es una prueba de función pulmonar, en la cual se estudia la difusión de los gases a través de los alvéolos pulmonares hacia la sangre. Los alvéolos pulmonares es la zona donde el oxígeno pasa del pulmón a la sangre. ne Tipos de DLCO Los tipos de DLCO son:   Respiración única: tras una respiración normal, al paciente, se le hace respirar una mezcla de oxígeno (O2), monóxido de carbono (CO) y helio (He), se le pedirá que contenga la respiración durante 10 segundos y después se mide el CO que espira. Reinhalación: el paciente respira durante unos 15 segundos en una bolsa con CO y helio y se mide la cantidad de CO que queda al final.  Respiración múltiple o respiración estable: se usa en niños que no pueden contener la respiración durantes 10 segundo, se les hace respirar de forma normal de aire con una cantidad conocida de CO y helio . De todos ellos solo se usa en la práctica clínica habitual el de respiración única, al ser el menos invasivo , el más fácil de realizar, más reproducible y con menos efectos secundarios, dando la misma información que el resto de métodos más complejos. Preparación En la preparación de la DLCO lo más importante es no fumar, al menos en las 24 horas previas a la misma. Tampoco se deberán realizar comidas pesadas, que puedan dificultar movimientos respiratorios inmediatamente antes de la prueba. Si el paciente usa inhaladores se debe poner en conocimiento del médico, quien le indicará cómo debe actuar. Cómo se realiza la DLCO La DLCO se realiza haciendo: El paciente respira aire que contiene una cantidad de CO conocido, y un gas trazador como el helio del cual también conocemos la cantidad exacta. Tras respirar este aire se le indica al paciente que contenga la respiración durante 10 segundos. Posteriormente se le indica que expulse el aire rápidamente. Se procede a analizar este aire exhalado para comprobar la cantidad de CO y de helio que quedan en él, esto permite conocer la cantidad de CO que se ha quedado en el pulmón. Complicaciones de la DLCO No presenta complicaciones en su realización, al ser una prueba sencilla . Si bien hay que tener en cuenta que puede ser difícil de realizar para niños y personas con alteración mental, así como en personas con fibrosis pulmonar, enfermedades respiratorias de base o tras un ejercicio importante . Resultados Los resultados de la prueba se valoran en función de una referencia, que son los hallados en personas de igual talla, peso, edad y sexo, considerándose normales si son entre el 80 y 120 por ciento de estos valores normales. Se encuentran valores por debajo de lo normal en enfermedades como el enfisema pulmonar, la enfermedad intersticial pulmonar (endurecimiento del pulmón) y el tromboembolismo pulmonar (trombo en arteria pulmonar). Se encuentra aumentado en policitemias (aumento de glóbulos rojos), hemorragias alveolares, insuficiencia cardiaca y asma. Los resultados de las pruebas e starán disponibles en unas dos semanas , y en función de ellos, el especialista puede realizar otras pruebas que completen el estudio y ayuden al diagnóstico. Preguntas frecuentes ¿Cuáles son los valores normales de DLCO? Se consideran valores normales, los que se encuentran entre el 80 y 120 por ciento de los valores teóricos. Estos valores teóricos son los que se encuentran en personas de la misma edad, peso, talla y sexo que el paciente a estudiar, sin patología conocida. ¿Qué mide la espirometría? En la espirometría forzada se mide: CVF (capacidad vital forzada) indica la máxima cantidad de aire exhalado, con el máximo esfuerzo y rapidez, después de inhalar lo más profundo que se pueda. FEV1 (volumen espiratorio forzado en el primer segundo) es el aire que se puede exhalar en el primer segundo, con el máximo esfuerzo posible. FEV1/CVF a partir de las dos mediciones anteriores se da un índice, que se comparan con los que serían esperable, en una persona de las mismas características físicas. PEF (FLUJO ESPIRATORIO FORZADO) es el flujo que sale durante la parte media de una espiración forzada. FEM (flujo espiratorio máximo) es el volumen de aire que espira durante una espiración forzada. La