Lipoescultura

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Definición

Es un procedimiento quirúrgico que se emplea en cirugía estética y reparadora con la finalidad de esculpir o moldear la silueta corporal con la idea de darle una forma atractiva y estilizada. Esta consiste en la extracción de grasa mediante la aspiración de un área determinada del cuerpo.

Se realiza porque mediante la eliminación de tejido adiposo, además de tener un mejor aspecto físico, los pacientes pueden mejorar su salud, ya que disminuye la probabilidad de padecer diabetes, colesterol o enfermedades cardíacas. El paciente también recupera su autoestima y su bienestar emocional.

La lipoescultura no debe ser vista como un método para bajar de peso por lo cual no debe realizarse como tratamiento para la obesidad, sino para moldear el cuerpo, como una técnica que puede conseguir dar armonía al mismo de forma natural, eliminando grasas de aquellos depósitos que no conseguimos hacer desaparecer con las dietas y ejercicios.

¿Cómo es el tratamiento de lipoescultura?

El tratamiento se debe realizar con un médico de cirugía estética, el cual realiza incisiones de aproximadamente 5 mm y a través de ellas introduce unas delgadas y pequeñas cánulas conectadas a aspiración que se encargarán de absorber los depósitos de grasa localizados en zonas concretas.

¿Para quién está indicada?

Está indicada para aquellas personas que poseen un peso normal, pero tienen acúmulos de grasas localizadas en diferentes zonas del cuerpo y quieren obtener una silueta más moldeada.

¿Por qué se realiza?

Se realiza porque mediante la eliminación de tejido adiposo, además de tener un mejor aspecto físico, los pacientes pueden mejorar su salud, ya que disminuye la probabilidad de padecer diabetes, colesterol o enfermedades cardíacas.  El paciente también recupera su autoestima y su bienestar emocional.

Riesgos de la lipoescultura

Como en todo proceso quirúrgico pueden aparecer riesgos que van a depender de cada paciente. Entre los más comunes están los seromas, hemorragias, mala cicatrización o infecciones; también pueden aparecer coágulos de sangre y acumulación de líquidos. Del mismo modo se podrían ver afectados algunos órganos o nervios existiendo también riesgo de infección.

Preparación

Se debe empezar con la orientación e información al paciente del procedimiento que se va a realizar. Luego, como en todo proceso quirúrgico hay que realizar pruebas médicas, examen físico general, análisis de sangre, electrocardiograma… etc.

En caso de que el paciente sea fumador este deberá abstenerse al menos dos semanas antes y después de la operación para evitar dificultar la cicatrización. No tomar medicamentos que puedan alterar la coagulación sanguínea es otra pauta a seguir.

La anestesia dependerá de la zona en la que se va a actuar, si es pequeña se usará anestesia local, y si se trata de grandes regiones se usará anestesia general, siendo en este caso importante no comer ni beber al menos 6 horas antes de la intervención.

La intervención se realizará en un quirófano con todas las medidas de seguridad y con el personal capacitado para el procedimiento. Puede que el cirujano marque en su cuerpo algunas líneas que usará como guía para la lipoescultura.

Cómo es la recuperación de la lipoescultura

Podría aparecer una ligera hinchazón y hematomas propios de la intervención, durante el primer mes es necesario usar una faja para que el cuerpo se vaya adaptando a su nueva forma. Así mismo puede aparecer dolor, que se tratará con analgésicos, siendo el abdomen la zona más dolorosa.

Se recomendará al paciente que durante las dos primeras semanas no realice esfuerzos físicos y comience a andar aumentando progresivamente de tiempo.

Resultados

Los resultados se podrán apreciar en un periodo de 1 mes desde que se realizó la intervención. El paciente deberá seguir una dieta sana y equilibrada, además de guardar reposo el tiempo indicado. Sin embargo, la hinchazón de los tejidos tiende a desaparecer transcurridas de 2 a 3 semanas, siendo en el cuarto mes cuando se empiezan a notar los resultados más definitivos.

Preguntas frecuentes

¿Qué es la lipoescultura con radiofrecuencia?

Es una técnica no invasiva de la eliminación de tejido adiposo a través de ondas electromagnéticas que producen calor. Pese a tener buenos resultados siempre serán menores a los que se obtiene con lipoescultura invasiva, ya que actúa desde el exterior de la piel.

¿Cómo se hace la lipoescultura con masajes?

Se realiza con movimientos articulares, amasamientos, fricciones y arrastres que actúan sobre el tejido conjuntivo. Los masajes se realizarán habitualmente en posición lateral para trabajar los contornos con mayor facilidad. Para que tenga un buen resultado es necesario realizar varias sesiones y así mismo utilizar cremas o pomadas especiales.

¿Cómo es la lipoescultura a láser?

Es una técnica que utiliza una fibra óptica muy fina para atravesar los tejidos y producir así una licuefacción del tejido graso, una vez que ese espacio queda vacío, otra onda estimula el colágeno corporal para que se rellene y quede así la silueta moldeada. No requiere hospitalización.

¿Qué es mejor abdominoplastia o lipoescultura?

Dependerá del tipo de piel del paciente, de su integridad y elasticidad, en aquellas personas que tienen gran cantidad de piel sobrante y con demasiada flacidez o apenas músculo abdominal será mejor realizar una abdominoplastia para poder eliminar la piel y posteriormente moldear, en cambio una persona cuya piel esté más o menos tersa pero que tenga acúmulos de grasa concretos, necesitará una lipoescultura para moldear su figura.

¿Cuál es la diferencia entre liposucción y lipoescultura?

La liposucción es una técnica que se usa para eliminar grandes cantidades de grasa, sin embargo, la lipoescultura no se realiza en personas obesas sino en personas con pequeñas cantidades de grasa localizada.