Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Hernia de Hiato

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es una hernia de hiato?

La hernia de hiato es el desplazamiento del estómago hacia el tórax a través del diafragma, se produce en aproximadamente el 20% de la población y en casos graves puede llegar a producir un estrechamiento del esófago. Puede detectarse a cualquier edad, considerándose una enfermedad de tipo leve.
El factor desencadenante de la hernia de hiato es el aumento de presión a nivel del abdomen.

Tipos de hernias

Los tipos de hernias de hiato son:

  • Hernia hiatal tipo I: se produce por el deslizamiento de la unión gastroesofágica hacia el tórax, representan el 95% de los casos de hernia hiatal.
  • Hernia tipo II: en ellas el estómago se desliza dentro de la cavidad torácica, la unión gastroesofágica se mantiene en su sitio, se da en menos del 5% de los casos, pero puede dar lugar a complicaciones.
  • Hernia Hiatal tipo III: se produce una combinación de las dos anteriores, la herniación del estómago y de la unión gastroesofágica.
  • Hernia hiatal tipo IV: se produce la herniación de otros órganos abdominales.

Causas de la hernia de hiato

Las causas de la hernia de hiato no son bien conocidas, aunque parece participar el aumento de la presión abdominal.

Síntomas de la hernia de hiato

Las hernias de hiato en muchos casos no producen síntomas. Cuando estos se producen los más comunes son ardor gástrico, sensación de reflujo con ardor hasta la garganta, acompañado de dolor, dificultades para tragar, mal sabor de boca, eructos, mal aliento, y tos al tumbarse tras comer.

Tratamiento para la hernia de hiato

El tratamiento de la hernia de hiato incluye medidas higienicodietéticas, farmacológicas y en algunos casos quirúrgicas.

Las medidas higiénico dietéticas consisten en evitar comidas picantes, los alimentos excitantes como chocolate y café, realizar comidas menos copiosas y más frecuentes, evitar el alcohol y el tabaco, elevar el cabecero de la cama unos 20 centímetros y evitar acostarse nada más comer.

El tratamiento farmacológico está compuesto de inhibidores de la bomba, protones como el Omeprazol, o antagonistas de la histamina 2 como la Ranitidina. Puede ser necesario tomar durante algún tiempo procinéticos como la Cisaprida. No se deben tomar estos medicamentos sin control médico adecuado.

El tratamiento quirúrgico se realiza por medio endoscópico mediante una cirugía conocida como funduplicatura de Nissen.

Pruebas complementarias del tratamiento de la hernia de hiato

Las pruebas de imagen serán el estudio gastroesofágico, en el cual se puede ver la regurgitación de la papilla de bario ingerida. Otras pruebas complementarias serán la phmetría, que permite conocer si hay reflujo ácido del estómago y en el esófago, y la manometría, que permite ver las presiones dentro del esofago. Por último, puede ser necesario realizar una endoscopia esofago-gástrica.

Factores desencadenantes de la hernia de hiato

El factor desencadenante de la hernia de hiato es el aumento de presión a nivel del abdomen.

Factores de riesgo de la hernia de hiato

Los factores de riesgo de la hernia de hiato son: el envejecimiento, ya que el músculo del diafragma se vuelve más débil con la edad favoreciendo la hernia hiatal, la tos crónica, el estreñimiento, la obesidad, levantar pesos importantes al producir aumento de presión en el abdomen,  el tabaco y el alcohol al producir relajación del esfínter esofágico inferior.

Complicaciones de la hernia de hiato

  • Daño en la parte de estómago que se hernia dando lugar a sangrado.
  • Tos crónica por la irritación, que sobre los bronquios puede producir el aspirado de contenido gástrico.
  • Esófago de Barrett (enfermedad por reflujo gastroesofágico que permite que el contenido del estómago dañe las células que envuelven la superficie del esófago).
  • Estrechamiento del esófago.
  • Disfagia (dificultad o imposibilidad de tragar).

Prevención de la hernia de hiato

  • Realizar comidas pobres en grasas.
  • No fumar.
  • No beber alcohol.
  • Comer cinco veces al día comidas no copiosas.
  • Subir la cabecera de la  cama unos 20 cm.
  • No acostarse nada más comer.
  • Evitar la obesidad.
  • Evitar levantar objetos muy pesados.

Especialidades a las que pertenece la hernia de hiato

Las hernias de hiato pueden ser tratadas por los médicos de familia, los médicos especialistas en digestivo y, en caso de necesitar cirugía, por los cirujanos digestivos.

Preguntas frecuentes:

¿Qué no se puede comer si tienes hernia de hiato?

En los casos de hernias de hiato se deben evitar los picantes y alimentos como chocolate o el café, ya que son excitantes. También se deben evitar las bebidas gaseosas y el alcohol.

¿Qué es el reflujo gastroesofágico?

El reflujo gastroesofágico es el paso del contenido gástrico hacia el esófago por mal funcionamiento del esfínter esofágico inferior. Dicho contenido, al ser ácido, ataca a la mucosa esofágica produciendo ardor y en algunos casos tos al llegar a la garganta.

¿Qué es una hernia epigástrica?

Las hernias epigástricas son hernias que se producen en la pared abdominal, entre la zona del esternón y el ombligo, debido a la debilidad de los músculos abdominales.

¿Qué sucede con los músculos cuando se produce una hernia en el abdomen?

En la hernia abdominal se produce un debilitamiento en la aponeurosis, que es la fibra que cubre al músculo abdominal, que provoca un agujero a través del cual se produce la salida de órganos abdominales, en general el intestino.

¿Qué es una hernia ventral?

Las hernias ventrales son hernias que se producen en la pared abdominal, en muchos casos se producen en zonas donde hubo una cirugía previa que dejó la pared abdominal más débil de lo normal.