Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Fisioterapia

La especialidad
Artículos especializados
Enfermedades
Síntomas
Otros contenidos
Epitrocleitis
Enfermedad

Epitrocleitis

¿Qué es la epitrocleitis? La epitrocleitis es la inflamación de la inserción tendinosa que se encuentra en la cara interna del codo , también se conoce como codo de golfista. Afecta del 0,1 al 0.3% de la población y aparece entre los 40 y 50 años generalmente. En el 75% de los casos ocurre en el brazo dominante pudiendo afectar al nervio cubital. Es una enfermedad de tipo leve. Tipos de epitrocleitis La epitrocleitis es un solo tipo de enfermedad en la que se produce la inflamación de los músculos q ue se insertan en la parte medial del codo. Es una enfermedad que tiende a cronificarse , aunque tiene periodos largos de mejoría. Causas de epitrocleitis La causa principal del proceso de epitrocleitis, es el sobreesfuerzo por movimientos repetitivo s en la zona. Síntomas de epitrocleitis Los síntomas de la epitrocleitis son: dolor en la zona de la epitróclea (la cara interna del codo), que se irradia hacia el antebrazo, así como dolor al extender y flexionar la muñeca, dolor a la palpación y sensación de adormecimiento en la zona del antebrazo y la muñeca. Tratamiento para la epitrocleitis El tratamiento será por una parte conservador, con fisioterapia y farmacológico , y por otra tratamiento de tipo quirúrgico . El tratamiento conservador consiste en evitar el gesto que produce el dolor, realizar estiramientos tras hacer ejercicio, así como masajes transversales y la crioterapia, que puede mejorar el dolor. Puede ayudar colocarse una una codera para disminuir el esfuerzo sobre el tendón y el uso de antinflamatorios como el Ibuprofeno pueden aliviar la inflamación y el dolor. El tratamiento quirúrgico será un tratamiento excepcional, solo para tendinitis muy crónicas que no se alivian con tratamientos conservadores después de 6-12 meses de los mismos. Se puede realizar una cirugía abierta o una cirugía artroscópica que permite un tratamiento similar pero con mejor recuperación. Pruebas complementarias del tratamiento de epitrocleitis Las pruebas complementarias de imagen serán: radiografía de codo , que nos permite ver la calcificación del tendón, ecografía por parte de unidades especializadas, que puede dar información importante sobre los tendones, y la resonancia magnética , que además permite descartar otros procesos. Factores desencadenantes de la epitrocleitis Son factores desencadenantes los movimientos repetidos con el codo, en especial con este extendido. Factores de riesgo de la epitrocleitis Son factores de riesgo para esta lesión los traumatismos previos en la zona, soportar grandes pesos con los brazos y trabajar con martillos mecánicos o taladros. Está relacionada con prácticas de deporte como el golf, el tenis, el lanzamiento de jabalina y el béisbol. Complicaciones de la epitrocleitis Atrapamiento del nervio cubital. Pérdida de fuerza muscular. Neuropatía del nervio cubital. Prevención de la epitrocleitis Realización de estiramientos tras el entrenamiento. Especialidades a las que pertenece la epitrocleitis La epitrocleitis es controlada por el traumatólogo y el médico rehabilitador, el segundo será quien indique los ejercicios necesarios para la reparación tendinosa Preguntas frecuentes ¿Qué diferencia hay entre epitrocleitis y epicondilitis? La diferencia entre epicondilitis y epitrocleitis es la zona del dolor , y por tanto, los músculos implicados en su proceso. En la epicondilitis el dolor se produce en la zona externa del codo y el músculo afectado es el supinador corto del carpo, sin embargo, en el caso de la epitrocleitis, el dolor se centra sobre la parte interna del codo y los músculos implicados, que suelen ser el pronador redondo y el músculo flexor radial del carpo. ¿Cuánto tiempo dura la recuperación de una epitrocleitis? La recuperación de la epitrocleitis suele ser larga, esto se debe a que es muy difícil evitar los movimientos repetidos que se realizan en el trabajo o en un deporte determinado, pero se considera que el tratamiento no debe ser quirúrgico hasta que se ha mantenido de 6 a 12 meses el tratamiento conservador. Esto nos muestra que es un tipo de lesión de muy larga evolución, y, en muchos casos, tras un periodo de recuperación esta se vuelve a producir. ¿Qué ejercicios puedo hacer para curar la epitrocleitis? Los ejercicios de estiramiento como flexionar y extender la muñeca, ejercicios de prona supinación de muñeca, flexión y extensión con peso ligero de muñeca con el codo apoyado, flexión extensión del codo con un peso de unos 500 gramos. Estos movimientos principalmente de estiramiento, se deben de realizar en especial tras hacer entrenamientos deportivos o en caso de trabajos que puedan provocar daño en estas articulaciones.  
Condromalacia Rotuliana
Enfermedad

