Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Operación de Próstata

Operación de Próstata

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Definición

La operación de próstata es la cirugía que se realiza para retirar parte o la totalidad de la próstata, ya sea por su gran tamaño o por estar afectada de un tumor maligno.

La operación de próstata es la cirugía que se realiza para retirar parte o la totalidad de la próstata, ya sea por su gran tamaño o por estar afectada de un tumor maligno.

¿Cómo es una operación de próstata?

La operación de próstata por adenoma (aumento de tamaño) es diferente de la cirugía de cáncer de próstata, vamos a describir ambas.

  • Cirugía de adenoma de próstata: el paciente se encuentra  anestesiado con anestesia general  general o raquídea, (se pone anestesia en el canal medular para insensibilizar la parte inferior del cuerpo). A través de la uretra (canal interior del pene por donde sale la orina) se introduce una fibra óptica para, mediante un sistema láser, actuar en la próstata con tres técnicas diferentes según el tamaño prostático:
    • Fotovaporización: en la que el láser produce un aumento de temperatura en la próstata dando lugar a su conversión en vapor de agua. Se usa cuando la próstata tiene un tamaño inferior a 60 cc.
    • Fotorresección: que consiste en recortar la próstata en pequeños fragmentos que luego son extraídos a través de la uretra y que se usa cuando la próstata tiene un tamaño de hasta 120 cc.
    • Enucleación: consiste en recortar y extraer los lóbulos prostáticos de una sola pieza. Se usa en próstatas con tamaño mayor a 120 cc.
  • La cirugía de cáncer de próstata: se puede realizar mediante técnicas a cielo abierto y mediante cirugía endoscópica o robótica:
    • Cirugía a cielo abierto de cáncer de próstata: en esta cirugía se realiza un incisión a nivel suprapúbico (localizado por encima de la sínfisis del pubis). Desde aquí se llega a la próstata, haciendo una prostatectomía radical en la que se extrae la próstata y las vesículas seminales. El mayor riesgo es que se pueden afectar nervios del entorno que van a dificultar posteriormente la erección, y se puede producir también incontinencia urinaria. 
    • Cirugía robótica o laparoscópica: se producen mínimas incisiones en el abdomen, por las cuales se introduce tanto el sistema endoscópico como el instrumental necesario para la extracción de la próstata. La recuperación es más rápida, se produce menos sangrado y menos dolor pero también se puede afectar la erección y puede haber incontinencia urinaria.

¿Para quién está indicada?

La cirugía de próstata por adenoma está indicada para aquellas personas cuya próstata tiene un tamaño mayor de 60 cc., presentan síntomas urinarios de retención de orina y/o nicturia (emisión de orina nocturna), que afecta gravemente a su calidad de vida.

Respecto al cáncer de próstata se operan en aquellos casos en los que no existe metástasis, esto es, casos en los que el cáncer se encuentra solo dentro de la próstata. 

¿Por qué se realiza?

Es una cirugía que, en el caso del adenoma de próstata, se realiza para impedir que se produzca una obstrucción a nivel de la uretra que impida la salida de la orina, y que esta se acumule a nivel de la vejiga, obligando a tener que llevar una sonda de forma permanente.

En los casos de cáncer de próstata no diseminados, la extracción de la próstata si no hay metástasis, se realiza porque mejora el pronóstico de la enfermedad y junto con quimioterapia o radioterapia puede ser curativa.

Riesgos de una operación de próstata

Los riesgos de una operación de próstata son:

  • Hemorragias.
  • Infecciones.
  • Eyaculación retrógrada (la eyaculación va hacia atrás).
  • Impotencia.
  • Incontinencia urinaria.
  • Estenosis (estrechez del conducto) de la uretra por la cicatriz. 

Preparación

La preparación para una cirugía de próstata conlleva una analititca de sangre con coagulación y orina, electrocardiograma y radiología de tórax así como una visita al anestesista.

