Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Ictericia

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es la ictericia?

La ictericia es la aparición de coloración amarillenta de la piel, las mucosas (revestimientos de los orificios corporales) y la conjuntiva ocular (el blanco de los ojos se vuelve amarillento). Es un síntoma que aparece por un aumento en el torrente sanguíneo de la bilirrubina más de 2.25 mg/dL, una sustancia producida por la degradación de los glóbulos rojos en el bazo, apareciendo la bilirrubina indirecta o no conjugada, y metabolizada en el hígado, dándose la bilirrubina directa o conjugada, que puede aumentar su concentración en el organismo por varias vías y distintas patologías.

Su frecuencia de aparición varía según la patología de base que produzca el aumento de la bilirrubina, siendo un síntoma frecuente, por ejemplo, en el caso de la llamada ictericia fisiológica del recién nacido. Las patologías en el adulto que más frecuentemente desencadenan la ictericia, son aquellas que producen lesión en las células hepáticas (hepatitis y cirrosis).

Aunque existen patologías con buen pronóstico que hacen que aumente la bilirrubina en sangre de forma reversible con tratamiento, en otras ocasiones la presencia de ictericia puede ser un signo del padecimiento de una enfermedad grave.
La ictericia fisiológica del recién nacido no se puede prevenir, pero es fundamental el control del bebé por parte de profesionales en los días previos al nacimiento.

Tipos y causas de ictericia

La ictericia se produce por diferentes tipos de mecanismos por los que aumenta la bilirrubina en el cuerpo:

  • Por aumento de su formación.
  • Por disminución de su depuración hepática.
  • Por obstrucción al flujo biliar.
  • Aumento de la bilirrubina indirecta o no conjugada con función hepática normal:
    • Cuando hay una destrucción de glóbulos rojos (hemólisis).
    • Cuando hay una destrucción de glóbulos rojos alterados en la médula ósea (eritropoyesis ineficaz).
    • Cuando se realizan transfusiones al paciente o por la reabsorción de grandes cantidades de sangre que se sale de los vasos sanguíneos en hematomas o infartos en los tejidos.
    • En la ictericia fisiológica del recién nacido: por una falta de maduración de la enzima que transforma la estructura de la bilirrubina.
    • Por la enfermedad de Cliger-Najar: debida a alteraciones genéticas que producen un déficit de la enzima que transforma la bilirrubina en el hígado.
    • Por la enfermedad de Gilbert: déficit parcial de la enzima que se transmite genéticamente.
    • Por incremento de la producción de bilirrubina: se puede dar en varias situaciones:
    • Por déficit en el transporte de la bilirrubina en la sangre y su captación por el hígado: el aumento lo pueden producir algunos fármacos (Rifampicina, Ciclosporina, Indinavir, Probenecid…), también puede producirse por enfermedades como la sepsis o la insuficiencia cardíaca.
    • Por alteraciones en la conjugación de la bilirrubina: modificación de su estructura en el hígado para ser excretada después por la vesícula biliar. Esta alteración aparece en las siguiente situaciones:
  • Aumento de bilirrubina directa o conjugada con función hepática normal: se produce por dos enfermedades raras hereditarias:
    • Enfermedad de Dubin-Johnson.
    • Enfermedad de Rotor: en la que se produce una alteración de la excreción de la bilirrubina a los conductos biliares.
  • Aumento de la bilirrubina directa o mixta (directa e indirecta), con alteraciones de la función del hígado:
    • Por fracaso global de la función hepática que aparece en enfermedades como hepatitis, “hígado graso” (esteatosis hepática), toma de fármacos, alcohol, cirrosis, alteraciones del tiroides...etc.
    • Por bloqueo del paso de la bilis al duodeno: cuando existe un obstáculo en el tejido del hígado, lo que puede producirse en enfermedades como infección de Epstein Barr, sarcoidosis, tuberculosis, linfoma y/o colangitis biliar primaria, o por obstrucción de la vía biliar en el trayecto que pasa fuera del hígado, lo que se produce en enfermedades como coledocolitiasis, quistes, y enfermedades tumorales de la vía biliar, entre otras.

Síntomas de la ictericia

El signo fundamental de la ictericia es la aparición de una coloración amarillo-verdosa y naranja u ocre en la piel, que es apreciable en la conjuntiva ocular cuando la bilirrubina en sangre aumenta a partir de 2 mg/dl, y en la piel a partir de 3 mg/dl.

Además, este signo puede acompañarse de un conjunto de síntomas variados dependiendo de la causa del aumento de la bilirrubina: picor, cambio de la coloración de las heces (heces blancas o claras), aumento de la coloración de la orina, fiebre, dolores articulares y musculares, falta de apetito, pérdida de peso, dolor abdominal...etc.

Tratamiento para la ictericia

El tratamiento fundamental es el específico de la causa que ha originado el aumento de la bilirrubina y con ello la ictericia. En caso de patologías graves se debe ingresar al paciente (en casos de fallo hepático agudo grave, colecistitis, colangitis...etc.). En ocasiones es preciso en el tratamiento la realización de técnicas endoscópicas (CPRE) o quirúrgicas

Puede administrarse un tratamiento sintomático para el control del picor, por ejemplo con administración de fármacos como Colestiramina, Rifampicina o Fenobarbital. Para tratar de disolver los cálculos (piedras) biliares que producen colestasis o acúmulo de bilis por obstrucción de las vías biliares, se pueden utilizar fármacos como el ácido ursodesoxicólico (Ursubilane ®). A veces es preciso tratar el déficit vitamínico que se puede producir en colestasis intensas y prolongadas por malabsorción, administrando por ejemplo, suplementos de vitamina A (Auxina A Masiva ®), vitamina E (Auxina E®), vitamina D (Vitamina D3), y, si se constata necesidad, la vitamina K (Konakion ®).

