Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Oftalmología

La especialidad
Artículos especializados
Enfermedades
Síntomas
Otros contenidos
Orzuelo
Enfermedad

Orzuelo

¿Qué es un orzuelo? El orzuelo es la inflamación de una de las glándulas de las pestañas , que se produce por el bloqueo de la misma. Es un motivo de consulta muy frecuente que se da en especialmente en niños, ya que estos tienen tendencia a tocarse los ojos con las manos sucias. Es una enfermedad categorizada como leve. Tipos de orzuelo Orzuelo externo : aparece en la parte exterior del párpado. Orzuelo interno : aparece en la parte interior del párpado   Causas de un orzuelo La causa del orzuelo es la infección por Estafilococo , bacteria que se encuentra en la piel de modo habitual. Síntomas de un orzuelo Los síntomas de un orzuelo son una protuberancia roja en el párpado superior o inferior , con hinchazón de este y dolor. Puede haber lagrimeo y presencia de legaña, y los nódulos suelen estar calientes y ser dolorosos. Tratamiento para el orzuelo El orzuelo se debe tratar con medidas locales, como son colocar un paño caliente sobre la zona , que se deberá de mantener entre 5 y 10 minutos unas 4 ó 5 veces al día. Se debe mantener el borde párpado limpio, para ello, se puede lavar con jabones especiales para los párpados de venta en farmacias, o bien con champú de bebé. No se deberá tocar el orzuelo ya que esto puede dar lugar a que el proceso se extienda. En la mayoría de las ocasiones el orzuelo desaparece en unos pocos días sin ningún tratamiento más. Puede ser necesario el uso de pomadas con antibiótico en el borde afectado. Pruebas complementarias del tratamiento de orzuelo El diagnóstico de un orzuelo es un diagnóstico clínico , solo en aquellos casos en los que tras un tratamiento antibiótico no remita, puede ser necesario realizar un cultivo de la sustancia del orzuelo para detectar qué germen ha producido el proceso y qué antibiótico es el más adecuado para tratarlo. Factores desencadenantes de un orzuelo El factor desencadenante es tocarse los ojos con las manos sucias. Factores de riesgo de un orzuelo Tocarse los ojos con las manos sucias, manipular las lentillas con las manos sucias, no retirarse el maquillaje de ojos al acostarse , usar productos cosméticos caducados, son los principales factores de riesgo. En pacientes inmunodeprimidos pueden producirse infecciones de párpados reiteradas. Complicaciones de un orzuelo Chalazión : lesión pequeña de aspecto tumoral que aparece en el borde libre de los párpados. Celulitis preseptal : infección del párpado y la piel periocular por delante del tabique orbitario. Celulitis orbitaria : infección que afecta a los tejidos incluidos dentro de la órbita, en las proximidades del ojo. Prevención de un orzuelo No tocarse los ojos sin lavarse las manos previamente. Manejar las lentillas con las manos limpias. Retirar los productos de maquillaje de forma correcta todas las noches. Uso de productos de maquillaje de buena calidad y no caducados. Higiene correcta de los párpados en casos de blefaritis (hinchazón de los párpados). Especialidades a las que pertenece el orzuelo El orzuelo será tratado y diagnosticado por un médico de familia, y solo en casos de complicaciones puede ser necesaria la consulta a un oftalmólogo. Preguntas frecuentes ¿Dónde pueden salir orzuelos? Los orzuelos salen en los párpados inferiores y superiores , pueden ser externos cuando el crecimiento es hacia el borde del párpado, o pueden ser internos cuando se desarrollan en la parte más interna del mismo. ¿Cómo se contagia el orzuelo? Los orzuelos no se contagian de unas personas a otras, están producidos por el Estafilococo, que es una bacteria que tenemos en la nariz y en la piel, y que, al tocarse los ojos con las manos sucias , queda depositado en el borde del párpado. Ante pequeñas erosiones del mismo se puede producir el desarrollo de un orzuelo. ¿Qué es un chalazión? El chalazión es la i nfección que se produce en un párpado, no en las glándulas de las pestañas, sino en las glándulas del interior del mismo . Se produce por el bloqueo y la posterior infección de las glándulas de meibomio del párpado (glándulas que producen una secreción grasa que forma parte de la película del lagrimal y la estabiliza), estas glándulas son  necesarias para la lubricación del ojo. ¿Cuánto dura un orzuelo? El orzuelo es una enfermedad que suele durar entre una y dos semanas , en muchos casos desaparece sin ningún tratamiento. ¿Duele un orzuelo? Sí, uno de los síntomas principales del orzuelo es el dolor que produce en el párpado. Se debe a la inflamación local y a que el párpado es una zona con muchas terminaciones nerviosas, se suele aliviar con el uso de compresas calientes.
Lepra
Enfermedad

