Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Gripe A

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es la gripe A?

La gripe A es también conocida como gripe influenza A, gripe, gripe porcina y/o nueva gripe es una enfermedad vírica que puede afectar a toda la población, independientemente de la edad y el sexo. Tiene una gran capacidad de difusión, pertenece a la especialidad de medicina general y es considerada una enfermedad de tipo leve.
Para diagnosticar si el paciente padece gripe A, el médico evaluará los síntomas que estén presentes y tomará una muestra de la nariz o de la faringe.

Tipos de gripe

La gripe puede ser ocasionada por tres tipos diferentes de virus:

  • Gripe del tipo A: es el tipo de gripe más grave, ya que tras cada contagio la cepa muta (cambia su secuencia genética).
  • Gripe del tipo B: este tipo de virus de la gripe también muta, pero de una forma más lenta y como mucho hasta tres veces.
  • Gripe del tipo C: es el tipo de gripe más leve, los síntomas apenas se notan en la mayoría de los casos y es muy común en niños.

Causas de la gripe A

La gripe A es una enfermedad vírica ocasionada por el virus de la llamada gripe porcina A/H1N1.

Este virus es muy contagioso y se transmite de una persona contagiada a una sana mediante vía aérea al toser, estornudar o besarse, es decir, al entrar en contacto gotitas de los fluidos del paciente contagiado con una persona sana.

Síntomas de la gripe A

La gripe A presenta unos síntomas similares a los de cualquier gripe genérica, con la diferencia que en la gripe A son de mayor gravedad. Algunos de estos síntomas son:

  • Fiebre muy elevada.
  • Dolor de cabeza.
  • Irritación y dolor de garganta.
  • Dolor corporal, sobre todo en articulaciones.
  • Tos.
  • Congestión nasal.
  • Problemas respiratorios.

Tratamiento para la gripe A

La gripe A es un virus, por lo que normalmente si los síntomas no son muy graves el tratamiento es similar al de una gripe común.

El paciente debe permanecer en cuarentena hasta que se recupere, tomando analgésicos y medicamentos para la descongestión nasal.

Sin embargo, en casos de mayor gravedad se suelen emplear medicamentos antivirales que bloquean la enzima de la neuraminidasa, la cual se encarga de propagar el virus por el cuerpo del paciente.

El uso de antivirales debe estar indicado bajo prescripción médica y hay que emplearlos con cautela, ya que sino el virus puede volverse inmune.

Pruebas complementarias del tratamiento de gripe A

Para diagnosticar si el paciente padece gripe A, el médico evaluará los síntomas que estén presentes y tomará una muestra de la nariz o de la faringe para enviarla al laboratorio y someterla a la prueba del PCR (reacción en cadena de la polimerasa), un proceso por el cual se duplica el ADN del paciente mediante la enzima de la Taq Polimerasa para ver si existe el virus de la gripe A.

Factores desencadenantes de la gripe A

La gripe A es una enfermedad vírica que se transmite por vía aérea, por tanto, el principal factor desencadenante se da al entrar en contacto con una persona que padezca la gripe A.

De manera que, si una persona sana entra en contacto con una que padezca gripe A, al toser, estornudar, darle la mano o besarse, entre otras acciones, el paciente sano suele quedar contagiado.

También puede transmitirse por el aire sin entrar en contacto físico con el paciente infectado.

Factores de riesgo de la gripe A

Los factores de riesgo que pueden propiciar que una persona padezca gripe A con mayor probabilidad son:

  • Edad: las personas mayores de 65 años tienen mayor facilidad de contraerla, del mismo modo que de padecer los síntomas son más graves.
  • Mujeres embarazadas: los síntomas en este tipo de pacientes pueden complicar el embarazo.
  • Antecedentes clínicos: los pacientes que padezcan otras enfermedades crónicas relacionadas con los pulmones, riñones, hígado, diabetes, o con un sistema inmunitario débil, tienen mayor riesgo de que los síntomas agraven sus enfermedades.

Complicaciones de la gripe A

  • Pulmonía.
  • Fallo hepático.
  • Otitis.
  • Miocarditis.
  • Neumonía.

Prevención de la gripe A

  • Evitar mantener contacto con personas con gripe A.
  • Lavarse las manos antes de comer.
  • Acudir a lugares con buena ventilación y evitar aquellos muy concurridos.
  • Evitar los cambios de temperatura rápidos y bruscos.
  • Usar ropa adecuada al tiempo, abrigándose bien para el frío.

Especialidades a las que pertenece la gripe A

Ante la presencia de síntomas de la gripe A el paciente debe acudir a su médico de cabecera, que será el encargado de tramitar las pruebas para el diagnóstico.

Preguntas frecuentes:

¿Cuáles son las diferencias entre la gripe A y la gripe común?

La gripe A y la gripe común son ocasionadas por el mismo virus, pero de distinta apariencia, de forma que el sistema inmunitario del organismo no reconoce a la gripe A como una gripe común y por ello afecta a más población.

¿Cómo se contagia el virus de la gripe A?

La gripe A se contagia mediante vía aérea, esto es, al entrar en contacto con alguien que la padezca o por el aire.

¿Cuáles es el periodo de contagio de la gripe A?

El paciente infectado de gripe A puede contagiar al resto de personas incluso un día antes de que presente los primeros síntomas y hasta 7 días después del inicio de la enfermedad.

¿Cuánto duran los síntomas de la gripe?

Los síntomas de la gripe suelen desaparecer por completo a las dos semanas.

¿Cuánto tiempo puede durar la fiebre?

La fiebre es uno de los síntomas que remite antes, aproximadamente a los 5 días.