Trombosis

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es la trombosis?

La trombosis consiste en la coagulación y formación de un trombo de sangre en el interior de las venas o el corazón. Los trombos son depósitos intravasculares compuestos por fibrina, hematíes, plaquetas y leucocitos. La formación del trombo es la consecuencia del desequilibrio entre los diferentes mecanismos que intervienen en la trombogénesis. Al desprenderse parte del trombo, puede viajar por todo el torrente sanguíneo formando un émbolo.

Los trombos son depósitos intravasculares compuestos por fibrina, hematíes, plaquetas y leucocitos.

Es un serio problema de salud pública en España, ya que presenta una mortalidad del 12% aproximadamente, con una alta incidencia de presentación en edades superiores a 65 años.  Los esfuerzos están en la prevención, ya que es 100% prevenible.

Tipos de trombosis

Existen diferentes tipos de trombosis:

En relación al nivel de oclusión:

  • Ocluyente: cuando el vaso queda totalmente obstruido.
  • Mural: cuando la obstrucción del vaso es parcial.

En relación a la ubicación del trombo:

  • Trombosis de precipitación: producida principalmente en las arterias y el corazón, se basa en el desprendimiento de las plaquetas.
  • Trombosis por coagulación: se forma en las venas y es producida por una mezcla de fibrina y plaquetas.
  • Trombosis hialina: se crea en capilares, producida igualmente por fibrina y plaquetas.

Causas de la trombosis

La trombosis puede ser causada por múltiples factores:

  • Enlentecimiento del flujo de sangre, la causa más frecuente es la inmovilización del cuerpo.
  • Lesiones en la pared vascular causadas por heridas.
  • Aumento de la coagulación sanguínea.
  • Enfermedades neoplásicas que originan trombos.

Síntomas de la trombosis

Los síntomas de trombosis dependen de su localización, siendo las más frecuentes la trombosis venosa profunda, tromboflebitis y tromboembolismo pulmonar.

  • Trombosis venosa profunda: se caracteriza por dolor, aumento de volumen o hinchazón en el miembro afectado, acompañado de sensibilidad al tacto y enrojecimiento de la piel.
  • Tromboembolismo pulmonar: se presenta con dificultad para respirar, taquicardia, dolor torácico, hemoptisis (tos con sangre) e hipotensión arterial.
  • Tromboflebitis: es una trombosis en una vena superficial, prácticamente presenta los mismos síntomas de la trombosis venosa profunda pero además existe calor, sensibilidad y visualización del trayecto venoso inflamado.

Tratamiento de trombosis

El tratamiento es a base de anticoagulantes, que pueden ser vía oral como la warfarina o acenocumarol, por vía subcutánea, como las heparinas sódicas o heparinas de bajo peso molecular como hibor o clexane, o los nuevos anticoagulantes orales entre los cuales destacan dabigatrán (Pradaxa), rivaroxabán (xarelto), apixaban (eliquis) o edoxaban (lixiana).

La duración del tratamiento varía según la localización, profundidad de la trombosis y la historia clínica del paciente.

Existen otras modalidades terapéuticas como el tratamiento trombolítico o fibrinólisis, dirigida por un catéter hasta el sitio de la trombosis y, por último, el tratamiento quirúrgico, que consiste en la colocación de filtros o embolectomías cuando los trombos son muy grandes o aparecen en sitios complicados.

Pruebas complementarias de la trombosis

Entre las pruebas complementarias de la trombosis destacan:

  • Ecografía: se realiza sobre la zona en la que se sospecha trombosis, normalmente en miembros inferiores o superiores.
  • Análisis de sangre: se mide una sustancia denominada DÍMERO D, la cual se encuentra elevada en paciente con trombosis, sobretodo en tromboembolismo pulmonar. También, antes del inicio del tratamiento con anticoagulantes, es importante realizar pruebas de coagulación y en casos en donde se sospeche alteraciones en la coagulación por problemas hereditarios, los marcadores que el especialista considere necesario.
  • Tomografía computarizada o Resonancia magnética, para visualizar las venas, en ocasiones en 3D, y demostrar si tienen coágulos.

Factores desencadenantes de la trombosis

Los factores desencadenantes suelen ser los siguientes:

  • Enlentecimiento de la circulación sanguínea.
  • Daño en el endotelio (capa interna) de los vasos sanguíneos.
  • Hipercoagulabilidad, es la mayor tendencia a formar coágulos.

