Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Insuficiencia Cardiaca

Insuficiencia Cardiaca

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es la insuficiencia cardíaca?

La insuficiencia cardíaca es un estado en el que el corazón es incapaz de bombear toda la sangre que el organismo necesita para aportar el oxígeno y los nutrientes necesarios a cada parte. Es una patología frecuente, sobre todo en las personas mayores de 65 años, siendo la principal causa de hospitalización de este segmento de la población. Es una patología grave con un pronóstico a largo plazo malo, siendo la tercera causa de muerte cardiovascular en España.
La insuficiencia cardíaca es una patología que cuando se produce en un grado inicial, puede diagnosticarse y tratarse ambulatoriamente por el médico de atención primaria.

Tipos y causas de insuficiencias cardíaca

En relación a las formas y causas de insuficiencia cardíaca, se dividen distintos tipos según la rapidez de instauración de los síntomas o en la función del corazón:

  • Insuficiencia cardíaca sistólica VS. diastólica:
    • Insuficiencia cardíaca sistólica: se produce cuando el corazón tiene dificultad para impulsar la sangre hacia el resto del organismo, ya que existen patologías o alteraciones que dañan su pared muscular y esta no es capaz de contraerse para impulsar la sangre adecuadamente. Habitualmente el corazón se encuentra dilatado.
    • Insuficiencia cardíaca diastólica: se produce cuando existe una dificultad en la relajación del músculo cardíaco, con lo que el corazón no puede llenarse adecuadamente de sangre para luego impulsarla hacia el organismo. Habitualmente la pared muscular cardíaca se encuentra hipertrofiada (aumentada de tamaño).

(*) En la mayoría de los pacientes coinciden en mayor o menor medida ambas situaciones.

  • Insuficiencia cardíaca aguda VS. crónica:
    • Insuficiencia cardíaca aguda: es aquella que aparece de forma súbita por una alteración cardíaca repentina en la que se produce una alteración de su funcionamiento de contracción y relajación, como ocurre por ejemplo en un infarto de miocardio (con una muerte del tejido del corazón). También se denomina aguda a las descompensaciones súbitas que sufre un paciente que presente insuficiencia cardíaca crónica.
    • Insuficiencia cardíaca crónica: es aquella que se produce de forma paulatina por una alteración progresiva de la función del corazón y que permite activar mecanismos compensadores en el organismo que le permiten adaptarse a la reducción de la sangre que bombea el corazón.
  • Insuficiencia cardíaca derecha VS. izquierda: esta clasificación hace referencia a los síntomas derivados del fallo predominante de uno de los dos ventrículos cardíacos, presentado unas manifestaciones predominantes de congestión pulmonar si es izquierda, y de congestión venosa sistémica (edemas en miembros inferiores, congestión hepática y del bazo), si es derecha.

Síntomas de la insuficiencia cardíaca

Se presentan dos tipos de síntomas: los derivados del deficiente aporte de sangre a los tejidos y los secundarios, debidos a una sobrecarga de líquidos que se produce en el sistema de retorno sanguíneo al corazón.

  • La sensación de falta de aire o disnea es uno de los síntomas más frecuentes e importantes que se produce por acúmulo de líquido en el pulmón, lo que dificulta la oxigenación de la sangre.
  • La fatiga al inicio, aparece cuando el paciente hace esfuerzos pero en los estados más avanzados de la insuficiencia cardíaca. Esta sensación de falta de aire y ahogo se da con mínimos esfuerzos o estando en reposo. En ocasiones aparece esa sensación cuando el paciente se tumba (al acostarse), lo que se denomina ortopnea.
  • Otras veces el paciente presenta crisis repentinas de sensación de ahogo cuando está dormido en la cama que le hacen tenerse que levantar de forma súbita, lo que se llama disnea paroxística nocturna. En ocasiones en estas circunstancias aparecen ruidos respiratorios como “silbidos” (sibilancias), es lo que se llama “asma cardial”.
  • La congestión pulmonar también da lugar a la aparición de tos persistente y no productiva (sin expectoración de flemas).
  • Además de en el pulmón, existe un acúmulo de líquidos en el organismo que da lugar a la aparición de edemas en las piernas, y que en ocasiones llegan hasta el abdomen (ascitis). Hay congestión en el hígado que puede producir dolor en la parte superior derecha del abdomen, sensación de plenitud gástrica, náuseas y estreñimiento por edema en el tubo digestivo.
  • Es frecuente además la presenta de sensación de fatiga y debilidad al llegar una cantidad de sangre insuficiente a los músculos.
  • Igualmente, al no estar bien irrigado el cerebro aparece somnolencia, confusión, ansiedad, pérdida de memoria, dolor de cabeza, insomnio, e incluso alteraciones psiquiátricas.
  • El sistema renal también se ve afectado, produciéndose en las fases precoces un aumento de la micción nocturna (nicturia), y disminuyendo de forma global la cantidad de orina (oliguria) que hace el paciente.

