1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Linfoma no Hodgkin

Linfoma no Hodgkin

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es un linfoma no Hodgkin?

El linfoma no Hodgkin es un tumor de células malignas que se produce en el sistema linfático. Se produce en 12,3 de cada 100.000 varones y 10,2 de cada 100.000 mujeres, es la séptima causa de cáncer en la población general y la novena de muerte por cáncer, es una enfermedad grave.
Al no tener una causa desencadenante clara conocida no se puede prevenir el linfoma no Hodgkin. Será tratado por el hematólogo y el oncólogo.

Tipos de linfomas

  • Linfomas indolentes o bajo grado de malignidad: son tumores con un crecimiento lento con una supervivencia de años y cuyo tratamiento es difícil en los casos avanzados.
  • Linfomas agresivos: sufren un desarrollo acortado en el tiempo y crecimiento rápido que pueden acabar con la vida del paciente en meses si no son tratadas de forma adecuada, sin embargo pueden llegar a curarse incluso en estadios avanzados.
  • Linfomas no hodgkin de muy alto grado de malignidad: el paciente no tratado puede morir en semanas.

Causas del linfoma no Hodgkin

En la mayoría de los casos no hay una causa identificable del linfoma hodgkin, si bien la probabilidad de este aumenta con la edad.

Síntomas del linfoma no Hodgkin

Los síntomas son, en más de dos tercios de los pacientes, un ganglio aumentado de tamaño, en más del 40% de los casos aparece fiebre, pérdida de peso y sudoración nocturna, en los pacientes con fiebre de más de 38 y con pérdida de peso de más de 10%, se consideran síntomas B y suelen indicar un linfoma más agresivo. Un 10% de los pacientes tienen cansancio, pérdida de apetito y picor en el cuerpo.

Tratamiento para el linfoma no Hodgkin

El tratamiento será diferente según el tipo de linfoma.

  • En los linfomas indolentes en los estadios iniciales I y II se consideran la radioterapia del área afectada o el tratamiento combinado de la radioterapia y quimioterapia con Ciclofosfamida, Vincristina y Prednisona. Con este tratamiento la supervivencia es del 60% los 10 años.
  • En estadios III y IV se podrá usar quimioterapia, radioterapia o inmunoterapia con Rituximab.
  • En el linfoma no hodgkin agresivo, en los estadios I y II, se usa la quimioterapia CHOP-rituximab (Ciclofosfamida, Doxorubicina, Vincristina y Prednisona) en cuatro ciclos seguidos de radioterapia de la zona afectada y en casos de buena respuesta se puede evitar la radioterapia dando 6 ciclos de quimioterapia. En estadios avanzados se dará la misma quimioterapia en 6 ciclos, osea CHOP-rituximab.
  • En las recaídas se dan dosis altas de quimioterapia y reinfusión de células hematopoyéticas.

Pruebas complementarias del tratamiento del linfoma no Hodgkin

Las pruebas complementarias serán: analítica de sangre completa, biopsia del ganglio afectado y aspiración de médula ósea. En pruebas de imagen se necesitará radiología de tórax, escáner toraco-abdominal y pélvico. Se puede realizar una resonancia magnética nuclear si el paciente presenta síntomas del sistema nervioso central.

Factores de riesgo del linfoma no Hodgkin

Son factores de riesgo el haberse sometido a tratamientos con radioterapia o quimioterapia previa, las personas con transplantes de órganos sometidas a tratamiento inmunosupresor, infecciones por virus como el virus de Epstein Barr, el VIH, la hepatitis C y otras enfermedades como lupus, enfermedades mixtas del tejido conjuntivo, artritis reumatoide, crioglobulinemia mixta y enfermedad de crohn.  

Complicaciones del linfoma no Hodgkin

  • Infecciones.
  • Anemias.
  • Problemas respiratorios.
  • Daño por metástasis sistema nervioso central.

Prevención del linfoma no Hodgkin

Al no tener una causa desencadenante clara conocida no se puede prevenir el linfoma no Hodgkin.

Especialidades a las que pertenece el linfoma no Hodgkin

El linfoma no Hodgkin va a ser tratado por el hematólogo y el oncólogo.

Preguntas frecuentes:

¿Qué es un linfoma Hodkin?

El linfoma Hodgkin es el cáncer de células malignas que parte de células B, que se desarrolla de forma anómala en un ganglio, dando lugar a su multiplicación sin control. Es un linfoma que se da de forma preferente en dos etapas de la vida, entre los 15 y 40 años y a los 55, es raro tanto en niños menores de 5 años como en adultos mayores de 70.

¿Qué es un linfoma en el cuello?

El linfoma en el cuello es el que surge a nivel de los ganglios linfáticos que se encuentran en esta zona del cuerpo, es la forma de presentación inicial más común tanto para el linfoma Hodgkin como el linfoma no Hodgkin.

¿Qué es el cáncer linfático?

El cáncer linfático es el que comienza en el sistema linfático, que está formado por ganglios, vasos linfáticos, bazo, amígdalas y diferentes zonas de defensa del organismo a nivel de mucosas de otro órganos como sistema gastrointestinal y pulmón. Es pues un cáncer del sistema de defensa del organismo.

¿Cuál es el linfoma más frecuente?

El linfoma más frecuente es el linfoma no Hodgkin, que se produce en más del doble de casos que el linfoma de Hodgkin, dentro de este el más normal es el que empieza con detección de ganglios a nivel del cuello.

¿Qué es un linfoma de MALT?

El linfoma MALT o linfoma de tejido linfoide asociado a mucosas, es el linfoma que surge en las células de defensa, que se encuentran en las mucosas de ciertos órganos. El más frecuente en el sistema gastrointestinal, y dentro de este el de estómago, aunque también se puede dar en pulmones y en glándulas lagrimales y mamarias.

 