Condromalacia Rotuliana

¿Qué es la condromalacia rotuliana? La condromalacia rotuliana o condromalacia patelar, es una lesión degenerativa que afecta al cartílago de la superficie articular de la rótula . En una condromalacia existe una alteración de la estructura del cartílago, esto se produce cuando el cartílago deja de tener una estructura lisa y de color blanco, pasando a tener una superficie rugosa, pudiendo, incluso, llegar al extremo de perder parte del mismo, quedando expuesto el hueso. Es más común en adolescentes y adultos jóvenes y en atletas que realizan deportes que ejercen un gran estrés en las rodillas. Tipos de condromalacias La condromalacia rotuliana se clasifica según los grados de la lesión, estos son: Condromalacia rotuliana grado 1 :  hay edema (moratón) y cartílago reblandecido. Condromalacia rotuliana grado 2 : hay alteración en la superficie del cartílago, fibrilación (desgaste). Condromalacia rotuliana grado 3 :  se alteran capas más profundas del cartílago y se pueden dar fisuras y hendiduras profundas. Condromalacia rotuliana grado 4 : hay una afectación del hueso subcondral. (ulceracion degenerativa). Condromalacia rotuliana grado 5 : conocida como eburnación, que es la osificación de los cartílagos de las articulaciones. Causas de la condromalacia rotuliana La condromalacia rotuliana resulta de un uso excesivo o de una fuerza anormal sobre la rodilla , probablemente debido a un traumatismo o lesión. Pero también puede ocurrir si una rótula está desviada. También se puede dar por afecciones congénitas, sobrecarga articular, desbalance muscular y desalineación. La rótula o patela es un pequeño hueso que se encuentra enfrente de la rodilla y que reposa en la parte baja del fémur, formando parte de una articulación que es indispensable para que el ser humano sea capaz de correr, saltar, caminar o agacharse. Sin embargo, en ocasiones el movimiento de la patela no es el correcto, de modo que no se encuentra completamente centrada, generando roces importantes que alteran al cartílago, volviéndolo más delgado e irregular, incluso con fisuras y roturas. Dicha anormalidad se traduce en que la rodilla genere sonidos y chasquidos al efectuar determinadas actividades, como subir o bajar escaleras, caminar o agacharse pero, ante todo, produce molestias, como sensación de flexión limitada y dolor. Los cambios del cartílago podrían ser el producto de lesiones pequeñas repetidas, ocasionadas por caídas o ejercicios vigorosos. Síntomas de la condromalacia rotuliana Los síntomas de la condromalacia rotuliana incluyen: dolor agudo o crónico en la cara anterior de la rodilla, sensibilidad en la articulación, crepitación, percepción de rozamiento o fricción cuando se extiende la pierna, percepción de un chasquido o “crujido” en la región, aún sin apoyarse en el suelo, dolor en la rodillas al subir o bajar escaleras, dolor en la rodilla cuando se arrodilla o se pone de cuclillas, dolor en la articulación, e inflamación leve. Tratamiento para la condromalacia rotuliana El tratamiento de la condromalacia rotuliana depende de las alteraciones de la superficie articular. Es importante estabilizar la rodilla con vendas o abrazaderas y mantenerla en reposo para reducir el dolor. El tratamiento también suele contar con medidas conservadoras, por ejemplo el uso de medicamentos como analgésicos o antiinflamatorios y, aunque su efecto no está comprobado, se pueden administrar medicamentos condroprotectores y infiltraciones. Rehabilitación (mínimo 6 meses), ejercicios de fortalecimiento y de estiramiento , higiene postural, práctica de ejercicio de bajo impacto. Se recomiendan ejercicios como nadar, caminar sobre superficies planas y bicicleta estacionaria usando asiento alto y con baja resistencia. La fisioterapia también puede ayudar a disminuir el dolor y mejorar la flexibilidad. Si el problema se debe a una rótula desviada, podría ser necesaria una cirugía (aunque por lo general no se