Tratamiento para la insuficiencia cardíaca

Si es posible, siempre se debe establecer el tratamiento de la causa subyacente que produce la insuficiencia cardíaca, por ejemplo, tratamiento del infarto de miocardio, de la pericarditis, de la alteración de las válvulas del corazón, el control de la tensión arterial...etc.

Como medidas específicas del tratamiento de la insuficiencia cardíaca se establecen distintos tratamientos farmacológicos con distintos objetivos:

  • Prevención del deterioro de la función cardíaca.
  • Reducción del trabajo cardíaco.
  • Incremento de la contractilidad del músculo cardíaco.
  • Prevención de la muerte súbita y resincronización de arritmias.

Para ello se utilizan varios tipos de fármacos:

  • Inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina (IECAS) ? Enalapril, Captopril y Ramipril.
  • Fármacos Betabloqueantes ? Bisoprolol, Carvedilol, Metoprolol.
  • Fármacos antagonistas de los receptores de la Angiotensina II (ARA-II) ? Olmesartán, Valsartán y Telmisartán.
  • Fármacos antagonistas de la aldosterona ? Espironolactona y Eplerenona.
  • Diuréticos de asa ? Furosemida y Torasemida.
  • Diuréticos tiazídicos ? Hidroclorotiazida y Clortalidona.
  • Fármaco reductor de la frecuencia cardíaca ? Ivabradina.
  • Asociación de nitratos e Hidralazina.
  • Fármacos para control de la disfunción del ventrículo y su frecuencia ? Digoxina.

(*) Otros fármacos utilizados para el tratamiento de la alteraciones cardiovasculares que pueden aparecer en pacientes con insuficiencia cardíaca son anticoagulantes de la sangre, antiagregantes de las plaquetas, fármacos reductores del colesterol como Estatinas.

(*) Otro tipo de tratamiento que se realiza, cuando es preciso por la evolución de la enfermedad y la ausencia de respuesta al tratamiento farmacológico, es la instauración de dispositivos para mejorar los síntomas (desfibrilador implantable con terapia de resincronización cardiaca o TRC), o disminuir la probabilidad de morirse de repente (desfibrilador automático implantable o DAI).

Pruebas complementarias del tratamiento de la insuficiencia cardíaca

El diagnóstico de la insuficiencia cardíaca es fundamentalmente clínico. Además, se utilizan pruebas complementarias para apoyo y detección de las alteraciones que se producen en la insuficiencia cardíaca, como:

  • Analítica de sangre: con determinación de hemograma, que detecta la presencia de anemia que puede aparecer en esta patología, función renal con creatinina, que puede estar alterada por mala función del riñón al no tener suficiente aporte de sangre, enzimas hepáticas que serán elevadas cuando hay congestión y mala perfusión del hígado, iones (sodios, potasio, calcio...etc), y determinación del péptido natriurético cerebral (BNP) y el péptido natriurético auricular (ANP), sustancias que aumentan en insuficiencia cardíaca y son útiles para la monitorización del tratamiento.
  • Electrocardiograma: detecta alteraciones del ritmo del corazón que pueden ser causa o consecuencia de la insuficiencia cardíaca.
  • Radiografía de tórax: se objetivan con ella alteraciones de la forma del corazón (cardiomegalia o agrandamiento del corazón), y signos de congestión pulmonar.
  • Ecocardiograma: prueba de imagen que es fundamental para detectar las causas de la insuficiencia cardíaca con valoración de la anatomía y alteraciones del corazón.
  • Cardio-resonancia: valora la morfología cardíaca, la función cardíaca y las alteraciones del músculo cardíaco.
  • Otras pruebas que se pueden realizar son Holter, espirometría, ergometría para valoración de la función, y evaluación del pronóstico y del tratamiento de la insuficiencia cardíaca.