Artículos relacionados Ver todos
Taracotomía
Contenido de salud

Taracotomía

Definición La toracotomía es la técnica quirúrgica de cirugía mayor para acceder a los pulmones a través del tórax. [caption id="attachment_347898" align="alignnone" width="300"] Surgery. Cardiopulmonary bypass machine[/caption]   ¿Cómo es la toracotomía? El procedimiento para realizar una toracotomía incluye: Someterse a anestesia general. Se procede a situar al paciente de lado y se realiza una incisión de entre 20 y 30 centímetros a nivel del tórax. Se separan las costillas con un separador, para visualizar los pulmones. Se puede decidir en función de la patología realizar una biopsia (retirada de pequeña parte del tejido pulmonar), realizar una exéresis pulmonar (retirada de todo el pulmón) o realizar una lobectomía (retirada de una parte del pulmón). En la mayoría de los casos el paciente saldrá del quirófano con unos drenajes para eliminar el exudado (líquido que produce la herida) y los restos de sangre que pueden haber quedado durante la cirugía. Este drenaje se retirará a las 48 horas si todo evoluciona de forma correcta. ¿Para quién está indicada? La toracotomía está indicada en casos de: Masas pulmonares a estudiar para extraer una pequeña muestra. Tumores benignos que precisen retirar parte del tumor. Tumores malignos. Enfisemas (roturas del pulmón que dan lugar a infecciones de repetición). Abscesos pulmonares (infecciones localizadas) que no responden a tratamiento. ¿Por qué se realiza? La toracotomía se realiza porque permite eliminar lesiones tumorales . En este caso se puede quitar una parte del pulmón en casos de tumoraciones benignas, o todo el pulmón en casos de tumores malignos. Se pueden tratar infecciones que no son solucionables mediante tratamiento antibiótico, y a veces se realiza para coger pequeños fragmentos de pulmón que permitan estudiar lesiones visualizadas en pruebas de imagen. Riesgos de la toracotomía Los riesgos de la toracotomía son los de una cirugía mayor: Reacción alérgica a la anestesia. Hemorragias. Infecciones. Neumonía.  Neumotórax (aire en la cavidad pleural). Hemotórax(sangre en la cavidad pleural, que es un espacio virtual entre la pleura parietal y la pleura visceral ). Preparación La preparación para una toracotomía debe de llevar: Radiología de tórax, analítica de sangre, electrocardiograma y consulta con el anestesista. El paciente no debe consumir fármacos antiinflamatorios como el ibuprofeno o la aspirina al menos los cinco días previos a la intervención. Si el paciente toma anticoagulantes debe ponerlo en conocimiento del médico, quien le indicará la pauta a seguir. El paciente debe de dejar de fumar. No se puede consumir alcohol los días previos a la cirugía. Se recomiendan 8 horas de ayuno previas a la cirugía. Cómo es la recuperación de la toracotomía La recuperación de la toracotomía es progresiva. En las primeras 24 horas, es normal que el paciente permanezca bajo supervisión del personal sanitario en una unidad de recuperación postoperatoria. Tras ello el paciente pasará a una planta donde estará entre 5 y 7 días. Es normal tener dolor tras la toracotomía, por ello el médico pautará los analgésicos necesarios y que así las molestias sean las mínimas posibles. Es normal tener dificultad para respirar de forma profunda. No obstante, le indicarán al paciente que intente respirar de esta forma varias veces al día para permitir que los pulmones se expandan correctamente, reduciendo así la posibilidad de una neumonía. Hasta pasados al menos dos meses de una toracotomía el paciente no deberá realizar esfuerzos , por tanto la incorporación a su vida laboral estará indicada después de este tiempo. Resultados Los resultados hay que valorarlos en función de la enfermedad de base que haya dado lugar al procedimiento. En casos de tumores benignos, enfisemas (enfermedad pulmonar obstructiva y de carácter crónico que afecta a los alvéolos), o abscesos (acumulaciones de pus en un tejido orgánico), tras la extirpación del lóbulo pulmonar afectado, el resultado es muy satisfactorio, desapareciendo la sintomatología. En casos de tumores malignos, será necesario realizar tratamiento de estas lesiones con quimioterapia, radioterapia o tratamiento inmunológico según el oncólogo decida.  Preguntas frecuentes ¿Qué es una resección pulmonar? La resección pulmonar es la cirugía por la cual se retira un pulmón o parte del mismo en el paciente . También se conoce como exéresis pulmonar y se realiza a través de una cirugía conocida como toracotomía.  ¿Qué es la lobectomía pulmonar? La lobectomía pulmonar es la cirugía por la cual se extirpa una parte del pulmón . Esta cirugía se realiza a través de una toracotomía y suele deberse a tumores benignos,  abscesos o enfisema. Recibe el nombre de lobectomía porque los pulmones se dividen en partes conocidas como lóbulos pulmonares.   ¿Qué es la toracotomía de neumotórax? La toracotomía es la técnica quirúrgica en la cual se procede a abrir el tórax para ver y reparar su interior. El neumotórax se produce por acumulo de aire en la cavidad pleural, este acumulo de aire puede ser debido a un proceso traumático pulmonar, una herida producida por arma blanca o algo que perfore el tórax, pero también se pueden producir por roturas pulmonares por un enfisema o el llamado neumotórax espontáneo, que tiene lugar por diferentes causas, entre las que puede estar un esfuerzo o ataques de tos muy fuerte. En estos casos es necesario reparar el pulmón para evitar que el aire siga saliendo a la cavidad pleural. Este procedimiento se realiza a través de la toracotomía ¿Cuándo se hace una toracotomía de urgencia? La toracotomía de urgencia se realiza cuando hay un daño pulmonar por un accidente con herida en el tórax, o bien por heridas incisas (que penetran), perforando el pulmón, el cual puede sangrar o bien se puede dar un escape de aire que produce un neumotórax. Con este procedimiento se asegura una correcta expansión pulmonar al retirar la sangre y el aire y reparar la lesión pulmonar.   ¿Qué es una toracotomía posterolateral? La toracotomía posterolateral es la técnica quirúrgica de abrir el tórax, en la cual la incisión se realiza en la zona posterior y lateral del tórax, es decir, desde la espalda hacia la zona anterior sin llegar a esta. La incisión suele tener entre 20 y 30 centímetros. 
Mediastinoscopia
Contenido de salud

Mediastinoscopia

Definición La mediastinoscopia es la intervención de cirugía por la cual se entra en mediastino, y se visualizan los órganos y su posibles lesiones. El mediastino es una zona anatómica situada entre la pleuras pulmonares, las vértebras, las costillas y el diafragma. Dicha cirugía se realiza mediante un endoscopio flexible que se introduce por una incisión que se realiza por encima del esternón Tipos de mediastinoscopia   La mediastinoscopia es un prueba, en la cual se visualiza el mediastino a través  de un endoscopio que se introduce en este espacio anatómico. Se puede proceder por la parte superior del mediastino (parte  superior del esternón) o se puede acceder por un lateral del esternón (mediastinoscopia anterior), esto permite tomar muestras del tejido de los  ganglios linfáticos izquierdos. Cuando se realiza un procedimiento abierto hablamos de una toracotomía, ya que se procede a abrir la caja torácica. Preparación Los pasos preparativos de una mediastinoscopia, son: Analítica de sangre, electrocardiograma, placa de tórax y consulta con el anestesista. Pruebas de imagen que permitan conocer las lesiones que se quieren biopsiar. Abstenerse de fumar y beber alcohol al menos una semana antes de la cirugía. No consumir fármacos antiinflamatorios. Si el paciente está tomando fármacos anticoagulantes, deberá ponerlo en conocimiento del médico, quien le indicará las pautas a seguir. El paciente debe estar en ayunas al menos 8 horas previas a realizar la prueba Cómo se realiza la mediastinoscopia Pasos para la realización de una mediastinoscopia: Se realiza una incisión en la parte superior de tórax por encima del hueso esternón. Se introduce el mediastinoscopio, que permite ver el mediastino. Se toman biopsias de masas o ganglios sospechosos. En caso de que se necesite tomar biopsia del ganglio izquierdo, la vía de acceso será una incisión lateral. Complicaciones de la mediastinoscopia Las complicaciones de una mediastinoscopia pueden ser: Hemorragias. Infecciones. Riesgo de perforación de esófago, tráquea o vasos sanguíneos. Estas complicaciones de perforaciones de órganos pueden dar lugar a una urgencia vital que hará necesaria una toracotomía (apertura del tórax) para reparar el daño. Resultados Los resultados de la mediastinoscopia se tendrán en unos quince días, que es el tiempo que se tarda en tener el resultado en anatomía patológica de los ganglios. Si los resultados son negativos quiere decir que el paciente no tiene ninguna patología maligna, si los resultados son positivos indican que hay un tumor que deberá ser tratado de modo adecuado. Preguntas frecuentes ¿Qué es la mediastinoscopia con biopsia? La mediastinoscopia con biopsia es aquella en la que tras introducir el endoscopio, se ve alguna lesión con aspecto sospechoso de ser maligna . En este caso se procede a retirar una pequeña parte de la misma, esto se realiza utilizando material en forma de pinza que se introduce por el endoscopio. ¿Para qué se realiza la mediastinoscopia? La mediastinoscopia se realiza para valorar masas que se quieren tipificar, estudiar la extensión de un cáncer de pulmón, tomar biopsias de un ganglio ante la sospecha de un linfoma, y para ciertas masas de origen infeccioso que queremos estudiar para tratar con el antibiótico más adecuado. ¿Cuándo se realiza una mediastinoscopia? La mediastinoscopia se realiza cuando queremos ver mejor lesiones en esta zona, no captadas por otras pruebas diagnósticas, como TAC o resonancia magnética, o cuando queremos tener una biopsia para tipificar un tumor o una lesión infecciosa para establecer el mejor diagnóstico y tratamiento. ¿Cómo es la recuperación de una mediastinoscopia? La recuperación de una mediastinoscopia será rápida, ya que apenas se hace una pequeña incisión . Es normal pasar 24 horas en el hospital hasta comprobar que no hay ninguna complicación. Tras el alta médica el paciente no deberá realizar esfuerzos durante unos días. Tras quince días el paciente se podrá incorporar de nuevo a su trabajo.
Traquetomía
Contenido de salud