espirometría simple mide: VC (volumen corriente) la cantidad de aire que se mueve en una respiración normal. VRI (volumen de reserva inspiratorio) volumen de aire que se inhala de más, durante una inspiración forzada. VRE (volumen de reserva espiratorio) volumen de más que se espira en espiración forzada. CV (capacidad vital) es la máxima cantidad de aire que una persona puede expulsar, después de un inhalación forzada. CI (capacidad inspiratoria) máxima capacidad que se puede inhalar, en una inspiración profunda. CRF(capacidad funcional residual) aire residual que queda en los pulmones tras una respiración normal. CPT (capacidad pulmonar total) es la cantidad de aire total que pueden contener los pulmones. ¿Qué es la capacidad pulmonar? La capacidad pulmonar es la cantidad total de aire que pueden contener los pulmones , es la suma de la capacidad vital y el volumen residual. ¿Qué es la perfusión pulmonar? La perfusión pulmonar es la cantidad de sangre que se encuentra en los pulmones , gran cantidad de ella se encuentra alrededor de los alvéolos pulmonares que es la zona donde se realiza el intercambio de gases a la sangre. ¿Qué es la capacidad vital y cómo se mide? La capacidad vital es la máxima cantidad de aire que una persona puede expulsar después de una inhalación forzada. Para medir la capacidad vital, se le indica al paciente que inhale todo el aire que pueda, y después que eche todo el aire de forma continua y lenta. Este parámetro es la suma de volumen total, el volumen de reserva inspiratorio y el volumen de reserva espiratorio.
Bypass Gástrico
Contenido de salud

Bypass Gástrico

Definición El bypass gástrico es una cirugía mayor endoscópica, que se realiza para tratar la obesidad mórbida (sobrepeso por encima del 50-100% de su peso ideal). Consiste en disminuir el tamaño del estómago y conectarlo de nuevo a una parte del intestino más alejada, de manera que la absorción de los nutrientes es menor. Es un tipo de cirugía bariátrica, es decir, una cirugía para adelgazar. ¿Cómo es el bypass gástrico? En la cirugía de bypass gástrico el paciente precisa de una anestesia general. Se procede a seccionar el estómago, dejando una pequeña cavidad gástrica de unos 50 c.c. en la parte alta del mismo, el resto del estómago no se extirpa sino que queda en su lugar para secretar jugos gástricos. La cavidad gástrica pequeña se va a unir al yeyuno, que es la segunda parte del intestino delgado, esto hace que los nutrientes se absorban en menos cantidad, de ahi que tambien se la conoce como cirugía malabsortiva. ¿Para quién está indicado el bypass gástrico? El  bypass gástrico está indicado en aquellas personas en las que: Han fracasado los tratamientos de adelgazamiento tradicionales como dieta, ejercicio y medicamentos. Para aquellas personas que tienen un IMC (índice de masa corporal)  superior al 50% de su peso ideal. Pacientes con alteraciones metabólicas, diabetes insulino dependientes e hipertensos en la que los tratamientos tradicionales han fracasado. ¿Por qué se realiza el bypass gástrico? El bypass gástrico se realiza para producir una malabsorción, es decir, que parte del alimento que se ingiere no va a ser procesado por el organismo sino que pasará de largo a una porción del  intestino casi sin digerir . Por otro lado, al tener un estomago de pequeño tamaño, el paciente tiene una sensación de saciedad mucho mas rapida, y esto hace que ingiera una menor cantidad de comida. Riesgos del bypass gástrico Los riesgos de bypass gástrico son los de una cirugía mayor: Reacción alérgica a la anestesia desconocida previamente. Hemorragias. Infecciones. Trombosis venosa profunda. Déficit de nutrientes a más largo plazo. Mortalidad reconocida en diferentes estudios de 1 de cada 100 pacientes. Preparación La preparación de bypass gástrico es: Es importante realizar una dieta sana en las semanas previas al bypass gástrico con frutas y verduras abundantes, si pierde algo de peso esto será beneficioso para su recuperación. Analitica de sangre, electrocardiograma, radiologia de torax y visita al anestesista. No se debe de tomar alcohol, ni fumar