Hernia Inguinal

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es una hernia inguinal?

La hernia inguinal, también conocida como protuberancia en la ingle, es un tipo de hernia que aparece de manera congénita o desarrollada en pacientes por el incremento de la presión inguinal. Es más frecuente en hombres y en edades adultas. Pertenece a la especialidad de digestivo y de cirugía general y es considerada de tipo leve.
Los signos y síntomas que presentan las hernias inguinales pueden ir de menos a más según la etapa en la que esté esta.

Tipos de hernia inguinal

La hernia inguinal puede dividirse en dos tipos:

  • Indirecta: este tipo de hernia se da solo en hombres. Se produce cuando el orificio inguinal por el cual pasan los vasos sanguíneos de los testículos con los conductos seminales hacia la uretra es demasiado grande, de manera que se forma la hernia. En muchos casos el bulto de la hernia puede estar en el escroto.
  • Directa: se produce de manera artificial debido a que una parte de la pared abdominal en la zona de la ingle está más debilitada y se rasga el tejido.

Causas de la hernia inguinal

La hernia inguinal tiene diferentes causas tanto de aspecto congénito como desarrollado, ya que la principal causa de una hernia inguinal puede ser una mala formación de la pared muscular del abdomen durante el desarrollo del feto, o también porque el paciente tiene un menor tono muscular en la pared abdominal.

Otra causa por la que se puede producir una hernia inguinal es el incremento de la presión en el abdomen debido a diferentes motivos, bien por un sobreesfuerzo realizando ejercicio o cogiendo peso, o por otras enfermedades crónicas que aumentan la presión abdominal como el asma, el estreñimiento o la obesidad, entre otras.

Síntomas de una hernia inguinal

Los signos y síntomas que presentan las hernias inguinales pueden ir de menos a más según la etapa en la que esté esta, por tanto, es importante que si los síntomas se agravan el paciente acuda al médico, ya que puede producirse una incarceración o estrangulación de la hernia.

Los principales síntomas de la hernia inguinal son:

  • Presencia de un bulto en la zona inguinal.
  • Dolor local, que se suele aliviar si se ejerce presión.
  • Estreñimiento.
  • Presión abdominal.
  • Dolor o inflamación de los testículos.
  • Fiebre.
  • Zona de la hernia endurecida.
  • Incremento del dolor.

Tratamiento para la hernia inguinal

Si la hernia es de pequeñas dimensiones y no produce molestias al paciente, es posible que se le recomiende cambios en los hábitos de vida pero que no se realice la intervención quirúrgica, aunque, por lo general, el tratamiento para la hernia inguinal es la cirugía mediante la cual se introduce el tejido que sobresale nuevamente al abdomen y se refuerza mediante una malla sintética, llamando a este proceso hernioplastia.

La cirugía requiere anestesia general y se puede realizar mediante una cirugía tradicional o por laparoscopia.

Pruebas complementarias del tratamiento de hernia inguinal

Para el diagnóstico de la hernia inguinal el médico realizará una serie de preguntas al paciente acerca de los síntomas que padece y sobre su historia clínica. Después, realizará una exploración física de la zona abdominal, generalmente de pie para que la hernia se manifieste con más claridad.

En algunos casos si el diagnóstico no está muy claro se puede solicitar una ecografía para confirmarlo.

Una vez diagnosticada la hernia, el médico solicitará una analítica y una radiografía para la cirugía.

Factores desencadenantes de la hernia inguinal

Los factores desencadenantes de la hernia inguinal pueden ser congénitos, por malformaciones en la pared abdominal del paciente o adquiridos debido a un incremento de la presión abdominal por diferentes actividades o enfermedades.

Factores de riesgo de la hernia inguinal

Los factores de riesgo para sufrir una hernia inguinal son:

  • Edad: cuanto mayor es la edad en el paciente el riesgo de padecer la hernia inguinal aumenta, ya que los músculos se deterioran con la edad.
  • Sexo: es más frecuente en hombres que en mujeres.
  • Enfermedades crónicas: algunas enfermedades como la tos crónica puede provocar la hernia inguinal debido al esfuerzo corporal.
  • Antecedentes familiares: si algún miembro directo de la familia la padece o ha padecido aumentan los riesgos.
  • Mujeres embarazadas: el embarazo puede provocar la debilitación muscular del abdomen, aumentando el riesgo de padecer la hernia.

Complicaciones de la hernia inguinal

  • Incarceración (cuando lo que contiene la hernia no puede volver al intestino).
  • Daño de los tejidos cercanos por la presión al aumentar el tamaño de la hernia.
  • Oclusión intestinal.
  • Estrangulación de la hernia.

Prevención de la hernia inguinal

  • Mantener una dieta rica en fibra.
  • Evitar el consumo de tabaco.
  • Tener cuidado a la hora de levantar mucho peso.
  • Evitar tener una rutina diaria sedentaria.

Especialidades a las que pertenece la hernia inguinal

La hernia inguinal se localiza en la cavidad abdominal siendo parte del aparato digestivo, por tanto, la especialidad médica encargada de realizar el diagnóstico y el tratamiento es la gastroenterología.

Preguntas frecuentes:

¿Qué es una hernia inguinal derecha?

La hernia inguinal derecha se produce cuando la pared abdominal se debilita en la zona derecha, apareciendo ahí la hernia.

¿Dónde puede salir una hernia?

Las hernias pueden desarrollarse en la zona del abdomen y de las ingles.

Toman el nombre de: hernia inguinal directa, hernia inguinal indirecta, hernia femoral, hernia incisional, hernia umbilical y hernia epigástrica.

¿Cómo se manifiesta la hernia?

La hernia se manifiesta principalmente por la presencia de un bulto en la zona de la ingle, puede ser indoloro y sólo manifestarse cuando el paciente está de pie.

¿Cuánto tiempo dura la operación de una hernia inguinal?

Según la técnica empleada variará la duración siendo entre 30 y 40 minutos mediante cirugía tradicional y entre 90 y 120 minutos por laparoscopia.

¿Qué es una hernia inguinal estrangulada?

Una hernia inguinal estrangulada se produce cuando el contenido de la hernia se queda atrapado por una compresión de la presión sanguínea, de manera que se puede producir una necrosis u obstrucción intestinal, por lo que requiere de una intervención quirúrgica de emergencia.