Resaca

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es la resaca?

La resaca es un conjunto de signos y síntomas que aparecen cuando nos despertamos después de haber ingerido una cantidad importante de alcohol durante unas horas. La indisposición y malestar que se sienten se deben a la descomposición de metanol, histamina y acetaldehído, presentes en las bebidas alcohólicas y que producen intoxicación.

Generalmente los síntomas desaparecen solos. La intoxicación por alcohol puede ser grave y poner en riesgo la vida. Cuando la persona tenga síntomas o signos graves debe acudir a un centro hospitalario urgentemente.
No hay tratamiento para la resaca, solo para los síntomas. En la mayoría de casos desaparece sola en unas 24 horas sin tomar nada

Causas de la resaca

El alto consumo de alcohol en poco tiempo puede causar:

  • Deshidratación: el alcohol nos hace orinar más de lo normal.
  • Respuesta del sistema inmunitario al alcohol: pudiendo activar agentes que con frecuencia producen síntomas físicos, como falta de concentración, disminución del apetito y desinterés.
  • Irritación de la pared gástrica: y por tanto aumento de la secreción de ácido y enlentecimiento del vaciado del estómago, dando lugar a vómitos y náuseas.
  • Hipoglucemia: debido a la bajada de azúcar en sangre causa temblores, debilidad, cambio del estado de ánimo y convulsiones.
  • Dilatación de los vasos sanguíneos: y por tanto dolor de cabeza.
  • Sueño: pero no es reparador y hace que se esté más cansado.

Síntomas de la resaca

Los síntomas de la resaca son:

  • Dolor de cabeza y muscular.
  • Sequedad de boca y mucha sed.
  • Dolor de estómago, náuseas y vómitos.
  • Debilidad y fatiga.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Temblores y taquicardia.
  • Sensación de que la habitación da vueltas.
  • Incapacidad de concentración y falta de memoria.
  • Estado de ánimo alterado.

Tratamiento de la resaca

No hay tratamiento para la resaca, solo para los síntomas.

En la mayoría de casos desaparece sola en unas 24 horas sin tomar nada. Podemos tomar medidas como:

  • Beber mucha agua o soluciones electrolíticas, como las bebidas de los deportistas, para reponer el potasio y las sales que se pierden.
  • Es importante descansar.
  • Antiinflamatorios para el dolor de cabeza. No se debe tomar Paracetamol, ya que el hígado ha estado filtrando todo el alcohol ingerido y debe estar en reposo.

En los casos más graves se requiere ingreso en urgencias para hidratación intravenosa y para tratar las complicaciones que tenga.

Factores desencadenantes de la resaca

Los factores desencadenantes de la resaca son:

  • Intoxicación por acetaldehído, metanol e histamina.
  • Disminución de la glucosa sanguínea (hipoglucemia).
  • Deshidratación.

Factores de riesgo de la resaca

Entre los factores de riesgo destacamos:

  • Sexo: las mujeres tienen menos agua en el organismo, por tanto, el alcohol se concentra más en la sangre y también se deshidratan antes.
  • Edad: los niños y los jóvenes absorben más rápido el alcohol y su hígado lo metaboliza peor.
  • Genética: hay una variación genética a la hora de metabolizar el alcohol, aunque sea poca cantidad.
  • Consumo simultáneos de otras sustancias como drogas o alguna medicación.
  • Beber con el estómago vacío.
  • No dormir lo suficiente o tener un sueño poco reparador.
  • Los bebidas alcohólicas de color oscuro tienen más congéneres, es decir, que los ingredientes que dan sabor están más concentrados en las bebidas oscuras como el brandy o el whisky que en las transparentes, como la ginebra y el vodka, y esto puede contribuir a tener resaca.

Complicaciones de la resaca

Las complicaciones de la resaca pueden ser:

  • Convulsiones.
  • Confusión.
  • Vómitos.
  • Respiración lenta e irregular (más de 10 segundos entre respiraciones).
  • Color de piel pálida o azulada.
  • Temperatura corporal baja.
  • Dificultad para mantenerse despierto.
  • Pérdida de conocimiento o desmayo.
  • Muerte.

Prevención de la resaca

La única prevención es no beber, pero si se va a consumir alcohol se debe tener en cuenta para prevenirlo:

  • Beber con moderación y conocer nuestros límites, así como saber parar a tiempo.
  • Comer antes y durante el consumo. El alcohol se absorbe más rápido si el estómago está vacío.
  • Beber agua entre las bebidas ayuda a estar hidratado y a consumir menos alcohol.
  • Beber lentamente.
  • Elegir bebidas con menos congéneres.

Especialidades a las que pertenece

No hay una especialidad para tratar la resaca. El médico de familia o los facultativos que se encuentren en urgencias pueden atender los casos más graves de resaca.

Preguntas frecuentes:

¿Cuál es la mejor pastilla para la resaca?

No hay pastillas para la resaca. Para el dolor de cabeza se puede tomar Ibuprofeno. No se debe tomar Paracetamol para no forzar más la función del hígado.

¿Qué es bueno comer para la resaca?

Es bueno comer para la resaca: hidratos de carbono, y beber mucho agua y soluciones electrolíticas como la de los deportistas.

¿Qué remedios caseros hay para la resaca?

  • Dormir y descansar.
  • Zumos de frutas recién exprimidos con un huevo, que por su alto contenido en vitamina B12 ayuda a la absorción del alcohol en sangre más rápido.
  • Beber mucha agua y comer alimentos dulces.
  • Tomar Ibuprofeno para el dolor de cabeza.

¿Por qué nos duele la cabeza después de beber alcohol?

Nos duele la cabeza después de beber alcohol por la deshidratación que se produce. El alcohol inhibe la hormona antidiurética (ADH) y hace que orinemos más, disminuyendo la cantidad de líquido en el sistema nervioso central.

¿Qué es la vitamina B12?

La vitamina B12, llamada también cobalamina, es una vitamina hidrosoluble del complejo B, es decir que se disuelve en el agua. Tiene una función importante en el metabolismo de las proteínas, en la formación de glóbulos rojos de la sangre, y en el mantenimiento del sistema nervioso central. Se almacena en el hígado y el organismo la utiliza según sus necesidades para un buen funcionamiento de sus funciones. La vitamina B12 ayuda a la absorción de alcohol en sangre. En periodos largos de consumo excesivo de alcohol el organismo pierde la capacidad de absorber muchos nutrientes, entre ellos  la vitamina B12, dando lugar a anemia, pérdida de apetito, cansancio y fatiga. Si este déficit no se corrige a tiempo a medio y largo plazo puede aparecer demencia o depresión.