Lepra

¿Qué es la lepra? La lepra o enfermedad de Hansen (el médico noruego Gerhard Armauer Hansen en 1873 descubrió el microorganismo que la produce), es una enfermedad crónica producida por la bacteria Mycobacterium leprae, que afecta en su expresión primaria a los nervios periféricos y de forma secundaria a la piel y a otros tejidos. Es una enfermedad de distribución mundial que afecta de forma endémica en regiones de Asia y Sudamérica. Se trata de una patología grave por sus posibles repercusiones y complicaciones. Tipos de lepra La lepra se divide según su estado de presentación y el estado de las defensas del paciente en: Lepra indeterminada : estadío precoz y transitorio. Lepra tuberculoide : ocurre en pacientes con inmunidad o defensas activas. Lepra borderline tuberculoide . Lepra borderline lepromatosa . Lepra lepromatosa : la que ocurre en pacientes con inmunidad alterada. En las lesiones dérmicas se encuentran muchas bacterias. Causas de la lepra La causa de la enfermedad es la infección por la bacteria Mycobacterium leprae, cuyo reservorio es el ser humano. La transmisión se produce por el contacto entre personas a través de gotas nasales infecciosas. La transmisión a través de las lesiones cutáneas es más rara. Síntomas de la lepra La forma de inicio es la Lepra indeterminada, afectando más a niños. Aparecen lesiones dérmicas a modo de manchas rojizas o con disminución del color (hipocrómicas), redondeadas y con bordes mal definidos. Se localizan en la espalda, en la parte superior de los brazos, en los muslos y en las nalgas. En las lesiones existe una alteración de la sensibilidad al calor y al dolor . Un 75% de los pacientes evoluciona a la curación tras meses o años. La lepra tuberculoide es la más frecuente. Aparecen un número escaso de lesiones en la piel, ovaladas de color rojizo parduzco, con bordes bien definidos y con la región central más clara, que surgen en nalgas, tronco, hombros muslos y cara. En las lesiones no existe sensibilidad en esa piel, ya que existe un engrosamiento de los troncos nerviosos periféricos que además produce parálisis de la musculatura . La lepra lepromatosa es la forma más grave y contagiosa. Las lesiones que aparecen de forma simétrica son pequeñas manchas (máculas) rojizas con bordes difusos y superficie brillante. Otra de las lesiones son nódulos o leproma, que son las lesiones más características. Son pequeñas tumoraciones de hasta 3-4 cm, duras y recubiertas por una piel alterada (atrófica, rojiza o roja parduzca). En estas lesiones también está comprometida la sensibilidad de la piel. Además, es frecuente que estas lesiones se ulceren. Es típica la afectación del tracto respiratorio superior, los ojos y la pérdida del vello corpora l, incluyendo las cejas y pestañas, y la deformación del tabique nasal. Tratamiento para la lepra El tratamiento de la lepra comprende medidas generales para proteger las áreas en las que el paciente no tiene sensibilidad. Se le explican al paciente los cuidados y prevenciones que debe llevar a cabo para evitar contagios, así como se atiende a las alteraciones psicológicas y sociales que puede padecer de forma crónica. La pauta del tratamiento farmacológico según el tipo de presentación clínica es: En la lepra tuberculoide (y la borderline tuberculoide), se pautan dos antibióticos por vía oral ,  Dapsona y Rifampicina , en distintas pautas de dosificación, manteniendo este tratamiento durante 6-9 meses. En la lepra lepromatosa (y la borderline lepromatosa), se indica la toma de Clofazimina , Dapsona y Rifampicina , en distintas pautas de dosificación manteniendo este tratamiento durante 24-36 meses. Pruebas complementarias del tratamiento de la lepra A parte de la entrevista clínica y la exploración física, se procede a la toma de muestras para su estudio. Así, se coge una muestra del borde de las lesiones para la visualización directa mediante el uso de un colorante de la bacteria presente en el tejido. Además, se pueden realizar biopsias cutáneas (toma de un pequeña porción de tejido alterado), para su estudio por el laboratorio de anatomía patológica y la detección de bacterias. En ocasiones, para diferenciar en qué estadío de la enfermedad está el paciente, se realiza una prueba llamada prueba de la lepromina , con la inyección cutánea de una suspensión de la bacteria de forma inactiva, desencadenando una reacción en la piel característica de cada fase. Factores desencadenantes de la lepra El factor desencadenante es el contacto con las secreciones del aparato respiratorio de un paciente enfermo, cuando se establece un contacto cercano y prolongado. Factores de riesgo de la lepra Condiciones socioeconómicas bajas. Hacinamiento. Bajo grado de escolarización. Mala higiene e insalubridad. Desnutrición. Inmunidad alterada (disfunción de las defensas). Convivencia con un enfermo de lepra. Alteraciones metabólicas. Complicaciones de la lepra   Leprorreacciones : cambios bruscos en la estabilidad clínica del enfermo producidas como consecuencia de una alteración del estado de las defensas del paciente. Existen dos tipos: Tipo I: aparecen edemas en las lesiones cutáneas y hay mayor afectación neurológica.   Tipo II: aparecen edemas en las lesiones cutáneas y hay mayor afectación neurológica. En la II existen alteraciones cutáneas importantes con aparición de múltiples placas y nódulos, que pueden sufrir grandes ulceraciones, además de surgir mayor inflamación de los nervios periféricos y dolor, acompañado de fiebre y malestar general. Pueden verse afectados los músculos, el hígado, lo ganglios linfáticos, los testículos...etc. Alteración psiquiátrica: depresión, ansiedad...etc. Pérdida de visión por la afectación ocular. Obstrucción nasal, sinusitis crónica y epistaxis (sangrado nasal). Aislamiento social. Pérdida de piezas dentales. Afectación renal. Prevención de la lepra Tratamiento o quimioprofilaxis de las personas que conviven con enfermos en la forma más contagiosa, la lepra lepromatosa, administrando un antibiótico , la Sulfona , durante un tiempo prolongado. Realizar un tratamiento precoz de aquellas personas infectadas para disminuir el riesgo de contacto. Especialidades a las que pertenece la lepra La lepra es una enfermedad que puede ser valorada y tratada por el dermatólogo, por el médico de enfermedades infecciosas, el neumólogo, el oftalmólogo, o el neurólogo, en muchas ocasiones de forma conjunta, según la afectación del paciente. Preguntas frecuentes: En la actualidad… ¿Sigue existiendo la lepra? Sí, aparece sobre todo en regiones tropicales y subtropicales. En Europa su aparición está limitada a los países de la cuenca mediterránea. ¿Cómo se contagia la lepra? La lepra se contagia a través del contacto persona a persona, por medio del contacto con las secreciones respiratorias (mucosidad, goteo nasal, o al estornudar). En la actualidad… ¿Tiene cura la lepra? Sí, se utilizan varios antibióticos de forma conjunta (sinérgica) para evitar la aparición de resistencias. El tratamiento se debe mantener hasta que se objetiva mediante análisis que las lesiones cutáneas no presentan bacterias. ¿En qué países es más propensa la gente a contraer la lepra? Las zonas donde la lepra aparece de forma endémica sobre todo son   Asia y América del sur. En Europa, su mayor incidencia aparece en España y Portugal. ¿Qué es la enfermedad de Hansen? La enfermedad de Hansen es otra forma de denominar a la lepra . Hace referencia al nombre de este médico noruego que descubrió a la bacteria que produce la lepra, el médico noruego Gerhard Armauer Hansen.  
Glaucoma
Enfermedad