Traquetomía

Definición La traqueotomía es una técnica quirúrgica en la que se procede a la apertura o realización de un orificio en la tráquea a nivel del cuello. El objeto es establecer una comunicación entre esta y el exterior a través de la inserción de una cánula (tubo pequeño). Puede ser temporal o definitiva .   ¿Cómo es una traqueotomía? La traqueostomía se puede realizar de forma urgente, cuando lo que se quiere tratar es la urgencia vital de una asfixia, o de forma programada porque los motivos de la patología que padezca el paciente requieran de su realización. Estas son circunstancias que pueden variar la forma y la rapidez con la que se ejecute su realización. La técnica se puede realizar bajo los efectos de una anestesia general o local, según la urgencia de realización y la situación clínica del paciente. En las circunstancias en las que se aplique anestesia general será bajo el control de un médico anestesista. En otras circunstancias, por la premura de la realización de la traqueotomía para salvar la vida del paciente, es posible que no dé tiempo a la aplicación de ninguna anestesia o sólo se aplique a nivel local. En ese caso, puede que el control de la administración se realice por el propio médico que realiza la técnica, que puede ser un médico intensivista, un médico de urgencias hospitalarias, extrahospitalarias, etc . Para realizar la traqueotomía se coloca al paciente boca arriba, con el cuello en hiperextensión (hacia atrás), poniendo un rodillo bajo los hombros. Se realiza antisepsia de la piel (aplicación de un agente desinfectante como Betadine). Se puede administrar anestesia local con punciones con una jeringa en la región de intervención. Se procede entonces a realizar una incisión con el bisturí en la piel a nivel inferior del cuello en la región central, seccionando progresivamente el tejido subyacente (grasa, músculos...etc), hasta llegar a visualizar la tráquea, realizando en ella también un corte o incisión. Se introduce entonces  la cánula que conecta el exterior con el interior traqueal. En ese momento puede aparecer un estímulo de tos intenso en el paciente que, aunque es molesto para él, facilita la movilización de las secreciones de las vías aéreas.  Finalmente se fija al cuello la cánula para que no se desplace y se salga accidentalmente . A través de la cánula el paciente respira y  expulsa las secreciones. Esta cánula deberá ser empleada durante días o semanas. En algunos casos, la cánula debe llevarse de forma definitiva. ¿Para quién está indicada? Hay dos formas de indicación de la traqueotomía: Traqueotomía realizada de forma urgente: indicada para tratar urgencias vitales por aparición de asfixia, que puede desencadenarse en casos de edema (inflamación y aumento de volúmen) de la lengua o la laringe, malformaciones congénitas, tumores, cuerpos extraños o traumatismos laríngeos, algunas infecciones agudas, traumatismos craneoencefálicos, epiglotitis (inflamación de la epiglotis),etc. Traqueotomía realizada de forma programada: se indica cuando se prevé que puede haber una deficiente ventilación respiratoria en los casos de intervenciones programadas del cuello (por ejemplo en tumores de la laringe), antes de la radioterapia en cáncer laríngeo, cuando un paciente está en coma y no se puede intubar (meter un tubo por la boca hasta la laringe para realizar una ventilación artificial), etc. ¿Por qué se realiza? El objetivo de la realización de una traqueotomía es realizar una comunicación del sistema respiratorio con el exterior, para poder mantener la función respiratoria cuando no se puede realizar por los mecanismos fisiológicos habituales. Con su realización, se salvan los obstáculos que pudiesen estar presentes en la vía respiratoria superior (faringe y laringe).  Riesgos de una traqueotomía Los riesgos de la traqueotomía están determinados, fundamentalmente, por la proximidad de estructuras y órganos vecinos como el tiroides, glándulas paratiroides, las venas yugulares anteriores, etc. Puede desencadenarse una hemorragia por afectación de vasos sanguíneos importantes o debidos a que los órganos de esa zona tienen mucha vascularización. Si se utiliza un bisturí eléctrico, en raras ocasiones pueden darse quemaduras leves.  La comunicación anómala por medio de la traqueotomía del aparato respiratorio con el exterior, puede favorecer la aparición de una neumonía  (infección en los pulmones). Infección de la herida quirúrgica o los tejidos blandos del cuello. Introducción de aire en sItios donde no debe haber como debajo de la piel (enfisema subcutáneo),  o en la caja torácica (neumomediastino o un neumotórax). Puede haber en el desarrollo de la técnica, una lesión de los nervios que llevan la información a las cuerdas vocales (nervios recurrentes), lo que puede desencadenar una ronquera o sensación de falta de aire al retirar la cánula (cuando la traqueotomía es provisional).  Lesión en el esófago (tubo que conecta la boca con el estómago), o aparición de una fístula traqueoesofágica, es decir, una comunicación anormal entre el aparato respiratorio y el digestivo. Tras la retirada de la cánula pueden aparecer cicatrices antiestéticas en la parte anterior del cuello. Además, tras la retirada de la cánula puede aparecer estenosis traqueal (estrechez de la tráquea).  Cuando se realiza bajo los efectos de la anestesia general pueden existir las propios riesgos de su aplicación. Existe el riesgo de que cuando se realiza de forma urgente, por el propio tiempo que se requiere para su aplicación, si existe un riesgo de asfixia, falta de aire producida por la enfermedad que desencadena la indicación de la aplicación de la traqueotomía, no de tiempo a llevarla a término antes de que esta falta de aire produzca consecuencias en el organismo e incluso la muerte. Preparación En casos de realización de la técnica en situaciones de extrema urgencia vital , no hay una preparación específica previa del paciente, salvo la aplicación de los pasos de realización de la propia traqueotomía. Cuando la traqueotomía se va a realizar de forma programada, el paciente deberá firmar un documento de consentimiento informado donde se explica cómo se realiza la traqueotomía, cuales son sus ventajas y riesgos. El paciente debe informar al médico de si padece alguna patología, toma algún tratamiento farmacológico de forma crónica o presenta alguna alergia. En caso de precisar anestesia general, el médico anestesista valorará previamente al paciente y se le realizará un estudio preanestésico con radiografía de tórax, analítica de sangre y electrocardiograma. Cómo es la recuperación de una traqueotomía Tras la realización de la traqueotomía, si las circunstancias clínicas del paciente lo permiten, debe levantarse y caminar lo antes posible, porque la movilización facilita la expulsión de secreciones y la ventilación de los pulmones. En los primeros días tras la intervención es habitual que el paciente presente tos. Es muy importante mantener siempre limpia la cánula para que no se obstruya . Se deben aspirar las secreciones de forma externa y humedecer la cánula para que las secreciones no se peguen en su interior. El paciente debe saber que la traqueotomía implica que la respiración se realiza a través de la cánula que se le ha colocado. Esto implica que el aire que entra en los pulmones no se puede retener. Además, los mecanismos de la tos, el olfato y el estornudo están alterados. Para poder hablar, el paciente debe tapar manualmente el orificio de la cánula. La cicatrización de la herida quirúrgica dura unos 10 días, cuando la cánula ha sido retirada en las traqueotomías transitorias. Resultados El resultado esperable es la permeabilidad de la vía aérea para que el paciente pueda respirar y vivir. Según la indicación de su realización, el otorrino o médico que la practique le explicará al paciente si es una traqueotomía permanente o no. Si no lo es, le indicará al paciente el día en el que se realiza la retirada controlada de la cánula y el cierre del orificio creado . Preguntas frecuentes ¿Qué es una traqueotomía reversible? La traqueotomía reversible es aquella que se aplica en situaciones en las que posteriormente se va a poder retirar ya que la vía aérea deja de estar comprometida y el paciente puede volver a respirar con normalidad . ¿Podré hablar tras una traqueotomía? El paciente en los primeros días tras la intervención, no podrá hablar, sin embargo según se produce su recuperación, una gran mayoría de los pacientes puede hablar si conservan sus cuerdas vocales (si no se han retirado por un tumor, etc.). Su voz puede ser diferente ya que el mecanismo de producción se altera. El paciente debe tapar la cánula de la traqueotomía ya que si no, el aire sale antes de llegar a las cuerdas vocales y no se produce la voz. Su discurso deberá ser más pausado, teniendo interrupciones más frecuentes para realizar las respiraciones necesarias a través de la cánula de traqueotomía. A veces, se colocan válvulas en la cánula que permiten el paso del aire del exterior al interior pero no al revés, facilitando la salida de este a través de la nariz y la boca y, con ello, la producción del habla al pasar por las cuerdas vocales. ¿Podré comer tras una traqueotomía? Tras la traqueotomía en los primeros días puede resultar dificultoso comer,  ya que para la deglución se produce un ascenso de la laringe, y ésto produce una “tensión o tirantez” sobre la tráquea. De forma progresiva el paciente va aprendiendo, y el dolor tras la cirugía y la inflamación de los tejidos remiten . Al paciente también se le enseñan técnicas para que puede realizar una deglución óptima. ¿Cuánto se tarda en hacer una traqueotomía? El tiempo aproximado de realización de una traqueotomía es de 10 - 15 minutos .
Toracocospia
Contenido de salud