los cinco días previos a la cirugía. Al menos cuatro días antes no deberá consumir fármacos tipo antiinflamatorios. Si el paciente se encuentra anticoagulado deberá de ponerlo en conocimiento del médico. En algunos casos se recomienda una valoración psicológica para valorar su posterior adherencia al tratamiento, ya que deberá seguir unos hábitos saludables a largo plazo. Cómo es la recuperación del bypass gástrico La recuperación de un bypass gástrico laparoscópico es relativamente buena, solo serán necesarios e ntre 3 y 5 días de hospitalización. El paciente podrá pasar un dia en la unidad de reanimación. Es posible tener molestias en las primeras horas, que serán tratadas de modo eficaz con analgésicos. Los pacientes tendrán drenajes abdominales, esto permitirá controlar que la evolución sea buena y que no se presenten infecciones. La alimentación comenzará a las 24 horas con una dieta líquida, que sí es bien tolerada pasará a una dieta blanda y en tres días a su dieta normal. Es posible que los alimentos muy dulces o muy grasos le pueden provocar diarrea. Entre 4 y 6 semanas tras la cirugía se podrá incorporar a su actividad laboral. Resultados Los resultados son satisfactorios, el paciente puede perder entre un 60 y un 70 por ciento de su peso. La mayor pérdida de peso se produce en los primeros seis meses tras la cirugía. No obstante, para que el peso permanezca estable, es necesario que el paciente mantenga unos hábitos saludables con ejercicio y dieta. Preguntas frecuentes ¿Cuánto cuesta un bypass? El precio de bypass gástrico puede variar de 8.000 a 15.000 euros dependiendo de la clínica y de los días necesarios de hospitalización, si esta se alarga es posible que suba el precio. Por ello es muy importante que el paciente tenga un a amplia información. ¿Qué es bypass gástrico por laparoscopia? El bypass gástrico por laparoscopia, es la que se suele realizar en el momento actual, esto se debe a que l a recuperación es mucho más rápida y con menos complicaciones que la cirugía abierta. En ella se realizan cinco pequeñas incisiones en el abdomen. Por una de ellas se introduce un laparoscopio, que es un tubo flexible con cámara, que permitirá al cirujano ver las imágenes en una pantalla. Por el resto de incisiones se va a introducir el material quirúrgico necesario bisturí, tijeras, pinzas, etc. Al ser las incisiones más pequeñas la recuperación quirúrgica es mucho mas rapida. ¿Cuáles son los efectos secundarios del bypass gástrico? Los efectos secundarios del bypass gástrico, son los derivados de la malnutrición que produce, en muchos casos será necesario tomar suplementos vitamínicos con hierro, vitamina b12, ácido fólico y vitamina D. El síndrome de dumping se produce porque el estómago se vacía rápidamente en el intestino, produce dolor abdominal, taquicardia, náuseas y vómitos. Se produce una media hora después de comer. Para evitar este síndrome lo importante es seguir las indicaciones dietéticas que se recomienda a cada paciente. ¿Quién puede hacerse un bypass gástrico? El bypass gástrico se puede realizar: En pacientes con índice de masa corporal superior a 50% Que hayan realizado dietas sin tener una pérdida de peso adecuado. Pacientes con IMC superior a 35 con enfermedades concomitantes como diabetes mellitus tipo 2, o hipertensión arterial ¿Qué se debe comer después de un bypass gástrico? La dieta del bypass gástrico tiene diferentes fases: Fase primera: se tomarán líquidos, principalmente caldos desgrasados, gelatinas y leche descremada. Durará una semana tras la cirugía. Fase segunda: se tomarán purés y batidos de proteínas. Esto será a partir de la segunda semana y será importante comer lentamente. El paciente debe evitar el consumo de alimentos ricos en grasa y azúcares, así como las bebida excitante y gaseosas. Fase tres: el paciente podrá comenzar a comer alimentos con más textura. Dura unas tres semanas. Fase cuatro: el paciente comenzará a comer alimentos sólidos, se pueden ir añadiendo alimentos de forma paulatina, un alimento cada día y no tomar alimentos ricos en grasas, ni con azúcares refinados en gran cantidad.