1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Gasometría Arterial

Gasometría Arterial

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Definición

La gasometría es una prueba diagnóstica complementaria que se realiza con el análisis en laboratorio de una muestra de sangre, más frecuentemente extraída de una arteria localizada en la muñeca, por medio de un punción con una jeringa.

Con el análisis de la Gasometría se detectan una serie de valores bioquímicos (ph, bicarbonato, presión parcial de oxígeno y de dióxido de carbono, saturación de oxígeno en la sangre), que sirven a los médicos para valorar las alteraciones de oxigenación de la sangre del paciente y del equilibrio ácido-base del organismo, así como de la función del pulmón y los riñones que son los órganos encargados de su regulación.

Con su análisis se detectan una serie de valores bioquímicos (ph, bicarbonato, presión parcial de oxígeno y de dióxido de carbono, saturación de oxígeno en la sangre), que sirven a los médicos para valorar las alteraciones de oxigenación de la sangre del paciente y del equilibrio ácido-base del organismo, así como de la función del pulmón y los riñones que son los órganos encargados de su regulación.

Tipos de gasometrías

El método de análisis y los valores que se determinan en el laboratorio no varía.

Lo que sí puede ser diferente es el tipo de vaso sanguíneo que se punciona, arteria o vena, siendo más habitual para la realización de la gasometría puncionar una arteria.

La localización de la arteria de donde se extrae la muestra de sangre, también puede variar. Así, la gasometría puede realizarse en la muñeca con punción de la arteria radial, a nivel de la parte interior de la flexura del codo, en la arteria braquial, y de forma excepcional, en la ingle a nivel de la arteria femoral. También puede extraerse a través de un catéter arterial (tubito fino introducido en una arteria habitualmente para realizar tratamientos).

Preparación

No requiere una preparación específica por parte del paciente. Es conveniente llevar una prenda que permita exponer el brazo o muñeca de forma fácil para realizar la punción. 

Antes de la prueba, el personal de enfermería puede realizar una maniobra llamada maniobra de Allen, con objetivo de verificar que la vascularización de la mano es correcta y que, si existe algún tipo de complicación por la punción de la arteria, no se va a ver comprometido el aporte de sangre a los tejidos. 

Para ello, el personal que realiza la técnica comprime la muñeca para disminuir el paso de sangre por los vasos que la transportan hacia la mano (arteria radial y cubital), pidiendo al paciente que abra y cierre el puño hasta que la mano quede con coloración pálida. Después, el profesional deja de hacer presión en el lado externo (lado de la arteria cubital) para comprobar que la mano recupera su color y con ello, asegurarse de que recibe un adecuado aporte de sangre por esa arteria.

Cómo se realiza la gasometría arterial

El paciente deja expuesto su brazo libre de ropa. El personal de enfermería procede, primero, a limpiar la piel de la zona donde se realiza la extracción con un agente antiséptico para eliminar los gérmenes.

Seguidamente, el profesional palpa la región de la muñeca por encima del dedo pulgar y detecta el pulso arterial. Se dispone entonces a introducir una aguja fina de una jeringa de forma más o menos profunda, hasta que vea  que la sangre fluye hacia esta y obtiene aproximadamente 2 ml. En ese momento extrae la aguja lentamente y posteriormente, hace presión sobre la zona que se ha puncionado durante unos minutos.

La muestra de sangre se envía en un periodo corto de tiempo al laboratorio y se mantiene en frío hasta su análisis. Habitualmente la jeringa de la extracción puede estar heparinizada, es decir, contener una sustancia que ayuda a que la sangre no se coagule.

Complicaciones de la gasometría arterial

  • Aparición de trombosis o formación de un coágulo dentro del vaso sanguíneo.
  • Presencia de hematoma en la región de la punción.
  • Infección local en la zona de extracción de la analítica.
  • Aparición de un espasmo arterial (contracción de las paredes del vaso sanguíneo).
  • Lesión en alguna estructura nerviosa próxima al vaso sanguíneo puncionado.
  • Compromiso de la circulación de la sangre en la extremidad donde se ha realizado la extracción (mano, etc.)
  • Sensación de mareo e incluso pérdida de conocimiento, en pacientes más sensibles al dolor o a las punciones con agujas.
  • Dificultad de extracción de la muestra, que conlleve la repetición de la prueba en otra parte del organismo.

Resultados

Si se hace la extracción de sangre de forma urgente en el hospital, para la evaluación de un paciente que precisa atención rápida, habitualmente el análisis del laboratorio puede tardar unos 20 - 30 minutos en tener el resultado, y poder ser evaluado por el médico que atiende al paciente y con ello, determinar si el paciente necesita algún tratamiento (oxigenoterapia, etc…)

Si la gasometría se ha solicitado como prueba no urgente dentro de una revisión de la situación de un paciente estable, la prueba se realizará en las consultas de análisis clínicos del hospital, y los resultados se le darán al paciente en la consulta de revisión que tenga pautada, así como las indicaciones o cambios de tratamiento si se precisan.

Preguntas frecuentes

¿Qué es una gasometría basal?

Se considera una gasometría basal la realizada en condiciones de “normalidad” en el paciente, es decir, en aquella situación en la que el paciente no haya estado al menos en los últimos 20 minutos antes de la gasometría, con un tratamiento de oxigenoterapia si no realizando la respiración que su cuerpo pueda realizar, para que los valores bioquímicos analizados sean los reales que presenta su organismo.

¿Es dolorosa una gasometría?

Sí, habitualmente la gasometría es molesta o produce un dolor leve-moderado momentáneo mientras se realiza la punción, con sensación de calambre. Ya que la introducción de la aguja en el cuerpo es algo más profunda, que cuando se realiza una extracción de una muestra de sangre en una vena.

¿Cuánto se tarda en hacer una gasometría?

El tiempo que se tarda en hacer la extracción de la sangre para la gasometría es variable dependiendo de la dificultad de encontrar y puncionar adecuadamente la arteria en cada paciente, pero en términos generales se realiza en unos 5 minutos.

¿Debo ir acompañado a hacerme una gasometría?

No es obligatorio acudir acompañado a la realización de una gasometría, pero puede ser conveniente hacerlo en los pacientes que, ante las técnicas de extracción de sangre o por el dolor producido, puedan sufrir mareos y malestar.