Trastorno bipolar

¿Qué es el trastorno bipolar?

El trastorno bipolar, también conocido como trastorno maníaco, es una alteración patológica crónica de regulación del estado de ánimo que se manifiesta comúnmente por la presencia tanto de episodios depresivos mayores como maníaco mixto hipomaníaco.

El trastorno bipolar es una enfermedad mental severa que causa cambios extremos en el estado de ánimo que comprenden altos y bajos emocionales.

Es una enfermedad mental severa que causa cambios extremos en el estado de ánimo que comprenden altos y bajos emocionales. Pueden pasar de ser muy activos y felices a sentirse muy tristes y desesperanzados y así, empezar el ciclo otra vez. Este trastorno puede afectar aproximadamente a 2 de cada 100 personas y tiene la misma incidencia en ambos sexos. Suele ser más frecuente en jóvenes y adultos, pero puede aparecer a cualquier edad. Es muy común, si no se trata adecuadamente, que pueda llegar a ser muy grave por el alto riesgo de suicidio.

Tipos de trastorno bipolar

Los tipos de trastorno bipolar son:

  • Trastorno bipolar tipo I: Es la forma clásica, caracterizada por fases maníacas intensas y por depresiones. En las fases maníacas pueden aparecer delirios (por ejemplo, creerse Dios o con poderes especiales) y alucinaciones auditivas (voces que dan órdenes o insultan). En las fases depresivas existe tristeza, apatía, lentitud de movimientos, ansiedad, insomnio y pérdida del apetito.
  • Trastorno bipolar tipo II: se caracteriza por depresiones intensas y fases de euforia moderadas que se denomina hipomanía. Pueden aparecer síntomas psicóticos, pero tienen que estar asociados a las fases depresivas. Las fases de euforia moderadas a veces parecen un cambio temperamental o de carácter.
  • Trastorno ciclotímico: es una alteración de las fluctuaciones del ánimo que comprenden numerosos períodos de síntomas hipomaníacos, que alteran con otros síntomas específicos.

También es importante mencionar las fases del trastorno bipolar que son:

  • Fase maniaca: En esta fase podemos ver los síntomas que se presentan en un estado anímico anormal que conlleva a un grado de intolerancia e irritabilidad con las personas que los rodean, esta fase tiene una duración de una semana.
  • Fase depresiva: Esta fase presenta síntomas más comunes como la depresión, pero de forma muy extensa, extrema y puede durar un periodo de dos semanas.

Causas del trastorno bipolar

Actualmente no se conoce una causa exacta de trastorno bipolar. Según los investigadores, se cree que se debe a un desequilibrio de ciertas sustancias bioquímicas en el cerebro de naturaleza biológica compleja. Es posible que el desarrollo de la enfermedad se deba a un proceso de sensibilización (activación) y a factores fisiológicos o ambientales que desencadenan los cambios importantes que suceden dentro del cerebro, como sucesos estresantes, insomnio, fármacos, drogas que hacen que aumente las posibilidades de episodios producidos en forma espontánea, etc.

El factor hereditario puede ser otra causa. Puede haber indicios familiares de este trastorno o de distinta clase de trastorno de ánimo. El factor hormonal también se puede relacionar con distintas patologías que alteran las tiroides.

Síntomas del trastorno bipolar

Los síntomas del trastorno bipolar van a depender de la fase en que se encuentre:

  • Fase depresiva: desánimo, pérdida de apetito, baja autoestima, falta de concentración, ideas suicidas, inhibición psicomotora, insomnio, fatiga, inquietud, molestias físicas, pérdida de peso, ideas delirantes y alucinaciones.
  • Fase maníaca: irritabilidad, hiperactividad, locuacidad, ideas de grandeza, euforia, disminución del sueño, aumento del impulso sexual, aceleración del pensamiento, ideas delirantes y alucinaciones.

Tratamiento para el trastorno bipolar

Los tratamientos principales para el trastorno bipolar consisten en medicamentos y terapia psicológica (psicoterapia) para controlar los síntomas, y pueden comprender grupos de apoyo y de educación.

El trastorno bipolar requiere tratamiento con medicamentos estabilizadores del estado de ánimo, que pueden ayudar a controlar los síntomas del trastorno. La manía y la depresión se deben tratar lo antes posible con medicamentos como: litio, carbamazepina, ácido valproico (depakene) y gabapentina, entre otros.

Aquellas personas que se saltan el tratamiento de mantenimiento tienen un mayor riesgo de que aparezcan otra vez los síntomas o de que los cambios menores en su estado de ánimo se conviertan en episodios completos de manía o de depresión.

Pruebas complementarias del tratamiento de trastorno bipolar

Para el diagnóstico y tratamiento del trastorno bipolar es necesaria una exploración física y un análisis de laboratorio para identificar cualquier problema médico que pudiera estar causando los síntomas.