requiere), artroscopia o cirugía abierta. Pruebas complementarias del tratamiento de la condromalacia rotuliana Para el diagnóstico de la condromalacia rotuliana, el médico realiza una historia clínica completa y un examen físico general y de la rodilla para determinar la causa del dolor. También se pueden realizar pruebas como: análisis de sangre, radiografía de la rodilla donde se podrá ver signos de artritis o de posicionamiento (desalineación), resonancia magnética , que detecta daños o enfermedades en ligamentos o músculos circundantes, o derrame líquidos del hueso. Una artroscopia pequeño tubo óptico que permite explorar y tratar la articulación, entre otras pruebas. Factores de riesgo de la condromalacia rotuliana Los factores de riesgo de la condromalacia rotuliana incluyen: sobrepeso, afecciones congénitas, uso de calzado inadecuado , atrofia o debilidad de la musculatura, anormalidades estructurales de la rótula, piernas desiguales en longitud, haber tenido un traumatismo, una lesión o una fractura, así como dislocación relacionada con la rótula. Complicaciones de la condromalacia rotuliana Las complicaciones de la condromalacia rotuliana incluyen: Dolor intenso. Empeoramiento de los síntomas. Infección (en caso de cirugía). Inefectividad del tratamiento. Prevención de la condromalacia rotuliana Para evitar la condromalacia rotuliana es necesario: Evitar el sobrepeso. Evitar realizar ejercicio sin calentamiento previo. Disminuir durante un tiempo la intensidad del ejercicio. Realizar ejercicio de fortalecimiento y estiramiento. Utilizar zapatos deportivos adecuados. Especialidades a las que pertenece la condromalacia rotuliana La condromalacia rotuliana pertenece a la especialidad de traumatología. La traumatología es la especialidad médica que se encarga del cuidado, estudio y rehabilitación de la forma y función de las extremidades, columna y estructuras asociadas. Preguntas frecuentes: ¿Qué son los grados en la condromalacia rotuliana? Los grados de la condromalacia indican la gravedad y progresión de la condromalacia rotuliana. los grados son: Grado 1 : hay edema y cartílago reblandecido. Grado 2 : hay alteración en la superficie del cartílago, fibrilación (desgaste). Grado 3 : se alteran capas más profundas del cartílago (fisuración y hendiduras profundas). Grado 4 : hay una afectación del hueso subcondral (ulceracion degenerativa). Grado 5 : eburnación (osificación de los cartílagos de las articulaciones). ¿Qué es y para qué sirve la rótula? La rótula o patela es un hueso ubicado en la parte anterior de la articulación de la rodilla y que rótula tiene dos funciones principales, por una parte, protege la parte anterior de la articulación, y por otra, hace que el músculo del muslo, llamado cuádriceps, se inserte en la tibia generando así una mayor tracción durante el movimiento. ¿Qué es y para qué sirve el líquido sinovial? El líquido sinovial es un fluido de textura viscosa y color blanquecino o amarillento, que se encuentra en las articulaciones. Tiene tres funciones principales: la primera, proporcionar los nutrientes al cartílago , la segunda, lubricar la articulación para que las articulaciones no sufran con el roce, y, en tercer lugar, sirve para amortiguar los golpes que pueda recibir la articulación. ¿Qué es una condromalacia patelofemoral? La condromalacia patelofemoral o síndrome de dolor patelofemoral, es un término que se usa para describir el dolor en la parte delantera de la rodilla y alrededor de la rótula o hueso de la rodilla. El dolor y la rigidez que provoca puede hacer difícil movimientos como el de subir escaleras, arrodillarse y realizar otras actividades cotidianas. ¿Qué es la tendinitis rotuliana? La tendinitis rotuliana es una lesión en el tendón que conecta la rótula con la tibia . El tendón rotuliano trabaja con los músculos de la parte frontal del muslo para extender la rodilla, de modo que sea posible patear correr y saltar.  
Afasia
Enfermedad