Glaucoma

¿Qué es el glaucoma? También conocida como presión intraocular o ceguera por glaucoma, es una de las principales causas que producen ceguera a nivel mundial , presentándose sobre todo en personas mayores de 40 años. Es una patología de carácter grave. Tipos de glaucoma Existen diferentes tipos de glaucoma según las características de cada paciente y el motivo por el que surge la enfermedad. Los dos tipos de glaucoma más comunes son: Glaucoma de ángulo abierto: Se produce cuando el ángulo existente entre la córnea y el iris, aunque esté abierto y sea amplio, no permite que los conductos drenen de forma correcta el humor acuoso al exterior, por lo que los canales se van obstruyendo poco a poco provocando un aumento de la presión ocular interna del ojo y al mismo tiempo se va dañando el nervio óptico.  El aumento de la presión ocular ocurre de forma lenta, a veces imperceptible. Glaucoma de ángulo cerrado: en este caso el iris y la córnea si se encuentran juntos y son los que impiden que se drene el humor acuoso y por tanto se produce incremento de la presión intraocular. Puede producirse de forma súbita o gradual. Causas del glaucoma El glaucoma se produce al dañarse el nervio óptico del ojo del paciente debido a un incremento de la presión interna del ojo , lo que provoca que de manera gradual o súbita el campo visual del paciente se ve dañado y cada vez es más reducido. Debido a la acumulación de líquido en el interior del ojo, llamado humor acuoso, se produce un incremento de la presión intraocular. Esta acumulación de humor acuoso se produce porque se crea un exceso de líquido que el ojo no puede drenar a la velocidad normal y por tanto se queda acumulado dentro del ojo provocando el aumento de la presión ocular. Síntomas de glaucoma Los síntomas de glaucoma no solo varían según el tipo de paciente sino de la gravedad y el tipo de glaucoma que presente el paciente. Los síntomas genéricos del glaucoma son: Pérdida de visión, gradual o súbita. Dolor ocular. Pérdida de la visión periférica. Visión borrosa. Halos de luz. Náuseas y/o vómitos. Rojez ocular. Dolor de cabeza. Tratamiento para el glaucoma El daño ocular causado por el glaucoma no se puede revertir, sin embargo se puede contribuir a una mejoría con un correcto tratamiento, el cual suele basarse en: Gotas oculares: se emplean para reducir la presión intraocular, produciéndose menos humor acuoso y mejorar su drenaje.   Medicamentos por vía oral: se suelen indicar en caso de que la presión ocular no se disminuya solo con las gotas. Cirugía:  en algunos casos se recurre a la cirugía como tratamiento para el glaucoma, de forma que mediante diferentes técnicas se trata, generalmente, la malla trabecular para mejorar el drenaje ocular. Pruebas complementarias del tratamiento de glaucoma Para diagnosticar un glaucoma en el paciente el médico realizará diferentes pruebas mediante las cuales deberá medir la presión intraocular, una paquimetría para evaluar espesor de la córnea, la presencia de lesiones en el nervio óptico; una gonioscopia para analizar el ángulo de drenaje ocular, así como hacer pruebas para medir el campo visual. Factores desencadenantes del glaucoma El principal factor desencadenante del glaucoma es la rotura o daño del nervio óptico por un incremento de la tensión ocular. Por tanto, cualquier acción que produzca ese incremento de la presión ocular puede ser un factor desencadenante del glaucoma, como por ejemplo una subida de azúcar o por antecedentes familiares o enfermedades crónicas del paciente. Factores de riesgo del glaucoma El glaucoma puede aparecer de golpe como presentar síntomas progresivos, por ello es importante conocer si perteneces a uno de los pacientes con factores de riesgo para acudir a revisiones médicas: Edad:  es más frecuente que se de en pacientes a partir de los 40 años. Historia clínica: si el paciente padece presión intraocular o anomalías en la vista como miopía o lesiones. También si padece enfermedades como la diabetes, anemia o problemas cardiacos y de tensión. Antecedentes médicos familiares: si algún familiar del paciente sufre o ha sufrido glaucoma debe acudir al médico a las revisiones correspondientes ya que el riesgo de padecerlo es mayor. Complicaciones del glaucoma Ceguera. Irritación ocular. Dolores de cabeza. Dolor ocular. Prevención del glaucoma Revisión periódica ocular. Conocer los antecedentes médicos familiares. Realizar deporte para reducir la presión ocular. Proteger los ojos en actividades con riesgo. Seguir la indicaciones y tratamientos preventivos de su médico. Especialidades a las que pertenece el glaucoma El especialista médico encargado del tratamiento del glaucoma es el oftalmólogo, cuya detección temprana contribuye a una mejor recuperación. Preguntas frecuentes: ¿Cómo es la cirugía del glaucoma? Existen diferentes tipos de cirugía. La más común es la cirugía láser por la cual se intentan abrir las obstrucciones de la malla trabecular. ¿Qué gotas se utilizan para el glaucoma? Se emplean gotas oculares que bien reduzcan la presión intraocular, aumenten la función de drenaje de líquido o reduzcan la producción de humor acuoso. Las más comunes son prostaglandina, betabloqueantes e inhibidoras de anhidrasa carbónica. ¿Cuál es la presión normal del ojo? La presión normal del ojo debe estar entre los 12 y los 22 mm Hg. ¿Es lo mismo el glaucoma y las cataratas? No. Las cataratas afectan a la opacidad del cristalino el cual se “araña” y provoca dificultades a la hora de refractar la luz lo que produce problemas de borrosidad a la hora de ver. Por el contrario, el glaucoma lo que produce es un incremento de la presión ocular que daña el nervio óptico y reduce la capacidad de ver. ¿Cuándo aparece el glaucoma? Según los factores de riesgo de cada paciente aparecerá antes o después, sin embargo, suele aparecer en las edades comprendidas entre los 40 y los 60 años.  
Estrabismo
Enfermedad

Estrabismo

¿Qué es el estrabismo? El estrabismo se presenta en el paciente cuando uno o ambos ojos están desviados de la línea visual común, teniendo una dirección de visión distinta cada ojo. Esta alteración visual suele deberse a una falta de musculatura en los ojos, por lo que se requiere reforzar dicha musculatura con diferentes técnicas. Es también conocido como bizquera , desviación ocular, o esotropía. Suele presentarse en niños hasta los 4 años, en la edad adulta es más inusual y está relacionado con los antecedentes genéticos. Se trata de una afección que pertenece a la especialidad de optometría y es considerada de tipo leve. Tipos de estrabismo Los tipos de estrabismo se clasifican según la dirección hacia la que se desvíen los ojos de la línea visual normal, pueden sufrir esta desviación uno, o los dos ojos, e incluso cada uno puede padecer una desviación distinta. Los 4 tipos de estrabismo son: Endotropia : los ojos se desvían hacia el interior, hacia el lagrimal. Exotropia : en este caso la desviación se produce hacia el exterior. Hipertropia : ojos desviados hacia arriba. Hipotropia : el ojo o los ojos se desvían de la línea visual hacia abajo. Causas del estrabismo Suele desarrollarse desde la niñez , que es la manera más frecuente, por patologías derivadas de la herencia genética. Las principales causas por la que sucede el estrabismo  en la edad adulta es debido a otras enfermedades como la tiroides , la diabetes mellitus, alteraciones en el sistema nervioso central o infartos cerebrales . Síntomas de estrabismo Los síntomas más comunes del estrabismo son: Desviación de uno de los ojos, o de ambos. Pesadez visual. Dolor de ojos. Diplopía (visión doble y borrosa). Fatiga visual. Complicación visual a la hora de visualizar objetos cercanos, como un libro. Dolores de cabeza. Tratamiento para el estrabismo El tratamiento a aplicar para el estrabismo va establecido en función de la edad del paciente y el grado de la anomalía visual. Puede ser un tratamiento meramente externo, por el cual el paciente debe llevar instrumentos oculares como gafas especiales o parches para conseguir corregir la desviación óptica. En casos más complejos, se requiere de una intervención quirúrgica para fortalecer o debilitar los músculos del ojo dañado y así poder tener una vista lineal. Pruebas complementarias del tratamiento de estrabismo En un primer momento el especialista realizará una recopilación del historial médico del paciente, así como de los antecedentes familiares, y le consultará al paciente cuándo apareció la anomalía visual. Después, realizará una exploración física del ojo para medir la parte sensorial (análisis de la agudeza visual, la retina, la refracción y la profundidad), y motora (grado de desviación del ojo), rotación ocular y valorará por último si existen alteraciones mayores en el ámbito cerebral. Factores desencadenantes del estrabismo El estrabismo puede desencadenarse por factores de herencia genética en la infancia, por anomalías sufridas en el feto durante el embarazo de su madre, ante traumatismo, o por anomalías en el cerebro derivadas de otras enfermedades, como un infarto cerebral. Factores de riesgo del estrabismo Antecedentes genéticos. Alteraciones en el desarrollo del feto. Nacimiento prematuro del niño. Edad, ya que es más frecuente en niños que en adultos. Complicaciones del estrabismo Reducción de la capacidad visual. Estrabismo paralítico. Infección (en caso de cirugía). Anomalía en el párpado superior del ojo (en caso de cirugía). Hemorragia (en caso de cirugía). Prevención del estrabismo El estrabismo es una enfermedad visual que no se puede prevenir, por ello, es muy importante diagnosticar esta dolencia cuanto antes para aplicar un correcto tratamiento y que se pueda recuperar la visión normal en el paciente. Para ello es necesario que desde la infancia se realicen chequeos oftalmológicos. Especialidades a las que pertenece el estrabismo La especialidad encargada de estudiar y tratar el estrabismo son los oftalmólogos y optometristas. Preguntas frecuentes: ¿Se puede operar el estrabismo? Si. El estrabismo se produce por una diferencia de la fuerza muscular de los ojos, por tanto, la operación se basa en fortalecer o debilitar los músculos necesarios para lograr que ambos lleven la misma línea visual. ¿Qué es ser bizco? La bizquera es lo mismo que el estrabismo, es decir, tener los ojos en distintas líneas visuales. ¿Qué es el ojo vago? El ojo vago en el paciente, puede deberse a dos motivos: por una pérdida de visión, o por estrabismo, por lo cual se procede a tapar el ojo sano para fortalecer los músculos del que presenta las anomalías. ¿Hay ejercicios para el estrabismo? Sí. Se denominan gimnasia ocular y su principal objetivo es fortalecer los músculos del globo ocular. ¿Cuáles son las consecuencias de tener estrabismo? La consecuencia más grave para la salud que puede darse es la ambliopía , que es la pérdida de sensibilidad en la retina y por tanto reducción de la visión. También hay otras consecuencias, como la estética o la dificultad de la visión en la misma línea visual.
Conjuntivitis
Enfermedad

