Fibrinolisis

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Definición

La fibrinolisis es el tratamiento mediante el cual se administra un fármaco por vía intravenosa con el objetivo de deshacer un trombo (coágulo) que se haya producido en un vaso sanguíneo (arteria),  y está provocando una obstrucción de la circulación sanguínea y con ello, que a los tejidos no les llegue el oxígeno y los nutrientes necesarios para realizar sus funciones.

 La fibrinolisis es un procedimiento médico que se realiza en el hospital y bajo estricta observación, En primer lugar se canaliza una vía venosa en una de las venas de los brazos para poder administrar de forma progresiva un fármaco fibrinolítico (que deshace el trombo) diluido en suero. El procedimiento dura aproximadamente una hora. Posteriormente se mantiene en observación al paciente durante las siguientes 24 a 36 horas.

Si esta situación de obstrucción perdura en el tiempo sin tratamiento, los tejidos mueren.

¿Cómo es la fibrinolisis?

La fibrinolisis es un procedimiento médico que se realiza en el hospital y bajo estricta observación, En primer lugar se canaliza una vía venosa en una de las venas de los brazos para poder administrar de forma progresiva un fármaco fibrinolítico (que deshace el trombo) diluido en suero.

El procedimiento dura aproximadamente una hora. Posteriormente se mantiene en observación al paciente durante las siguientes 24 a 36 horas. 

En otras ocasiones, por ejemplo en las situaciones de accidentes cerebrovasculares o ICTUS, se puede realizar una fibrinolisis endovascular o intraarterial, canalizando un catéter (pequeño tubo flexible). El catéter se introduce por una arteria (arteria femoral) hasta llegar al punto donde se encuentra el trombo, detectandolo mediante la realización de pruebas de imagen. Una vez situado el catéter en el punto exacto, se introduce el fármaco fibrinolítico de forma directa en el trombo para deshacer el coágulo. Este procedimiento se realiza bajo anestesia general o sedación según lo precise la situación clínica del paciente.

¿Para quién está indicada?

La fibrinolisis Está indicada en aquellos casos en los que el paciente ha sufrido un ICTUS o accidente cerebrovascular para intentar evitar un daño crónico en el cerebro.

También está indicada en el caso de que el paciente haya padecido un infarto de miocardio en el corazón.

En ambas circunstancias existen unos criterios determinados de edad, situación clínica y tiempo desde que se produjeron los primeros síntomas en el paciente, para que se pueda llevar a cabo la fibrinolisis.

Otra situación donde se puede aplicar es en el tratamiento médico de los trombos producidos en arterias de los miembros, que producen una isquemia (falta de sangre y muerte celular) aguda de estos

¿Por qué se realiza?

La realización de una fibrinolisis tiene como objetivo la disolución del coágulo que ha provocado el infarto a nivel cerebral o cardíaco. Con ello se consigue que se reduzca en todo lo posible la afectación celular por el infarto, se mejore la función cardiaca o cerebral, y se prolongue la vida a corto y largo plazo del paciente.

En el caso de la indicación en las afectaciones vasculares de los miembros, se busca evitar la muerte de los tejidos y, con ello, que el paciente posteriormente pueda necesitar una amputación del miembro afectado.

Riesgos de una fibrinolisis

El riesgo específico de la realización de una fibrinolisis es el sangrado en cualquier parte del organismo, sobre todo en el cerebro o en el aparato digestivo.

En el corazón la reperfusión del tejido infartado (es decir, el paso de nuevo de la sangre al quitar el trombo), puede acompañarse de la aparición de arritmias cardiacas (alteración del ritmo de contracción del corazón).

La fibrinolisis puede provocar una respuesta paradójica como es que se produzcan espontáneamente nuevos trombos. Para prevenirlo la medicación fibrinolítica se asocia a otros fármacos que actúan en la coagulación de la sangre (antiagregantes plaquetarios y antitrombóticos).

Se han descrito en raras ocasiones la aparición de microembolización por colesterol o por troceamiento del propio trombo (por roturas de placas de colesterol en las paredes de la arteria en pequeños trozos o pequeños trombos resultantes de la disolución del principal, que son llevados por la sangre en el torrente sanguíneo hasta que paran en pequeños vasos con diámetros menores que su tamaño, lo que produce ahí una obstrucción al paso de sangre).