Toracocospia

Definición La toracoscopia es una cirugía poco invasiva e n la que se realizan incisiones en la zona del tórax para observar los órganos de la caja torácica desde el interior . Con el uso de endoscopios, que poseen cámaras, se ve el interior; además este instrumento posee otros elementos que permiten extraer muestras en caso necesario sin necesidad de abrir el pecho del paciente.   ¿Cómo es una toracoscopia? En primer lugar, se le administra anestesia general al paciente, en la mayoría de los casos, para que no tenga dolores durante la intervención. Una vez el paciente esté sedado y colocado de manera lateral sobre la camilla, se procede a desinfectar la zona torácica , y el cirujano realiza tres incisiones por las que se introduce el endoscopio. Mediante él, se puede observar el interior de la caja torácica del paciente gracias a la cámara que lleva, e incluso recoger muestras para una biopsia con unas pinzas integradas. Toda la prueba es grabada en video para que se pueda analizar detenidamente por el médico. Cuando se considera finalizada la intervención, se extraen todos los utensilios médicos empleados y se cierran las incisiones con puntos de aproximación, tapados con un vendaje compresivo. Se suele dejar un tubo para drenar los posibles líquidos y/o sangrados en las horas posteriores. ¿Para quién está indicada? Este tipo de cirugía se emplea principalmente en pacientes en los que es necesario extraer una muestra para una biopsia, para extraer un tumor del pulmón, para eliminar el pus tras una infección, si padece una pleurodesis ( efusión pleural que se produce c omo consecuencia de procesos inflamatorios o tumorales de la pleura ) para drenar el líquido y/o ante una coagulación alrededor de los pulmones . ¿Por qué se realiza? Es una cirugía mínimamente invasiva, menos dolorosa y de más rápida recuperación que una toracotomía (apertura directa del tórax), y permite observar el interior de la caja torácica perfectamente . Riesgos de una toracoscopia A pesar de que esta técnica quirúrgica está muy avanzada, pueden darse algunos riesgos durante su desarrollo como: Alergia a la anestesia. Que las incisiones tengan un sangrado excesivo. Provocar daño arterial. Se puede producir también un neumotórax por cúmulo de aire en los pulmones, o un hemotórax por cúmulo de sangre. Tras la intervención se puede producir una infección local en las zonas de la incisión. No se debe realizar esta intervención en pacientes con una insuficiencia respiratoria o cardíaca grave, si padece una infección en el momento de realizarla, o en caso de que su organismo tenga problemas de coagulación. Preparación La toracoscopia requiere ingreso hospitalario desde la noche anterior a la intervención. El paciente deberá permanecer en ayunas 8 horas antes, y en las dos o tres semanas previas no debe tomar ningún anticoagulante. Además, deberá indicar las posibles alergias a medicamentos o anestesia y los que está tomando de forma habitual, por si es necesario suspender el tratamiento hasta que se realice la prueba. Cómo es la recuperación de una toracoscopia Tras la intervención, el paciente deberá permanecer ingresado entre dos y tres días. En caso de que se haya realizado para extraer una muestra para analizar (biopsia), el ingreso no durará más de un día. Deberá expulsar la anestesia que se le ha administrado, y podrá sufrir náuseas, vómitos y mareos. Según la finalidad con la que se realizó la prueba, así será su recuperación, en cuanto a los dolores y los drenajes colocados. El drenaje será retirado en las horas posteriores y las incisiones han de ser curadas durante unos días. En caso de extremo dolor consultar con el médico la toma de algún antiinflamatorio.  Se recomienda que el paciente no realice esfuerzo físico tras la toracoscopia. Resultados Después de finalizar la toracoscopia los resultados pueden estar listos, a no ser que se necesiten pruebas complementarias como una biopsia para dar el diagnóstico final al paciente. Por lo que los resultados suelen tardar algunas semanas. Preguntas frecuentes ¿Qué es una toracoscopia pleural? Toracoscopia por la cual el médico accede a la cavidad pleural del paciente, es decir, a la membrana que recubre los pulmones y la caja torácica. De esta forma puede sacar muestras de la pleura o eliminar el líquido que contenga. ¿Es dolorosa una toracoscopia? Durante el desarrollo de la prueba el paciente se encuentra anestesiado, luego no padece dolor. Tras la cirugía, puede notar molestias en las incisiones o en la cavidad torácica. ¿Qué es una toracoscopia pulmonar? Intervención quirúrgica mínimamente invasiva, que se realiza mediante tres incisiones en la caja torácica, mediante las cuales se accede a los pulmones del paciente con utensilios médicos. Esta intervención puede tener una finalidad de diagnóstico, de manera que se observan los pulmones desde el interior e incluso se puede tomar alguna biopsia. Si, por el contrario, tiene una finalidad de cirugía, se realizará la intervención de manera menos invasiva que una toracotomía. ¿Cuánto tarda en realizarse una toracoscopia? Dependiendo de la finalidad con la que se realice, puede durar desde una hora, si se busca extraer una biopsia en concreto, hasta más de 6 horas , si se emplea como cirugía pulmonar.
Neumonectomía
Contenido de salud

