Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Sinovitis

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es la sinovitis?

La sinovitis es la inflamación de la membrana sinovial, localizada en la parte interior de la cápsula articular, recubrimiento de las superficies articulares que engloba a modo de bolsa entre los huesos que se articulan, un líquido lubrificante llamado líquido sinovial. La alteración de esta membrana puede producir por parte de las células que la forman la sobreproducción de forma anómala de líquido sinovial que aumenta la presión en la articulación. Puede aparecer asociada a la presencia de otro tipo de enfermedades inflamatorias en las articulaciones, como la artritis reumatoide. Otras veces aparece como entidad propia, como la que se da frecuentemente en los niños en la cadera (sinovitis transitoria de la cadera). Es una alteración de gravedad moderada, dependiendo de la zona donde aparezca, el contexto clínico y la edad del paciente. Produce dolor e impotencia funcional hasta su resolución.

Con la sinovitis aparece dolor, aumento de temperatura de la articulación, deformidad por aumento de líquido sinovial que puede llegar a salirse fuera de la membrana sinovial, y presencia de impotencia funcional.

Tipos de sinovitis

Según el tiempo de evolución de la afectación sinovial, la sinovitis se puede dividir en aguda, de aparición más o menos brusca y corto periodo de evolución, subaguda, aquella que no da claros síntomas en la exploración, pero produce una incomodidad constante al paciente, o crónica, cuando por el proceso inflamatorio se producen lesiones permanentes en la membrana sinovial y el dolor y la incapacidad funcional más o menos presente, es constante.

Dependiendo de las características anatomopatológicas, de localización o causa se describe:

  • Sinovitis bursal: asociada a bursitis.
  • Sinovitis dendrítica: en la que aparecen vellosidades (pequeños “pliegues” a modo de pelos) en la superficie interna de la membrana hacia el saco (bolsa) sinovial.
  • Sinovitis fungosa: la que aparece cuando existe una infección por tuberculosis.
  • Sinovitis plásica: sinovitis en la que aparecen adherencias (uniones anómalas) de la membrana sinovial.
  • Sinovitis purulenta: asociada a la aparición de ciertas infecciones como fiebre tifoidea, escarlatina...etc, y en la cual aparece pus dentro de la bolsa sinovial.
  • Sinovitis seca: la que aparece asociada a otros procesos como reumatismos agudos, sífilis...etc, en la que no hay gran producción de líquidos sinoviales.
  • Sinovitis tendinosa: aquella asociada a la inflamación de un tendón.
  • Sinovitis transitoria alteración de la bolsa sinovial que aparece frecuentemente en niños y de la cual se desconoce la causa.
  • Sinovitis hemofílica crónica: aquella que aparece en pacientes con hemofilia asociada a sangrado intraarticulares.
  • Síndrome de sinovitis, acné, pustulosis, hiperostosis, osteítis (SAPHO): en la que aparece también una afectación sinovial inflamatoria. Es una enfermedad rara de origen desconocido.
  • Sinovitis villonodular pigmentada focal: enfermedad benigna en la que aparece un engrosamiento de la membrana sinovial que puede llegar a formar pequeños nódulos.

Causas de la sinovitis

Las posibles causas de la producción de una sinovitis son los traumatismos en las articulaciones, la infecciones, el padecimiento de enfermedades degenerativas como la artrosis o de enfermedades reumáticas autoinmunes como la artritis reumatoide, o por depósitos de sustancia como en el caso de la gota. Otras sinovitis son de causa desconocida.

Síntomas de la sinovitis

La presentación puede variar según el tipo de sinovitis y el contexto clínico, pero por lo general aparece dolor, aumento de temperatura de la articulación, deformidad por aumento de líquido sinovial que puede llegar a salirse fuera de la membrana sinovial, y presencia de impotencia funcional (dificultad para el movimiento de la articulación).

Tratamiento para la sinovitis

El tratamiento fundamental para la sinovitis es el reposo, aplicación de frío local y toma de fármacos antiinflamatorios. Además, se pueden asociar otro tipo de medicamentos según la articulación en la que aparezca la sinovitis. En casos de sinovitis resistentes pueden utilizarse infiltraciones directas de corticoides en la articulación. En algunos casos es preciso hacer una intervención quirúrgica mínimamente invasiva con la realización de una artroscopia (introducción por pequeñas incisiones de una cámara y utensilios para poder tratar).

Pruebas complementarias del tratamiento de la sinovitis

El diagnóstico en muchos de los procedimientos en los que aparece la sinovitis debe basarse inicialmente en la exploración física y la entrevista clínica. Además, es posible que se precise de la realización de pruebas de imagen como radiografías o resonancias magnéticas nucleares o determinadas analíticas de sangre para valorar aspectos de la inflamación, infecciones (serologías), sustancias de depósito como ácido úrico, inmunodeficiencia...etc. En otras ocasiones se realiza una punción con una jeringa para realizar una extracción del líquido sinovial y realizar su análisis en laboratorio. Por último, en algunos procesos se precisa realizar una artroscopia de forma diagnóstica para ver de forma directa la alteración de la articulación.

Factores de riesgo y/o desencadenantes de la sinovitis

  • Sobrecarga de las articulaciones con movimientos repetitivos.
  • Contagio de enfermedades bacterianas.
  • Influencia genética para el desarrollo de enfermedades autoinmunes que afectan a las articulaciones.
  • Edad.
  • Realización de ejercicios con sobrecarga y aumento del peso que deben soportar las articulaciones.
  • Alimentación rica en purinas (mariscos, carne roja, tomate...etc.) que pueden aumentar el ácido úrico y con ello el riesgo de padecer gota.

Complicaciones de la sinovitis

Incapacidad funcional permanente producida por la sinovitis crónica en la que puede producirse una afectación de los cartílagos articulares.

Prevención de la sinovitis

  • Realizar ejercicios con adecuada protección articular.
  • Evitar traumatismos repetidos en ejercicios y deportes.
  • Prevención de infecciones con adecuada higiene.
  • Revisiones de salud establecidas y consulta temprana de síntomas dolorosos.

Especialidades a las que pertenece la sinovitis

La sinovitis es una alteración que puede diagnosticarse y tratarse por el especialista en traumatología o reumatología según el proceso donde aparezca.

Preguntas frecuentes

¿Qué es el engrosamiento sinovial?

El engrosamiento sinovial es un aumento patológico del grosor de la membrana sinovial que recubre a los huesos en las articulaciones.

¿Qué es la sinovitis aguda?

La sinovitis aguda es la aparición de una sinovitis de manera más o menos brusca y con un corto periodo de evolución.

¿Qué diferencia hay entre sinovitis y tenosinovitis?

La sinovitis es la inflamación de la membrana sinovial de las articulaciones. La tenosinovitis es la inflamación de la vaina que recubre a determinados tendones localizados en la muñecas-manos o en el tobillo-pie.

¿Qué es la enfermedad de Perthes?

La enfermedad de Perthes es una muerte del tejido óseo por interrupción del aporte de sangre a la parte del fémur que forma parte de la cadera (su parte más alta), cuya causa se desconoce.

¿Cuál es la sinovitis más frecuente?

La sinovitis transitoria es la causa más frecuente de sinovitis en la edad infantil y la sinovitis artrósica una de las entidades más frecuentes en edad adulta.