Afasia

¿Qué es la afasia? La afasia es un trastorno del lenguaje caracterizado por una dificultad de producir o comprender el lenguaje tanto escrito como hablado . Está provocada por una lesión cerebral en una persona que anteriormente podía hablar con normalidad. Puede causar problemas con cualquiera o todas las siguientes destrezas: la expresión, la comprensión, la lectura y la escritura. La edad media en que suele presentarse este problema es a los 60 años, es decir, que la mayoría de las personas que tienen afasia son adultos de mediana edad o mayores, pero cualquier persona puede tenerla incluso los niños pequeños. Afecta más a hombres que a mujeres, y aproximadamente una de cada 1 de cada 3 personas se ven afectadas por una pérdida prolongada del habla, y es más común en los adultos que sufrieron un derrame. El tipo de afasia que se presenta  y la gravedad de la misma dependerán de la parte del cerebro que sufrió el daño y de la magnitud del mismo. Tipos de afasias Los tipos de afasia que podemos destacar van a depender del área del cerebro que esté afectada, como son: Afasia Motora : es también llamada afasia de broca, y se caracteriza por una expresión verbal muy afectada y una compresión mejor aunque también está afectada. Afasia sensorial : es también llamada afasia de Wernicke, y es un tipo de afasia que se caracteriza por grandes problemas para recordar las palabras y algunas dificultades en la compresión, las personas que la padecen pueden repetir palabras u oraciones sin problemas aunque no las entiendan. Afasia global : se produce cuando están gravemente afectadas tanto las funciones expresivas como receptivas del lenguaje, la comprensión está muy dañada. Es decir, en este trastorno la mayoría de las veces se ven afectadas todas las áreas del lenguaje del habla, de la escritura y de la lectura. Afasia de conducción : se caracteriza por tener problemas en la repetición de las palabras u oraciones, mientras que el habla espontánea no presenta alteración evidente. Afasia amnésica : afecta al recuerdo de las palabras, es decir, las personas que sufren este tipo de afasia tienen problemas para encontrar palabras, producen largas pausas al hablar y cortar las frases en discursos con fluidez normal. Afasia anómica : en este tipo de afasia el paciente tiene dificultad para usar las palabras correctas para describir objetos, lugares o eventos. Causas de la afasia La causa más frecuente de afasia es el daño cerebral que resulta de un accidente cerebrovascular , es decir, el bloqueo o la rotura de un vaso sanguíneo en el cerebro. La falta de presencia del suministro de sangre al cerebro produce la muerte de las células cerebrales o daño en las regiones encargadas de controlar el lenguaje. El daño cerebral producido por una lesión grave en la cabeza, es decir, un traumatismo craneoencefálico, un tumor, una infección del sistema nervioso o un proceso degenerativo también puede producir afasia. En estos casos, la afasia generalmente ocurre con otros tipos de problemas cognitivos, como problemas de memoria o confusión. Síntomas de la afasia Entre los síntomas que puede presentar una persona con afasia están: Hablar con oraciones cortas o incompletas, decir palabras irreconocibles. Escribir o decir oraciones sin sentido. Sustituir una palabra o un sonido por otro, no comprender conversaciones de otras personas. Reducción del lenguaje, se anula la capacidad de comprensión Tratamiento de la afasia Si el daño cerebral es leve, el paciente puede recuperar las habilidades del lenguaje sin tratamiento alguno. Sin embargo, la mayoría de los pacientes se somete a la terapia del habla y del lenguaje para recuperar sus habilidades y complementar sus experiencias de comunicación. Existen numerosos tipos de tratamiento para las personas con afasia. El tipo de tratamiento dependerá de las necesidades y los objetivos del paciente. En la actualidad, se están estudiando ciertos medicamentos para el tratamiento de la afasia. Se trata de medicamentos que pueden aumentar el flujo sanguíneo al cerebro, mejorar la capacidad de recuperación de este, o ayudar a reemplazar las sustancias químicas agotadas en el mismo. Pruebas complementarias al tratamiento de la afasia Para el diagnóstico de la afasia se deberá realizar una resonancia magnética o tomografía computarizada para confirmar la lesión en el cerebro y conocer su ubicación exacta. Por lo general, el médico también evalúa la capacidad de comprender y producir el lenguaje, haciendo pruebas para ver cómo el paciente sigue órdenes, contesta preguntas, nombra objetos y mantiene una conversación. Factores desencadenantes de la afasia El factor principal desencadenante de la afasia es una lesión cerebrovascular y los traumatismos craneoencefálicos principalmente en niños. Hemos de tener en cuenta además los derrames cerebrales y los tumores, y también enfermedades degenerativas como el Alzheimer . Factores de riesgo de la afasia Los factores de riesgo más comunes de la afasia son: edad, sexo, hipertensión arterial, diabetes mellitus, tabaquismo, alcoholismo, obesidad y colesterol. Complicaciones del tratamiento de la afasia La afasia puede generar numerosos problemas en la calidad de vida porque la comunicación es una parte importante de esta. La dificultad en la comunicación puede afectar a numerosos aspectos de la vida de los pacientes. Entre estos aspectos están: El trabajo. Las relaciones  familiares. Las relaciones sociales. El funcionamiento diario. Prevención de la afasia Es un trastorno neurológico que ocurre de repente, sin aviso, aunque no se puede evitar. Pero se puede prevenir de la siguiente manera: Reducir el riesgo de padecer arteriosclerosis, ya que los accidentes vasculares (ictus) generalmente aparecen como consecuencia de la misma. Evitar valores elevados de la tensión arterial y del colesterol. Evitar el sobrepeso. Realizar deporte. Dejar de fumar. Tratar de evitar las caídas y los golpes en la cabeza, usando protección. Especialidades a las que pertenece la afasia En las afasia, el diagnóstico debe ser hecho por el neurólogo, que es quien atiende las enfermedades del cerebro y del sistema nervioso. Pero el profesional idóneo para la rehabilitación del lenguaje es el logopeda, que es quien se encarga de evaluar, diagnosticar y tratar los problemas del lenguaje. Preguntas frecuentes: ¿Qué es la afasia sensitiva? La afasia sensitiva es un tipo de afasia que se caracteriza por el lenguaje fluido , con parafasias de distinto tipo y una severa afectación de la comprensión . ¿Qué es la afasia motora? La afasia motora es un tipo de afasia no fluida o expresiva y se caracteriza por patrones de articulación del habla difíciles de entender. Se caracteriza por la casi imposibilidad para lograr una producción verbal fluida. ¿Qué es la afasia de broca? La afasia de broca o afasia motora, se caracteriza por una e xpresión verbal muy afectada y una compresión mejor , pero que también está afectada. Puede resultar de una lesión que afecta principalmente el lóbulo frontal del cerebro. Es común que las personas con afasia de Broca tengan debilidad o parálisis del brazo y la pierna derecha. Esto es porque el lóbulo frontal donde está la lesión también controla los movimientos del cuerpo. ¿Qué diferencia hay entre afasia y disartria? La diferencia entre afasia y disfasia es que la afasia es un trastorno del lenguaje caracterizado por una dificultada para producir y comprender el lenguaje tanto escrito y hablado, mientras que la disartria es un trastorno del habla caracterizado por dificultades en todos los niveles del habla . Afecta la lengua, los labios, el paladar, las cuerdas vocales, la laringe y la respiración. ¿Qué es la afasia de Wernicke? La afasia de Wernicke puede resultar de un daño al lóbulo temporal del cerebro. Las personas con afasia de Wernicke pueden hablar en oraciones largas y completas que no tienen sentido , añadiendo palabras innecesarias e incluso inventando palabras. 
Esguince de Tobillo
Enfermedad