Conjuntivitis

¿Qué es la conjuntivitis? La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva, que es la mucosa que cubre la parte anterior del ojo y el interior del párpado , y que puede tener distintos orígenes. Es una patología común que produce múltiples consultas en atención primaria y urgencias hospitalarias, siendo causa importante de absentismo escolar y también laboral. Habitualmente no es grave pero sí se debe tratar y valorar para evitar su contagio a personas cercanas al paciente en el caso de que su origen sea infeccioso, así como la aparición de complicaciones. Tipos y causas de conjuntivitis Conjuntivitis infecciosas: Conjuntivitis bacteriana o supurativa : producida por la infección causada por una bacteria (la Staphylococcus aureus es la más frecuentemente). Conjuntivitis vírica : es la el tìpo de conjuntivitis infecciosa aguda más usual tanto en niños como en mayores y adultos (por adenovirus de forma más frecuente). Ocurren de forma esporádica o bien en brotes epidémicos. Conjuntivitis por Chlamydia : es la principal causa infecciosa de ceguera en el mundo. Se produce en recién nacidos que contraen la infección al pasar por el canal del parto, ya que la clamidia es una infección de transmisión sexual. Conjuntivitis parasitaria : producida por un parásito ( Pthirus pubis), es una causa bastante menos frecuente de infección conjuntival y de los párpados. Conjuntivitis fúngica : producida por un hongo, (habitualmente la Candida albicans ). Es infrecuente y se suele acompañar de infección en los párpados y en la boca. Conjuntivitis no infecciosas : Conjuntivitis alérgicas : son causadas por la irritación que producen agentes ambientales y la respuesta del organismo de forma exagerada contra estos agentes. La rinoconjuntivitis alérgica o conjuntivitis alérgica estacional es la más frecuente, aunque existen otras, como queratoconjuntivitis atópica, queratoconjuntivitis vernal o la conjuntivitis papilar gigante. Conjuntivitis mecánica o irritativa : tras contacto con un cuerpo extraño, agente químico, o bien producida por un ojo seco. Blefaroconjuntivitis : conjuntivitis asociada a la infección o irritación de los párpados. Síntomas de la conjuntivitis Las formas de presentación de las conjuntivitis más frecuentes son: Conjuntivitis bacteriana : aparece enrojecimiento de la conjuntiva con inyección de los vasos sanguíneos que se aprecian en ella (son muy evidentes y rojos). Habitualmente se da en ambos ojos, con secreción purulenta o mucopurulenta con forma de legaña, que hace difícil despegar los párpados por la mañana. Hay sensación de cuerpo extraño en el ojo y picor, pero no dolor. Puede haber también edema en los párpados. Dura de 2 a 5 días. Conjuntivitis vírica : se manifiesta por una presentación brusca, con malestar general, dolor faríngeo y fiebre. La afectación suele ser primero de un ojo y después bilateral, con aparición de enrojecimiento conjuntival, secreción clara y aparición de adenopatías (pequeños bultitos que corresponden a ganglios linfáticos o estaciones del sistema de defensa inflamados), delante de la oreja o debajo de la mandíbula. Puede durar 1 ó 2 semanas. Conjuntivitis alérgica : hay una inflamación aguda o crónica de la conjuntiva con enrojecimiento e irritación, lagrimeo constante, edema de la conjuntiva y de los párpados, que se intensifica cuando se está en contacto con el alérgeno específico. Puede acompañarse de congestión nasal, rinorrea (moqueo), asma o urticaria. Tratamiento para la conjuntivitis El tratamiento es a nivel tópico con aplicación de colirios antibióticos, poniendo 1 gota cada 2-4 horas en el ojo o pomadas, tanto en el caso de las conjuntivitis bacterianas para tratar la infección, como en el caso de las víricas para evitar que haya una sobreinfección por una bacteria. En el caso de las conjuntivitis alérgicas se usan colirios antihistamínicos, vasoconstrictores o corticoides durante 5 a 7 días. En todos los casos se pueden utilizar también lavados frecuentes con suero fisiológico, o aplicación de lágrimas artificiales y empleo de compresas frías. Se debe suspender el uso de lentillas y hay que intensificar las medidas de higiene en el caso de las infecciones para evitar los contagios. Pruebas complementarias del tratamiento de la conjuntivitis Se pueden obtener muestras de las secreciones para realizar un cultivo o tinción con un colorante y detectar la presencia de microorganismos como bacterias, parásitos, hongos, o descartar en caso de un origen vírico de la infección. El oftalmólogo podrá utilizar el oftalmoscopio, la lámpara de hendidura y otros instrumentos de exploración ocular para valorar las estructuras oculares en caso de que lo vea preciso. Factores de riesgo desencadenantes de la conjuntivitis Contacto próximo con un paciente que padezca conjuntivitis infecciosa y uso de utensilios de higiene que haya utilizado él. No limpiar de forma adecuada las lentillas. Tocarse frecuentemente los ojos con mala higiene. Utilizar productos cosméticos de mala calidad o caducados. Exposición al humo, lugares donde hay alta concentración de polen...etc. Obstrucción del conducto lacrimal. Complicaciones de la conjuntivitis Queratitis corneal (pequeño punteado que puede provocar cicatrices permanentes). Pérdida de visión. Alteraciones en los párpados o pestañas. Fotofobia intensa (molestia de la luz). Conjuntivitis recurrentes. Prevención de la conjuntivitis La mayor prevención es la realización de una higiene extrema cuando se está en contacto con alguna persona que padece conjuntivitis infecciosa: no compartir toallas, lavarse frecuentemente las manos y evitar tocarse los ojos. Si se está en ambientes con agentes ambientales como polvo, humo o polen, se debe utilizar protección ocular (gafas de sol). Las personas que usan lentes de contacto deben cambiarlas regularmente. Especialidades a las que pertenece la conjuntivitis La conjuntivitis puede ser diagnosticada y tratada por el médico de familia. Si él detecta mala evolución o complicaciones derivará al paciente a la consulta del oftalmólogo. Preguntas frecuentes: ¿De verdad es tan contagiosa la conjuntivitis? Sí, las conjuntivitis infecciosas son muy contagiosas . El contagio del microorganismo se debe al contacto de las secreciones presentes, por ejemplo, en utensilios de higiene del paciente enfermo, transmisión directa de mano a mano, etc. ¿Puedo tener conjuntivitis en un solo ojo? Sí, las conjuntivitis víricas habitualmente se inician en un solo ojo aunque de forma frecuente, se transmiten posteriormente al otro ojo. ¿Qué es la conjuntiva del ojo? Es una membrana transparente que cubre la cara interna de los párpados y superficie del globo ocular hasta el limbo (unión entre córnea y esclera o “blanco de los ojos”). La porción que cubre el ojo se denomina conjuntiva bulbar, mientras que a la que recubre los párpados se le denomina conjuntiva tarsal. ¿Qué es la conjuntivitis aguda? Aquella que aparece de forma brusca y es autolimitada, desapareciendo habitualmente con el tratamiento en unos días. ¿Qué es una conjuntivitis bacteriana? Infección de la conjuntiva del ojo por un microorganismo bacteriano que produce enrojecimiento de la conjuntiva, sensación de cuerpo extraño en el ojo o picor y secreción purulenta en forma de legaña abundante y pegajosa.  
Dacriocistitis
Enfermedad

