Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Arteriografía

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Definición

La arteriografía, también denominada angiografía, es una prueba radiológica diagnóstica para obtener información muy precisa del estado de las arterias (vasos sanguíneos). Esta técnica puede emplearse para visualizar cualquiera de las arterias del cuerpo humano. Se utilizan rayos X que obtienen imágenes (angiogramas) de los vasos sanguíneos. Se lleva a cabo por los médicos radiólogos vasculares e intervencionistas.

Una arteriografía puede identificar exactamente dónde se encuentra el bloqueo de una arteria. Las dos causas más comunes del bloqueo de las arterias son los coágulos de sangre (embolias) y la arteriosclerosis. Otra causa puede ser también la presencia de aneurisma (dilatación anormal de la pared de una vena o arteria ) que si se rompe puede provocar una hemorragia severa.

Una arteriografía puede identificar exactamente dónde se encuentra el bloqueo de una arteria. Las dos causas más comunes del bloqueo de las arterias son los coágulos de sangre (embolias) y la arteriosclerosis. Otra causa puede ser también la presencia de aneurisma (dilatación anormal de la pared de una vena o arteria ) que si se rompe puede provocar una hemorragia severa. 

La arteriografía permite medir el flujo y la presión sanguínea de las cavidades cardiacas, así como determinar si las arterias están obstruidas.

Tipos de arteriografías

Los tipos de  arteriografías que existen son:

  • Arteriografía o angiografía con rayos x:  es la prueba más tradicional, en la que se inyecta contraste (yodo) y mediante rayos X se valora la anatomía vascular.
  •  Arteriografía o angiografía con resonancia magnética (angio-RM): se utiliza la resonancia magnética que no produce radiaciones ionizantes. Se obtienen imágenes detalladas de lo vasos sanguíneos sin insertar un catéter dentro de los mismos, por lo que se minimizan los riesgos para el paciente.
  • Arteriografía o angiografía con tomografía computarizada(angio-TAC): se inyecta el contraste al paciente y se realiza un scanner para obtener las imágenes. La resolución de las imágenes es muy elevada y permite observar los depósitos de calcio.

Preparación

La preparación para una arteriografía va a depender del tipo de arteriografía que el paciente se vaya a realizar, pero de manera general:

  • El paciente debe acudir en ayunas 8 horas antes de la intervención.
  • El paciente no debe tomar fármacos que afecten a la coagulación sanguínea como la aspirina (medicamento anticoagulante) para evitar sangrados importantes.
  • El médico le puede pautar al paciente antibióticos para evitar infecciones. 
  • Es importante que el paciente informe a su médico si está tomando alguna medicación o si es alérgico, en especial al yodo ya que es el medio de contraste que se usa para realizar esta prueba.
  • El paciente debe dejar de fumar días previos a la prueba, por lo menos 24 horas antes.
  • Se debe realizar al paciente análisis de sangre el dia de la prueba.
  • Al paciente se le coloca una vía venosa donde le pasaran líquidos y los medicamentos durante el procedimiento.

Cómo se realiza una arteriografía

Una arteriografía se realiza en tres pasos:

  • Introducción de un pequeño catéter (tubo plástico). Se introduce por dentro de una de las arterias del paciente, que puede ser en la ingle, la parte superior del brazo o la muñeca. Una vez fijado el catéter se le pondrá anestesia local a la piel y tejidos profundos. El médico guiará el catéter a través del cuerpo hasta llegar a la arteria que será estudiada con la ayuda de una pantalla de rayos X (como un televisor), el paciente no sentirá el catéter moviéndose dentro de sus arterias gracias a la anestesia. 
  • Inyección de contraste (colorante de yodo rayos X). Será inyectado a través del catéter mientras se toman radiografías (placas). El paciente puede sentir calor leve cuando se le introduzca el contraste, pero esto sólo durará unos segundos y desaparecerá. En muchos casos, varias inyecciones de contraste y varias tomas de radiografías (placas) serán necesarias para completar el examen.
  • Extracción del catéter. Una vez finalizado el examen, el radiólogo vascular extraerá el catéter de la arteria. Se aplicará presión en el lugar donde se introdujo el catéter durante unos 10 o 20 minutos. Esta presión evitará que la arteria sangre reduciendo la posibilidad de hemorragias y hematomas.

Complicaciones de una arteriografía

Las complicaciones de de una arteriografía pueden ser:

  • Al introducir el catéter dentro de una arteria puede dañar la arteria o presentar un hematoma (moratón) en el lugar por dónde fue introducido el catéter. El moratón puede producir un leve dolor o malestar.
  • El paciente puede sentir náuseas, males, dolor de cabeza, sensación de frialdad, adormecimiento en los pies, hinchazón o calor en la zona de la punción.
  • Reacción alérgica al medio de contraste (yodo) o al anestésico local.
  • Sangrado excesivo en el punto de punción.
  • En algunos pacientes, especialmente los diabéticos o los que padecen una enfermedad renal, puede haber un deterioro de la función renal, por lo que el médico debe saberlo para tomar las medidas necesarias antes de realizar el procedimiento.

Resultados

Los resultados de la angiografía se pueden conocer nada más terminar la prueba. Cuando los vasos sanguíneos están íntegros se observan bien perfilados, sin muescas ni pérdidas de contraste. La visualización de estenosis, fístulas o malformaciones (aneurismas) es directa e inmediata, sobre todo en vasos de gran calibre, siendo más complejo y con necesidad de un estudio más minucioso el diagnóstico de lesiones vasculares en arterias de pequeño tamaño. 

Los resultados dan información precisa de las lesiones que puedan presentar las arterias y así planificar el tratamiento adecuado para el paciente. 

Preguntas frecuentes

¿Cuánto dura una arteriografía?  

La arteriografía dura normalmente entre 45 y 90 minutos. Pero el tiempo va a depender de la condición de cada paciente en el momento de la prueba

¿Es dolorosa una arteriografía? 

La arteriografía no es dolorosa porque se realiza bajo anestesia, sin embargo, el paciente puede sentir molestias a la hora de colocar el catéter

¿Hay que tener cuidados especiales tras una arteriografía? 

Sí. Los cuidados especiales tras una arteriografía son:

  • El paciente debe permanecer ingresado en el hospital de 6 a 8 horas una vez terminado el procedimiento.
  • Revisar constantes vitales, el punto de punción para asegurarse que no hay sangrado ni hematomas (moreton), y los pulsos de los pies periódicamente.
  • El paciente debe relajarse y reposar durante 24 horas.
  • Tomar abundante líquidos, así ayuda a eliminar más rapido el medio de contraste.
  •  El paciente debe volver a su dieta regular.
  •  No realizar ejercicios fuertes ni levantar ningún peso por lo menos durante dos días.
  • No se recomienda que el paciente tome baños calientes o duchas en las primeras 12 horas después de la prueba.
  • El paciente debe vigilar si aparece sangrado, hinchazón, dolor o cualquier cosa anormal y avisar inmediatamente a su médico

¿Cuál es la arteriografía más común?

La arteriografía más común es la arteriografía con rayos X.