Esguince de Tobillo

¿Qué es un esguince de tobillo? Un esguince de tobillo o torcedura articular traumática es una l esión de los ligamentos del tobillo por distensión , estiramiento excesivo, torsión, rasgadura o rotura completa de los tejidos conectivos estabilizadores de esta articulación. Va acompañado de hematoma, inflamación y dolor, lo cual impide mover la parte lesionada. Los ligamentos ayudan a estabilizar las articulaciones evitando el movimiento excesivo, un esguince se produce cuando una articulación es forzada más allá de su amplitud o límites anatómicos normales. Es más común que ocurran en la parte lateral o externa del tobillo. Se trata de una lesión muy habitual en adolescentes , sean o no deportistas, y es una de las lesiones traumatológicas más frecuentes en emergencias. Algunos esguinces de tobillo son lesiones de poca importancia, que se curan con muy poco tratamiento. Pero hay otros que pueden ser más graves. Tipos de esguince de tobillo Los esguince de tobillo se clasifican en la medida en que se lesionan los ligamentos, estos son: Esguince de tobillo grado 1 : es un esguince leve donde los ligamentos se distienden ligeramente. Una persona con un esguince de grado 1 tendrá el tobillo algo dolorido y es posible que lo note un poco hinchado. Rotura de menos del 5% de las fibras. Esguince de tobillo grado 2 : es un esguince moderado, donde los ligamentos se rompen parcialmente y la articulación del tobillo se nota demasiado floja y sin tensión. El tobillo duele y es posible que permanezca hinchado durante un tiempo. Cuesta apoyar el pie afectado y poner peso sobre él. Rotura del 40-50% de las fibras. Esguince de tobillo grado 3 : es el tipo de esguince más grave y ocurre cuando hay una rotura total de un ligamento del tobillo. La articulación del tobillo duele mucho y está bastante hinchada. La persona notará el tobillo laxo e inestable y lo más probable es que no pueda apoyar ningún peso en el pie afectado desde el principio. Causas del esguince de tobillo Las causas del esguince de tobillo, se dan cuando ocurre una inversión forzada del tobillo , lo que supone una acción combinada de flexión y supinación del pie. Cuando la articulación del tobillo es forzada fuera de su posición normal se produce un esguince, lo que puede provocar que uno o más de los ligamentos de esta articulación se estiren o se desgarren de forma parcial o total. Las causas del esguince pueden ser: Traumatismo o una caída que hace que se tuerza el tobillo. Caer mal en un pie después de saltar o de girar. Caminar o hacer ejercicio sobre una superficie irregular. Síntomas del esguince de tobillo Los signos y síntomas de un esguince de tobillo varían según la gravedad de la lesión. Los síntomas incluyen: dolo r, en especial cuando se soporta el peso sobre el pie afectado, dolor ligero al tocar el tobillo, hematomas en el lugar afectado, hinchazón, inestabilidad en la articulación, movimiento del tobillo limitado y sonido o sensación de chasquido al momento de la lesión, entre otros síntomas. Tratamiento para el esguince de tobillo El tratamiento para el esguince de tobillo depende de la gravedad del mismo. Los objetivos del tratamiento son reducir el dolor y la inflamación , proteger de la carga de peso, favorecer la curación del ligamento y recuperar el funcionamiento del tobillo. En el esguince de tobillo de grado 1 y 2 el tratamiento es conservador, y en grado 3 puede ser quirúrgico. El tratamiento inicial consiste en elevar el miembro lesionado, aplicar hielo, vendaje compresivo suave, reposo y fisioterapia activa, administrar antiinflamatorios y analgésicos, así como deambular en descarga con ayuda de un bastón o muletas. Grado 1 : se puede permitir el apoyo a partir del segundo día y comenzar con ejercicios de flexo-extensión. Grado 2 : a partir del segundo dia permitirá el apoyo, con el tobillo protegido por una tobillera semirrígida o con un vendaje funcional. Grado 3 : las primeras 48 horas se actúa igual que en los vendajes leves. Cuando la inflamación haya cedido (generalmente en una semana ), se adapta una inmovilización (fija o removible) durante tres