Dacriocistitis

¿Qué es la dacriocistitis? La dacriocistitis es la inflamación del saco lagrimal , una de las partes del aparato lagrimal, que es el sistema encargado de la producción de las lágrimas dentro del globo ocular y de su drenaje. Esto puede producir una obstrucción del lagrimal, generando un lagrimeo constante, provocando así la acumulacion de lágrimas en el saco lagrimal y posteriormente el sobrecrecimiento de bacterias e infección . Las lágrimas ayudan a mantener los ojos hidratados, limpios y libres de bacterias. La dacriocistitis crea infecciones generalmente unilaterales, que se producen de forma más frecuente en lactantes y suelen afectar, sobre todo, a recién nacidos y a mujeres mayores de 40 ó 50 años. Tipos de dacriocistitis Existen tres tipos de dacriocistitis estos son: Dacriocistitis congénita o  del recién nacido : puede estar causada por un estrechamiento u obstrucción congénitos del conducto lagrimal por la existencia de una membrana que dificulta o impide el drenaje de las lágrimas. Dacriocistitis aguda : se produce de forma repentina, con la aparición de una inflamación de la zona situada entre el ojo y la nariz. En pocas horas, provoca inflamación, edema (hinchazón), eritema (enrojecimiento) y dolor. En algunos casos también se producen secreciones, infecciones de las estructuras perioculares, o incluso, acumulación de pus con el riesgo de que el absceso se rompa y se forme una fístula. Dacriocistitis crónica : es la que se produce de forma recurrente y el lagrimeo es continuo. Suele presentar síntomas más leves pero frecuentes como lagrimeo continuo, secreciones y enrojecimiento de los ojos provocado por un desarrollo crónico de gérmenes. La infección crónica puede presentar cuadros agudos. Causas de la dacriocistitis La principal causa de la dacriocistitis es la obstrucción de la vía lagrimal , principalmente del conducto lagrimal que conecta el saco lagrimal con la cavidad nasal. Esta obstrucción provoca la acumulación de la lágrima en el saco lagrimal y, posteriormente, la aparición de determinados tipos de bacterias. Otras de las causas de la dacriocistitis pueden ser traumatismos nasales, pólipos o hipertrofia del cornete inferior, crecimiento inusual dentro de la nariz, inflamación sinusal, complicaciones tras una cirugía nasal o presencia de un objeto extraño dentro del conducto nasal, entre otras causas. Síntomas de dacriocistitis Los síntomas de la dacriocistitis incluyen: dolor, enrojecimiento e hinchazón en el ángulo interno del ojo, ojos acuosos, secreción mucosa, enrojecimiento de los ojos, fiebre , dolor (especialmente en el canto interno del párpado), inevitable lagrimeo, conjuntivitis y pus o moco en la esquina del ojo, entre otros síntomas. Tratamiento para la dacriocistitis La dacriocistitis debe tratarse lo antes posible para evitar complicaciones mediante la aplicación frecuente de compresas calientes sobre la inflamación y el uso de antibióticos . En caso de que se llegue a formar un absceso será necesario proceder a drenarlo practicando una leve incisión sobre el mismo. Si fracasa el tratamiento con antibióticos y antiinflamatorios o si la dacriocistitis se cronifica y se producen episodios recurrentes, se deberá optar por la cirugía . El procedimiento quirúrgico más utilizado es la dacriocistorrinostomía , que consiste en crear un nuevo conducto para el drenaje entre el saco lagrimal y la nariz, permitiendo que las lágrimas puedan drenar directamente desde el saco lagrimal hacia la nariz. Pruebas complementarias del tratamiento de dacriocistitis Para el diagnóstico de la dacriocistitis es necesario realizar pruebas como examen de frotis de secreción del ojo, examen de sangre, tomografía computarizada y dacriocistografía, escintigrafía lagrimal, entre otras. Factores de riesgo de la dacriocistitis Los factores que aumentan el riesgo de tener dacriocistitis son: tener el tabique desviado, la rinitis o inflamación de la membrana mucosa de la nariz , la hipertrofia del cornete inferior y anomalías de la cara media. Es congénita. En lo que respecta a la edad cabe mencionar que es más frecuente en recién nacidos, y en lo que se refiere al sexo, es más común en mujeres mayores de 40-50 años. Complicaciones de la dacriocistitis Las complicaciones de la dacriocistitis incluyen: Sin tratamiento adecuado la dacriocistitis aguda puede convertirse en crónica. Tumoración inflamatoria entre el ángulo interno del ojo y la nariz. Supuración a través de los canalículos lagrimales. Absceso periodístico (la extensión de la infección desde el saco lagrimal hasta los tejidos adyacentes). Meningitis. Sepsis. Prevención de la dacriocistitis No se conocen formas efectivas de corregir la dacriocistitis excepto intentar abrir un sistema de conducto lagrimal obstruido, evitando así esa acumulación de lágrimas. Especialidades a las que pertenece la dacriocistitis La dacriocistitis pertenece a la especialidad de oftalmología. Esta es la parte de la medicina que estudia el ojo y se ocupa de sus enfermedades. Tras la obtención del título de grado en medicina y el examen MIR hay que realizar la especialidad de oftalmología en 4 años (residencia). Preguntas frecuentes: ¿Qué es la dacriocistitis crónica? La dacriocistitis crónica es el tipo de dacriocistitis que se produce de forma recurrente y en la que el lagrimeo es continuo. Suele presentar síntomas más leves pero frecuentes como dicho lagrimeo continuo, secreciones y enrojecimiento de los ojos provocado por un desarrollo crónico de gérmenes. La infección crónica puede presentar cuadros agudos y ser muy molesta. ¿Qué es epifora ocular? La epífora ocular se refiere a un lagrimeo excesivo del ojo y que se debe a un desequilibrio entre la producción y la eliminación de la lágrima del sistema ocular. ¿Qué es la dacrioestenosis? La dacrioestenosis es la obstrucción o estenosis del conducto nasolagrimal que produce un exceso de lagrimeo. ¿Qué es un trastorno ocular? Un trastorno ocular es una alteración del ojo . Los trastornos oculares pueden incluir enrojecimiento, picazón o sequedad ocular (xeroftalmia), ojos llorosos, conjuntivitis, visión borrosa...etc. ¿Qué es lo que produce las lágrimas? La glándula lagrimal es la que se encarga de producir continuamente lágrimas que lubrican y protegen la superficie del ojo.  
Blefaritis
Enfermedad