Neumonectomía

Definición La neumonectomía es la técnica quirúrgica, por la cual se procede a extirpar un pulmón haciendo que la capacidad pulmonar se reduzca . ¿Cómo es la neumonectomía? Neumonectomía abiert a: Se realiza con el paciente sometido a anestesia general. Se va a realizar una incisión entre 20 y 30 centímetros a nivel medial, en el espacio que se encuentra entre la quinta y sexta costilla. Se separan las costillas y se abren los planos musculares llegando a la cavidad torácica, donde se visualiza el pulmón. Se  liga la arteria pulmonar, el bronquio, y se extrae el pulmón. Se comprueba que no hay pérdidas de aire a través del bronquio, o de sangre a través de la arteria ligada. Se procede a cerrar la parte interna. Es normal dejar un drenaje en la cavidad torácica para vaciado de contenido hemático que quede en el interior evitando así infecciones. Se cierra la incisión externa. Neumonectomía endoscópica : se realiza mediante mínimas incisiones en las cuales se introduce, por un lado un endoscopio con cámara, y por el resto el instrumental quirúrgico necesario. Es una cirugía menos agresiva, pero si se presenta cualquier complicación puede ser necesario hacer una incisión mayor, dando lugar a cirugía abierta. ¿Para quién está indicada? La causa de la neumonectomía es retirar un pulmón que se encuentra afectado por cáncer en su zona más interna. Las neumonectomias parciales se pueden realizar por procesos infecciosos o bien por daño pulmonar que dé lugar a infecciones de repetición en una determinada zona pulmonar, como es el caso de las bronquiectasias ( dilataciones anormales e irreversibles del árbol bronquial ) . Este tipo de cirugía puede darse también cuando una herida incisa daña un pulmón de forma importante, produciendo un sangrado que no se puede controlar. ¿Por qué se realiza? La neumonectomía se realiza para eliminar el tumor principal y así disminuir la probabilidad de metástasis ganglionares . Para hacer un neumonectomía será necesario que no haya metástasis previas en órganos cercanos o huesos. Riesgos de la neumonectomía Los riesgos de la neumonectomía son: Reacciones alérgicas a la anestesia. Hemorragias. Infecciones. Insuficiencia del otro pulmón para expandirse. Síndrome postneumonectomía (se produce estrechamiento de un bronquio por desplazamiento del mediastino, que es el espacio medio de la caja torácica, entre las dos pleuras, la columna vertebral y el esternón). Reducción de la capacidad pulmonar, el pulmón sano tiende a expandirse, pero no en todas las ocasiones, y es capaz de suplir en su totalidad al pulmón ausente. Preparación Pasos previos a una neumonectomía: Analítica de sangre, electrocardiograma ,radiografía de tórax y consulta con el anestesista. Pruebas de imagen especiales como TAC y resonancia magnética. El paciente debe abstenerse de beber alcohol y fumar por lo menos dos semanas antes de la intervención. El paciente no deberá consumir fármacos antiinflamatorios como el Ibuprofeno al menos cinco días antes de la cirugía. Si el paciente toma anticoagulantes deberá poner esta información en conocimiento del médico, quien procederá a darle las pautas a seguir. El paciente ha de permanecer en ayunas al menos 8 horas antes del procedimiento quirúrgico Cómo es la recuperación de la neumonectomía La recuperación de un neumonectomía es lenta, hay que tener en cuenta: El paciente deberá estar en el hospital entre cinco y siete días, si no presenta complicaciones añadidas. Es normal que tenga dolores al menos durante tres días. Al paciente se le indicará que pese al dolor que presenta, es necesario que realice unas diez respiraciones profundas a lo largo del día para evitar que su pulmón sano se colapse y no se pueda expandir. Permanecerá con drenajes hasta que el pulmón sano se hinche completamente. Tardará unos dos meses en poderse incorporar a su actividad laboral y su día a día. Resultados Los resultado suelen ser satisfactorios , ya que el paciente suele recuperarse bien de la cirugía, pero como la causa más frecuente de este tipo de cirugía es el tumor de pulmón, en la mayoría de los casos el paciente precisará de tratamiento con quimioterapia posteriormente. Preguntas frecuentes ¿Cuáles son los cuidados postoperatorios tras una neumonectomía? Tras una neumonectomía, los cuidados postoperatorios inmediatos consisten en el control de los drenajes, para tratar de detectar de forma precoz posibles infecciones o sangrados en la cavidad pleural. Será muy importante el control de la expansión del pulmón sano, por ello le indicarán al paciente que realice ejercicios respiratorios varias veces al dia. A más largo plazo se realizarán estudios de imagen que permitirán conocer y solucionar  el síndrome postneumonectomía (desplazamiento y rotación del contenido mediastinal). ¿Qué es una neumonectomía extrapleural? La neumonectomía extrapleural, es una neumonectomía en la que, además, se va a extirpar parte del pericardio, (membrana que cubre el corazón), parte del diafragma, (músculo que separa tórax y abdomen ) y la pleura parietal (pleura que recubre la cavidad torácica). Es la cirugía que se usa en el mesotelioma maligno (cáncer de pleura). ¿Cuál es la calidad de vida después de una neumonectomía? Aunque en gran medida depende de la capacidad pulmonar anterior a la cirugía, se puede decir que el paciente solo notará una reducción de su capacidad pulmonar con los grandes esfuerzos, por ello en general podrá desarrollar su vida de forma normal y por tanto llevar una buena calidad de vida.
Pleurodesis
Contenido de salud

Pleurodesis

Definición La pleurodesis es un procedimiento realizado para lograr obliterar (borrar) el espacio pleural mediante la adhesión (unión) permanente entre las superficies pleurales parietales y viscerales (las que están en contacto con los pulmones y con las paredes del tórax), con el fin de evitar o remover la acumulacion de aire o líquido en el espacio pleural del pecho . ¿Cómo es la pleurodesis? Existen dos tipos de pleurodesis: La pleurodesis química: se realizará bajo anestesia local y monitorización de constantes vitales. El médico colocará un tubo en el pecho y drenará cualquier exceso de líquido del espacio pleural. Después, le colocará una sustancia química por el tubo del pecho y lo cerrará con una abrazadera. Es posible que le pida al paciente que cambie de posición varias veces. Esto ayuda a que la sustancia química llegue a cada parte del espacio pleural. Se quitará la abrazadera del tubo y lo conectarán a una botella para recolectar y medir los líquidos restantes. La pleurodesis quirúrgica: en este procedimiento se usará un anestésico local para adormecer el área del pecho donde se realizará la incisión previamente desinfectada. El médico hará una pequeña incisión e insertará una cámara para cirugía o un tubo angosto llamado tubo torácico. Luego, el fluido se drenará en una bolsa de recolección. Una vez que se ha drenado el líquido, se inyectará talco en polvo, doxiciclina u otro medicamento en el espacio pleural a través del tubo torácico. El medicamento cubrirá la parte externa del  pulmón y creará una superficie adhesiva que lo hará pegarse a la pared del pecho. ¿Para quién está indicada? La pleurodesis está indicada para derrames pleurales malignos, neumotórax espontáneo y neoplasias malignas. ¿Por qué se realiza? La pleurodesis se realiza para evitar la repetición de la acumulación de líquidos producidas por ciertas enfermedades . En condiciones normales, se tiene muy poco líquido en la cavidad pleural (el espacio entre la pared del  tórax y los pulmones). Cuando hay demasiado líquido en ese espacio, los pulmones no se pueden expandir adecuadamente. La acumulación de líquido puede causar síntomas como dolor, tos y dificultad para respirar . Riesgos de la pleurodesis Los riesgos de la pleurodesis son: Fiebre. El medicamento que se usa para la pleurodesis podría provocar malestar estomacal. Disminución de la tensión sanguínea. Que el líquido de la cavidad pleural no se drene completamente. Los líquidos podrían acumularse de nuevo y se podría necesitar otra pleurodesis. Es posible que también se desarrolle un empiema (acumulo de pus en el espacio pleural provocado por una bacteria). Dolor en el pecho. Alteración del ritmo cardiaco. El polvo que se usa en la pleurodesis podría provocar que los órganos se inflamen o podría provocar una reacción alérgica. Es posible que se presente dificultad para respirar. Lesión en la pared torácica, las arterias o los pulmones. Coágulos de sangre. Preparación La preparación de una pleurodesis conlleva que el paciente no coma nada entre 6 y 8 horas antes del procedimiento y se informe si se es alérgico a algún medicamento o al tratamiento que realice. No se debe tomar medicamentos anticoagulantes o antiinflamatorios para evitar el riesgo de sangrado excesivo durante el procedimiento. Cómo es la recuperación de la pleurodesis La recuperación de la pleurodesis se realiza inicialmente en el hospital, ya que el tubo de tórax ha de permanecer en su lugar durante 24 a 48 horas , o hasta que el pulmón se haya adherido a la cavidad torácica. Además se han de realizar radiografías periódicamente para valorar cómo se está produciendo la recuperación. Después de retirar el tubo torácico, el paciente deberá mantener la herida limpia. Deberá lavarla todos los días con un jabón suave y mantenerla seca. Se puede notar algo de drenaje de la herida durante uno o dos días, por lo que hay que mantener un vendaje sobre ella hasta que deje de drenar que se debe cambiar todos los días. Resultados Los resultados de la pleurodesis serán positivos si consigue su objetivo principal que es disminuir la disnea y que el paciente pueda respirar mejor y disminuir considerablemente la acumulacion de liquidos en el espacio pleural . En fase precoz de la enfermedad, con derrames mínimos es más efectiva que en la fase más avanzada de la enfermedad. El pronóstico a largo plazo para los pacientes con neumotórax que son tratados con este procedimiento es bueno, ya que mejora la función pulmonar. En estudios pequeños, la pleurodesis tuvo tasas de éxito de alrededor del 75 al 80 por ciento en personas con derrame pleural. Preguntas frecuentes ¿Cuándo se hace una pleurodesis? Una pleurodesis se hace cuando ha tenido un pulmón colapsado de forma recurrente o una acumulación continua de líquido alrededor de los pulmones . ¿Qué es la pleura? La pleura son capas delgadas de tejido que forman un revestimiento de dos capas alrededor de los pulmones. En medio de las 2 pleuras está un espacio pequeño lleno de líquido que se conoce como espacio pleural . ¿Síntomas de un derrame pleural masivo? Los síntomas de un derrame pleural son dolor torácico que empeora con la tos o cuando se respira en profundidad, dificultad respiratoria o disnea, tos y fiebre. ¿Qué es la pleurodesis con talco? La pleurodesis con talco es una técnica que utiliza polvo estéril y libre de asbesto (minerales fibrosos) para sellar la pleura y eliminar el exceso de líquidos en los pulmones, borrando el espacio pleural de manera eficaz.
Autochequeos Que Pueden Salvar Vidas
Artículo especializado

