Laminectomía

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Definición

La laminectomía es la cirugía que se realiza para extirpar la lámina vertebral (parte posterior y lateral de una vértebra) y aliviar la presión sobre los nervios y la médula espinal.

La laminectomía se realiza porque la causa de la compresión del nervio o de la médula es el estrechamiento del espacio donde se aloja, o de salida, dando lugar a dolor, pérdida de fuerza y hormigueo en la zona afectada. Cuando se consigue descomprimir esta zona, la sintomatología desaparece.

¿Cómo es la laminectomía?

Tras colocar al paciente tumbado boca abajo, se procede a realizar una incisión en la parte de la columna que se vaya a tratar.

Al llegar a la zona ósea, el cirujano procede a quitar la lámina de un lado o de los dos, y en los diferentes puntos que se precisen. También extirpará posibles resaltes óseos que están comprimiendo los nervios

Generalmente se finaliza con la realización de una artrodesis, que es la fijación de la vértebras entre sí con material de osteosíntesis (material metálico para fijar un hueso).

¿Para quién está indicada?

La laminectomía está indicada para pacientes que presentan estrechamiento del canal raquídeo (espacio entre las vértebras y que contiene la médula espinal), o de las salidas de los nervios. Con esta técnica se consigue ampliar el espacio por el cual pasan los nervios y descomprimir la médula. 

¿Por qué se realiza?

La laminectomía se realiza porque la causa de la compresión del nervio o de la médula es el estrechamiento del espacio donde se aloja, o de salida, dando lugar a  dolor, pérdida de fuerza y hormigueo en la zona afectada. Cuando se consigue descomprimir esta zona, la sintomatología desaparece.

Riesgos de la laminectomía

Los riesgos de la laminectomía son:

  • Reacción alérgica a la anestesia.
  • Hemorragias.
  • Infecciones en zona de la herida quirúrgica.
  • Infecciones en las vértebras intervenidas.
  • Daño de una raíz nerviosa que provoque falta de fuerza en la zona muscular afectada.
  • Presencia de hormigueo.
  • Retorno del dolor tras un tiempo de la cirugía.

Preparación

La preparación de una laminectomía conlleva:

  • Analitica de sangre con coagulación, radiografía de tórax y electrocardiograma, así como visita al anestesista previa a la cirugía.
  • Realización de técnicas de imagen de la columna como radiografía, escáner o resonancia magnética.
  • El paciente no debe beber alcohol ni fumar los días previos a la cirugía.
  • El paciente no puede tomar antiinflamatorios (como aspirina o ibuprofeno), los cuatro días previos a la cirugía por el riesgo de sangrado.
  • Si el paciente toma anticoagulantes debe de informar al médico, y éste indicará al paciente el tratamiento a seguir.
  • El paciente debe  permanecer en ayunas al menos 8 horas previas a la cirugía.

Cómo es la recuperación de la laminectomía.

La recuperación de la laminectomía no es inmediata tras la cirugía. Durante los primeros días el paciente puede presentar dolor, el cual será tratado con analgésicos. Normalmente el paciente podrá volver a su domicilio entre 3 y 5 días después de la cirugía.

Pasadas unas dos semanas, el paciente podrá empezar a moverse con mayor facilidad, y en unos dos meses podrá acudir a su trabajo, si este no supone un gran esfuerzo físico.

Resultados

La laminectomía da lugar a una mejora total o parcial de los síntomas.

Los pacientes operados de laminectomía a los que también se les somete a fijación vertebral, pueden tener problemas pasados unos años en las vértebras superiores o inferiores a las intervenidas.

Aquellas cirugías más complejas, por intervenir un mayor número de vértebras o por hacer procedimientos asociados sobre los discos vertebrales, pueden tener peor pronóstico.

Preguntas frecuentes

¿Qué es una laminectomía lumbar?

La laminectomía lumbar es la intervención quirúrgica por la que se retira la lámina posterior de las vértebras lumbares.  Se realiza para aliviar la lumbalgia y el dolor de las piernas,que se produce por el estrechamiento del canal medular a este nivel. Este tipo de patología es más frecuente en ancianos. Se retirará esta parte del hueso, lo que dará lugar a un mayor espacio para el nervio, que no estará comprimido y por tanto mejorará rápidamente los síntomas.

¿Qué es una laminectomía descompresiva?

La laminectomía descompresiva es la técnica quirúrgica en la cual se va a retirar una parte de la vértebra para descomprimir los nervios que se encuentran comprimidos por el hueso, o por resaltes producidos por la degeneración ósea de la edad.

¿Qué es la artrodesis lumbar?

La artrodesis lumbar es el proceso quirúrgico en el que, tras una laminectomía, se procede a fijar las vértebras para evitar la inestabilidad de la columna. Al fijarse las vértebras se pierde movilidad en este segmento, pero permite aliviar el dolor.

La artrodesis puede realizarse mediante un injerto óseo (hueso del propio individuo o de un donante), o bien mediante material de osteosíntesis (piezas de metal quirúrgicas).

¿Qué es la discectomía lumbar?

La discectomía lumbar es la técnica quirúrgica que consiste en la retirada del disco intervertebral  (almohadilla entre dos vértebras).

Se realiza esta técnica quirúrgica cuando se produce un desplazamiento del disco dando lugar a una presión sobre la médula, que provoca dolor y otros síntomas, como pérdida de fuerza y falta de control de esfínteres (el paciente tiene incontinencia de orina y de heces).

Al retirar el disco que deja de presionar, estos síntomas desaparecen.

¿Qué es una laminectomía torácica?

La laminectomía torácica es la técnica quirúrgica por la cual se retira la lámina de una o varias vértebras dorsales.

La laminectomía se realiza cuando hay dorsalgias (dolores de espalda) importantes, y se visualiza mediante pruebas de imagen que existe compresión de un nervio por parte de la vértebra.