Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Síndrome de Reiter

Síndrome de Reiter

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

El síndrome de Reiter también conocido como artritis reactiva, es una afección que comprende desde una reacción inflamatoria hasta una infección en algún sitio del cuerpo. Suele aparecer después de una infección de las vías urinarias, el tracto genital o digestivo.

Es una afección que atañe a los ojos causando conjuntivitis y/o uveítis; a las articulaciones provocando artritis reactiva, a la uretra y, en ocasiones menos frecuentes, también a la piel causando lesiones cutaneomucosas. Es más frecuente en hombres que en mujeres y predomina en edades comprendidas entre los 20 y los 40 años de edad. Es una afección rara y poco grave aunque es importante tratar los síntomas para evitar complicaciones mayores.
El síndrome de Reiter no tiene cura. Sin embargo, el tratamiento de la infección puede alentar o detener el curso de la enfermedad.

Tipos de síndromes más comunes

El síndrome de Reiter no tiene otros tipos de síndromes.

Causas del síndrome de Reiter

Las causas exactas del síndrome de Reiter se desconocen, pero pueden considerarse como posibles causas las siguientes:

  • Infección urogenital: con frecuencia empieza en el tracto urinario o genital y es ocasionada por la bacteria clamidia trachomatis, que se contagia mediante la actividad sexual.
  • La infección también puede iniciar en el aparato digestivo después de comer alimentos contaminados con la bacteria, usualmente shigella, salmonella o campylobacter. Alrededor de una a cuatro semanas después de la infección se puede desarrollar el síndrome de Reiter.
  • Genéticamente puede que una persona sea más propensa a contraer la afección, sobre todo en los casos donde algún familiar haya sufrido el síndrome. Estos pacientes tienen un factor genético específico llamado HLA-B27 (o el gen B27).

Síntomas del síndrome de Reiter

Los síntomas del síndrome de Reiter envuelven tres sistemas corporales: el tracto genitourinario, los ojos y las articulaciones.

  • En el tracto urinario y aparato reproductor masculino se produce dolor o dificultad al orinar, secreción en el pene, dolor en el pene, escalofríos y fiebre.
  • En el tracto urinario y aparato reproductor femenino, ocasiona sensación de ardor al orinar, cistitis, hematuria y vagina inflamadas.
  • En los ojos se produce un enrojecimiento (conjuntivitis), dolor, irritación, visión borrosa, lagrimeo, sensibilidad al sol y párpados hinchados.
  • En las articulaciones es frecuente que aparezca inflamación, dolor y enrojecimiento, principalmente en la rodillas, tobillos y pies, dolor en el talón, acortamiento y endurecimiento de los dedos de las manos y los pies, dolor y rigidez de espalda.
  • Otros síntomas pueden ser el sarpullido, especialmente en las palmas de las manos y plantas de los pies, úlceras en la boca o la lengua, pérdida de peso, falta de apetito, fatiga, etc.

Tratamiento del síndrome de Reiter

El síndrome de Reiter no tiene cura. Sin embargo, el tratamiento de la infección puede alentar o detener el curso de la enfermedad. Los pacientes se recuperan del episodio inicial a los seis meses. Aunque algunos pacientes pueden desarrollar arteritis crónica.

El objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas. Entre los tratamientos más comunes están: el reposo en cama que ayuda a relajar las articulaciones, terapia física con ejercicios específicos para mantener los músculos fuertes y mover las articulaciones.

Los medicamentos que se deben pautar son los analgesicos y antiinflamatorios, inyecciones de corticoides (sólo están indicadas si la inflamación persiste por largo tiempo), cremas tópicas con esteroides y, en casos de infecciones, antibióticos.

Pruebas complementarias del síndrome de Reiter

Las pruebas complementarias para el diagnóstico del síndrome de Reiter son: análisis de sangre para ver la velocidad de sedimentación globular que mide el grado de inflamación en determinadas partes del cuerpo, examen de orina para observar el factor genético asociado al síndrome (HLA-B27), extirpación del líquido sinovial de las articulaciones para buscar infección, radiografía de las articulaciones, ecografía, resonancia magnética y tomografía axial computarizada.

Factores desencadenantes del síndrome de Reiter

No existen factores desencadenantes.

Factores de riesgo del síndrome de Reiter

Los factores de riesgo del síndrome de Reiter son :

  • Los hombres tienen más probabilidades de desarrollarlo que las mujeres.
  • Miembros de la familia con el Síndrome de Reiter.
  • Tener una enfermedad de transmisión sexual.
  • Heredar el rasgo genético (HLA-B27).
  • Ingerir alimentos manipulados incorrectamente.

Complicaciones del síndrome de Reiter

Las complicaciones en término general del síndrome de Reiter son raras, pero entre éstas se incluyen:

  • Pulmonares: Neumonía o derrame pleural.
  • Sistema nervioso: Neuropatía o cambios en el comportamiento.
  • Cardíacos: Insuficiencia aórtica, pericarditis, arritmias y necrosis aórtica. Ésta última secundaria al tratamiento.
  • Oftalmología: Uveítis o cataratas.
  • Articulares: Artritis recurrentes, artritis crónica ó sacroileítis y espondilitis anquilosante.

Prevención del síndrome de Reiter

La prevención del síndrome de Reiter es:

  • Evitar las enfermedades de transmisión sexual.
  • Se recomienda que los pacientes se realicen pruebas de clamidia y otras infecciones similares para evitar que degeneren en el síndrome de Reiter.
  • Lavarse las manos antes de comer y cocinar.
  • Consumir alimentos que hayan sido guardados y preparados adecuadamente para evitar las infecciones intestinales.

Especialidades a las que pertenece

Las especialidades a las que pertenece el síndrome de Reiter son urología, reumatología, oftalmología y medicina interna.

Preguntas frecuentes:

¿Qué es la artritis reactiva?

La artritis reactiva es un trastorno que causa tres síntomas aparentemente no relacionados como son: artritis, enrojecimiento de lo ojos (conjuntivitis) y problemas del tracto urinario. Es un grupo de enfermedades que causan inflamación en el cuerpo.

¿Es contagioso el síndrome de Reiter?

El síndrome de Reiter no es contagioso, pero la causa subyacente es con frecuencia una infección que puede propagarse mediante contacto sexual o por transmisión de la bacteria que la produce.

¿Se cura la artritis reactiva?

La artritis reactiva no tiene cura, sólo se tratan los síntomas de esta afección.

¿Qué es considerada una enfermedad rara?

El síndrome de Reiter es considerada una enfermedad rara, también conocida como “enfermedad huérfana”. Las enfermedades raras son aquellas que afectan a un pequeño porcentaje de la población.