Autochequeos Que Pueden Salvar Vidas

Tu cuerpo “habla” y dice mucho acerca de tu estado de salud. Acostumbrarse a practicar autochequeos y aprender a identificar aspectos que pueden conducir al diagnóstico precoz de una enfermedad importante es una práctica conveniente. Además, los autochequeos son rápidos y fáciles. Además de observar con frecuencia las características de nuestro propio cuerpo, no dejes de consultar jamás con tu médico aquellos signos o síntomas que hayas podido identificar como problemáticos. Diagnosticar una enfermedad a tiempo es clave para aumentar su probabilidad de curación. Los autochequeos que te proponemos en este artículo van encaminados a detectar cualquier lesión en la piel, las mamas, mucosas, así como cambios en órganos como riñones, corazón, etc. Toma nota: Autoexamen de la tensión arterial (TA): Puedes tomarte la TA en la oficina de farmacia o en casa, si dispones del aparato. Los valores considerados normales no superan el nivel 140/90 (140 de TA sistólica o “alta” y 90 de TA diastólica o, coloquialmente denominada “baja”). Si superas estos valores de forma crónica y mantenida supondría el diagnóstico de una hipertensión arterial, que debe ser atendida porque puede dañar tus arterias, corazón o cerebro. Autoexamen de las mamas: es quizá el chequeo más extendido en la población femenina. Se puede realizar cada mes, siendo el momento idóneo la primera semana del ciclo menstrual . En el caso de las mujeres menopáusicas, se puede realizar el examen idealmente el mismo día de cada mes. Lo primero es la exploración visual de las mamas en el espejo. Colócate de pie, de frente en el espejo, con los brazos en posición natural a los lados del cuerpo y observa la forma, el tamaño y la piel de las mamas (mira si hay cambios en ella como “hoyuelos”, arrugas, abolladuras o que luzca como una piel de naranja). Es importante que revises si el pezón se ve alterado (hundido). Acto seguido, presiona cada uno de los pezones con los dedos y verifica si existe secreción. Luego acuéstate boca arriba y, con los dedos de una mano, palpa suavemente, realizando círculos imaginarios y siguiendo el esquema de las agujas del reloj, la mama del costado contrario, así como también la axila . Recuerda que a veces se pueden palpar “bultos” que no son alarmantes. Autoexploración de los ganglios linfáticos a nivel de cuello, ingles, axilas, etc. nos puede ayudar a detectar, por ejemplo, problemas de tipo oncológico a tiempo. Sin embargo, no todo “bulto” en la axila será un ganglio. También podría ser un forúnculo (o infección de un folículo piloso) o un simple quiste, por ejemplo. ¡No te alarmes precozmente! Valorar el aspecto del rostro , especialmente los ojos: mírate con detenimiento al espejo con una luz adecuada. Observa cómo son tus labios, la lengua (en ella se puede valorar el grado de hidratación de una persona), la dentadura…. Y, especialmente, revisa la zona ocular, que incluye los párpados, si los ojos están irritados, su forma: “ojos saltones” pueden sugerir enfermedad del tiroides; un “ojo más cerrado” puede ser el primer signo de una enfermedad neuromuscular denominada miastenia gravis. Por otro lado, tener demasiadas “bolsas” en los párpados no siempre se deberá a un problema de cansancio o a un simple problema estético, sino que puede deberse también a un problema renal. Valorar el aspecto de la orina : la orina es un desecho del organismo que sirve para regular la homeostasis (equilibrio) interna y deriva de la filtración de la sangre por parte de los riñones. La simple y sencilla observación directa de la orina puede aportar muchos detalles de importancia como, por ejemplo, aspectos relacionados con: El color: si es demasiado amarilla puede revelar que se halla demasiado concentrada y la necesidad de ingerir más líquidos, si es rojiza o marronácea puede reflejar la presencia de sangre en la misma, como sería el caso, por ejemplo, de una infección de orina o una glomerulonefritis (enfermedad del riñón)… La cantidad (orinar frecuentemente puede indicar la presencia de infecciones de orina, diabetes, alteraciones hormonales de la hipófisis, etc). Al contrario, orinar poco puede ser debido a enfermedades cardiopulmonares, de la función renal o retenciones vesicales, entre otros ejemplos). Valorar el aspecto de las heces : El color: los colores problemáticos serían el blanco, que puede sugerir enfermedad del hígado, el rojo y el negro, y éstos dos últimos indican la presencia de sangre en las heces, que se debe estudiar. La consistencia: heces demasiado duras sugieren estreñimiento y heces demasiado blandas, diarreas. Tanto unas como otras pueden ser signo de enfermedades digestivas (como celiaquía), inmunológicas (alergia e intolerancia alimentaria), oncológicas (cáncer de colon)… Valorar características de nuestra piel (cambios de coloración, número, tardanza en cicatrizar, tamaño o regularidad de los bordes en lunares o manchas cutáneas). En el caso de que observes alteraciones, consulta sin dilación con el dermatólogo.  
Los Beneficios de Caminar
Artículo especializado

Los Beneficios de Caminar

Los beneficios que proporciona una actividad tan sencilla y fácil de realizar como caminar son múltiples. Caminar es una actividad que no tiene limitaciones en cuanto a edad y desde los más pequeños hasta los más mayores pueden salir a pasear por una ciudad, por la playa, por el campo o por la montaña. No es necesario disponer de una gran equipación, ya que unas zapatillas adecuadas y ropa que sea cómoda que permita moverse sin problemas y adaptada a la climatología es suficiente. Los motivos que llevan a alguien a plantearse caminar como un hábito más en la rutina diaria son diversos. Pueden ser tanto a nivel de salud como social o incluso psicológico , pero sea por la razón que sea la que “mentaliza” al individuo para recorrer kilómetros, será bienvenida porque todo serán beneficios. Objetivos de caminar Perder peso: para muchas personas andar es el inicio de un programa para perder peso y es que, al caminar, el impacto que reciben nuestras articulaciones es menor que el que puede suponer correr o actividades y deportes de mayor exigencia, en los que hay que desplazarse con los pies. No hay que olvidar que el sobrepeso exige a nuestro cuerpo un mayor esfuerzo y desgaste, y ello repercute en nuestras articulaciones que pueden verse afectadas de manera negativa, por eso iniciarse andando está recomendado cuando el sobrepeso es un problema para la salud. Además, y como eje de un programa para perder peso, al andar se queman calorías . Evidentemente, dependerá del ritmo al que corramos, pero siempre será mejor andar lento que quedarse sentado en el sofá de casa delante de la televisión. No hay que olvidar que no solo la velocidad a la que se ande ayuda a aumentar el consumo de calorías, sino que la pendiente del recorrido también va a tener una influencia importante. No es lo mismo andar en plano que cuando existen cuestas y desniveles que obligaran al organismo a un mayor esfuerzo. Mejorar la salud cardiaca: es, sin lugar a dudas, uno de los focos en los que los facultativos se centran en el momento en que se aconseja realizar actividad física. Ser personas activas además de seguir una dieta equilibrada y variada , son factores que mejoran la salud cardiovascular de la población general El corazón y las patologías relacionadas con éste se encuentran en todas las listas de morbimortalidad del mundo occidental, y conseguir reducir estas cifras está en las manos de cada quien, son decisiones individuales las que van a permitir tener una mejor salud cardiovascular. Nuestro corazón late a diario de media unas 100.000 veces y para que ello sea así debe estar “en forma”. Este órgano no deja de ser un músculo, un músculo con una extrema importancia para la vida, pero un músculo que necesita estar en condiciones óptimas para responder ante circunstancias tan diferentes como salir corriendo tras un autobús o subir escaleras. Ganar fuerza en brazos o piernas: los ejercicios que se realizan van dirigidos a potenciar la musculatura situada en esas localizaciones. Lo mismo debería ocurrir cuando la meta es ganar “fuerza” en el corazón, pero en este caso en lugar de levantar peso lo que se recomienda es realizar ejercicio de tipo aeróbico y caminar lo es. Para evitar sentirse fatigado el sistema cardiovascular debe de estar en condiciones favorables para ofrecer la respuesta adecuada. Si lo entrenamos se conseguirá disminuir esa fatiga y a su vez se estará preparado para situaciones más exigentes que puede ser simplemente pasar del sedentarismo a levantarse para realizar las tareas diarias. Los vasos sanguíneos también notarán estos efectos y, al estar en mejores condiciones, se previene también la aparición de la temida hipertensión arterial . Andar a una frecuencia cardiaca de entre 45-55% de la Frecuencia Cardiaca Máxima (calcula la con la siguiente formula 220-edad) es un buen consejo para empezar a andar y obtener beneficios, dedicarle 30 minutos al día es suficiente. Por otro lado, calzarse unas zapatillas y desconectar es otro de los beneficios que aporta andar. Son momentos en los que uno le puede dedicar minutos a sus pensamientos, ideas o simplemente deleitarse con el paisaje del lugar escogido para andar. Son minutos u horas en las que la mente se evade o pone en orden pensamientos que en otro momento no le es permitido. Además de los beneficios más orgánicos, no debemos olvidar aquellos en los que salir a caminar se convierte en una actividad social . Cada vez hay más clubes y grupos en los que gente conocida o no quedan para dedicarse un rato a “sumar salud”. Unirse a un grupo será una manera de abrir el abanico de amistades y conocidos que genera complicidades y permite realizar actividades que de otro modo siendo un único individuo quizá nunca se hubiera hecho.
Linfoma no Hodking en Adultos
Artículo especializado