semanas más. Pasado este tiempo, es aconsejable dos o tres semanas de tratamiento con un fisioterapeuta para iniciar movilizaciones y ejercicios isométricos. En casos poco frecuentes se realiza cirugía cuando la lesión no se cura o el tobillo sigue inestable después de un largo período de fisioterapia y de ejercicios de rehabilitación. Pruebas complementarias del tratamiento de esguince de tobillo Para el diagnóstico de un esguince de tobillo es necesario realizar pruebas complementarias como prueba de inversión forzada, radiografías. En algunos casos también es necesario realizar pruebas de imagen por resonancia magnética (RM), tomografía computarizada y ecografía, entre otras. Factores desencadenantes del esguince de tobillo El factor desencadenante principal del esguince de tobillo es su torcedura. Este se dobla o se gira de forma extraña. Factores de riesgo del esguince de tobillo Los factores que aumentan el riesgo de tener un esguince de tobillo son: práctica de deportes , ya que los esguinces de tobillo son lesiones deportivas frecuentes, en especial en deportes que requieren saltar, cambiar de dirección rápidamente o estirar y torcer los pies. Caminar o correr en superficies irregulares o en un campo en malas condiciones también puede aumentar el riesgo de sufrir un esguince de tobillo a así como haber tenido lesiones de tobillo anteriores y estado físico deficiente , entre otros factores de riesgo. Complicaciones del esguince de tobillo Entre las complicaciones del esguince de tobillo están: Dolor de tobillo crónico. Artritis en la articulación del tobillo. Inestabilidad crónica de la articulación del tobillo. Prevención del esguince de tobillo Los esguinces de tobillo son imposibles de prevenir. Pero todos podemos adoptar una serie de precauciones para disminuir las probabilidades de que ocurran, estas son: Realizar un precalentamiento antes de hacer ejercicio o practicar deporte. Usar calzado que calce adecuadamente y que esté hecho para la actividad que vamos a realizar. Minimizar el uso de zapatos de tacón alto. No practicar deportes ni participar en actividades para los que no estés preparado. Especialidades a las que pertenece el esguince de tobillo El esguince de tobillo pertenece a las especialidades de ortopedia y traumatología . La ortopedia es la especialidad médica que se dedica al diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y prevención de lesiones y enfermedades del sistema musculoesquelético del cuerpo humano, mientras que la traumatología también se especializa en traumatismos y en sus consecuencias. Preguntas frecuentes ¿Cómo desinflar un esguince de tobillo? Para disminuir la hinchazón del esguince de tobillo es necesario descansar y no poner peso sobre el pie . Elevarlo sobre una almohada o por encima del nivel del corazón y aplicar hielo cada hora mientras se esté despierto, 20 minutos cada vez y cubierto con una toalla o una bolsa, durante las primeras 24 horas después de la lesión. Después de las primeras 24 horas, hay que aplicar el hielo durante 20 minutos, pero solo 3 ó 4 veces al día. No aplicar el hielo directamente sobre la piel. Además, el paciente deberá tomar antiinflamatorios. ¿Cuánto tiempo tarda en curar un esguince de tobillo? El tiempo de curación de un esguince de tobillo va depender del grado de la lesión, por lo general  tarda entre 2 a 3 semanas en curarse. ¿Qué se debe hacer en caso de tener un esguince de tobillo? Inmediatamente después de que se produzca la lesión se debe acudir al médico para identificar el grado de rotura o distensión del ligamento. Es importante no apoyar el pie y aplicar hielo sobre el área inflamada. ¿Qué es un esguince de tobillo crónico? Un esguince crónico de tobillo a menudo también se conoce como la inestabilidad crónica del tobillo. Esto es casi siempre el resultado de accidentes repetitivos a la articulación del tobillo. ¿Cómo se llaman los ligamentos del tobillo? Los ligamentos del tobillo se llaman: ligamento lateral interno o ligamento deltoideo, ligamento lateral externo, ligamentos anterior y posterior, y ligamentos de la sindesmosis.  
Tendinitis
Enfermedad

