Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Síndrome Neuroléptico Maligno

Síndrome Neuroléptico Maligno

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es el síndrome neuroléptico maligno?

El síndrome neuroléptico maligno se trata de una afección rara, originada por una respuesta adversa a los efectos de medicamentos neurolépticos, también conocidos como psicofármacos de acción antipsicótica. Son usados, normalmente, en el tratamiento de síntomas psicóticos como alucinaciones y delirios. La incidencia de este síndrome está entre 1 y 5% para aquellos pacientes que consumen este tipo de medicamentos, siendo en los hombres mucho más frecuente que en las mujeres y con mayor predisposición en adultos jóvenes, pero puede aparecer a cualquier edad. Es una enfermedad poco común, pero muy grave, con elevada mortalidad en los casos no tratados de manera precoz.

Las causas del síndrome neuroléptico maligno actualmente son desconocidas.

Tipos de síndromes más comunes

El síndrome neuroléptico maligno no tiene ningún tipo de síndrome más común.

Causas del síndrome neuroléptico maligno

Las causas del síndrome neuroléptico maligno actualmente son desconocidas. Se puede referir que aparece como resultado de una compleja interacción entre fármacos que actúan sobre las vías dopaminérgicas y un sujeto susceptible.

Se cree que el síndrome neuroléptico maligno se debe a un antagonismo sobre los receptores dopaminérgicos en el hipotálamo y el resultado es la rigidez muscular y los temblores extrapiramidales.

Síntomas del síndrome neuroléptico maligno

Los síntomas del síndrome neuroléptico maligno suelen aparecer, aproximadamente, a los 3 días después de que el paciente empiece el tratamiento, pudiendo incluir síntomas como:

  • Hipertermia (fiebre entre 38º a 40º).
  • Rigidez muscular.
  • Alteración del estado mental (confusión, alucinaciones, delirios).
  • Taquicardia.
  • Dificultad en el lenguaje.
  • Hipertensión o hipotensión arterial.
  • Incontinencia.
  • Alteración de los reflejos.
  • Convulsiones generalizadas.
  • Temblores.
  • Palidez.

Tratamiento del síndrome neuroléptico maligno

El tratamiento del síndrome neuroléptico maligno se deberá seleccionar en función de la gravedad y el estado del paciente, por lo que cada caso es individual. El primer paso es suspender de forma inmediata el fármaco con acción neuroléptica. También proporcionar las medidas de soportes necesarias como bajar la temperatura corporal, adecuada hidratación, corrección electrolítica, soporte ventilatorio y vigilancias de las complicaciones.

En la mayoría de los casos en los que el síndrome es detectado a tiempo, la intervención de soporte puede ser suficiente para que este remita y poder conducir al paciente a una recuperación sin ningún tipo de secuela.

El tratamiento farmacológico utilizado para tratar el síndrome son los fármacos anticolinérgicos para tratar los síntomas extrapiramidales (Bromocriptina, amantadina). Dantroleno sódico para relajar la musculatura y acabar con la tensión muscular. Benzodiazepinas para reducir la ansiedad y bajar los niveles de agitación. Clozapina para restablecer la medicación neuroléptica. La terapia electroconvulsiva en estudios recientes esta terapia ha reportado mejoría en algunos pacientes con este síndrome. Se cree que su efecto se deba al facilitar la actividad dopaminérgica, se recomienda en casos graves.

Pruebas complementarias del síndrome neuroléptico maligno

Las pruebas complementarias para el diagnóstico del síndrome neuroléptico maligno son:

  • Realizar una historia clínica completa y examen físico, ya que los síntomas son muy específicos.
  • Realizar analítica de sangre con hemograma completo, hemocultivos, electrolitos (magnesio y calcio), creatinina quinasa (CPK), prueba de función renal y hepáticas, y pruebas toxicológicas.
  • Concentración de litio. Medición de hierro. Gases arteriales. Análisis de orina. Estudios de coagulación.
  • Punción lumbar.
  • Tomografía axial computarizada.
  • Resonancia magnética cerebral.

