1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Síndrome Urémico Hemolítico

Síndrome Urémico Hemolítico

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es el síndrome urémico hemolítico?

El síndrome urémico hemolítico (SUH) es una enfermedad que se caracteriza por la presencia de manera simultánea de anemia hemolítica microangiopática (destrucción anormal de glóbulos rojos en su tránsito por la sangre), trombocitopeni (disminución de la cantidad de plaquetas en sangre e insuficiencia renal aguda). Los glóbulos rojos destruidos bloquean el sistema de filtración en los riñones, lo que puede provocar insuficiencia renal potencialmente mortal. Generalmente afecta a lactantes, niños entre 6 a 36 meses de edad y ancianos, se presenta frecuentemente después de una infección gastrointestinal. El síndrome urémico hemolítico es una enfermedad poco común y es grave. Sin embargo, si reciben un tratamiento adecuado a tiempo, la mayoría de las personas, especialmente los niños pequeños, se recuperan completamente.

El síndrome urémico hemolítico ocasiona que los glóbulos rojos destruidos bloqueen el sistema de filtración en los riñones, lo que puede provocar insuficiencia renal potencialmente mortal.

Tipos de síndrome urémico hemolítico

El síndrome urémico se clasifica en:

  • Síndrome urémico hemolítico asociado a diarrea o típico: Esta forma es la causa más frecuente de SHU en niños (90%) y ocurre con un episodio previo de diarrea habitualmente con sangre, relacionado con la Escherichia coli (E. coli) productora de la toxina Shiga. El principal lugar de contagio son las guarderías e instituciones cerradas, por la transmisión de persona a persona. La ingestión de carne es la causa de brotes de origen alimentario. También son frecuentes por productos contaminados por los animales, como lechuga, coles, repollo, etc.
  • Síndrome hemolítico urémico no asociado a diarrea o atípico: Debido a alteraciones de factores de complemento, proteasas del factor de von Willebrand o alteraciones metabolismo de cobalamina que interviene en la adhesión y agregación plaquetaria y, dentro de este último grupo o de manera independiente, se incluye el SHU asociado a infecciones por streptococcus pneumoniae. La forma más común está asociado a la infección neumocócica debido a su mecanismo patogénico.

Causas del síndrome urémico hemolítico

El síndrome urémico hemolítico a menudo ocurre después de una infección gastrointestinal con la bacteria Escherichia coli, que hace referencia a un grupo de bacterias que normalmente se encuentran en los intestinos de seres humanos y animales sanos. La mayoría de los cientos de tipos de estas bacterias son normales e inofensivas. Pero algunas cepas específicas de Escherichia coli que generan una toxina llamada shiga, la cual inhibe la síntesis proteica, liberando el factor Von Willebrand, generando trombosis y destrucción eritrocitaria (glóbulos rojos). La ingestión de carne es la causa de brotes de origen alimentario. También son frecuentes por productos contaminados por los animales que, provocan infecciones alimentarias graves. La infección por dichas bacterias se propaga a través del contacto cercano con una persona infectada, por ejemplo, dentro de una familia o en un centro de cuidado de día o guardería infantil. Sin embargo, la afección también se ha asociado con otras infecciones gastrointestinales, como shigella y salmonella. También ha sido relacionada con infecciones que no son gastrointestinales. Otras causas pueden ser de forma hereditaria, déficit de complemento, algunas enfermedades como lupus eritematoso sistémico o tumores malignos. Aunque son causas menos frecuentes y raras.

Este síndrome es la primera causa de insuficiencia renal aguda en niños menos de 5 años. Puede causar la muerte o dejar secuelas de por vida como hipertensión arterial, insuficiencia renal crónica y alteraciones neurológicas.

Síntomas del síndrome urémico hemolítico

Los síntomas de este síndrome incluyen:

  • Diarrea con sangre. Dolor abdominal, vómitos y fiebre ocasional.
  • Disminución de la orina (oliguria), orina nula (anuria) y sangre en la orina (hematuria). Palidez. Fatiga e irritabilidad.
  • Pequeños hematomas sin explicación o sangrado por la nariz y la boca.
  • Presión arterial alta.
  • Confusión o convulsiones. Disminución del estado de conciencia.
  • Inflamación del rostro, las manos, los pies y todo el cuerpo.
  • Erupción cutánea que luce como pequeños puntos rojos. Entre otros síntomas.