Otro de los riesgos a considerar es que a pesar del tratamiento, el coágulo no se consiga deshacer.

Preparación

Este tratamiento, por las circunstancias en las que el paciente se encuentra cuando es preciso, en la mayoría de los casos se administra estando ingresado de forma urgente en un hospital, o a nivel extrahospitalario por los equipos de urgencias extrahospitalarias en el trayecto de transporte en la UVI móvil hasta el hospital.

Antes de la aplicación del tratamiento fibrinolítico, los médicos se aseguran del diagnóstico de la patología que afecta al paciente mediante la exploración física y las pruebas complementarias (pruebas de imagen como TAC, ecografías etc.), análisis de sangre, electrocardiograma, y todas aquellas requeridas según los síntomas del paciente. 

Se localiza así la existencia de un trombo en el sistema vascular y se descarta siempre antes que exista una hemorragia.

El paciente, o en el caso de que por su situación clínica no sea posible, sus familiares o acompañantes, deben informar a los médicos de las posibles enfermedades que padezca, los tratamientos habituales que realiza si los hubiera. y si tiene algún tipo de alergia a fármacos o contrastes.

Si el paciente precisa de la aplicación de anestesia general o sedación, será evaluado por un médico anestesista quien se encargará de su administración y el seguimiento de su efecto durante todo el proceso.

Cómo es la recuperación de una fibrinolisis

Tras la aplicación del tratamiento, el paciente debe estar en estricta vigilancia en las siguientes horas con control de sus constantes vitales (tensión arterial, frecuencia cardíaca, etc.), así como los síntomas que presenta, para poder detectar de forma precoz si existe algún tipo de efecto secundario posterior al tratamiento, así como vigilar la evolución natural de la enfermedad que le ha sobrevenido al paciente y los efectos del resto de los tratamientos aplicados. 

Pasadas las primeras 24 horas y hasta un máximo de 72 horas tras la aplicación y evaluación de la fibrinolisis, el paciente permanecerá en ingreso hospitalario dependiendo más del proceso de recuperación de la patología que le ha afectado, que del propio tratamiento fibrinolítico aplicado.

Resultados

Los resultados tras la aplicación del tratamiento fibrinolítico se observan por medio de la realización de pruebas de imágen al paciente. En ellas se determina la desaparición del coágulo que ha producido la obstrucción del vaso sanguíneo, y la afectación real de los tejidos tras la recuperación del flujo sanguíneo (secuelas del tiempo que han estado sin oxígeno, tejido que ha muerto de forma irreversible, persistencia del trombo, etc.). 

Estas pruebas se realizarán en los días sucesivos tras la administración del tratamiento, mientras el paciente permanece ingresado en el hospital recuperándose de la patología que le ha afectado, y sus resultados le son transmitidos por el equipo médico que le trate.

Preguntas frecuentes

¿Qué es la actividad fibrinolítica?

Se trata de mecanismo de acción de los fármacos administrados para realizar la fibrinolisis, o la propia actividad fibrinolítica que de forma fisiológica y natural tiene el organismo, que consiste en la disolución de la fibrina (sustancia que forma parte de la estructura de los coágulos) y con ello la alteración la coagulación de la sangre.

¿Cómo actúa la plasmina?

La plasmina es una sustancia del sistema fibrinolítico de la sangre que interviene en la destrucción de la fibrina, es decir de la sustancia (proteína) que forma la estructura de los coágulos de la sangre, evitando que se produzcan o destruyéndolos.

¿Qué es el plasminógeno?

El plasminógeno es un precursor de la plasmina. Es una sustancia (glucoproteina) que se forma en el hígado y está presente en el torrente sanguíneo y el tejido extracelular. Forma parte del sistema propio que tiene la sangre para el control de la coagulación de la sangre y al activarse se transforma en plasmina.

¿Cuáles son los antifribinolíticos?

Los fármacos antifibrinolíticos o antitrombolíticos son medicamentos que favorecen el mecanismo de coagulación de la sangre, inhiben la degradación de fibrina y fibrinógeno (precursor de la fibrina). Se utilizan para ayudar a la coagulación de heridas y sangrados corporales. 

¿Qué es un medicamento trombolítico?

Los medicamentos trombolíticos o fibrinolíticos son compuestos que tienen la capacidad de favorecer de forma directa o indirecta el mecanismo de la fibrinolisis, mediante la activación del plasminógeno.