El paciente debe estar bien hidratado para evitar la toxicidad de la bilirrubina a nivel del riñón.

Pruebas complementarias del tratamiento de la ictericia

  • Analítica de sangre: con determinación de hemograma, bioquímica que incluya enzimas hepáticas, fosfatasa alcalina, y bilirrubina.
  • Según la sospecha diagnóstica se solicitará en la analítica el estudio de serología de los virus de la hepatitis A, B y C (para detectar su presencia), determinantes del metabolismo del hierro (hierro, ferritina y transferrina), marcadores tumorales...etc. También se puede solicitar la determinación de algunas vitaminas que, cuando existe una obstrucción biliar prolongada, pueden no absorberse adecuadamente.
  • Se realiza una ecografía abdominal como técnica de imagen de elección para valorar la patología hepatobiliar, sobre todo si se sospecha de ictericia por obstrucción de la vía biliar.
  • Otras pruebas de imagen que complementan la visualización del abdomen y detectan lesiones que no se detectan con la ecografía y que se pueden realizar son un TAC abdominal, una colangioresonancia y una colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE).
  • En ocasiones, según la causa, puede precisarse la realización de una biopsia hepática: extracción de una pequeña cantidad de tejido para analizarlo.

Factores desencadenantes de la ictericia

El factor desencadenante de la ictericia es el acúmulo en la sangre de la bilirrubina (conjugada o directa / no conjugada o indirecta).

Factores de riesgo de la ictericia

  • Consumo de alcohol.
  • Factores de riesgo para el contagio de hepatitis víricas como prácticas sexuales sin protección, realización de tatuajes o piercings, requerimiento de transfusiones sanguíneas, y administración de fármacos o drogas por vía intravenosa.
  • Exposición a agentes químicos, toxinas hepáticas, fármacos (antiinflamatorios no esteroideos, antibióticos, estatinas...etc), esteroides anabolizantes, preparados de herbolario o multivitamínicos.
  • Antecedentes de cirugía hepática o biliar previa.
  • Antecedentes familiares de enfermedades hepáticas o padecimiento de ictericia.
  • Obesidad.
  • Embarazo.
  • Haber recibido un trasplante de médula ósea o hepático.
  • Edad: recién nacidos, sobre todo si son prematuros.
  • Bajo peso al nacer.
  • Lactancia materna exclusiva.
  • Alta precoz del recién nacido sin seguimiento posterior.
  • Sexo masculino.
  • Hijo de madre diabética.
  • Tener un hermano que al nacer tuviera ictericia.
  • Pérdida de peso en el recién nacido.
  • Padecimiento de enfermedades que producen la obstrucción biliar como tumores, o cálculos.
  • Padecer traumatismos con gran producción de hematomas.

Complicaciones de la ictericia

  • Alteraciones neurológicas por aumento grave de bilirrubina : encefalopatía aguda.

Prevención de la ictericia

  • No consumir alcohol.
  • No consumir drogas por vía parenteral.
  • Medidas de protección en las relaciones sexuales.
  • Vacunación contra la hepatitis.
  • Realizar una dieta variada, rica en fibra y verdura.
  • Control de los niveles de colesterol.
  • Tratamiento de los procesos de litiasis biliar para prevenir obstrucciones.
  • En recién nacidos se aconseja lactancia materna al menos 8-12 veces al día durante los primeros días, y aquellos que pierden más del 10% de su peso al nacer deben ser evaluados por un profesional entrenado en lactancia.
  • Evitar medicamentos y toxinas que pueden causar hemólisis o dañar directamente el hígado.

Especialidades a las que pertenece la ictericia

Los médicos especialistas que evalúan y tratan la ictericia de los pacientes pueden ser especialistas en aparato digestivo, pediatras, cirujanos generales, médicos internistas...etc, dependiendo de la causa que la produce.

Preguntas frecuentes:

¿Qué es la bilirrubina?

Es un pigmento biliar rojo que se forma por degradación de la hemoglobina de los glóbulos rojos en el bazo (como bilirrubina no conjugada),que  es transportada unida a una proteína hacia el hígado (donde se conjuga) y posteriormente se excreta por las vías biliares hacia el intestino, donde se elimina por las heces en un 90%. Un pequeño porcentaje se elimina por la orina.

¿Cuánto tarda en quitarse la ictericia?

Depende de la causa del aumento de la bilirrubina y del tratamiento que requiera la patología que lo produce.

¿Qué pasa cuando tienes niveles altos de bilirrubina?

La bilirrubina cuando se presenta en unos niveles más altos de lo normal en la sangre produce una pigmentación de los tejidos mejor vascularizados (donde más sangre llega), como son la piel y la escleróticas (el blanco de los ojos).

¿Es más frecuente la ictericia en recién nacidos que en otras edades?

Sí, la denominada ictericia del recién nacido es una causa muy frecuente de ictericia en los niños por la inmadurez hepática que todavía pueden presentar. Aun así, esta no es la única causa que puede desencadenar la ictericia en los niños que, al igual que los adultos, pueden padecerla por otros motivos de aumento de la bilirrubina que.

¿Cómo evitar la ictericia en un recién nacido?

La ictericia fisiológica del recién nacido no se puede prevenir, pero es fundamental el control del bebé por parte de profesionales en los días previos al nacimiento, sobre todo si el bebé presenta factores de riesgo para desarrollar la ictericia, y si este es prematuro.