Blefaritis

¿Qué es la blefaritis? La blefaritis es una enfermedad que afecta a los párpados . Se trata de una inflamación del borde palpebral (de los párpados) que suele acompañarse de conjuntivitis, denominándose entonces blefaroconjuntivitis. Se trata de una alteración que puede afectar a cualquier persona de cualquier edad, siendo más propensas las personas mayores de 50 años . Es una patología relativamente común, con una afectación leve-moderada, pero muy persistente y molesta para los pacientes. Tipos de blefaritis Las blefaritis se pueden dividir según la zona de afectación del párpado. Así existen las blefaritis anteriores , que afectan a un tipo de glándulas llamadas de Zeiss y Moll, o las blefaritis posteriores , con afectación de las glándulas denominadas Meibomio. Causas de la blefaritis No existe una causa específica de la blefaritis, sino factores de riesgo que pueden desencadenar la enfermedad y la aparición de infección asociada por bacterias. Síntomas de la blefaritis Los síntomas de la blefaritis son e scozor, quemazón ocular o sensación como de cuerpo extraño en el ojo , sobre todo por la mañana al despertar, con dificultad para despegar las pestañas. Aparecen pequeñas escamas en el borde del párpado, cerca o encima de las pestañas. Hay enrojecimiento del borde del párpado y, a veces, puede haber una alteración en el crecimiento de las pestañas (madarosis) en dirección al globo ocular, irritando la córnea (parte central transparente del ojo) y la conjuntiva (parte blanca del ojo). En algunos casos la blefaritis puede producir fiebre. Tratamiento de la blefaritis El tratamiento consiste en la limpieza diaria de bordes palpebrales con jabones neutros suaves (es esencial en su tratamiento la limpieza de los párpados) y lágrimas artificiales. A veces se usan toallitas húmedas específicas para realizar esa limpieza. En casos más complicados se puede aplicar una pomada antibiótica, y en ocasiones se asocia a pomadas con corticoides. Pruebas complementarias del tratamiento de la blefaritis En el caso de las blefaritis en las que se sospecha de la existencia de una infección se pueden realizar cultivos de exudado (en la legaña), o hemocultivos (cultivos en la sangre) si hay fiebre, los cuales sirven para determinar cuál es el agente que produce la infección. También se puede realizar una tinción de Gram, que es una técnica de laboratorio de microbiología que permite identificar los distintos tipos de bacterias que producen la infección, según se coloree su superficie. Factores desencadenantes y/o de riesgo de la blefaritis El padecimiento de dermatitis seborreica, dermatitis atópica o la rosácea pueden ser un factor de riesgo para la aparición de la blefaritis. Así mismo, lo son el uso de sustancias irritantes en la zona de los párpados o sustancias que tengan componentes a los que el paciente es alérgico. Complicaciones de la blefaritis La blefaritis puede complicarse y asociarse a otras patologías del ojo como: Las blefaritis crónicas, que pueden alterar el crecimiento de las pestañas y producir alteraciones en la película lagrimal. Conjuntivitis. Queratitis (irritación de la córnea). Celulitis palpebral (infección extendida en el párpado). Orzuelos y Chalazión (lesión pequeña de aspecto tumoral que aparece en el borde libre de los párpados). Prevención de la blefaritis La prevención de la blefaritis se basa en la higiene exhaustiva de los párpados. La limpieza habitual diaria del borde de los párpados ayuda a eliminar las bacterias y los restos de “piel muerta” y disminuye la probabilidad de padecer esta patología. Especialidades a las que pertenece la blefaritis La blefaritis es una patología que inicialmente puede ser diagnosticada y tratada por el médico de familia y, en caso de mala evolución, resistencia al tratamiento o aparición de complicaciones, será el oftalmólogo el encargado de realizar el seguimiento y tratamiento. Preguntas frecuentes: ¿Qué es la blefaritis alérgica? Es aquella producida por el uso habitual de agentes que producen la irritación del párpado, como anestésicos locales, antibióticos , fármacos para el tratamiento del glaucoma o medicamentos en colirio que se usan para dilatar la pupila (midriáticos). ¿Cuáles son las pautas de evitación de un alérgeno que me causa blefaritis? Si se tiene alergia a una sustancia específica al hacer contacto directo con el párpado, se ha de evitar el contacto con todos los productos que contengan dicha sustancia. Si se tiene alergia a sustancias ambientales como ácaros, hongos, pólenes , epitelios animales, etc, se debe evitar permanecer tiempo prolongado en sitios donde puedan estar aumentados estos componentes en gran concentración (el campo, sitios donde haya animales, lugares con suciedad, etc), y usar gafas de sol para evitar en lo posible el contacto directo con ellos al ser transportados por el aire. ¿Puedo perder la vista por sufrir blefaritis? Es muy raro que se produzca una pérdida total de la visión por el padecimiento de una blefaritis. Si se producen complicaciones importantes como alteraciones en el crecimiento de las pestañas que hagan que se irrite la córnea, se pueden producir queratitis que alteren parte de la visión si persiste el daño. ¿Es normal si sufro blefaritis que note un cuerpo extraño dentro de los ojos? Sí, uno de los síntomas más frecuentes que pueden padecer el paciente que padece blefaritis es la sensación de cuerpo extraño , “como si tuviera arenilla en los ojos”, producida por la propia inflamación palpebral y el aumento de la sequedad de la conjuntiva ocular.
Astigmatismo
Enfermedad

