1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Resfriado Común

Resfriado Común

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es un resfriado común?

El resfriado común es una infección viral de vías altas, es decir, de nariz y garganta. Los virus causantes pueden ser muchos. Es una enfermedad leve, pero sí incómoda, ya que nos hace sentir malestar general. El proceso suele durar 7-10 días, y no suele ser necesario acudir al médico. Es una infección que causa millones de afectados y cada año solemos pasar de 2 a 3 resfriados. En niños y ancianos esta cifra aumenta, y generalmente se producen en primavera e invierno, aunque pueden aparecer en cualquier época del año. El periodo de mayor contagio son los 2-3 primeros días de enfermedad.
El tratamiento del resfriado común es para aliviar los síntomas, no tiene cura y no está indicado el uso de antibióticos, salvo que sea infección bacteriana.

Causas de un resfriado común

La causa del resfriado común es el contagio, a través de las gotitas que se liberan al toser o estornudar o limpiarse la nariz de una persona de nuestro entorno que ya esté resfriada.

También se contagia cuando tocamos algo que previamente se ha contaminado y luego nos llevamos las manos a la nariz, boca u ojos, como teléfonos, juguetes, manivelas de puerta, o agarradores.

Síntomas de un resfriado común

Los síntomas, generalmente aparecen 2-3 días de la exposición al virus y suelen ser:

  • Fiebre mayor de 27,7 ºC.
  • Malestar general.
  • Dolor de cabeza y dolor muscular .
  • Tos.
  • Dolor y picor de garganta.
  • Dolor de oídos.
  • Congestión nasal, rinorrea, mocos amarillos o verdosos.
  • Estornudos.
  • Irritación ocular.

Tratamiento de un resfriado común

El tratamiento del resfriado común es para aliviar los síntomas, no tiene cura y no está indicado el uso de antibióticos, salvo que sea infección bacteriana.

  • Beber muchos líquidos.
  • Descansar todo lo que se pueda.
  • Analgésicos para el dolor de garganta y de cabeza como Paracetamol, Ibuprofeno o Aspirina, este último no se administra a los niños.
  • Aerosoles o gotas descongestivas de nariz, en niños será valorado por el pediatra.
  • Jarabes para la tos, en niños será valorado por el pediatra.

Pruebas complementarias de un resfriado común

No requiere pruebas complementarias, simplemente con los síntomas es suficiente, salvo que haya complicaciones y sea necesaria una radiografía de tórax o una analítica para descartar infección bacteriana u otra enfermedad.

Factores desencadenantes de un resfriado común

El factor desencadenante es el contacto con virus, como el Rinovirus, que es el más común.

Otros virus pueden ser el Adenovirus, virus de Parainfluenza humana, coronavirus humanos o los Metapneumovirus humanos.

Factores de riesgo de un resfriado común

Los principales factores de riesgo son:

  • Edad: los niños menores de 6 años tienen mayor riego sobre todo en el comienzo de guarderías.
  • Debilidad en el sistema inmune: por alguna enfermedad crónica o medicación.
  • Estación del año: siendo más susceptibles en primavera e invierno.
  • Fumar.
  • Sitios cerrados con mucha gente: como los colegios, zonas de trabajo, aviones, transportes públicos.

Complicaciones de un resfriado común

  • Bronquitis.
  • infección de oídos.
  • Asma.
  • Sinusitis.
  • Neumonía.

Prevención de un resfriado común

  • Extremar las medidas de higiene: si se está cerca de una persona con resfriado o si estamos nosotros afectados, lavándonos las manos con mayor frecuencia.
  • Desinfectar las zonas de roce comunes: como mesas, utensilios, manivelas de puertas...etc.
  • Utilizar toallas desechables.
  • Estornudar y toser tapándose con la parte interna del codo y así no contaminar las manos.
  • Evitar estar cerca de personas resfriadas.
  • No compartir utensilios: como vasos, cubiertos, juguetes, teléfonos...etc.

Especialidades a las que pertenece

El resfriado común es tratado en las consultas de Atención Primaria y Pediatra en los niños.

Preguntas frecuentes:

¿Qué provoca un resfriado?

El resfriado está provocado por la infección por virus como el Rinovirus, que es el causante más frecuente. Se propaga fácilmente a través de las gotitas que se liberan al toser o estornudar.

¿Qué remedios caseros hay para aliviar los síntomas del resfriado?

Para aliviar los síntomas:

  • Descansar y dormir bien.
  • Beber abundantes líquidos, caldos e infusiones.
  • Agua templada con limón y miel para suavizar la garganta.
  • Caramelos de eucalipto, mente para la tos y las molestias de garganta.
  • Hacer vahos con eucalipto para la congestión nasal.
  • Un vaso de agua con tibia con 1 cucharadita de sal y bicarbonato para descongestionar la nariz.
  • Un plato de cebolla con un poco de agua y azúcar cerca del cabecero de la cama ayuda a calmar la tos, sobretodo por la noche.

¿Qué trucos hay para prevenir el resfriado?

Hay personas que son más propensas que otras a coger resfriados, pero podemos intentar evitarlo alejándonos de las personas resfriadas, evitando sitios cerrados con aglomeración de personas, no compartir objetos contaminados como móviles, juguetes...etc. Lavado de manos con más asiduidad si estamos cerca de personas resfriadas.

¿Cuál es la mejor medicación para el resfriado?

No hay medicación para curar el resfriado, pero sí para tratar los síntomas. Podemos usar bajo prescripción médica, analgésicos para el dolor de garganta, cabeza y oídos. Descongestivos nasales. Antitusivos para la tos cuando es muy molesta.   En niños será el pediatra el que recomiende el tratamiento más adecuado.

¿Es lo mismo un resfriado que una gripe?

No, aunque compartan muchos de los síntomas y sean por causas víricas. La gripe, a diferencia del resfriado, aparece de forma brusca y epidémica (elevado número de personas afectadas a la vez), suele aparecer en los meses de octubre a abril. La fiebre es más elevada (por encima de 38 ºC) y dura más días. La tos es seca y sin esputo. El dolor muscular está  más agudizado y puede ir acompañado de dolor articular. Los estornudos, congestión nasal e irritación ocular son muy ocasionales o no aparecen en la gripe. Existe vacuna antigripal que, aunque los virus cambian, cada año se elabora una vacuna efectiva. Sobre todo, la gripe nos obliga a estar en cama unos días con mucho malestar general.