Entrar

Melanoma

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es un melanoma?

El melanoma es la tumoración maligna que parte de los melanocitos (las células que dan color a la piel). La mayoría de los melanomas están en la piel, aunque también pueden estar en las mucosas, y un 3% de las personas tiene melanomas ocultos, en cuyo caso solo se ven en las metástasis. También se conoce como nevus maligno, solo representa un 4% de los tumores de piel, pero da lugar al 80% de las muertes por tumores de piel. En España se da en 9 de cada 100.000 personas, siendo más común en las mujeres con una edad de inicio de 55 años, y el más frecuente es el de extensión superficial. Es una enfermedad grave.
El tratamiento del melanoma tendrá una parte quirúrgica, un tratamiento adyuvante y, por último, un tratamiento de las metástasis, si las hubiera.

Tipos de melanomas

Los tipos de melanomas son:

  • Melanoma de extensión superficial: es la forma más frecuente, supone el 70% de los melanomas, se da en varones en la zona del torso y en las mujeres es más frecuente en las piernas. La edad media de aparición es de 44 años y suele tener una evolución de uno 5 años antes del diagnóstico.
  • Melanoma nodular: supone entre 10 y 15% de los casos, crece en 6 a 18 meses, suele tener entre uno y dos centímetros de diámetro, y en el momento del diagnóstico es una lesión negra con el bordado sonrosado.
  • Lentigo melanoma: lesión pigmentada que se suele dar en personas mayores, en zonas expuestas al sol, generalmente en cara y cuello.
  • Melanoma lentiginoso acral: es el menos frecuente, suele aparecer en un 2% de los casos y más frecuentemente en personas de raza negra y asiáticos. Se localiza en palmas, las plantas y alrededor de las uñas. Suele aparecer en personas mayores de 65 años.

Causas de un melanoma

Se relaciona con la luz solar, debe haber tres o más quemaduras solares antes de los 20 años con ampollas. La radiación ultravioleta también se relaciona con el melanoma, las camas de rayos UVA dan más radiación ultravioleta que la luz solar.

Síntomas de un melanoma

El diagnóstico del melanoma tiene sobre todo una base clínica que se conoce como ABCD, así, si se dan lesiones asimétricas, de bordes irregulares, coloración heterogénea y diámetro mayor de 6 milímetros, nos deben hacer sospechar de estas lesiones como malignas.

También son síntomas las alteraciones en lesiones previas en su coloración, la presencia de picor, el aumento de tamaño o lesiones satélites, son síntomas para ir al especialista.

Tras la sospecha clínica, se deberá usar la dermatoscopia, ya sea convencional o digital, lo que nos confirmará el diagnóstico.

Por último, la lesión debe ser biopsiada con un margen de tejido sano a su alrededor para confirmar, mediante el examen en un laboratorio de anatomía patológica, el diagnóstico clínico.

Tratamiento para el melanoma

El tratamiento del melanoma tendrá una parte quirúrgica, un tratamiento adyuvante y, por último, un tratamiento de las metástasis, si las hubiera.

El tratamiento quirúrgico ante un melanoma obliga a hacer una extirpación del mismo con un margen de piel sana de unos dos milímetros, y profundidad hasta la fascia muscular. Si se confirma el diagnóstico histológico, puede ser necesario ampliar los bordes de extirpación entre 2 y 5 mm, esto hace que disminuya la posibilidad de recidiva. Los tumores de más de 4 mm de profundidad tienen hasta un 25% de posibilidades de tener metástasis ganglionares, por ello, se procede a retirar el ganglio centinela. En estos casos, para elegir el ganglio a extirpar, se inyecta una sustancia colorante en la zona de la lesión y el primer ganglio que se colorea será extirpado para su estudio histológico.

El tratamiento adyuvante más utilizado es el Interferón alfa a dosis altas de 20.000.000 por metro cuadrado intravenoso durante 5 dias a la semana,  durante 4 semanas, seguido de dosis de mantenimiento del mismo fármaco, a mitad de dosis, 3 días a la semana durante 48 semanas, administrados por vía subcutánea. Se debe usar en pacientes con buen estado general y sin comorbilidad importante.

La radioterapia local se usa en caso de márgenes afectados de enfermedad, cuando hay más de cuatro ganglios afectados por la enfermedad, o el ganglio afectado tiene más de 3 centímetros.

El melanoma metastásico es incurable y su tratamiento será paliativo, necesitando una valoración extensa por parte del oncólogo que decidirá la mejor terapia a adoptar.

Pruebas complementarias del tratamiento del melanoma

Biopsias de la lesión con estudio histológico para valorar su profundidad, estudio de ganglio centinela y, en casos de posibilidad de metástasis, estudio con escáner y PET-TAC.

Factores desencadenantes de un melanoma

Los factores desencadenantes de un melanoma son la exposición a radiaciones ultravioletas, sobre todo si producen quemaduras con ampollas en más de tres ocasiones antes de los 20 años.

Factores de riesgo de un melanoma

El factor de riesgo es la exposición solar sin medidas de protección y las cabinas de radiación ultravioleta.

Complicaciones de un melanoma

Las complicaciones más importantes son la metástasis a diferentes partes del cuerpo, siendo al pulmón y al hígado las más frecuentes.

Prevención del melanoma

  • Evitar cabinas de radiación ultravioleta.
  • Cremas de protección solar en niños y adolescentes de alta protección.
  • Evitar el sol en las horas centrales del día.

Especialidades a las que pertenece el melanoma

El melanoma será tratado por el dermatólogo y el oncólogo.

Preguntas frecuentes:

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de piel?

Los síntomas del cáncer de piel son lesiones en general hiperpigmentadas en la piel con crecimiento rápido, asimétricas, bordes irregulares, de tamaño mayor de 0,5 centímetros y picor. En algunas ocasiones estas lesiones pueden estar ulceradas.

¿Qué es el cáncer de melanoma?

El cáncer de melanoma es la lesión tumoral maligna que se produce por el crecimiento de los melanocitos, que son las células que dan el color a la piel. Su nombre correcto es melanoma maligno.

¿Qué es el lentigo maligno?

El lentigo maligno es una lesión pigmentada, que se suele dar en personas mayores, en zonas expuestas al sol, en general cara y cuello. Es un tipo de cáncer de piel melanocítico, esto es, dependiente de las células que dan coloración a la piel.

¿Qué es el lentigo simple?

El lentigo simple es una lesión benigna de la piel, con hiperpigmentación, en la cual se produce un aumento de melanocitos, pero que no crece ni se extiende a otras zonas del organismo, solo se  da en la capa superficial de la piel

¿Qué es el nevus de Becker?

El nevus de Becker es una lesión hiperpigmentada de la piel en la cual se encuentran folículos pilosos. Es más frecuente en varones, se desarrolla en la adolescencia, es un proceso benigno que se trata con láser por razones estéticas.