1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Neuritis Óptica

Neuritis Óptica

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es la neuritis óptica?

La neuritis óptica es una patología inflamatoria del nervio óptico (este se encarga de llevar toda la información desde el globo ocular hasta el cerebro). Este proceso inflamatorio produce desmielinización (pérdida de mielina que funciona como material aislante) del nervio, que queda desprotegido alterando la conducción de los estímulos visuales y ocasionando pérdida de la visión. Es más frecuente en el sexo femenino y en edades entre 20 y 40 años. Es una enfermedad común que no es grave, pero, si no se trata a tiempo y adecuadamente, puede afectar la vida de la persona que lo padece.

Las causas específicas de la neuritis óptica idiopática no se conocen. Un gran porcentaje de los casos diagnosticados de esta patología no tienen un diagnóstico de causa conocido.

Tipos de neuritis óptica

Existen diferentes tipos de neuritis según la localización de la inflamación:

  • Neuritis óptica retrobulbar: es la inflamación del nervio óptico por detrás del globo ocular. Inicialmente, y a través del análisis del fondo de ojo, no se aprecia ningún tipo de lesión en el disco óptico (lugar en la retina por donde penetra el disco óptico), solo en etapas tardías puede presentarse un punto pálido en el centro del disco.
  • Neuritis óptica anterior: también llamada papilitis con disco óptico inflamado y edema.
  • Perineuritis: existe daño en la capa que rodea al nervio óptico pero el nervio óptico permanece indemne, por lo que no suelen existir cambios al momento de realizar fondo de ojo.
  • Neurorretinitis: existe edema del disco óptico por inflamación, además de lesiones en la mácula.

Causas de la neuritis óptica

Las causas específicas de la neuritis óptica idiopática no se conocen. Un gran porcentaje de los casos diagnosticados de esta patología no tienen un diagnóstico de causa conocido. Sin embargo, existen diferentes causas que se pueden relacionar como:

  • Causas infecciosas: por infección directa al nervio óptico como en el caso del VIH, sífilis o citomegalovirus, o de forma indirecta por reacción inmunológica en los casos de varicela, sarampión, rubéola, enfermedad Lyme, parotiditis o herpes.
  • Esclerosis múltiple: enfermedad desmielinizante que afecta al nervio óptico, entre otros. Aquellas personas que han presentado algún episodio de neuritis óptica durante su vida, tienen una probabilidad del 50% de desarrollar esclerosis múltiple.
  • Medicamentos: algunos fármacos como la quinina, cloranfenicol, disulfiram, etambutol y amiodarona, pueden ocasionar neuritis óptica, pero puede ser reversible si se suspende la medicación.
  • Enfermedades inmunológicas: como sarcoidosis, lupus eritematoso sistémico y enfermedad mixta del tejido conectivo, pueden presentar episodios recurrentes de neuritis óptica.

Síntomas de la neuritis óptica

Los síntomas de la neuritis óptica son de afectación aguda de un solo ojo, aunque cuando la causa es por enfermedad viral se pueden ver afectados ambos ojos. Se destacan los siguientes síntomas:

  • Dolor ocular que empeora con los movimientos del ojo.
  • Pérdida de campo visual periférico.
  • Afectación de la percepción de los colores con disminución de su intensidad.
  • Disminución temporal de la visión que puede ir acompañada de ver luces al mover el globo ocular. En algunos casos, la pérdida de visión es permanente.

Tratamiento de la neuritis óptica

No se dispone de tratamiento específico para esta enfermedad. El uso de corticoides por vía oral o intravenosa, disminuye el componente inflamatorio y puede ayudar en la recuperación de la agudeza visual, aunque no tiene efecto de recuperación del nervio óptico.

En algunos casos, se ha utilizado un procedimiento de recambio plasmático denominado plasmaféresis cuando el tratamiento con corticoides no es exitoso, pero hasta ahora no existen estudios concluyentes sobre su uso.