Factores desencadenantes de la insuficiencia cardíaca

Las alteraciones en las que pueden desencadenar la insuficiencia cardíaca son:

  • Retirada de tratamientos o transgresión de dietas.
  • Aparición de arritmias cardíacas (alteraciones del ritmo del corazón).
  • Cardiopatía isquémica.
  • Infecciones sistémicas o generalizadas.
  • Miocarditis (inflamación del músculo del corazón).
  • Embolismo pulmonar.
  • Insuficiencia renal.
  • Anemia.
  • Abuso de alcohol.
  • Drogas o fármacos que deprimen la función del corazón.

Factores de riesgo de la insuficiencia cardíaca

Los factores de riesgo son alteraciones de la estructura del corazón (adquiridas o congénitas), que afectan a las válvulas cardíacas, al pericardio, al músculo cardíaco, y/o a los vasos sanguíneos. Así, la enfermedad coronaria, la hipertensión arterial y la miocardiopatía dilatada, son los principales factores de riesgo para padecer una insuficiencia cardíaca.

Complicaciones de la insuficiencia cardíaca

  • Edema agudo de pulmón.
  • Derrame pleural.
  • Insuficiencia venosa y úlceras en las piernas.
  • Infarto cerebral.
  • Infarto agudo de miocardio.
  • Insuficiencia renal.
  • Insuficiencia hepática.
  • Trombosis venosa profunda.
  • Desnutrición.
  • Shock cardiogénico (fallo multiorgánico por fallo del funcionamiento del corazón).
  • Muerte.

Prevención de la insuficiencia cardíaca

  • Control de peso: la dieta debe ser rica y variada, pobre en sal, sin grasas y baja en azúcar.
  • No fumar ni beber alcohol así como no tomar otras drogas.
  • Controlar de manera frecuente la tensión arterial y la frecuencia cardíaca.
  • En pacientes de riesgo se aconseja la vacunación de la gripe y del anti-neumococo.
  • Control del estrés y la ansiedad.
  • Dormir y descansar adecuadamente.

Especialidades a las que pertenece la insuficiencia cardíaca

La insuficiencia cardíaca es una patología que cuando se produce en un grado inicial, puede diagnosticarse y tratarse ambulatoriamente por el médico de atención primaria. Cuando los síntomas son más intensos y graves, el paciente debe ser hospitalizado y tratado por cardiólogos o médicos internistas.

Preguntas frecuentes:

¿Qué es una arritmia cardíaca?

La arritmia cardiaca es un trastorno y alteración del ritmo cardíaco del corazón producido por algún cambio de sus características y frecuencia.

¿Qué es un ataque al corazón?

El ataque al corazón es una forma coloquial de referirse al infarto agudo de miocardio. Es la circunstancia patológica que sufre el corazón cuando el flujo de sangre que transporta el oxígeno y los nutrientes necesarios hacia el propio músculo del corazón por las arterias se interrumpe cuando estos vasos sanguíneos se obstruyen, desencadenando la muerte del tejido cardíaco.

¿Qué es un preinfarto?

Un preinfarto es una forma de denominar a las alteraciones previas que pueden aparecer antes de que se produzca un infarto cardíaco. Estas alteraciones se denominan anginas cardíacas o anginas de pecho, en las que de forma momentánea se produce una interrupción del aporte de sangre al tejido del corazón por obstrucción de alguna de sus arterias, que posteriormente vuelve a restablecerse.

¿Qué es un soplo en el corazón?

Un soplo en el corazón es un sonido auscultado por el médico con su fonendoscopio producido por la alteración del paso del flujo de sangre a través de las válvulas del corazón cuando estas están alteradas.

¿Cuáles son los primeros auxilios en caso de infarto?

Al inicio de los síntomas se debe colocar al paciente sentado o tumbado para evitar caídas o traumatismos si llega a perder la consciencia. Rápidamente se debe llamar al teléfono de emergencias 112. Tranquilizar al paciente y retirarle aquellas ropas que le aprieten. Preguntarle si tiene antecedentes cardiológicos y si porta alguna medicación para el tratamiento del dolor torácico (nitroglicerina). Si lo tiene, se le ha de administrar. En todo momento se debe observar al paciente y estar pendiente de si respira y si tiene pulso y consciencia. Si el paciente tiene pulso y respira pero pierde la consciencia se le debe colocar en posición lateral de seguridad. Si no tiene pulso y no respira se deben iniciar las maniobras de RCP básicas (reanimación cardiopulmonar básica), hasta que lleguen los servicios médicos de emergencias.