Audiometría

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Definición

La audiometría es la prueba diagnóstica funcional que sirve para comprobar la audición de las personas. Nos permite saber si la falta de audición es por conducción o por la parte relacionada con el sistema nervioso y, en función de esto, poner el tratamiento adecuado.

La audiometría no lleva ninguna preparación especial, no hace falta que el paciente acuda acompañado, solo debe de procurar relajarse para que su nerviosismo no interfiera en la audición, ya que será necesaria su colaboración para una buena realización de esta.

Tipos de audiometrías

Existen dos tipos de audiometría:

  • La audiometría vocal: en este caso se le dicen una serie de palabras a través de unos auriculares al paciente y este tendrá que reconocer y repetir las palabras que se le han dicho; se dirán en diferentes volúmenes y tonos, esto trata de reconocer inteligibilidad del paciente.
  • La audiometría tonal: se realiza también con auriculares y dentro de esta será umbral, cuando tratemos de reconocer el volumen mínimo en que un paciente oye un determinado tono, esto es el paciente marca cuando deja de oír el sonido que estamos emitiendo, o supraliminar, en la que se trata de captar las perturbaciones sonoras, con respecto a la intensidad la frecuencia y el tiempo de permanencia.

Preparación

La audiometría no lleva ninguna preparación especial, no hace falta que el paciente acuda acompañado, solo debe de procurar relajarse para que su nerviosismo no interfiera en la audición, ya que será necesaria su colaboración para una buena realización de esta.

El técnico que le realice la prueba le indicará cómo hacerla de modo correcto.

Cómo se realiza una audiometría

La audiometría se realiza en una cabina cerrada con paredes que absorben el sonido, al paciente se le pondrán unos auriculares y a través del audiómetro su médico emitirá una serie de sonidos en diferentes tonos y frecuencias a través de los auriculares, el paciente deberá marcar cuando las oye y con qué oído las oye; esto permitirá al médico realizar una gráfica con su audición.

Complicaciones de una audiometría

La audiometría es una prueba sin complicaciones ya que no es invasiva. No obstante, es necesario que el paciente entienda bien cómo se va a realizar, si no entiende las explicaciones que le dan, debe preguntar a la persona que le va a realizar la prueba, ella tratará de explicársela de la forma más conveniente para que el paciente esté tranquilo. Es una prueba indolora que solo necesita de la colaboración del paciente para realizarse de modo correcto.

Resultados

Los resultados de esta prueba son inmediatos, el médico que realiza la prueba le dará un audiograma. Este audiograma se representa en un eje cartesiano: en las líneas horizontales las frecuencias y en las verticales las intensidades, y se representará en color rojo el oído derecho y en azul el oído izquierdo. Esto permite no solo una comparación con lo que es normal, sino también si hay diferente audición entre un oído y otro.

Las frecuencias conversacionales se hallan entre las frecuencias de 125 a 2.000 HZ, por encima de 2.000 y hasta 8.000 se encuentran las frecuencias agudas.

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son los valores normales de una audiometría?

Los valores que podemos considerar normales en una audiometría son los valores enteros 0 y 20 decibelios, esto permite la audición normal en la que las personas pueden escuchar sonidos muy bajos o leves susurros.

En cuanto a las frecuencias conversacionales, estas se encuentran entre 125 y 2.000 decibelios, mientras estas permanezcan inalterables se puede mantener una conversación de forma normal.

¿Es igual la audiometría en niños que en adultos?

La audiometría no es igual en niños que en adultos e incluso será diferente según la edad del paciente que vayamos a valorar.

En recién nacidos se hacen los potenciales evocados; esta prueba trata de registrar si ante determinados sonidos el cerebro reacciona de modo adecuado a los mismos, por tanto, nos permite saber si un bebé recién nacido oye.

En niños algo mayores se puede usar la audiometría tonal en campo abierto con estímulo complejo; esta prueba nos permite saber si el niño oye, aunque su interpretación no es sencilla, con el niño calmado, ya sea en su sillita o en brazos de sus padres. Se trata de hacer distintos estímulos sonoros y ver si el niño reacciona a los mismos; esta prueba no es sencilla de interpretar y no permite conocer qué frecuencias oye mejor que otras. Audiometría tonal con sonido puro, es un complemento delantero, en ella se emite un sonido y un poco después una luz y un muñeco, consiste en que  que el niño al oír el sonido busque después el muñeco, eso nos permite saber si el niño oye el sonido; se realiza también en campo abierto.

Por último, existen pruebas con auriculares a las cuales el niño tras oír el sonido recibirá una recompensa a modo de juego; esto permite marcar la audición del niño de manera correcta.

¿A partir de qué resultado se recomienda la utilización de audífonos?

El audífono puede ser usado desde el momento que se pierde audición, aunque en general se recomienda empezar a usarlos cuando la pérdida de audición afecta a las frecuencias conversacionales, que son las situadas entre 125 y 2.000 Hz, sobre todo se deben usar cuando la paciente nota que esto le aísla y afecta al normal desarrollo de su vida cotidiana.

¿Qué hace el audioprotesista?

El audioprotesista le ayudará a elegir el audífono que mejor se adapte a sus características, le dirá si precisa audífono en uno o dos oídos y si es mejor en su caso un audífono retroauricular (aparato para oír que se coloca detrás de la oreja) o, por el contrario, prefiere un audífono intracanal (esto es, se coloca dentro de la oreja).

¿Dónde puedo someterme a una audiometría?

La audiometría es una prueba que se realiza por parte de un médico otorrino, si usted cree que tiene una pérdida de audición deberá acudir a consulta de un otorrino el cual le indicará la prueba pertinente, en muchos casos los audioprotesistas también pueden realizarle dicha prueba para valorar la posible adaptación a una prótesis audiológica.