Tendinitis

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es la tendinitis?

La tendinitis es la inflamación o la irritación de un tendón (cuerdas fibrosas que unen el músculo al hueso). Los tendones transmiten la energía generada por los músculos para ayudar a mover una articulación. Si bien la tendinitis puede ocurrir en cualquiera de los tendones, es más frecuente alrededor de los hombros, los codos, las muñecas, las rodillas y los talones. La tendinitis suele ser una patología crónica que tiene una alta tasa de reincidencia una vez que se produce y que provoca dolor, además de un aumento de la sensibilidad alrededor de la articulación. Es una lesión común, que si se trata adecuadamente puede evitar daños mayores.

Tipos de tendinitis

Los tipos de tendinitis incluyen:

  • Tendinitis del hombro: Es una inflamación que ocurre en los tendones de esta articulación causando un dolor muy intenso. Tiene una mayor incidencia en mayores de 40 años, por lo que tiene su origen en el envejecimiento de los tejidos, aunque puede aparecer en personas más jóvenes. Este tipo de tendinitis va asociado a actividades que obligan levantar el brazo por encima de la cabeza. Se caracteriza por un dolor intenso en el hombro que puede surgir de repente o agravarse después del esfuerzo y que dificulta el levantar el brazo sobre la línea de los hombros. La sensación es de que el dolor se irradia por todo el brazo y en algunas ocasiones se pueden sentir hormigueos.
    • Tendinitis del bíceps: La región dolorida es solamente la parte anterior del hombro. Se siente dolor al hacer movimientos por encima de la línea de la cabeza y cuando se levanta el brazo estirado hacia delante.
    • Tendinitis del manguito rotador: Esta parte del cuerpo está compuesta por los tendones del bíceps, subescapular y supraespinoso, y producen dolor en la región anterior y lateral del hombro. Suele empeorar cuando se intenta hacer un movimiento por encima de la línea de la cabeza, por lo que puede ser muy difícil levantar el brazo.
  • Tendinitis del codo (codo de tenista, codo de golfista): Este tipo de tendinitis viene asociada a traumatismos locales unidos a una actividad excesiva que se produce con anterioridad a la degeneración de los tendones por envejecimiento. Se caracteriza por un dolor localizado en el codo que se irradia posteriormente al antebrazo, llegando a ofrecer resistencia.
    • Epicondilitis lateral o codo de tenista: Se produce por la tensión continua sobre los músculos y los tendones extensores del antebrazo, que tienen su origen en el codo.
    • Epicondilitis medial o codo de golfi­sta: Se produce por la flexión forzada de la muñeca puede dañar los tendones que se insertan en el codo.
  • Tendinitis en manos y muñeca: La causa más frecuente suele ser la postura forzada e incorrecta de las manos y muñecas. La afección de un tendón viene condicionada por la actividad que se desarrolle. Se caracteriza por un dolor que puede irradiarse al antebrazo, y que puede llegar a bloquear la mano.
  • Tendinitis del tendón de Aquiles: Esta tendinitis afecta de manera directa al tendón que une el gemelo con el talón. En los jóvenes, suele ser una consecuencia de la realización de actividades deportivas intensas. También puede deberse a un tipo de  calzado que presiona en exceso el talón. Se caracteriza por un dolor que se siente tanto al caminar como al ponerse de puntillas.
  • Tendinitis rotuliana (rodilla de saltador): Afecta a personas que realizan esfuerzos excéntricos y de repetición en el tren inferior sobre el tendón rotuliano. La intensidad del dolor suele ir en aumento y se hace constante, impidiendo realizar las actividades causantes de la misma lesión o actos cotidianos como subir y bajar escaleras.

Causas de la tendinitis

La tendinitis puede ser causada por una lesión repentina, aunque es mucho más probable que la enfermedad se origine en la repetición de un movimiento en particular a lo largo del tiempo. Muchas personas padecen tendinitis porque sus trabajos o pasatiempos implican movimientos repetitivos, que tensionan los tendones. Otras causas de la tendinitis incluyen:

  • Lesiones deportivas.
  • Una sobrecarga.
  • Pérdida de elasticidad por la edad.
  • Degeneración del tendón.
  • Artritis en una articulación.
  • Piernas de distinta longitud.