También es necesario una evaluación psiquiátrica, donde se hablará acerca de los pensamientos, sentimientos y patrones de comportamiento. Es posible que también se complete una evaluación psicológica.

Factores desencadenantes del trastorno bipolar

No se conocen factores desencadenantes para el trastorno bipolar.

Factores de riesgo del trastorno bipolar

Los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer trastorno bipolar son:

  • Factor hereditario: Tener un pariente consanguíneo (como padre, madre o hermano) con trastorno bipolar.
  • Factor tóxico: Abuso de alcohol o de drogas.
  • Factor psicológico: Periodos de mucho estrés, sucesos negativos como el inicio de alguna enfermedad.
  • Factor ambiental: El medio ambiente puede influir en el trastorno bipolar. Se presenta incidentes de algunos jóvenes o adultos que, por motivo de fallecimiento de un pariente, separación de padres u otros sucesos traumáticos, pueden padecer procesos de manía o depresión.
  • Factor hormonal: Relacionados con patologías de las tiroides.

Complicaciones del trastorno bipolar

Las complicaciones del trastorno bipolar incluyen:

  • Suicidio o intentos de suicidio.
  • Daño de las relaciones personales.
  • Bajo rendimiento en la escuela o trabajo.
  • Problemas relacionados con el consumo de alcohol y de drogas.

Prevención del trastorno bipolar

No existe una forma de prevenir el trastorno bipolar. Sin embargo, recibir tratamiento tan pronto como aparecen los primeros signos de un trastorno de salud mental puede ayudar a evitar que el trastorno bipolar u otras enfermedades de salud mental empeoren.

Algunas estrategias pueden ayudar a que los síntomas leves no se conviertan en episodios maníacos o depresivos graves, como son:

  • Tratar los síntomas de forma temprana puede evitar que estos empeoren.
  • Evitar las drogas y el alcohol porque pueden aumentar los síntomas y aumentar que regresen más frecuentemente de lo normal.
  • Tomar la medicación adecuada y exactamente como le indica el médico. Si se deja de administrar el medicamento o se reduce la dosis sin prescripción médica, es posible que el paciente sufra efectos de abstinencia o que los síntomas empeoren o regresen.
  • Establecer comunicación y construir una relación de confianza.
  • Proporcionar una actividad física y un desahogo para aliviar la tensión y la energía.
  • Favorecer el descanso y el sueño.
  • Una dieta nutritiva y equilibrada.
  • Psicoterapia, ya sea individual o en grupo para reforzar los demás tratamientos.

Especialidades a las que pertenece el trastorno bipolar

El trastorno bipolar pertenece a la especialidad de psiquiatría. La psiquiatría es la parte de la medicina que se ocupa del estudio, el diagnóstico, el tratamiento y la prevención de las enfermedades mentales de carácter orgánico y no orgánico.

Preguntas frecuentes

¿A qué edad comienzan los síntomas del trastorno bipolar?

Los síntomas del trastorno bipolar pueden comenzar a cualquier edad, aunque es más común al inicio de la adolescencia o madurez.

¿Qué es un episodio maníaco?

El episodio maníaco es un periodo delimitado y persistente, durante el cual hay un estado de ánimo anormalmente elevado, expansivo o irritable. Se pueden tomar decisiones totalmente incoherentes por la tendencia a infravalorar los riesgos, y se pone en riesgo la propia salud y la de los demás. Los delirios suelen ser de grandeza y místicos; se pueden llegar a creer que tienen poderes sobrenaturales o que son la reencarnación de santos y de personajes famosos.

¿En qué se diferencia el trastorno bipolar a la depresión?

La depresión es un trastorno emocional que causa un sentimiento de tristeza constante y una pérdida de interés en realizar diferentes actividades. Por otro lado, el trastorno bipolar es una enfermedad mental severa, donde las personas que la sufren experimentan cambios de ánimo poco comunes. Pueden pasar de ser muy activos y felices a sentirse muy tristes y desesperanzados.

¿Cuáles son las enfermedades mentales más comunes?

Las enfermedades mentales más comunes incluyen: Esquizofrenia. trastorno de pánico, trastornos de ansiedad, déficit de atención e hiperactividad, trastornos de la alimentación, las fobias, y trastorno bipolar, entre otros.

¿Cuál es el significado de maníaco?

Maníaco se refiere a la persona que tiene una manía o trastorno mental. Un síndrome maníaco es un estado anormal de excitación, afecto y nivel energético, ante toda la actividad relacionada con la expresión afectiva.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento que necesitas?

Cuéntanos lo que necesitas e intentaremos ayudarte lo más rápido posible

¿Tienes dudas?