Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Rubéola

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es la rubéola?

Conocida también como tercera enfermedad, sarampión alemán o sarampión de los tres días. La rubéola es una enfermedad infecciosa exantemática producida por un virus del género Rubivirus.

La rubéola es una enfermedad infecciosa exantemática producida por un virus del género Rubivirus.

Antes de la introducción de la vacunación infantil, la rubéola afectaba más a los niños entre 5 y 9 años. Desde el desarrollo de la vacuna la prevalencia de la enfermedad, en niño, ha disminuido drásticamente y pueden verse más episodios en adulto. Es una enfermedad endémica, con presentación de casos anuales aislados y ciclos epidémicos sobre todo en primavera, existiendo mayor riesgo en aquellas regiones donde hay una baja vacunación contra la rubéola (en estos casos con afectación infantil mayoritariamente).

Suele ser un proceso benigno autolimitado, aunque siempre hay riesgo de que surja una complicación.

Tipos de rubéola

  • Rubéola en la infancia y adultos (postnatal): Padecimiento de las manifestaciones clásicas de la enfermedad con lesiones dérmicas en la piel (exantema).
  • Rubéola prenatal o síndrome de rubéola fetal: A través de la transmisión de la mujer embarazada se producen malformaciones congénitas en el feto o embrión.

Causas de la rubéola

La causa de la rubéola es la infección por el virus de la rubéola (Rubivirus de la familia Togaviridae), transmitido por vía respiratoria (secreciones, saliva, etc), de persona a persona por contacto prolongado con un paciente que padece la enfermedad. El virus se reproduce en la mucosa del sistema respiratorio y a través del sistema linfático llega a la sangre, desde donde se localiza posteriormente en la piel. En el caso de mujeres embarazadas, el virus llega a la placenta lo que puede dar lugar a una infección del feto.

Síntomas de la rubéola

  • Rubéola en la infancia y adultos: Tras un periodo de incubación de 14 - 21 días, aparece la fase prodrómica de 1 - 2 días de duración en la que se presentan síntomas catarrales, malestar general y aumento del tamaño de los ganglios linfáticos (adenopatías) cervicales y retroauriculares (detrás de las orejas). Después, aparece la fase exantemática con aparición de una erupción dérmica a modo de pequeñas manchas no confluentes (que no se unen) en la cara y después en el resto del torso, desapareciendo al tercer día con mínima descamación.
  • Rubéola prenatal: La rubéola durante el embarazo puede presentarse en el embrión o en el feto de múltiples maneras; desde la no afectación al aborto o muerte fetal. Las manifestaciones más frecuentes en el recién nacido son la sordera, retraso mental, afectaciones oculares, cardiopatías congénitas, lesiones hepáticas, microcefalia (desarrollo insuficiente del cráneo), fisura palatina (deformación del paladar y el labio), etc.

Tratamiento para la rubéola

El tratamiento es sintomático con administración de analgésicos como el paracetamol para el control de la fiebre y el malestar general. En el caso de complicaciones o afectación congénita en el recién nacido, dependerá del tipo de manifestación que presente el paciente se requerirá un tipo u otro de tratamiento (cirugía, rehabilitación, etc).

Pruebas complementarias del tratamiento de rubéola

El diagnóstico es fundamentalmente clínico. Puede realizarse una analítica de sangre para la determinación de serología, cultivo o detección de anticuerpos (detección del virus en sangre o de producción de sustancias de defensa específicas contra el virus).

Factores desencadenantes de la rubéola

El principal factor de riesgo que desencadena la rubéola es no estar vacunado.

Factores de riesgo de la rubéola

No haber recibido la vacuna contra la rubéola contenida en la vacuna triple vírica.

Complicaciones de la rubéola

  • Artralgias (dolores articulares).
  • Artritis (infección e inflamación de las articulaciones).
  • Encefalitis (infección e inflamación del cerebro).
  • Dolor testicular.
  • Hepatitis (inflamación e infección del hígado).
  • Púrpura trombocitopénica (enfermedad hemorrágica con destrucción de las plaquetas).
  • En la rubéola prenatal pueden desarrollarse sordera, cataratas, afectación cardíaca y otras malformaciones.

Prevención de la rubéola

  • Vacunación (con virus atenuado dentro de la vacuna llamada triple vírica).
  • Adecuada higiene de manos y medidas de prevención en aquellos pacientes que presenten la enfermedad para evitar su transmisión (uso de pañuelos de papel, reposo domiciliario, etc).

Especialidades a las que pertenece la rubéola

En casos de rubéola no complicada, el diagnóstico y tratamiento puede llevarse a cabo por el médico de familia o pediatra.

Si existen complicaciones dependerá del tipo de manifestación clínica. Debe realizarse una evaluación hospitalaria por el servicio médico específico que trate cada complicación (neurología, hematología, etc.)

En el caso de infecciones producidas en una mujer embarazada, el ginecólogo será el encargado de hacer el seguimiento de la paciente junto con el apoyo de otros especialistas como médico internista, etc.

Los niños con rubéola congénita serán evaluados y tratados en el servicio de pediatría hospitalaria.

Preguntas frecuentes

¿Cuál es la vacuna de la rubéola?

La vacuna de la rubéola se incluye en la vacuna triple vírica junto con la vacuna del sarampión y la de la parotiditis (paperas).

¿Cuánto tiempo dura la rubéola?

Desde los primeros síntomas hasta la desaparición de las lesiones dérmicas pueden pasar en torno a 8 días (la fase prodrómica catarral de 1-5 días y las lesiones dérmicas 2-3 días).

¿Qué efectos produce la rubéola?

La forma más frecuente de presentación es un proceso catarral de vías respiratorias altas, aumento del tamaño de los ganglios linfáticos (estaciones del sistema de defensa) detrás de las orejas y en la nuca, con aparición de un “sarpullido” rosado en la cara que se extiende por todo el tronco y desaparece en 3 días.

¿Cómo se transmite la rubéola?

La rubéola se transmite por vía respiratoria a través de las pequeñas gotas que se expulsan con los estornudos, la tos, la saliva, secreciones, etc. Y por el contacto de persona a persona (sólo se transmite entre humanos). La rubéola congénita se transmite de la madre al feto a través de la placenta.

¿Qué pasa si una mujer embarazada tiene la rubéola?

Dependiendo del momento del embarazo en el que la madre adquiera la infección, el feto puede adquirir unas malformaciones u otras, sufriendo el llamado síndrome de rubéola fetal.