Tendinitis

¿Qué es la tendinitis? La tendinitis es la inflamación o la irritación de un tendón (cuerdas fibrosas que unen el músculo al hueso). Los tendones transmiten la energía generada por los músculos para ayudar a mover una articulación. Si bien la tendinitis puede ocurrir en cualquiera de los tendones, es más frecuente alrededor de los hombros, los codos, las muñecas, las rodillas y los talones. La tendinitis suele ser una patología crónica que tiene una alta tasa de reincidencia una vez que se produce y que provoca dolor, además de un aumento de la sensibilidad alrededor de la articulación. Es una lesión común, que si se trata adecuadamente puede evitar daños mayores. Tipos de tendinitis Los tipos de tendinitis incluyen: Tendinitis del hombro: Es una inflamación que ocurre en los tendones de esta articulación causando un dolor muy intenso. Tiene una mayor incidencia en mayores de 40 años, por lo que tiene su origen en el envejecimiento de los tejidos, aunque puede aparecer en personas más jóvenes. Este tipo de tendinitis va asociado a actividades que obligan levantar el brazo por encima de la cabeza. Se caracteriza por un dolor intenso en el hombro que puede surgir de repente o agravarse después del esfuerzo y que dificulta el levantar el brazo sobre la línea de los hombros. La sensación es de que el dolor se irradia por todo el brazo y en algunas ocasiones se pueden sentir hormigueos. Tendinitis del bíceps: La región dolorida es solamente la parte anterior del hombro. Se siente dolor al hacer movimientos por encima de la línea de la cabeza y cuando se levanta el brazo estirado hacia delante. Tendinitis del manguito rotador: Esta parte del cuerpo está compuesta por los tendones del bíceps, subescapular y supraespinoso, y producen dolor en la región anterior y lateral del hombro. Suele empeorar cuando se intenta hacer un movimiento por encima de la línea de la cabeza, por lo que puede ser muy difícil levantar el brazo. Tendinitis del codo (codo de tenista, codo de golfista): Este tipo de tendinitis viene asociada a traumatismos locales unidos a una actividad excesiva que se produce con anterioridad a la degeneración de los tendones por envejecimiento. Se caracteriza por un dolor localizado en el codo que se irradia posteriormente al antebrazo, llegando a ofrecer resistencia. Epicondilitis lateral o codo de tenista: Se produce por la tensión continua sobre los músculos y los tendones extensores del antebrazo, que tienen su origen en el codo. Epicondilitis medial o codo de golfi­sta: Se produce por la flexión forzada de la muñeca puede dañar los tendones que se insertan en el codo. Tendinitis en manos y muñeca: La causa más frecuente suele ser la postura forzada e incorrecta de las manos y muñecas. La afección de un tendón viene condicionada por la actividad que se desarrolle. Se caracteriza por un dolor que puede irradiarse al antebrazo, y que puede llegar a bloquear la mano. Tendinitis del tendón de Aquiles: Esta tendinitis afecta de manera directa al tendón que une el gemelo con el talón. En los jóvenes, suele ser una consecuencia de la realización de actividades deportivas intensas. También puede deberse a un tipo de  calzado que presiona en exceso el talón. Se caracteriza por un dolor que se siente tanto al caminar como al ponerse de puntillas. Tendinitis rotuliana (rodilla de saltador): Afecta a personas que realizan esfuerzos excéntricos y de repetición en el tren inferior sobre el tendón rotuliano. La intensidad del dolor suele ir en aumento y se hace constante, impidiendo realizar las actividades causantes de la misma lesión o actos cotidianos como subir y bajar escaleras. Causas de la tendinitis La tendinitis puede ser causada por una lesión repentina, aunque es mucho más probable que la enfermedad se origine en la repetición de un movimiento en particular a lo largo del tiempo. Muchas personas padecen tendinitis porque sus trabajos o pasatiempos implican movimientos repetitivos, que tensionan los tendones. Otras causas de la tendinitis incluyen: Lesiones deportivas. Una sobrecarga. Pérdida de elasticidad por la edad. Degeneración del tendón. Artritis en una articulación. Piernas de distinta longitud. Síntomas de la tendinitis Los síntomas de la tendinitis incluyen: sensibilidad en la movilización del tendón, dolor que, por lo general, se describe como un dolor sordo, hinchazón leve y dolor durante la noche. La intensificación e incremento del malestar y el dolor empeora con la realización de algún tipo de actividad.   Tratamiento para la tendinitis El tratamiento de la tendinitis requiere el uso de antiinflamatorios y analgésicos con el objetivo de reducir la inflamación y el dolor que causa. No obstante, en algunas ocasiones se debe realizar vendaje compresivo para darle firmeza y protección y reducir la movilidad de la articulación afectada. También suele ser  necesario recurrir a la fisioterapia y ejercicios con el fin de estirar y fortalecer tanto el músculo como el tendón para que vuelva a funcionar con normalidad, además de prevenir nuevas lesiones. Pruebas complementarias del tratamiento de la tendinitis Para el diagnóstico y tratamiento solo es necesario una exploración física. Es posible que el médico pida radiografías u otras pruebas de diagnóstico por imágenes si es necesario descartar otras enfermedades que puedan ser la causa de los síntomas. Factores desencadenantes de la tendinitis No se conoce un factor específico que pueda desencadenar la tendinitis. Factores de riesgo de la tendinitis El principal factor de riesgo de la tendinitis es la edad. A medida que las personas envejecen, sus tendones se vuelven menos flexibles lo que los hace más vulnerables a esta enfermedad. La tendinitis es más frecuente en personas cuyos empleos implican movimientos repetitivos, posiciones incómodas o gran esfuerzo físico. El riesgo aumenta también en personas que practican deportes como: béisbol, baloncesto, golf, running, natación o tenis. Complicaciones de la tendinitis Rotura del tendón: Se trata de una afección mucho más grave que la tendinitis y que tal vez requiera cirugía. Prevención de la tendinitis Para prevenir la tendinitis es necesario: Evitar actividades que provoquen un esfuerzo excesivo para los tendones. Es necesario calentar antes de realizar  algún ejercicio. Evitar movimientos repetitivos que puedan sobrecargar el tronco superior y el inferior. Ejercitar todos los grupos musculares para mantener la flexibilidad y la fortaleza. Mantener una buena hidratación. Especialidades a las que pertenece la tendinitis La tendinitis pertenece a la especialidad de traumatología y ortopedia, es la especialidad médica que se dedica al diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y prevención de lesiones y enfermedades del sistema musculoesquelético del cuerpo humano. Preguntas frecuentes: ¿Qué es la epicondilitis? La epicondilitis o codo de tenista es una lesión por esfuerzo repetitivo en el movimiento de pronación-supinación forzada, en la que se inflaman los tendones de los músculos de la cara externa del codo (los músculos extensores de los dedos y la muñeca, y los supinadores del antebrazo) con un origen común (unión) en el epicóndilo. ¿Qué diferencia hay entre epicondilitis y tendinitis? La diferencia entre tendinitis y epicondilitis no existe ya que la epicondilitis es un tipo de tendinitis caracterizada por la inflamación o la irritación de un tendón. La epicondilitis es la inflamación de los tendones epicondíleos, que son los que unen la musculatura del antebrazo y de la mano con el epicóndilo en la cara lateral externa del codo. ¿Qué es la bursitis? La bursitis es un trastorno doloroso que afecta a las pequeñas bolsas rellenas de líquido (bolsas sinoviales) que proporcionan amortiguación a los huesos, tendones y músculos alrededor de las articulaciones. ¿Cuál es la tendinitis más frecuente? La tendinitis de hombro es la más frecuente, seguida por la tendinitis de codo.
Artrosis
Enfermedad