Factores de riesgo de la trombosis

Son múltiples los factores de riesgo y, en ocasiones, los pacientes presentan más de uno de ellos:

  • Trastornos de la coagulación hereditarios, lo que hace que la persona propensa al presentar otro factor de riesgo puede aumentar su incidencia de presentación, en ocasiones por si solas no producen trombosis.
  • Reposo prolongado, al no ayudar la musculatura a la circulación sanguínea.
  • Heridas o cirugías asociadas a procesos de cicatrización y activación de los factores de coagulación.
  • Medicación hormonal, las píldoras anticonceptivas y la terapia de reemplazo hormonal favorecen en el organismo una activación del sistema de la coagulación, que puede propiciar una trombosis.
  • Obesidad, el aumento del tejido lipídico conduce a un estado pro inflamatorio en el cuerpo con activación del sistema procoagulante, además del aumento de la presión en las venas de pelvis y piernas.
  • Fumar, la nicotina es una sustancia procoagulante que afecta sobretodo a pacientes que ya tienen algún otro factor de riesgo.
  • Neoplasias, ciertos tipos de cáncer como el de ovario o vejiga, excretan sustancias procoagulantes que pueden producir trombosis. Del mismo modo, el tratamiento con quimioterapia puede producir riesgo de trombosis.
  • Insuficiencia cardiaca, el estasis venoso, la función cardiaca y pulmonar limitada hacen que este tipo de pacientes sean más propensos a sufrir trombos a nivel pulmonar.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedades como la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn con componente hereditario, al crear un estado inflamatorio, activan el sistema de coagulación produciendo trombosis sobre todo en el área intestinal y pulmonar.
  • Edad, se ha evidenciado un aumento significativo de la incidencia de trombosis a partir de los 60 años.

Complicaciones de la trombosis

La complicación con mayor mortalidad es la embolia, esta es la migración del trombo al torrente sanguíneo, pudiendo llegar a los pulmones, cerebro o corazón.  Otra complicación muy severa es la sepsis (infección generalizada) que se origina cuando las bacterias colonizan el coágulo y este se transforma en un émbolo circulando por todo el torrente sanguíneo.

Prevención de la trombosis

La trombosis es una enfermedad que se puede evitar si se realizan las siguientes medidas de prevención:

  • Uso de medias de compresión para acelerar el flujo sanguíneo en los vasos profundos de las extremidades inferiores.
  • Caminar o realizar ejercicios moderados con las piernas.
  • No fumar.
  • Evitar estar sentado por tiempo prolongado, como por ejemplo durante viajes en avión o coche, realizando pequeñas paradas con recorridos para evitar el estasis sanguíneo.
  • Ingerir la medicación que el médico indique para evitar la hipercoagulabilidad.
  • Si se tiene reposo en cama, es importante mover las extremidades.

Especialidades a las que pertenece

Las especialidades a las que pertenece la trombosis son angiología y cirugía vascular, también medicina interna y, en ocasiones, hematología.

Preguntas frecuentes

¿Qué produce la trombosis?

La trombosis se produce por un aumento en la tendencia a formar coágulos y estos a su vez pueden migrar a diversas partes del cuerpo.

¿Qué es una tromboflebitis en la pierna?

La tromboflebitis en la pierna es un proceso inflamatorio en una vena superficial que hace que se formen coágulos.

¿Cuál es la vitamina k y para qué sirve?

Es una vitamina soluble que desempeña un papel importante en la coagulación, formación de huesos y prevención de una enfermedad cardiaca. En la coagulación, la vitamina K es fundamental para la síntesis de varios factores de la cascada de la coagulación. Algunos de los medicamentos que se utilizan como anticoagulantes orales, como la warfarina y el acenocumarol, son antagonistas de la vitamina K, por tanto, si se consume, puede haber variabilidad en la dosis respuesta del medicamento.

¿Qué es la tromboflebitis?

La tromboflebitis es un proceso inflamatorio de una vena superficial en la que se produce trombosis a nivel de una o más venas.

¿Qué es el signo de Homans?

Es un signo clínico para el diagnóstico de trombosis venosa profunda y consiste en la aparición de dolor en la pantorrilla cuando se hace dorsiflexión del pie en pacientes con trombosis.