Manometría

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Definición

La manometría es una prueba diagnóstica que se utiliza para medir las presiones basales y la actividad de algunos esfínteres del tubo digestivo, cuyo mal funcionamiento condiciona la aparición de enfermedades específicas.

La manometría se realiza según el tipo de técnica utilizada para hacer la prueba diagnóstica.

Tipos de manometrías

No existen tipos de manómetros (instrumento para medir la presión de los fluidos, principalmente de los gases), pero sí hay diferentes pruebas diagnósticas, como son:

  • Manometria esofágica: sirve para medir el funcionamiento del esofago. Evalúa la actividad motora del estoma y sus esfínteres, siendo muy útil en el estudio de la disfagia (dificultad para tragar) y el dolor torácico de origen no cardíaco.
  • Manometría ano-rectal: es una prueba que sirve para medir el funcionamiento de la parte final del intestino (recto y ano). Consiste en la medición de presiones, tanto en reposo como en la continencia o defecación. Además, nos permite evaluar la sensibilidad y distensibilidad rectal, reflejos rectoanales, capacidad expulsiva, incontinencia anal... etc.

Preparación

En la preparación en la  manometría esofágica y en la manometría ano-rectal el paciente deberá seguir indicaciones distintas antes de hacer la prueba diagnóstica:

Manometría esofágica:

  • El paciente deberá estar en  ayunas de unas 6 horas como mínimo antes de la prueba.
  • Deberá dejar de fumar días previos a la prueba.
  • Existen algunos fármacos que modifican la motilidad esofágica, por lo que podrían alterar los resultados de la prueba. Es conveniente que el paciente se lo informe a su médico, para suspenderlos si es necesario antes de realizar la prueba.
  • El paciente tendrá que retirar las gafas y prótesis dentales antes de comenzar la exploración. 

Manometría ano-rectal:

  • En esta prueba el paciente no necesita una preparación especial.
  • No requiere estar en ayunas.
  • Se aconseja poner un enema al paciente unas horas antes de la exploración.

Cómo se realiza una manometría 

La manometría se realiza según el tipo de técnica utilizada para hacer la prueba diagnóstica:

  • Manometría esofágica: se coloca una pequeña y fina sonda de plástico flexible de unos 2-3 mm. diámetro a través de la nariz hasta el estómago, en algunas ocasiones con un poco de anestesia local. Para facilitar el paso por la garganta se le suele dar al paciente un poco de agua.

Una vez colocada la sonda, se tumba el paciente y se conecta a un pequeño aparato que transmite la información en un ordenador. Durante la prueba se va retirando despacio la sonda para ir realizando los distintos estudios, algunas veces sin tragar y otras tragando pequeños sorbos de agua.

La sonda que se ha colocado en el estómago está conectada a un sistema de presiones y a un monitor, de manera que, dichas presiones que se generan en el esofago al tragar, se reflejan en la pantalla mediante unos gráficos.

La exploración del estudio suele durar entre 15-20 minutos.

  • Manometría ano-rectal: se acuesta el paciente de lado en una camilla, se coloca una  fina sonda de plástico flexible de unos 3-4 mm. de diámetro normalmente, con un balón de látex desinflado en la punta. Esta se coloca 10 cm por vía rectal, con un poco de lubricante anestésico o vaselina.

La sonda que se ha colocado en el recto está conectada a un sistema de presiones y a un ordenador, de tal manera que las presiones que se generan en el ano y el recto, con distintas maniobras que le irá indicando el médico al paciente, se reflejarán en la pantalla mediante unos gráficos.

Tras acabar la prueba, el médico suele practicar un tacto rectal que completará la información de la manometría.

La exploración del estudio suele durar entre 15-20 minutos

Complicaciones de una manometría

La complicaciones de una manometría son:

La manometría esofágica no suele tener complicaciones importantes, pero existen algunas, aunque son leves y poco relevantes:

  • Sangrado nasal.
  • Tos irritativa.
  • Náuseas.
  • Perforación esofágica es una complicación muy excepcional.

La manometría ano-rectal no tiene complicaciones relevantes, pero existen algunas que podrían ocurrir en casos excepcionales como son:

  • Sangrado anal.
  • Perforación rectal.

Resultados

Los resultados de la manometrías van a depender del tipo de prueba diagnóstica utilizada para la exploración.

  • Manometría esofágica: los resultados de esta prueba pueden ayudar a identificar las causas de dolor torácico, ardor, reflujo gastroesofágico, problemas de deglución o dificultad en el paso de los alimentos de la boca al estomago.
  • Manometría ano-rectal: los resultados de esta prueba pueden ayudar a identificar algunas causas de dolor anal, incontinencia, estreñimiento, fisura anal y algunas patologías del suelo pélvico.

Preguntas frecuentes

¿Es dolorosa una manometría?

La manometría no es dolorosa, aunque en ocasiones la exploración puede ser algo molesta.

¿Qué es una manometría esofágica?

La manometría esofágica es una prueba diagnóstica que consiste en medir el funcionamiento, la presión, la fuerza y tono muscular en difrentes zonas del esofago.

¿Qué es la phmetría?

La phmetría es una prueba específica para cuantificar la cantidad de ácido que existe en el esófago, que viene del estómago y que es el principal síntoma de la enfermedad por reflujo gastroesofágico.

¿Qué es una manometría esofágica acalasia?

Una manometría esofágica acalasia es el método diagnóstico con mayor sensibilidad y el más específico en el diagnóstico de la acalasia (trastorno funcional del esófago en donde el músculo no puede relajarse al tragar).

¿Cuánto se tarda en hacer una manometría?

Una manometría tarda entre 15-20 minutos, aproximadamente.