Astigmatismo

¿Qué es el astigmatismo? El astigmatismo es un defecto en la función de la visión ocular debido a un error de refracción de la luz en los ojos , provocado por una alteración de la forma de la córnea (estructura transparente más superficial del globo ocular que cubre el iris y el cristalino), o el cristalino (lente interior central del ojo), que produce que los objetos se vean deformes. El astigmatismo es una alteración muy común y habitualmente hereditaria o congénita . Con frecuencia, acompaña a otros defectos de la visión como la miopía o a la hipermetropía. No es una patología grave pero se debe corregir para poder tener una adecuada visión y así evitar los efectos secundarios que puede producir. Tipos de astigmatismo Astigmatismo miópico : aquel que se combina con el padecimiento de miopía, otra alteración de la visión que dificulta ver de lejos. Astigmatismo hipermetrópico : es el astigmatismo combinado con la alteración de la visión de los objetos cercanos. Astigmatismo regular : generalmente se nace con ese defecto en la córnea. Astigmatismo irregular : generalmente debido a la alteración corneal producida por una cirugía o traumatismo. Causas del astigmatismo El astigmatismo se produce porque la córnea (más frecuentemente), el cristalino o ambas lentes, tienen diferentes curvaturas, no tienen una forma uniforme. La luz que entra en el ojo se enfoca en más de un punto de la retina y esto provoca una visión borrosa y distorsionada de los objetos. La causa última de por qué se producen esas alteraciones no se conoce, salvo la predisposición hereditaria, o que haya habido una alteración de la curvatura de la córnea debido, por ejemplo, a una cirugía ocular anterior. Síntomas del astigmatismo En ocasiones el paciente no nota que ve los objetos algo borrosos porque hay una alteración mínima. Si el paciente es un menor, a veces no sabe verbalizar ni reconocer que su visión es anómala. La visión borrosa constante de los objetos que se puede dar, tanto con la visión de cerca como con la de lejos, puede provocar síntomas como picor en los ojos, fatiga ocular, enrojecimiento de los ojos, dolor de cabeza sobre todo a nivel frontal, e incluso mareo. Tratamiento del astigmatismo El astigmatismo puede tratarse mediante el uso de gafas graduadas, lentillas o por medio de la realización de una cirugía refractiva. El tipo de lentes que se utilizan son cilíndricas o tóricas (lentes de diferente potencia óptica y longitud focal en dos ejes perpendiculares entre sí). La cirugía que se lleva a cabo puede ser la realización de incisiones corneales, la implantación de lentes intraoculares o la cirugía con láser. Pruebas complementarias del tratamiento del astigmatismo El oftalmólogo realizará una serie de pruebas complementarias para detectar el defecto de refracción que presenta el paciente. Para ello, utiliza un aparato llamada refractómetro con lo que detecta cómo la luz no incide en el ojo astigmático en un sólo punto, sino que lo hace en varios. Otras pruebas que el oftalmólogo puede realizar son una retinoscopia (valora la retina), una queratometría (realiza mediciones de la córnea), o una topografía (mapa en tres dimensiones de la córnea), entre otros estudios posibles. Factores de riesgo que pueden desencadenar el astigmatismo Se consideran factores de riesgo para padecer astigmatismo, el tener antecedentes de familiares con astigmatismo, haber sufrido un traumatismo ocular, cirugía, u otra enfermedad oftalmológica que altere la forma de la córnea o el cristalino. Complicaciones del astigmatismo La mayor complicación es la visión deficiente del paciente. Puede incrementar los síntomas que esta mala visión produce por el sobresfuerzo ocular que realiza el paciente (cefaleas, vista cansada, sensibilidad a la luz, prurito o picor ocular... etc.) Si no se realiza un examen del paciente para detectar las posibles causas que pueden producir astigmatismo, puede retrasarse el diagnóstico de patologías como el queratocono (afinamiento y abultamiento de la córnea) y con eso su tratamiento. En los niños puede ser causa de ambliopía (ojo vago) si no se corrige. Prevención del astigmatismo El astigmatismo no se puede prevenir. Si hay antecedentes familiares, sí se puede saber que el paciente puede tener la posibilidad de padecer astigmatismo y detectarlo de forma temprana con un examen oftalmológico completo. Especialidades a las que pertenece el astigmatismo El astigmatismo es diagnosticado y tratado por el médico oftalmólogo. También puede ser detectado por el óptico optometrista. Puede ser una sospecha diagnóstica para el médico de familia o el pediatra según los síntomas que le cuente el paciente. En ese caso, estos especialistas, tras realizar una exploración inicial, le remiten al paciente al especialista en oftalmología. Preguntas frecuentes: ¿Con cuántas dioptrías de astigmatismo tengo que llevar gafas? El requerimiento de las gafas por un paciente dependerá de la evaluación que realice el oftalmólogo y de si el astigmatismo va acompañado de otras alteraciones como la miopía o la hipermetropía. Se aconseja que se corrija al menos cuando el astigmatismo es superior a 0.75 dioptrías. ¿Qué es la miopía? Es un error de refracción de la luz en los ojos, en el que los rayos que inciden en ellos se enfocan por delante de la retina, debido a la alteración de la forma del cristalino o la córnea, o porque el globo ocular es demasiado largo. El síntoma fundamental es la mala visión de lejos. ¿Qué es la hipermetropía? La hipermetropía es una alteración de la visión en la que los rayos de luz paralelos que inciden en el ojo se focalizan por detrás de la retina, lo que d ificulta la visión de los objetos cercanos, (en los mayores de 40 años a veces también de la visión lejana). Se produce por una alteración de la estructura del ojo (su eje anteroposterior es demasiado corto), o porque existe una disminución del poder de refracción de la córnea o el cristalino, es decir, de su potencia óptica. ¿Se puede tener solo astigmatismo? Sí, aunque es habitual su combinación con otras alteraciones de la refracción como la miopía o la hipermetropía, se puede tener solo astigmatismo como alteración de la visión.  
Cataratas
Enfermedad

