Hidrocefalia

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es la hidrocefalia?

También conocida como “agua en el cerebro” o líquido cefalorraquídeo en el cerebro, la hidrocefalia es una enfermedad que se desarrolla debido a la acumulación de líquido cefalorraquídeo en el cerebro. Es frecuente en bebés recién nacidos y en adultos a partir de los 65 años, pertenece a la especialidad de neurología y es considerada una enfermedad de tipo grave.
La hidrocefalia se produce por una desregulación del líquido cefalorraquídeo, el cual se acumula en exceso en el cerebro.

Tipos de hidrocefalia

La hidrocefalia se produce por la acumulación de líquido cefalorraquídeo en el cerebro, pero los motivos por los que sucede son distintos dando así lugar a distintos tipos de hidrocefalia:

  • Hidrocefalia comunicante: en este caso el líquido cefalorraquídeo fluye perfectamente por los hemisferios, de forma que el problema se localiza en la conexión de los ventrículos (cada hemisferio tiene dos) con los vasos sanguíneos, lo que provoca que se acumule el líquido.
  • Hidrocefalia no comunicante: se desarrolla cuando uno o los dos hemisferios del cerebro tienen los conductos que los conectan entre sí dañados, lo que no permite su comunicación. También se la conoce como hidrocefalia obstructiva.
  • Hidrocefalia ex-vacuo: se produce ante una reducción de la masa del cerebro producida generalmente por traumatismos o procesos neurodegenerativos. Esto ocasiona que el cerebro tenga más espacio y que los ventrículos de este se llenen de más líquido.
  • Hidrocefalia normotensiva: es un tipo de hidrocefalia más frecuente en personas de edad avanzada. Sus síntomas se pueden confundir con demencia. Es una hidrocefalia similar a la comunicante pero la presión con la que circula el líquido cefalorraquídeo es normal.

Causas de hidrocefalia

La hidrocefalia se produce por un desequilibrio entre la producción de líquido cefalorraquídeo y la cantidad de este que ingresa en la sangre, de manera que se produce un exceso de acumulación de líquido cefalorraquídeo en los ventrículos del cerebro, alterando el funcionamiento normal del mismo.

Esto se debe principalmente a tres motivos: una obstrucción de los ventrículos que provoca que salga demasiado líquido entre ellos o fuera de los mismos, un problema de absorción del líquido cefalorraquídeo generalmente debido a una enfermedad o lesión o, por último, puede deberse a un exceso de producción del líquido cefalorraquídeo de manera que se produce más de lo que el cuerpo puede absorber.

Síntomas de hidrocefalia

A pesar de que los síntomas de la hidrocefalia son diferentes según la edad, los más importantes y similares en todas las edades son:

  • Aumento desmesurado del tamaño de la cabeza en bebés.
  • Vómitos.
  • Convulsiones.
  • Incremento de la irritabilidad.
  • Ausencia de apetito.
  • Descoordinación.
  • Ojos fijos orientados hacia abajo.
  • Visión doble.
  • Letargo.
  • Incontinencia urinaria.
  • Pérdida de la memoria.

Tratamiento para la hidrocefalia

El tratamiento para solventar esta enfermedad es la cirugía, existiendo dos opciones:

  • Drenaje: mediante la aplicación de un sistema de drenaje llamado “derivación” al paciente se le coloca en uno de los ventrículos del cerebro un tubo con una válvula, que se encargará de mantener la fluidez del líquido cefalorraquídeo en la velocidad y dirección adecuada.
  • Ventriculostomía endoscópica: consiste en introducir un endoscopio en el cerebro, de manera que mediante la cámara que tiene el extremo, se localizan los ventrículos y se procederá a realizar un orificio en uno de ellos o entre los mismos para conseguir que el líquido cefalorraquídeo sobrante salga del cerebro.

Pruebas complementarias del tratamiento de hidrocefalia

Para diagnosticar la hidrocefalia el médico realizará primero una entrevista médica con el paciente para determinar los signos y síntomas que presenta, así como sus antecedentes clínicos.

Después llevará a cabo una exploración física básica seguida de un examen neurológico para determinar el estado de los músculos y su nivel funcional.

Por último, se solicitará un diagnóstico por imagen con pruebas como la Resonancia Magnética.

Factores desencadenantes de hidrocefalia

La hidrocefalia se produce por una desregulación del líquido cefalorraquídeo, el cual se acumula en exceso en el cerebro. Sin embargo, los factores desencadenantes de esta enfermedad no son claros pero cualquier traumatismo, complicación en el parto o malformación del feto en el útero puede ser un factor que lo origine.

Factores de riesgo de la hidrocefalia

Al no conocer claramente el motivo por el cual se desencadena la hidrocefalia es difícil determinar unos factores de riesgo, sin embargo, hay una serie de patrones que se han dado en la mayoría de los casos. Por tantos lo factores de riesgo son:

  • Bebés recién nacidos: pueden nacer con la hidrocefalia debido a una malformación del sistema nervioso del feto o a una infección uterina durante el embarazo que haya producido la inflamación del cerebro fetal. También pueden desarrollarlo tras una complicación durante el parto por el sangrado ventricular.
  • Antecedentes clínicos: si el paciente ha sufrido enfermedades que hayan afectado al sistema nervioso central o tumores en la médula y/o en el cerebro.
  • Traumatismos: si el paciente ha sufrido algún traumatismo que le haya originado lesiones o sangrado en el cerebro o si ha sufrido daños cerebrovasculares.

Complicaciones de la hidrocefalia

  • Discapacidad físicas e intelectuales.
  • Problemas de desarrollo.
  • Pérdida de la memoria.
  • Daños en el cerebro.
  • Invalidez.
  • Muerte.

Prevención de la hidrocefalia

La hidrocefalia no se puede prevenir, sin embargo, se puede evitar ser un paciente con factores de riesgo:

  • Durante el embarazo, realizar las pruebas pertinentes para mantener la salud del feto.
  • Reducir el riesgo de padecer infecciones.
  • Usar protecciones seguras para el coche, moto, bicicleta...etc.
  • Emplear el cinturón de seguridad en autobuses y automóviles.
  • Llevar las medidas de protección adecuada para niños en los automóviles (sillitas).

Especialidades a las que pertenece la hidrocefalia

La hidrocefalia es una enfermedad que es tratada por los especialistas de neurología a la vez que también interviene la medicina genética.

Preguntas frecuentes:

¿Cuáles son las consecuencias de una hidrocefalia?

Padecer hidrocefalia puede superarse con éxito o quedar secuelas en el paciente que dificulten su desarrollo, como son pérdidas de memoria, invalidez y discapacidades físicas o intelectuales, entre otras.

¿Qué es la hidrocefalia congénita?

La hidrocefalia congénita se produce cuando el recién nacido sufre esta enfermedad debido a que, durante el embarazo, el útero desarrolla alguna infección o una malformación del sistema nervioso central.

¿Cuáles son las funciones del líquido cefalorraquídeos?

El líquido cefalorraquídeo tiene distintas funciones, siendo la principal la de proteger y amortiguar al cerebro y a la médula espinal.

¿Qué es líquido en la cabeza de un bebé?

Líquido en el cerebro es lo que se conoce bajo el nombre de hidrocefalia.

¿Qué es la macrofelia?

Alteración en la formación craneal, lo que provoca que su crecimiento sea excesivo.