Tratamiento para el síndrome urémico hemolítico

Las opciones de tratamiento del síndrome urémico hemolítico incluyen:

La reposición de líquidos y electrolitos perdidos (fluidoterapia), está debe realizarse con cuidado, ya que los riñones no eliminan los líquidos y los residuos con la misma eficacia que la habitual.

La transfusión de glóbulos rojos por vía intravenosa puede ayudar a revertir los signos y síntomas del síndrome urémico hemolítico, que incluyen escalofríos, fatiga, dificultad para respirar, frecuencia cardíaca acelerada, color amarillento de la piel y orina de color oscuro. Si se forman hematomas o sangrado con facilidad, la transfusión de plaquetas por vía intravenosa puede ayudar a que la sangre coagule con más normalidad.

A veces, se necesita realizar diálisis para filtrar los residuos y el exceso de líquido de la sangre (hemodiálisis). La diálisis suele ser un tratamiento provisorio que se administra hasta que los riñones vuelvan a funcionar bien, en niños la más utilizada es la diálisis peritoneal.

Pruebas complementarias del tratamiento del síndrome urémico hemolítico

Para el diagnóstico y tratamiento del síndrome urémico hemolítico se realizan pruebas como:

  • Análisis de sangre estos análisis pueden determinar si los glóbulos rojos están dañados.
  • Análisis de orina, para detectar niveles anormales de proteínas, sangre y signos de infección en la orina.
  • Muestra de materia fecal, para detectar Escherichia coli productora de toxinas y otras bacterias que pueden causar el síndrome urémico hemolítico.

Factores desencadenantes del síndrome urémico hemolítico

No se conoce un factor desencadenante principal para el síndrome urémico hemolítico.

Factores de riesgo del síndrome urémico hemolítico

Entre los factores que aumentan el riesgo de tener el síndrome urémico hemolítico incluyen: niños menores de 5 años. Personas mayores de más de 75 años. Personas con determinados cambios genéticos que los hacen más propensos.

Complicaciones del síndrome urémico hemolítico

Las complicaciones incluyen:

  • Insuficiencia renal.
  • Coma.
  • Presión arterial alta.
  • Accidente cerebrovascular.
  • Problemas cardíacos.
  • Problemas intestinales.
  • Alteraciones neurológicas.

Prevención del síndrome urémico hemolítico

Para prevenir este síndrome es necesario:

  • Asegurar la correcta cocción de la carne: la bacteria se destruye a los 70 °C. Esto se consigue cuando la carne tiene una cocción homogénea. Prestar especial atención al interior de preparados con carne picada.
  • Evitar el contacto de las carnes crudas con otros alimentos.
  • No consumir zumos de fruta no pasteurizados.
  • Lavar cuidadosamente verduras y frutas.
  • Asegurar la correcta higiene de las manos (deben lavarse con agua y jabón) antes de preparar los alimentos. y luego de utilizar el baño.

Especialidades a las que pertenece el síndrome urémico hemolítico

Este síndrome pertenece a las especialidades de gastroenterología y pediatría. La gastroenterología es de la medicina que se ocupa del estómago y los intestinos y sus enfermedades, así como del resto de los órganos del aparato digestivo. La pediatría es la parte de la medicina que se ocupa del estudio del crecimiento y el desarrollo de los niños hasta la adolescencia, así como del tratamiento de sus enfermedades.

Preguntas frecuentes

¿Cómo se transmite la enfermedad del síndrome urémico hemolítico?

Se propaga a través del contacto cercano con una persona infectada, por ejemplo, dentro de una familia o en un centro de cuidado de día o guardería.

¿A quién afecta el síndrome urémico hemolítico?

Afecta a personas de todas las edades. Pero mayormente a niños de entre 6 a 36 meses de edad.

¿Qué es el síndrome urémico hemolítico atípico?

Es una enfermedad crónica y potencialmente mortal que afecta fundamentalmente al riñón, en la que una deficiencia genética, debido a alteraciones de factores de complemento, proteasas del factor de Von Willebrand o alteraciones metabolismo de cobalamina que interviene en la adhesión y agregación plaquetaria y, dentro de este último grupo o de manera independiente, se incluye el SHU asociado a infecciones por streptococcus pneumoniae. La forma más común está asociado a la infección neumocócica debido a su mecanismo patogénico.