Miositis

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es la miositis?

La miositis es una inflamación muscular. Sus causas pueden ser variadas, aunque en general son más frecuentes las de naturaleza autoinmune. También se conoce como miopatías inflamatorias idiopáticas y se consideran enfermedades raras dándose uno o dos casos por millón de habitantes al año. Aparecen dos pìcos de edad uno entre los 5 y 14 años y otro entre los 45 y 64 años. Puede afectar al diafragma y los músculos respiratorios dando lugar a una insuficiencia respiratoria. Es una enfermedad grave.
No se conoce la causa exacta de las miositis, se relacionan con procesos infecciosos, en los que una base genética interactúa con factores ambientales.

Tipos de miositis

  • Polimiositis del adulto con afectación de la musculatura estriada.
  • Miositis por cuerpos de inclusión: Es un trastorno degenerativo, inflamatorio de los músculos que progresa lentamente.
  • Dermatomiositis: Es una afectación de la musculatura estriada y de la piel en la cual aparecen lesiones, en especial, en zonas articulares de aspecto eritematoso y violáceas en la zona de la cara.

Causas de la miositis

No se conoce la causa exacta de las miositis, se relacionan con procesos infecciosos, en los que una base genética interactúa con factores ambientales, como pueden ser las radiaciones solares, que harán más frecuente la enfermedad en las zonas cercanas a los trópicos. Se asocia en muchos casos a neoplasias, por ello ante el diagnóstico de una miositis se deberá de explorar esta posibilidad.

Síntomas de la miositis

Cansancio tras estar parado o tras caminar, tropezar o caerse con facilidad, problemas para tragar o respirar. Los músculos más afectados son la zona de las caderas y los hombros, que producen dificultades para peinarse o levantar la cabeza de la cama. Puede sumarse a ello alteraciones cardíacas como miositis que evoluciona a miocardiopatía dilatada.

Tratamiento para la miositis

El tratamiento serán los corticoesteroides a altas dosis como la prednisona, en un inicio intravenoso para continuar con terapias orales. Los corticosteroides pueden ser interrumpidos por temporadas volviendo a usarse si fuera necesario ante un nuevo brote de la enfermedad.

Se pueden usar otros fármacos como azatioprina, metotrexato,ciclosporina y ciclofosfamida para ayudar a la inmunomodulación.

La terapia rehabilitadora en piscina puede ayudar a mantener la movilidad articular durante los episodios agudos de enfermedad.

Pruebas complementarias del tratamiento de la miositis

  • Biopsia muscular: Nos permite atacar las zonas vasculares para diagnosticar la enfermedad. Puede ser negativa, ya que no tiene porqué estar afectado toda la musculatura por eso en algunos casos se considera adecuado realizar previamente.
  • Resonancia: Nos permite conocer qué músculos tienen mayor afectación, para realizar la biopsia sobre estas zonas.
  • Analitica de sangre: Se observa elevación de la creatin-quinasa, aldolasa y transaminasas.
  • Electromiograma: Permite ver la conducción y movilidad muscular alterada.

Al ser una enfermedad en adultos asociada al cáncer, puede ser necesario estudiar la posibilidad de ésta, mediante pruebas complementarias como mamografías, TAC y resonancias magnéticas de diferentes zonas del cuerpo.

Factores desencadenantes de la miositis

No se conocen los factores desencadenantes claros de las miositis, si bien hasta un tercio de los casos se asocia a la presencia de neoplasias, siendo las más frecuentes las de ovario, mama y próstata.

Factores de riesgo de la miositis

No se conocen factores de riesgo para la miositis, aunque la presencia en niños asociadas a épocas de frío hace sospechar, en estos casos, de infecciones previas víricas y en adultos parece sospechar de la exposición a radiaciones ultravioletas, ya que la presencia de la enfermedad es más frecuente en adultos que viven cerca de los trópicos.

Complicaciones de la miositis

  • Afecciones respiratorias como la neumonitis intersticial.
  • Afecciones cardíacas o miocarditis que evolucionan a miocardiopatía dilatada.
  • Afectación digestiva: La disfagia es la más frecuente y la perforación de vísceras en jóvenes, no en pacientes adultos

Prevención de la miositis

No es una enfermedad que se pueda prevenir a día de hoy.

Especialidades a las que pertenece la miositis

La miositis será controlada por un especialista en medicina interna.

Preguntas frecuentes:

¿Qué provoca la inflamación de los músculos?

La inflamación de los músculos se puede producir por un virus, bacterias, por lesiones musculares o por causas autoinmunes. También se puede producir como manifestación paraneoplásica de un tumor en otro lugar del cuerpo.

¿Qué es la distrofia muscular?

La distrofia muscular es un conjunto de enfermedades hereditarias y progresivas que producen un debilitamiento progresivo de la musculatura estriada del cuerpo. Esta musculatura es la que se ocupa de los movimientos voluntarios del mismo y del músculo cardíaco. Progresivamente se va produciendo la alteración celular de las células musculares que evolucionan hacia la muerte de las mismas.

¿Qué es la polimiositis?

La polimiositis es una enfermedad inflamatoria crónica autoinmune, que produce daño sobre la musculatura del individuo. Da lugar a una debilidad muscular bilateral simétrica, que suele iniciarse en la cintura escapular y pélvica, con extensión a la parte superior de las piernas y los brazos. Esta debilidad suele ser progresiva.

¿Qué es la dermatomiositis?

La dermatomiositis es una enfermedad inflamatoria crónica, que produce la inflamación de los músculos y la piel. Su causa es desconocida y hasta en un 50% de los casos se asocia a cáncer en los adultos. Produce lesiones características en la piel como son lesiones violáceas en la cara y lesiones eritematosas en las zonas de flexura acompañadas de debilidad muscular.

¿Qué es la dermatomiositis amiopática?

La dermatomiositis amiopática es una dermatomiositis atípica en su presentación, en la cual no se observa en un primer momento daño muscular, aunque las lesiones de la piel son las de la dermatomiositis.