Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Gonorrea - Sífilis

Gonorrea - Sífilis

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué son la gonorrea y la sífilis?

Infección bacteriana de transmisión sexual que afecta a hombres y mujeres.  Es una enfermedad que tiene tratamiento de curación, pero si no se trata puede tener graves consecuencia e incluso muerte. Es una enfermedad grave.
La sintomatología y las etapas de desarrollo, así como el tipo de bacteria que ocasiona la enfermedad, son las principales diferencias entre la gonorrea y la sífilis.

Tipos de gonorrea y sífilis

Los tipos de gonorrea se diferencian según el lugar al que afecte la infección por ejemplo; el recto, pene, vagina, ojos, labios, garganta y articulaciones.

La sífilis por su parte también se diferencia en tipos según los síntomas y las etapas:

 

  • Sífilis primaria: aparece el primer síntoma llamado chancro sifilítico, se crea una pequeña úlcera abultada en la zona por donde se introdujo la bacteria.
  • Sífilis secundaria: La enfermedad avanza y se produce una erupción cutánea en todo el cuerpo.
  • Sífilis latente: no presenta síntomas y se puede llegar a padecerla durante años.
  • Sífilis terciaria: se desarrolla tras tener el paciente la infección durante varios años y afectar a diferentes partes del cuerpo.
  • Sífilis congénita: cuando se traspasa de madre a hijo en el parto.

Causas de la gonorrea y la sífilis

La gonorrea y la sífilis son enfermedades bacterianas que se transmite con el contacto sexual, afectando a los genitales, el recto y la garganta.

En el caso de la gonorrea puede infectar también la zona del cuello uterino de la mujer y se transmite durante el acto sexual, mientras que la sífilis se transmite por el contacto de la superficie cutánea o las membranas mucosas con las zonas inflamadas del sujeto que padece la infección bacteriana.

Síntomas de la gonorrea y la sífilis

Ambas enfermedades son de origen bacteriano sin embargo los síntomas son diferentes:

  • Sífilis: Se manifiesta con la existencia de un “chancro” en el lugar donde se introdujo la bacteria, el cual suele durar cuatro semanas. Después, se produce una erupción cutánea que puede llegar a cubrir todo el cuerpo del paciente.  Si éste no recibe tratamiento la sífilis se puede seguir desarrollando presentando síntomas que lleguen a otras partes del cuerpo, incluso al cerebro.
  • Gonorrea: Los síntomas se diferencian según el sexo del paciente. En el caso de los hombres presentan dolor al orinar, inflamación de un testículo y secreción de pus por el pene. Si la enfermedad la padece una mujer los síntomas son: dolor al orinar, sangrado vaginal, dolor pélvico, incremento de la secreción por la vagina e incluso dolor en la práctica de relaciones sexuales.

En ambos casos el paciente puede padecerlas y no presentar síntomas durante años.

Tratamiento para la gonorrea y la sífilis

Al ser enfermedades bacterianas se tratan mediante antibióticos, de manera que si se empieza el tratamiento con rapidez la cura puede ser total.

Si se trata de una pareja ambas deben de recibir el tratamiento y en el caso de las mujeres embarazadas tras el parto se le suministrará al bebé unas gotas en los ojos para evitar que contraiga la enfermedad de la madre.

Pruebas complementarias del tratamiento de gonorrea y sífilis

Para diagnosticar estas enfermedades de Transmisión sexual se realizan generalmente tres pruebas:

  • Analítica de sangre, para determinar si existe infección bacteriana en el organismo.
  • Análisis de orina, para comprobar si la bacteria se encuentra en la orina.
  • Exudado, bien de la zona vaginal, uretra, garganta o recto para someterla a un análisis de laboratorio.

En algunos casos se puede realizar también un análisis del líquido cefalorraquídeo ante la sospecha  de que la enfermedad haya dañado el sistema nervioso.

Factores desencadenantes de la gonorrea y la sífilis

El factor desencadenante principal de estas dos enfermedades es la infección bacteriana en el organismo por el contacto sexual con una persona que la padezca.

Factores de riesgo de la gonorrea y la sífilis

Al ser enfermedades que se transmiten mediante el contacto sexual el principal factor de riesgo es la práctica de sexo sin protección.

Complicaciones de la gonorrea y la sífilis

  • Infertilidad.
  • Traspaso de la infección a otras partes del cuerpo.
  • Erupciones cutáneas.
  • Aumento de posibilidades de padecer VIH.
  • Traspaso de la enfermedad a los bebés.

Prevención de la gonorrea y la sífilis

  • Mantener relaciones sexuales seguras, usando protección.
  • Realizarse análisis de sangre periódicos como parte del chequeo médico.
  • Conocer si la otra persona padece o es portador/a de alguna ETS (enfermedad de transmisión sexual).
  • No practicar sexo con diferentes personas.

Especialidades a las que pertenecen la gonorrea y la sífilis

La especialidad médica que se encarga de tratar la gonorrea y la sífilis es el médico de enfermedades infecciosa. También puede ser tratada por el urólogo para los hombres y el ginecólogo en el caso de las mujeres.

Preguntas frecuentes

¿Qué diferencia hay entre la gonorrea y la sífilis?

Ambas son enfermedades de transmisión sexual causadas por una bacteria, sin embargo, la sintomatología y las etapas de desarrollo, así como el tipo de bacteria que ocasiona la enfermedad, son las principales diferencias entre la gonorrea y la sífilis.

¿Cómo sé si tengo gonorrea o sífilis?

En algunos casos aparecerán síntomas externos, en otros no. Por ello es muy importante someterse a chequeos médicos con análisis de sangre y de orina entre otras pruebas si se sospecha de contagio.

¿Se puede tener la gonorrea y la sífilis durante años sin saberlo?

Si, en muchas ocasiones estas enfermedades pueden no presentar síntomas físicos durante varios años.

¿Cuántos tipos de enfermedades venéreas hay y cuáles son?

Hay entre 20 y 30 enfermedades venéreas identificadas, siendo las más comunes:

Clamidia, Gonorrea, Sífilis, VIH, Herpes genital, Hepatitis viral, Virus del papiloma humano, Tricomoniasis y Condilomas.