Linfoma no Hodking en Adultos

El linfoma no Hodgkin es el tumor de las paradojas: el tumor que no es un tumor sino muchos y que en ocasiones es mejor cuando es peor (la probabilidad de curación aumenta cuando el tumor es más agresivo). ¿Qué es? Un linfoma es un tipo de tumor maligno originado en el tejido linfoide . Se inicia cuando una de las células del tejido linfoide sufre una mutación genética que provoca que se multiplique sin control, creando un tumor que va creciendo y frecuentemente afectando a tejidos de su alrededor. El tejido linfático está distribuido por todo nuestro organismo en forma de vasos linfáticos (un sistema similar al sistema venoso) y de ganglios linfáticos , aunque también pertenecen al tejido linfático órganos como el bazo, las amígdalas o el timo (un pequeño órgano situado en la parte superior del tórax, por detrás del esternón). Gran parte de este tejido está directamente relacionado con el sistema inmune (las defensas) del organismo, por lo que este tipo de tumores pertenecen a los llamados tumores hematológicos, como las leucemias. ¿Dónde se produce? Dado que el tejido linfático está distribuido por todo nuestro cuerpo, el tumor puede originarse en cualquier localización, aunque es más frecuente que se origine en el cuello, en el tórax o en el abdomen . En raras ocasiones, estos tumores pueden originarse en otras localizaciones como en la piel, el cerebro, el corazón, etc. El linfoma no Hodgkin no se trata en realidad de un tipo concreto de cáncer, sino que bajo este nombre se engloban más de 20 tipos distintos , cada uno con unas particularidades que lo diferencian del resto. El nombre de Linfoma no Hodgkin se utiliza para diferenciarlo del Linfoma de Hodgkin, un tipo concreto de linfoma con unas características y un pronóstico muy diferente al resto de linfomas. ¿A cuánta gente afecta? Se estima que en 2017 se han diagnosticado aproximadamente unos 6.429 nuevos casos de Linfoma no Hodgkin, siendo el noveno tipo de cáncer más frecuente de nuestro país. Es alrededor de un 30% más frecuente en hombres que en mujeres. ¿SABÍAS QUE… La mortalidad del Linfoma no Hodgkin ha ido disminuyendo progresivamente en los últimos años gracias a los avances en los tratamientos que se utilizan, llegando en la actualidad a una tasa de supervivencia media a los cinco años superior al 70%, aunque para los tipos de más bajo riesgo la tasa de supervivencias a los cinco años es superior al 91%. ¿Por qué se produce? El motivo de la aparición de un Linfoma no Hodgkin, como ya hemos dicho, es una mutación en una de las células del tejido linfático. La causa de estas mutaciones es desconocida, pero lo que sí que se conocen son factores que pueden favorecer su aparición: La edad: es el principal factor de riesgo conocido. La mayoría de pacientes que presentan un Linfoma no Hodgkin se encuentran por encima de los 60 años. Existen casos también de Linfomas no Hodgkin diagnosticados en niños, pero mucho menos frecuentemente de lo que se diagnostican en adultos. Exposición a productos químicos : algunos estudios demuestran mayor incidencia en la aparición de linfoma en pacientes expuestos a herbicidas o insecticidas. Como ya hemos comentado, algunos tratamientos inmunosupresores como la quimioterapia utilizada para tratar otro tipo de cánceres, pueden aumentar también el riesgo de desarrollar un Linfoma no Hodgkin. Exposición a radiaciones : la exposición incontrolada a radiación puede aumentar el riesgo de presentar tumores hematológicos, como leucemias o linfomas. Sin embargo, cabe destacar que la radiación recibida al realizar estudios radiológicos como radiografías o TACs (escáneres) es muy limitada y no supone un riesgo para desarrollar este tipo de enfermedades. Enfermedades que afecten al sistema inmune : las personas con algunos tipos de infecciones (VIH, virus de Epstein-Barr o el virus herpes humano tipo 8, entre otras), enfermedades autoinmunes, algunos síndromes genéticos, y las personas que han precisado un trasplante de órganos, tienen un riesgo algo superior al del resto de la población para desarrollar esta enfermedad. ¿Cómo se presenta? Los síntomas que puede provocar un linfoma no Hodgkin son muy inespecíficos, ya que dependen en gran parte de la localización en la que aparezca el tumor y del tipo de tumor en concreto que se trate. Más del 60% de los casos se detectarán por la palpación de un bulto en alguna localización (en muchas ocasiones un ganglio aumentado de tamaño). En alrededor de un 40% de los casos se presenta un síndrome con síntomas generales como fiebre, pérdida de peso, episodios de sudoración profusa sin motivo aparente, etc. Más rara es la presentación del linfoma en forma de cansancio, falta de apetito, malestar general, dolores óseos, etc. ¿Cómo se diagnostica? Dependerá en gran medida de la localización del tumor. Se suelen usar técnicas de imagen como la ecografía (en tumores más superficiales) o el TAC (en tumores más profundos como en tórax o abdomen) para identificar la localización y el número de lesiones (en muchos casos pueden haber varios ganglios afectados). Es preciso realizar un estudio del tejido mediante una biopsia (en la mayoría de casos obtenida mediante cirugía), aunque en algún caso se puede realizar un diagnóstico con una punción del tumor o incluso con una biopsia de médula ósea (alrededor de un 40% de casos afectan también a la médula ósea). ¿Cómo se trata? En el caso del Linfoma no Hodgkin es muy importante destacar que hay tipos agresivos y tipos indolentes, por lo que el tratamiento y el pronóstico se basarán en gran medida en el tipo concreto de tumor del que se trate. El tratamiento también dependerá de la edad del paciente, de la extensión y de la localización de la enfermedad. En general, el tratamiento se basará en el uso de quimioterapia y en aquellos casos de tumores más localizados, de radioterapia. En este tipo de cáncer, se produce la paradoja de que los tumores más indolentes (menos malignos), pese a que tienen buena respuesta al tratamiento, en escasas ocasiones se consigue su curación completa, y en muchas ocasiones se reproducen al cabo de los años. Sin embargo, los tumores más agresivos responden incluso mejor al tratamiento de quimioterapia que los tumores más indolentes, y en muchas ocasiones se consigue la curación completa de la enfermedad.
Neumotórax
Enfermedad