  • No se deberá fumar en la semana a la cirugía.
  • No se deben tomar fármacos antiinflamatorios como el ibuprofeno, ya que esto puede dar lugar a un mayor sangrado.
  • Si se tiene tratamiento con anticoagulantes el paciente debe de informar al cirujano, que le indicará cómo debe de proceder al respecto.
  • Está indicado realizar un ayuno de al menos 8 horas previas a la cirugía.

Cómo es la recuperación de una operación de próstata

Tras la cirugía de próstata la recuperación será progresiva. Es normal quedarse en el hospital un día, si se trata de una resección transuretral de la próstata, o hasta cinco días si se trata de una resección radical por cáncer de próstata.

Tras la cirugía el paciente llevará una sonda vesical por la cual es normal que salga una orina hematúrica (con sangre), que se irá aclarando poco a poco y en unos quince días debería ser una orina clara. La sonda se mantendrá una semana más o menos.

La reincorporación del paciente a su vida normal suele realizarse a partir del mes siguiente a la cirugía.

Resultados

La cirugía de próstata es una cirugía que da resultados satisfactorios cuando se trata de una cirugía de adenoma de próstata, ya que produce una mejora en la calidad de vida del paciente, que no tendrá que llevar sonda, ni tendrá que levantarse continuamente para orinar.

Los resultados de una cirugía de cáncer de próstata son algo más complejos. Aunque la retirada de la próstata disminuye la posibilidad de progresión de la enfermedad, pueden quedar secuelas como son la impotencia y/o la incontinencia urinaria, que puede persistir en el tiempo.

Preguntas frecuentes

¿Qué genera la próstata?

La próstata genera el líquido prostático, que es necesario para mantener a los espermatozoides vivos, así como para facilitar su movimiento dentro de la vagina y el útero para lograr la fertilización del óvulo.

¿Qué pasa cuando se agranda la próstata?

Cuando se agranda la próstata se producen los síntomas de un adenoma de próstata:

  • Dificultad para orinar. 
  • Urgencia urinaria (ganas repentinas de orinar).
  • Nicturia (expulsión involuntaria de orina durante la noche).
  • Retención urinaria.
  • Infecciones de orina (cistitis) de repetición.
  • Goteo posterior a la micción.
  • Disminución en la fuerza del chorro de orina.

¿Cuáles son los síntomas de próstata inflamada?

Los síntomas de próstata inflamada son:

  • Disuria (dolor al orinar).
  • Escozor al orinar.
  • Dolor suprapúbico o en el área perineal. 
  • Sensación de pesadez en zona perineal.
  • Polaquiuria (aumento del número de veces que se orina).
  • Urgencia urinaria.  
  • Hematuria (sangre en la orina).
  • Eyaculación dolorosa. 
  • Sangre en el semen.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de próstata?

Los síntomas del cáncer próstata son escasos y no suelen aparecer hasta estadios avanzados del proceso, ya que el cáncer de próstata se desarrolla en la parte externa de la glándula, y esto no produce síntomas perceptibles por el paciente hasta que no invade órganos cercanos, como son el recto y la vejiga, dando lugar a síntomas derivados de estos órganos.

Cuando se dan síntomas estos suelen ser:

  • Problemas para orinar.
  • Hematuria (sangre en la orina).
  • Impotencia.
  • Dolor en zona lumbar, costillas , caderas (se producen por la metástasis del cáncer).

¿Cómo se puede prevenir el cáncer de próstata?

El cáncer de próstata tiene una serie de factores que no son previsibles como es la herencia. Los hombres con familiares de primer grado que han padecido cáncer de próstata tienen más posibilidades de tenerlo que aquellos que no lo presentan en su familia. Las personas de raza negra y la edad son otros factores no previsibles.

No se ha demostrado que el uso de fármacos o vitaminas prevenga el cáncer de próstata.

Los estudios no han probado una clara relación entre la alimentación y el sobrepeso con el cáncer, aunque parece que una alimentación correcta y el ejercicio pueden dificultar su aparición.