Factores desencadenantes del síndrome neuroléptico maligno

El factor desencadenante del síndrome neuroléptico maligno es el efecto adverso que causa en los pacientes tratados con psicofármacos de acción antipsicótica o neurolépticos.

Factores de riesgo del síndrome neuroléptico maligno

Los factores de riesgo del síndrome neuroléptico maligno son:

  • Sexo: mayor predisposición en los hombres.
  • Edad: adultos jóvenes y personas mayores.
  • Uso de neurolépticos de múltiples psicotrópicos, como varios antipsicóticos al mismo tiempo, uso concomitante de litio.
  • Alteraciones electrolíticas, deshidratación y deficiencia de hierro.
  • Enfermedades orgánicas cerebrales: demencia, delirium, epilepsia, Parkinson, parálisis cerebral, enfermedad vascular y retardo mental.
  • Patología infecciosa de base.

Complicaciones del síndrome neuroléptico maligno

Las complicaciones del síndrome neuroléptico maligno son:

  • Neumonía aspirativa.
  • Embolismo pulmonar.
  • Urosepsis (infecciones urinarias complicadas).
  • Dificultad respiratoria.
  • Oxigenación disminuida.
  • Lisis muscular.
  • Edema pulmonar.
  • Paro cardiorrespiratorio.
  • Trastornos electrolíticos.
  • Infarto al miocardio.
  • Convulsiones.
  • Fallo hepático y renal.
  • Trombosis venosa.

Prevención del síndrome neuroléptico maligno

La prevención del síndrome neuroléptico maligno incluye:

  • El paciente deberá tener una buena hidratación para evitar la recurrencia.
  • Se recomienda comenzar con un neuroléptico atípico a dosis bajas e ir aumentado progresivamente la dosis mientras se monitorizan los signos del síndrome neuroléptico maligno.
  • Realizar un diagnóstico precoz y tratamiento adecuado para lograr reducir la mortalidad.

Especialidades a las que pertenece

Las especialidades a las que pertenece el síndrome neuroléptico maligno son los médicos de urgencias, neurología medicina intensiva, y también la medicina general y de familia.

Preguntas frecuentes

¿Qué fármacos causan el síndrome neuroléptico maligno?

Los fármacos que pueden causar el síndrome neuroléptico maligno son los neurolépticos atípicos antipsicóticos como, tiapride, sulpiride, clozapina, quetiapina, risperidona y olanzapina, el haloperidol, flufenazina y la clorpromazina.

También existen fármacos antidopaminérgicos usados como antibióticos (metoclopramida) y la retirada brusca de agentes dopaminérgicos usado como antiparkinsonianos (levodopa, bromocriptina).

¿Qué es el síndrome serotoninérgico?

El síndrome serotoninérgico es un síndrome inducido por drogas caracterizado por un conjunto de efectos adversos relacionados a la dosis debido al aumento de su concentración en el sistema nervioso central. La serotonina es un neurotransmisor que produce el cuerpo, y es necesario para el buen funcionamiento del organismo por diversas razones ya que se encarga de regular ciertos procesos fisiológicos, el exceso de serotonina provoca el Síndrome serotoninérgico.

¿Qué es la tríada del síndrome neuroléptico?

La tríada del síndrome neuroléptico es:

  • Hipertermia (fiebre entre 38.5º a 40º).
  • Rigidez muscular.
  • Alteración del estado mental (confusión, alucinaciones, delirios).

¿Cómo puedo prevenir un síndrome neuroléptico?

El síndrome neuroléptico se puede prevenir:

  • El paciente deberá tener una buena hidratación para evitar la recurrencia.
  • Se recomienda comenzar con un neuroléptico atípico a dosis bajas e ir aumentado progresivamente la dosis mientras se monitorizan los signos del síndrome neuroléptico maligno.
  • Realizar un diagnóstico precoz y tratamiento adecuado para lograr reducir la mortalidad.

¿Qué es la epilepsia?

La epilepsia es una enfermedad crónica del sistema nervioso central de etiología diversa que se manifiesta por dos o más crisis convulsivas o paroxísticas espontáneas con sintomatología motora, psíquica, sensorial y sensitiva, debida a la descarga excesiva de las células de la corteza cerebral.