Síntomas de la tendinitis

Los síntomas de la tendinitis incluyen: sensibilidad en la movilización del tendón, dolor que, por lo general, se describe como un dolor sordo, hinchazón leve y dolor durante la noche. La intensificación e incremento del malestar y el dolor empeora con la realización de algún tipo de actividad.  

Tratamiento para la tendinitis

El tratamiento de la tendinitis requiere el uso de antiinflamatorios y analgésicos con el objetivo de reducir la inflamación y el dolor que causa. No obstante, en algunas ocasiones se debe realizar vendaje compresivo para darle firmeza y protección y reducir la movilidad de la articulación afectada. También suele ser  necesario recurrir a la fisioterapia y ejercicios con el fin de estirar y fortalecer tanto el músculo como el tendón para que vuelva a funcionar con normalidad, además de prevenir nuevas lesiones.

Pruebas complementarias del tratamiento de la tendinitis

Para el diagnóstico y tratamiento solo es necesario una exploración física. Es posible que el médico pida radiografías u otras pruebas de diagnóstico por imágenes si es necesario descartar otras enfermedades que puedan ser la causa de los síntomas.

Factores desencadenantes de la tendinitis

No se conoce un factor específico que pueda desencadenar la tendinitis.

Factores de riesgo de la tendinitis

El principal factor de riesgo de la tendinitis es la edad. A medida que las personas envejecen, sus tendones se vuelven menos flexibles lo que los hace más vulnerables a esta enfermedad. La tendinitis es más frecuente en personas cuyos empleos implican movimientos repetitivos, posiciones incómodas o gran esfuerzo físico. El riesgo aumenta también en personas que practican deportes como: béisbol, baloncesto, golf, running, natación o tenis.

Complicaciones de la tendinitis

Rotura del tendón: Se trata de una afección mucho más grave que la tendinitis y que tal vez requiera cirugía.

Prevención de la tendinitis

Para prevenir la tendinitis es necesario:

  • Evitar actividades que provoquen un esfuerzo excesivo para los tendones.
  • Es necesario calentar antes de realizar  algún ejercicio.
  • Evitar movimientos repetitivos que puedan sobrecargar el tronco superior y el inferior.
  • Ejercitar todos los grupos musculares para mantener la flexibilidad y la fortaleza.
  • Mantener una buena hidratación.

Especialidades a las que pertenece la tendinitis

La tendinitis pertenece a la especialidad de traumatología y ortopedia, es la especialidad médica que se dedica al diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y prevención de lesiones y enfermedades del sistema musculoesquelético del cuerpo humano.

Preguntas frecuentes:

¿Qué es la epicondilitis?

La epicondilitis o codo de tenista es una lesión por esfuerzo repetitivo en el movimiento de pronación-supinación forzada, en la que se inflaman los tendones de los músculos de la cara externa del codo (los músculos extensores de los dedos y la muñeca, y los supinadores del antebrazo) con un origen común (unión) en el epicóndilo.

¿Qué diferencia hay entre epicondilitis y tendinitis?

La diferencia entre tendinitis y epicondilitis no existe ya que la epicondilitis es un tipo de tendinitis caracterizada por la inflamación o la irritación de un tendón. La epicondilitis es la inflamación de los tendones epicondíleos, que son los que unen la musculatura del antebrazo y de la mano con el epicóndilo en la cara lateral externa del codo.

¿Qué es la bursitis?

La bursitis es un trastorno doloroso que afecta a las pequeñas bolsas rellenas de líquido (bolsas sinoviales) que proporcionan amortiguación a los huesos, tendones y músculos alrededor de las articulaciones.

¿Cuál es la tendinitis más frecuente?

La tendinitis de hombro es la más frecuente, seguida por la tendinitis de codo.