Otros Contenidos Factor Reumatoide

Definición

El factor reumatoide es un autoanticuerpo del tipo Ig M que tiene acción contra los anticuerpos Ig G del organismo. Esta sustancia se eleva en ciertas enfermedades crónicas y en enfermedades reumáticas. Para realizar el factor reumatoide se precisa de un extracción de sangre venosa.
La prueba de factor reumatoide, al ser una prueba de laboratorio, no precisa de ninguna preparación previa.

Tipos de resonancia reumas

Los tipos de resonancia utilizados en reumatología son:

  • Resonancia magnética sin contraste: es una prueba de imagen en la cual no se introduce contraste y permite ver músculos, huesos y tendones con gran precisión.
  • Resonancia magnética con contraste:  es una prueba de imagen en la que se introduce una sustancia a través de la vena que se va a fijar a ciertas células como pueden ser las tumorales.

Esta pruebas de imagen se realizan mediante campos magnéticos que dan lugar a imágenes, las cuales van a ser tratadas por un ordenador hasta dar resultados en dos o tres dimensiones

Preparación

La prueba de factor reumatoide, al ser una prueba de laboratorio, no precisa de ninguna preparación previa. Se va a realizar una extracción de sangre venosa, la cual se enviará al laboratorio de inmunología, donde se estudiará la presencia o no de factor reumatoide y el nivel sanguíneo que presenta. El paciente no tiene que acudir en ayunas para realizar la prueba.

Cómo se analiza el factor reumatoide

El factor reumatoide se analiza buscando anticuerpos Ig M, y dentro de ellos los que se producen frente a los anticuerpos Ig G normales del organismos en una muestra de sangre que se habrá obtenido por punción venosa. Esta punción se suele realizar en la venas del codo.

Sustancias ingeridas como la metildopa  o haber administrado una vacuna al paciente pocos días antes pueden alterar el resultado de la prueba.

Complicaciones de un factor reumatoide muy elevado

Las complicaciones del factor reumatoide elevado no existen, simplemente la presencia de un factor elevado nos marca probabilidad de que exista una enfermedad. Dicha enfermedad debe sospecharse por la clínica del paciente. Así, el factor reumatoide se encuentra elevado en enfermedades como la artritis reumatoide y el síndrome de Sjöegren, y puede ser positivo en otras enfermedades reumáticas, como las enfermedades mixtas del tejido conectivo, infecciones como tuberculosis, la hepatitis C, la sarcoidosis, la crioglobulinemia o la dermatomiositis.

  • Tuberculosis: infección bacteriana causada por un germen llamado Mycobacterium tuberculosis. La bacteria suele atacar los pulmones, pero puede también dañar otras partes del cuerpo.
  • Hepatitis C: inflamación del hígado.
  • Crioglobulinemia:  presencia de proteínas anormales en la sangre.
  • Dermatomiositis: enfermedad del tejido conectivo, caracterizada por una inflamación de los músculos y de la piel.

Resultados

Se considera un valor normal del factor reumatoideo hasta titulaciones de 1:80. Por encima de estos valores se consideran título positivo. De todas formas, aunque el valor sea negativo, no siempre se puede descartar por ello el diagnóstico de síndrome de Sjöegren o de artritis reumatoide, y en casos en que el resultado sea positivo, este se puede dar por otras causas también.

Los resultados estarán a disposición del médico en una semana, el reumatólogo será la persona más adecuada para hacer una correcta interpretación de estos resultados

Preguntas frecuentes

¿Qué es la artritis?

La artritis es la inflamación de una articulación con síntomas de enrojecimiento, aumento de tamaño y calor, además de rigidez articular y dolor intenso. Las causas pueden ser autoinmunes, como la artritis reumatoide, pero también infecciosas o por acúmulo de cristales, como ocurre en la artritis gotosa; la psoriasis también puede dar lugar a un tipo de artritis.

¿Qué es la artrosis?

La artrosis es un enfermedad degenerativa que se produce por el desgaste de los cartílagos articulares dando lugar a un roce entre los huesos que no se debería producir. Sus síntomas son dolor y deformidad articular, pero no suele acompañarse de enrojecimiento, ni calor, lo cual la diferencia de la artritis.

Aunque es una enfermedad degenerativa puede aparecer con frecuencia en personas de unos 50 años. También puede ser más precoz en articulaciones dañadas por una lesión previa como una fractura.

Presenta como síntoma el dolor, que se dará al movilizar la articulación y se calmará en reposo. También presenta rigidez de predominio matutino que mejora al calentar la articulación.

¿Qué ejercicios son buenos para la artritis?

El ejercicio es bueno para la artritis, ya que va a permitir mantener el movimiento articular y en lo posible la fuerza muscular.

Serán buenos movimientos de levantamiento de brazos sin peso, los movimientos de flexo-extensión articular en manos y en muñecas, movimientos de rotación interna y externa de los codos y de las muñecas o balanceo de los brazos hacia atrás y adelante en todo su recorrido articular.

En posición tumbado se debe separar, levantar,  girar, abrir y cerrar las piernas. Igualmente doblaremos y extenderemos la rodilla y los pies. También procederemos a realizar movimientos de flexoextensión del cuello así como giro en ambos sentidos.

Para fortalecer los músculos se van a realizar ejercicios de flexo-extensión articular con pequeños pesos de entre 500 gr y 1 Kg, que se deberán desarrollar en días alternos y no más de 10 minutos.

¿Qué es el reúma?

El reúma es el nombre vulgar, por el cual se designan aquellas enfermedades del sistema músculo esquelético que producen dolor,  que pueden ser tan variadas como artrosis, artritis reumatoide, artritis psoriásica, y enfermedades como el lupus, la dermatomiositis, la esclerodermia, la enfermedad mixta del tejido conectivo.

¿Cuántos tipos de artritis hay?

Existen diversos tipos de artritis:

  • Artritis reumatoide juvenil o del anciano: hay inflamación mediada por autoanticuerpos.
  • Artritis psoriásica es la inflamación articular: se da en personas que también tienen psoriasis.
  • Artritis gotosa: es la artritis que se produce por el depósito de cristales de ácido úrico en las articulaciones.
  • Artritis infecciosas: son las inflamaciones producidas por una enfermedad infecciosa, como puede ser la tuberculosis.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento que necesitas?

Cuéntanos lo que necesitas e intentaremos ayudarte lo más rápido posible

¿Tienes dudas?