Artrosis

¿Qué es la artrosis? La artrosis o osteoartritis es una enfermedad crónica degenerativa que afecta a las articulaciones. Normalmente, está localizada en las manos, las rodillas, la cadera o la columna vertebral. La artrosis provoca dolor e inflamación, e impide que se puedan realizar con normalidad algunos movimientos tan cotidianos como cerrar la mano, subir escaleras o caminar. Las mujeres tienen más probabilidades de desarrollar artrosis, aunque no se sabe con certeza por qué, y aumenta de forma exponencial a partir de los 50 años. Es una enfermedad común. Tipos de artrosis Los tipos de artrosis pueden clasificarse según la zona afectada: Artrosis de rodilla : es el tipo más frecuente de artrosis. Puede estar relacionada con el envejecimiento y con la genética, y va ligada al desgaste de las diferentes partes que forman la rodilla, o se puede producir por una lesión previa, como puede ser una fractura o una lesión de ligamentos. Suele afectar a deportistas y a personas obesas, ya que el sobreesfuerzo que exigen a sus rodillas es elevado. Artrosis de manos : se origina en una articulación y posteriormente puede extenderse al resto de la mano. Es muy visible ya que suele deformar los dedos. Artrosis de cadera : aquella que afecta a la parte superior de la pierna. Este tipo de artrosis es bastante frecuente, aunque no tanto como la artrosis de rodilla o de mano. El síntoma fundamental es el dolor que se localiza en la zona de la ingle y en la zona interna del muslo. Sin embargo, en ocasiones, el dolor se puede reflejar en la rodilla. Artrosis de columna : este tipo de artrosis puede ser asintomática, por lo que en muchas ocasiones no está diagnosticada y se localiza de forma fortuita al realizar una radiografía por otro motivo. El dolor puede aparecer al realizar actividades mecánicas, como movimientos y sobrecargas en la zona afectada. Además, los cambios de tiempo y de presión suelen agravar el dolor. Causas de la artrosis La artrosis se manifiesta cuando el cartílago que amortigua los extremos de los huesos de las articulaciones se deteriora gradualmente. El cartílago es un tejido firme y deslizante que permite un movimiento articular casi sin fricción. En la artrosis, la superficie resbaladiza del cartílago se torna áspera. Con el tiempo, si el cartílago se desgasta completamente, puedes tener una fricción ósea. Las causas de la enfermedad son múltiples y a menudo aparecen juntas en la misma persona. Las cuales son por herencia, envejecimiento, obesidad, lesiones locales, edad, lesiones en las articulaciones y traumatismos. Síntomas de la artrosis Los síntomas de la artrosis incluyen : dolor, rigidez, deformidad, pérdida de funcionalidad, dolor con palpitación, pérdida de flexibilidad, inestabilidad... etc. Tratamiento de la artrosis El proceso degenerativo de la artrosis no se puede revertir, es decir, que no existe ningún tratamiento para curar la artrosis. Los síntomas se pueden tratar de forma eficaz mediante cambios en el estilo de vida, fisioterapia y otros tipos de terapia, así como con medicamentos y cirugía. En general, hacer ejercicio y tener un peso saludable son las formas más importantes de tratar la artrosis. Un fisioterapeuta puede trabajar para crear un programa de ejercicios individualizado que le fortalecerán al paciente los músculos que rodean las articulaciones, aumentando así la amplitud de movimiento y reduciendo el dolor. En cuanto al tratamiento farmacológico, este ayuda a disminuir los síntomas , se usan los antiinflamatorios no esteroideos ( AINES). Si los tratamientos conservadores no ayudan, se pueden tener en cuenta procedimientos como los siguientes: inyecciones de cortisona, inyecciones para lubricación, realineación de huesos, reemplazo articular... etc. Pruebas complementarias del tratamiento para la artrosis Para el diagnóstico y tratamiento de la artrosis es necesario realizar una exploración física . Durante la misma, el médico examinará detenidamente la articulación afectada, comprobará si hay dolor con la palpación, hinchazón o enrojecimiento, y probará la amplitud de movimiento de la articulación. Se pueden indicar también pruebas como: radiografías, resonancia magnética, análisis del líquido articular, análisis de sangre... etc. Factores desencadenantes de la artrosis No se han registrado factores desencadenantes para la artrosis. Factores de riesgo de la artrosis Los factores de riesgo de la artrosis incluyen : edad adulta avanzada, el sexo (las mujeres tienen más probabilidades de desarrollar artrosis), lesiones en las articulaciones, genética, ya que algunas personas heredan una tendencia a desarrollar artrosis, deformidades en los huesos, obesidad... etc. Complicaciones de la artrosis Las complicaciones de la artrosis incluyen: Dolor intenso. Rigidez de las articulaciones. Incapacidad de trabajar. Prevención de la artrosis Para prevenir la artrosis es necesario: No sobrecargar una articulación. Mantener un peso corporal normal. Fortalecer los músculos alrededor de las articulaciones. Realizar actividades físicas. Especialidades a las que pertenece la artrosis El médico que se especializa en el diagnóstico y el tratamiento de la artrosis es el reumatólogo , que se encarga de estudiar las enfermedades del aparato locomotor: huesos, articulaciones, músculos, ligamentos y tendones. Preguntas frecuentes ¿En qué se diferencian artritis y artrosis? La mayor diferencia entre artritis y artrosis es que la primera puede surgir a partir de otras causas no degenerativas como una infección, un traumatismo o una enfermedad autoinmune. La artrosis u osteoartritis está relacionada con el desgaste y envejecimiento de las articulaciones. ¿Es hereditaria la artrosis? Se sospecha que puede tener una predisposición genética . Sin embargo, por el momento, solo se ha demostrado científicamente que se puede heredar la artrosis de los dedos de las manos, y en las rodillas. ¿Cuáles son las zonas del cuerpo más propensas a la artrosis? Las rodillas, las manos y las caderas son las zonas del cuerpo más propensas a la artrosis. ¿Los cambios del clima afectan a la gente con artrosis? Los cambios climáticos repentinos pueden hacer que aumente el dolor de las articulaciones. ¿Los pacientes con artrosis acaban paralíticos? No , los pacientes con artrosis no acaban paralíticos, sino que tienen pérdida de funcionalidad y/o flexibilidad.
Consultas online

Telemedicina 24h.
Olvida los riesgos, las esperas y desplazamientos.

Videoconsulta, Chat médico, consultas telefónicas... Tú decides.

Ver consultas online
1

Regístrate ahora y prueba un mes GRATIS de Savia Premium

Acceso ilimitado a nuestros servicios para que pruebes la experiencia Savia al completo.

Registrarte gratis
2

Después sigue con tu cuenta gratis o hazte Premium

Al acabar el mes, puedes disfruta Savia con la cuenta gratis o hacerte Premium por 59€ al año (o 10€ al mes) para tener consultas online inlimitadas.

Comparar todos los planes