Cataratas

¿Qué son las cataratas? Se denomina catarata a cualquier opacificación de alguna zona del cristalino (estructura transparente en la zona central del ojo que actúa como lente), que produce una disminución de la visión cuando esa opacidad se sitúa en el centro del mismo, impidiendo el paso de la luz, y con ello la correcta visión. Las cataratas son las responsables del 47% de los casos de ceguera en el mundo , siendo la catarata senil (la que aparece con la edad), la más frecuente. La catarata congénita supone un 20% de casos de ceguera infantil. La urgencia en el diagnóstico y tratamiento de las cataratas se da sobre todo en la población infantil, ya que si no se detecta a tiempo puede producir alteraciones de la visión importantes y permanentes. Tipos de cataratas Cataratas congénitas : el bebé nace con la catarata o aparece en los primeros tres meses de vida. Cataratas seniles : aparecen con la edad. El 100% de la población acabaría teniendo cataratas si viviera lo suficiente. Cataratas secundarias : aparecen como consecuencia de alteraciones oculares o sistémicas. Causas y factores desencadenantes de las cataratas Las cataratas congénitas pueden ser: Hereditarias : a veces asociadas a otras malformaciones oculares o sistémicas. Generalmente bilaterales (en ambos ojos). Producidas por infecciones intrauterinas en el embarazo : como rubéola, toxoplasmosis (enfermedad parasitaria) o infección por Citomegalovirus . Metabólicas : por alteraciones enzimáticas como la galactosemia (enfermedad hereditaria por deficiencia enzimática), o por alteraciones hormonales como el hipoparatiroidismo. Tóxicas : por la acción de fármacos como los corticoides o la Clorpromacina , o por un exceso de vitamina D. Carenciales : por déficit de vitamina A, ácido fólico o vitamina B12. Debido a cromosomopatías : como el síndrome de Down, el síndrome de Turner, etc. Por la acción de radiaciones ionizantes en dosis bajas . Las cataratas secundarias pueden aparecer debidas a: Alteraciones oculares : patologías inflamatorias, tumorales, traumatismos o enfermedades degenerativas oculares. Alteraciones sistémicas : metabólicas (diabetes, hipertiroidismo, galactosemia, etc), enfermedades dermatológicas (como la esclerodermia, el eczema atópico o la poiquilodermia), por la acción de tóxicos como metales (mercurio, hierro, cobre u otros), o fármacos (corticoides, ergotamina, antimitóticos…etc.) Síntomas de las cataratas En las cataratas congénitas puede haber un déficit de visión desde el nacimiento o rápidamente progresivo. En la catarata senil los pacientes pierden la visión de manera progresiva , sin dolor ni inflamación, con una mejora en ambientes poco iluminados, apareciendo a veces fotofobia (molestia ocular con la luz), con deslumbramientos, visión de halos coloreados, visión amarillenta o aparición diplopía monocular (visión doble en un ojo). Las personas con miopía pueden notar la necesidad de cambiar frecuentemente de gafas. Tratamiento para las cataratas El tratamiento de las cataratas es exclusivamente quirúrgico . La cirugía consiste en quitar el cristalino opacificado y reemplazarlo por una lente artificial. Para ello existen dos tipos de cirugías: Facoemulsificación : se realiza una pequeña incisión de unos 2-3mm en la córnea, por la que se introduce una sonda que emite ondas (ultrasónicas) para ablandar el cristalino. Después, se aspira este y en su lugar se introduce una lente intraocular plegable, que se despliega sustituyendo al cristalino retirado y enfermo. Cirugía extracapsular manual :  se extrae el centro opaco del cristalino en una pieza. Las microincisiones y la fragmentación del cristalino se realizan mediante bisturí. Es una técnica más antigua que se realiza menos por sus mayores complicaciones.  Diagnóstico y pruebas complementarias para la detección de las cataratas El diagnóstico de las cataratas se realiza mediante la exploración ocular , administrando una gota a nivel tópico de un fármaco midriático que produce la dilatación de la pupila. Así, con la observación a simple vista, puede detectarse en estados avanzados de la catarata un reflejo o mancha blanca en la región pupilar (leucocoria), o bien mediante una oftalmoscopia directa, el médico aprecia manchas oscuras sobre el reflejo rojo del fondo de ojo o impidiendo la visión de este. También se puede realizar una exploración con la llamada lámpara de hendidura , que permite estudiar el cristalino afectado localizando la opacidad. Además, el oftalmólogo puede realizar una exploración de la agudeza visual, de la motilidad del ojo, la tensión ocular, etc. Factores de riesgo de las cataratas El envejecimiento es el mayor factor de riesgo del padecimiento de la catarata senil. El padecimiento de otras enfermedades como la diabetes mellitus, la hipertensión arterial, la obesidad, el tabaquismo o el consumo excesivo de alcohol, pueden favorecer el desarrollo de las cataratas. Otros factores de riesgo son la exposición excesiva y continuada a la luz del sol o el consumo continuado de fármacos que favorecen su aparición, como los corticoides. Por último, el haber padecido lesiones o inflamaciones previas en los ojos o haber sido intervenido quirúrgicamente a nivel ocular, puede desencadenar en ocasiones el desarrollo de cataratas. Complicaciones de las cataratas En la población pediátrica puede aparecer ambliopía (ojo vago) y ceguera. En adultos, disminución progresiva de la agudeza visual que no se recupera si la catarata progresa y no se realiza un tratamiento quirúrgico. Aparición de otras patologías oculares secundarias a la catarata: iridociclitis (inflamación del iris y del cuerpo ciliar), glaucoma facomórfico (un tipo de glaucoma asociado al cristalino) o facolítico (obstrucción de la malla trabecular del ojo) y luxación del cristalino. Prevención de las cataratas Abandonar el tabaco si se es fumador. Buscar fármacos alternativos que no tengan efectos facilitadores de la formación de cataratas si el paciente los está tomando. Los pacientes diabéticos deben procurar mantener sus niveles de glucemia estables y controlados. Así mismo, los pacientes hipertensos deben tener las cifras de tensión arterial dentro de la normalidad como factor protector. Existen estudios no aceptados por toda la comunidad científica sobre efectos protectores de suplementos vitamínicos o antioxidantes. También sobre el beneficio de la realización de ejercicio físico. Se aconseja el uso de gafas de sol. Especialidades a las que pertenecen las cataratas Las cataratas se diagnostican y tratan por el médico especialista en oftalmología. Preguntas frecuentes: ¿Cuánto cuesta una cirugía de cataratas? En el sistema nacional de salud español esta cirugía es gratuita. A nivel de la medicina privada variará según la clínica donde se realice la intervención. De forma general el precio puede oscilar entre 1.500-2.000 euros. ¿Qué es la facoemulsificación? Es el tipo de cirugía de cataratas que se aplica más frecuentemente. Consiste en realizar una pequeña incisión en la córnea por la que se introduce una sonda que emite ondas ultrasónicas que ablandan el cristalino, para, posteriormente, aspirar e introducir en su lugar una lente intraocular. ¿Qué es la afaquia? La afaquia es la ausencia del cristalino en el ojo. ¿Qué es la pseudofaquia? La pseudofaquia es la ausencia de cristalino en el ojo que ha sido sustituido quirúrgicamente por una lente intraocular que hace sus funciones. ¿Qué es la capsulotomía con láser? La capsulotomía con láser es la realización mediante el uso de un láser, de una pequeña incisión en la cápsula posterior del cristalino . Esta cápsula o membrana que sujeta el cristalino se puede opacificar después de realizarse anteriormente una cirugía de catarata, con lo que esa incisión permite que la luz incida de nuevo correctamente en el ojo y el paciente vea correctamente.  
Consultas online

Telemedicina 24h.
Olvida los riesgos, las esperas y desplazamientos.

Videoconsulta, Chat médico, consultas telefónicas... Tú decides.

Ver consultas online
1

Regístrate ahora y prueba un mes GRATIS de Savia Premium

Acceso ilimitado a nuestros servicios para que pruebes la experiencia Savia al completo.

Registrarte gratis
2

Después sigue con tu cuenta gratis o hazte Premium

Al acabar el mes, puedes disfruta Savia con la cuenta gratis o hacerte Premium por 59€ al año (o 10€ al mes) para tener consultas online inlimitadas.

Comparar todos los planes