Pruebas complementarias de la neuritis óptica

Se pueden incluir dentro del estudio de la neuritis óptica, además del fondo de ojo, los siguientes exámenes complementarios:

  • Resonancia Magnética con contraste para visualizar de forma óptima el nervio óptico, además de una evaluación del cerebro para detectar alteraciones.
  • Analítica de sangre para verificar la existencia de enfermedades inmunológicas.
  • Tomografía de coherencia óptica para medir el espesor de fibras nerviosas de la retina.
  • Potenciales evocados visuales para estudiar la conducción del estímulo visual a través del nervio óptico.
  • Campimetría visual para examinar el campo visual y detectar manchas ciegas.

Factores desencadenantes de la neuritis óptica

Los factores desencadenantes de la neuritis óptica son la presencia de una enfermedad desmielinizante como la esclerosis de infecciones virales como citomegalovirus, herpes, sífilis o VIH, alguna enfermedad inmunológica como lupus eritematoso sistémico, o el consumo de fármacos como quinina, cloranfenicol o amiodarona.

Factores de riesgo de la neuritis óptica

Son factores de riesgo de una neuritis óptica los siguientes:

  • Edades entre 20 y 40 años. Aunque en niños se aprecia también con la presencia de enfermedades exantemáticas.
  • Sexo femenino.
  • Personas blancas.
  • Pacientes con deleciones genéticas con mayor riesgo de padecer esta enfermedad.

Complicaciones de la neuritis óptica

Una neuritis óptica puede presentar las siguientes complicaciones:

  • Daño del nervio óptico permanente, de carácter aditivo con las siguientes neuritis ópticas que puedan aparecer.
  • Alteraciones en la agudeza visual con recuperación lenta de la misma. Aunque también puede haber una pérdida permanente de la capacidad de distinguir colores, contrastes y brillos.
  • Inicio de esclerosis múltiple con el paso del tiempo.
  • Recurrencia de neuritis óptica hasta en un 20% de los casos en el mismo ojo.
  • Efectos secundarios en el sistema inmunológico por el uso de altas dosis de corticoides.

Prevención de la neuritis óptica

No existe un método de prevención para el primer episodio de neuritis óptica, ya que es impredecible si un paciente va a presentarla como consecuencia de alguna infección, medicación o enfermedad inmunológica.

Aquellas personas con uno o más episodios de neuritis óptica y lesiones cerebrales apreciadas por resonancia, pueden beneficiarse del tratamiento con interferón por el riesgo de contraer esclerosis múltiple, pero este tipo de medicación tiene efectos adversos importantes y no exime por completo la aparición de esta enfermedad.

Especialidades a las que pertenece

Pertenece a las especialidades médicas de oftalmología, neurología y medicina interna.

Preguntas frecuentes

¿Qué causa la inflamación del nervio óptico?

La inflamación del nervio óptico puede ser causada por medicamentos, enfermedades desmielinizantes e infecciones.

 ¿Cuáles son los síntomas de la neuritis?

Los principales síntomas son dolor ocular, pérdida de la visión de manera progresiva, alteraciones de la percepción de colores, brillo y contrastes y pérdida de visión periférica.

 ¿Qué es la esclerosis en los ojos?

Son los síntomas oculares que pueden presentarse en pacientes con esclerosis múltiple, comprenden desde la pérdida de agudeza visual, hasta la incoordinación de los movimientos oculares.

¿Cuál es la causa más frecuente de la neuritis óptica retrobulbar?

La causa principal y, frecuentemente, la primera manifestación, mucho antes de la aparición de otros síntomas, es la esclerosis múltiple.

 ¿Qué es la neuromielitis óptica?

Es un síndrome poco frecuente desmielinizante del nervio óptico y la médula espinal, expresado como neuritis óptica y mielitis transversal, que ocasiona debilidad y parálisis en las extremidades, acompañadas de alteraciones en la sensibilidad.