Neumotórax

¿Qué es un neumotórax? El neumotórax también conocido como colapso pulmonar, se define como la presencia de aire en el espacio pleural. Se produce cuando el aire se filtra dentro del espacio que se encuentra entre los pulmones y la pared torácica (espacio pleural). El aire hace presión en la parte externa del pulmón y lo hace colapsar. Es común que se presente en pacientes sin enfermedad pulmonar anterior. Es más frecuente en hombres que en mujeres, entre los 20 y 40 años y el riesgo puede aumentar si la persona es fumadora. Es una condición que puede ser grave y si no se trata a tiempo puede ocasionar la muerte.   Tipos de neumotórax El tipo de neumotórax depende de la causa que lo produzca. Estos pueden ser: Neumotórax espontáneo: es aquel que ocurre en ausencia de antecedente traumático o iatrogénico que lo justifique, es decir que se produce cuando no se da ningún motivo aparente de que ocurra. Este se clasifica en neumotórax espontáneo primario y secundario.   Neumotórax espontáneo primario :  Ocurre en individuos aparentemente sanos, sin enfermedades  pulmonares conocidas.   Neumotórax espontáneo secundario: afecta a paciente con una enfermedad pulmonar previa o    preexistente, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), neumonías, fibrosis quística, asma  bronquial, infección etc. Neumotórax adquirido o espontáneo que se divide en neumotórax traumático y neumotórax yatrogénico.  Neumotórax traumático:  se produce por causas externas al propio organismo, ya sea por ataque con   armas blancas o accidentes de tránsitos. Suele producirse conjuntamente con un hemotórax. es decir, la acumulación de sangre entre los pulmones y la pared torácica. Se produce como consecuencia de un traumatismo torácico abierto o cerrado. Neumotórax traumático abierto: es consecuencia de una herida penetrante en el tórax que    pone en comunicación el espacio pleural y la atmósfera exterior (entrada de aire atmosférico), y    a su vez suele lesionar también el pulmón (salida de aire alveolar). Neumotórax traumático cerrado : está causado habitualmente por una fractura costal, rotura    bronquial, o lesión esofágica. Neumotórax yatrógeno: se produce como consecuencia de una maniobra diagnóstico-terapéutica, es decir, durante una intervención médica para tratar al paciente. Como la punción transparietal (biopsia de la pleura), la toracoscopia (exploración en el interior del pulmón) o pacientes con respirador artificial. Causas del neumotórax El neumotórax puede causarse por cualquier lesión o contusión penetrante en el pecho, dichas lesiones pueden presentarse en accidentes automovilísticos, agresiones físicas, o accidentes durante intervenciones médicas . En algunos casos el neumotórax puede ser causado por ampollas de aire o bullas , que se rompen enviando el aire al espacio que rodea el pulmón. Las personas altas y delgadas y los fumadores tienen mayores probabilidades de sufrir un neumotórax. También algunas enfermedades pulmonares pueden causar un colapso pulmonar, como son, el asma, fibrosis quística, neumonía, enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Síntomas del neumotórax Los síntomas del neumotórax pueden incluir: Dolor en el área torácica. Dificultad para respirar. Tos. Dolor de hombro. Taquicardia. Hipotensión. Coloración azulada debido a la falta de oxígeno. Shock y colapso. Entre otros síntomas. Tratamiento para el neumotórax El objetivo para el tratamiento del neumotórax consiste en extraer el aire de la cavidad pleural, aliviar la presión en el pulmón y permitir que se vuelva a expandir. Si una zona más grande del pulmón ha colapsado, es posible que se utilice una aguja o una sonda pleural para eliminar el exceso de aire , llamado toracentesis por aspiración con aguja. La sonda o aguja se inserta entre las costillas para llegar al espacio de aire que está presionando el pulmón colapsado. Toracostomía cerrada , que consiste en introducir un tubo en la cavidad pleural a través de un espacio intercostal de la pared torácica y conectarlo a una máquina de aspiración con succión pleural permanente. Si la sonda pleural no funciona, es necesario realizar una cirugía para cerrar la fuga de aire. La cirugía puede realizarse a través de pequeñas incisiones, usando una pequeña cámara de fibra óptica, y herramientas quirúrgicas estrechas de mango largo, llamada toracoscopia. Pleurodesis química : se realiza para tratar el colapso pulmonar y evitar episodios futuros, se hace mediante la aplicación de sustancias irritantes en la cavidad pleural para lograr una adhesión permanente de las pleuras parietal y visceral. Esta técnica está indicada en pacientes con el escape de aire ya esté controlado. Pruebas complementarias del tratamiento del neumotórax Para el diagnóstico y tratamiento del neumotórax es necesario realizar pruebas como, una radiografía de tórax o una tomografía computarizada. Factores desencadenantes del neumotórax No existen factores desencadenantes del neumotórax. Factores de riesgo del neumotórax Los factores de riesgo van a depender del tipo de neumotórax, como son: El consumo de tabaco: el riesgo aumenta por la cantidad de tiempo que tiene fumando y de cuántos cigarrillos se fuma. El sexo: los hombres tienen mayor probabilidad de tener neumotórax que las mujeres. La edad: el tipo de neumotórax espontáneo, provocado por ampollas de aire rotas tiene más probabilidad de ocurrir en personas entre los 20 y los 40 años, en especial, si la persona es muy alta y tiene bajo peso. Enfermedad pulmonar: tener una enfermedad de base, como fibrosis quística, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, asma etc. Neumotórax anterior: cualquier persona que haya tenido un neumotórax anterior tiene mayor probabilidad de tener otro. Ventilación mecánica: las personas que necesitan ventilación mecánica para asistir su respiración, por la presión de aire que este produce en el pecho el pulmón puede colapsar, como es el caso del neumotórax iatrogénico Complicaciones del neumotórax Aparición de otros neumotórax en el futuro, son poco frecuente pero potencialmente grave. Shock hemodinámico (si existen lesiones o infecciones graves, inflamación grave o si presenta líquidos en los pulmones). Insuficiencia respiratoria. Prevención del neumotórax  No existe una forma de cómo prevenir el neumotórax, pero si se puede ayudar a prevenir los factores de riesgo para la aparición del neumotórax como son: Dejar de fumar, puede ayudar a disminuir la aparición del neumotórax. Tratar las formas secundarias del neumotórax se pueden prevenir con un tratamiento adecuado de las enfermedades pulmonares. Especialidades a las que pertenece el neumotórax La especialidad médica que trata el neumotórax en la neumología, es la que se encarga del estudio de las enfermedades del aparato respiratorio, tanto de los pulmones como de las vías respiratoria. Preguntas frecuentes ¿Cuáles pueden ser las secuelas de un neumotórax? Por lo general no suelen quedar secuelas de un neumotórax. Pero no se crean adherencia pleurales e insuficiencias cardio-respiratoria. ¿Qué es la fibrosis quística? La fibrosis quística es una enfermedad crónica y hereditaria, también degenerativa que afecta a los pulmones y al sistema digestivo. Se caracteriza por congestión pulmonar, así como la infección y mala absorción de nutrientes por parte del páncreas. Es más común en niños y adultos jóvenes y es una enfermedad potencialmente mortal. ¿Qué es un colapso de pulmón? Un colapso de pulmón, también conocido como neumotórax, es una condición que ocurre cuando aire entra en el espacio pleural (espacio entre la pared del pecho y el pulmón). A medida que el aire aumenta, la presión dentro del espacio pleural aumenta y causa el colapso del pulmón . La presión también impide que el pulmón se expanda cuando intentas inhalar, causando dolor en el pecho y falta de aliento. ¿Qué es un neumotórax yatrógeno? Un neumotórax yatrógeno, se produce como consecuencia de una maniobra diagnóstico-terapéutica, es decir, que es provocado por una complicación durante una intervención médica para tratar al paciente. Como la punción transparietal (biopsia de la pleura), la toracoscopia (exploración en el interior del pulmón) o pacientes con respirador artificial.